jueves, agosto 20, 2015

Roma de los príncipes, ISIS de los mártires


Acabo de ver en este momento un precioso documental de la BBC sobre la Transverberación de Santa Teresa esculpida por Bernini. Cincuenta minutos de documental de autor. De autor erudito, inteligente, brillante en su exposición. Sólo los ingleses saben hacer documentales así. Os lo dice alguien que lleva muchos años alimetándose de documentales cada vez que enciende el televisor. En este caso, el ipad conectado al televisor. Únicamente los anglicanos saben hacer documentales y coronaciones de esta calidad.

Al ver el final del documental, me imaginaba el contraste con los barbudos yihadistas deseosos de hacer volar con dinamita esas formas marmóreas, esas sinuosidades, esos matices de la obra definitiva de un genio dedicado toda su vida al arte. Hay obras que requieren toda una vida para lograrlas.


Qué contraste entre el mundo triste, aburrido, represor, cruel de esos barbudos yihadistas escapados del infierno, y la Roma de Bernini, refinada, comprensiva con el pecado, amante de la vida, espiritual, dogmática, pero comprensiva con la naturaleza humana. Qué contraste de mundos. Uno es un mundo gris de pesadilla y tortura. El otro, el romano, un mundo que sigue subyugando incluso a los agnósticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada