sábado, junio 13, 2015

Menos mal que una parroquia cambia de sacristán una vez cada cuarenta años


¿Cómo puedo ser optimista respecto al futuro si Steven Spielberg es capaz de filmar películas tan intragables como War Horse?  Para acabar de rematar la faena, John Williams escribió una partitura que parece más bien hecha por un becario. Quizá vio la película y decidió hacer una música a la medida de la película. En fin, creo que esa música es de Williams sólo porque lo dicen los créditos.

En cambio, hoy ponían en TV2 Match Point. Una factura impecable, una película con clase, un guión en el que no sobra ni una línea. Sí, no todo está perdido. Además, estamos en junio y no hace calor. 12 grados de mínima y 22 de máxima hoy domingo, increíble. Yo creo que este desbarajuste se debe a la victoria de Podemos. Han debido estar trasteando en la maquinaria del clima y la han estropeado. Siempre que cambias de sacristán en la parroquia, pasa lo mismo: se arma un lío con la calefacción y te desbarajusta los micrófonos.

Cambiando de tema, ya que hoy es domingo y es un buen día para escuchar sermones, me permito aconsejaros la homilía 920:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada