jueves, octubre 08, 2015

Cuestiones sobre el infierno IV


Lo terrible sería morir y descubrir que uno mismo es el único condenado al infierno. Sabemos que eso no es así, porque Jesús nos habló de los colocados en el lado izquierdo, de los ángeles réprobos arrojados al lago de fuego. Ahora bien, ¿nos podemos hacer una lejana idea de la desolación que tendría un ser si descubriera que tras toda la Historia Humana y tras toda la Historia Angélica es él el único condenado entre los hombres y los demonios? ¿Nos podemos ni de lejos imaginar lo que sería una eternidad en la más absoluta soledad sin poder dejar de existir?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada