viernes, julio 10, 2015

Un hecho curioso

Una casualidad que no deja de sorprenderme (y que no creo que sea totalmente casualidad) es que buscando fotos de los escolapios de Barbastro, donde estudié toda mi infancia, encontré una foto de San José María Escrivá que aparece señalado con una flecha. Era lógico. Es el más famoso alumno que han tenido los escolapios de mi ciudad.

Ahora bien, lo que me llamó la atención al ver la foto (que es la que pongo hoy en el post) era el niño que aparece al lado de San José María, a la izquierda de la foto, en la esquina superior. ¡Es mi padre!, me dije.


Después, viendo el año de nacimiento de San José María me di cuenta de que no era posible. Pero el niño que está al lado pasaría perfectamente por mi padre ante todos mis tíos, su rostro es tan similar. 

Del Opus Dei, al que no pertenezco, a pesar de haber nacido en Barbastro, tengo una magnífica idea. Creo que es una de las mejores instituciones de la Iglesia. Y eso que varios hijos de San José María me han dado bastante mal vivir. Especialmente, en Pamplona había dos curas que la virtud de la mortificación la practicaban con gran generosidad. En la virtud de mortificar a los otros eran eximios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada