martes, septiembre 08, 2015

Un protectorado de la Unión Europa en Oriente Medio


La idea que expuse ayer daría tranquilidad a todo un continente. Se tendría la sensación de que la Unión controla el torrente. Se tendría esa sensación y sería verdad. Se seguiría con el sistema de cupos, pero los estados podrían controlar la gradualidad, la cantidad y el modo en que entrarían.

El sistema, organizado de forma ideal, debería ser mixto: con campos en el protectorado y con campos en la Unión. Los primeros serían de más larga duración, los segundos serían para aquellos que ya son los primeros en recibir la visa de entrada. Esto permitiría colocar junto a esos campos industria mucho más valiosa y compleja que la que se podría instalar en el protectorado.


Cuando en una ciudad se va a producir una riada, lo ideal es controlarla con uno o varios diques previos. Esas barreras sirven para detener el primer gran golpe. Después, parado ese primer momento crítico, el flujo se va controlando. Lo que hay que tener en cuenta es que la población de ningún país reaccionará de forma correcta sino instintiva ante desembarcos continuos en sus playas o asaltos a sus vallas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada