miércoles, julio 15, 2015

Las fotos del negociador alemán ante la Unión Europea y la del negociador griego


Después de tantos días de tensión con el tema de Grecia, permitidme esta pequeña broma inocente. 

Alguno dirá que soy despreciable por hacer una pequeña broma, muy pequeñita, acerca de un tema tan serio. Y sí, probablemente tiene razón, soy horrible. Que en inglés se pronuncia jorribol.

 Lo que es horrible y terribol es el calor. Qué calor. No me preguntéis por qué, pero mi familia en Barbastro siempre fue de la idea de aguantar el calor estoicamente. Teníamos un ventilador guardado que no usábamos nunca. Fruto de esta costumbre, yo no me compré ventilador en mi casa hasta hace dos años.

Para combatir el calor me estoy viendo varias películas de Murnau: Phantom, El Último, Fausto. Ahora estoy viendo Nosferatu. Hace dos días acabé de ver Melancolía. Qué rollo de película. ¿Cómo les ha podido gustar a algunos críticos? Entre el calor y lo críticos, menudo verano. 

Bueno, menos mal que no todo son malas noticias. Allí están los iraníes asegurándonos que sólo quieren la energía atómica por el placer de ver la fisión de los átomos y porque quieren ahorrar petróleo. Sí, no tengo la menor duda de que el ayatola Jomeini prefería la energía nuclear por sus arraigadas creencias ecologistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada