domingo, noviembre 15, 2015

Atentados de París: cruzadas en el siglo XXI


Cuando ocurre un atentado de estas características, los políticos aparecen en las televisiones desplegando todo el arsenal de lugares comunes: ¡Les aseguro que los cogeremos y responderán ante la Ley!, ¡Francia será implacable!, y un largo etcétera.

Sea el país que sea, el político de turno siempre asegura que los culpables serán atrapados. Es curioso decir eso, cuando no hay poder en la tierra que pueda asegurar que se logrará eso.

También resulta llamativo afirmar que Francia será implacable. El gobernante sabe que la opinión pública no le apoyará en políticas que impliquen lucha armada. Acabar con gran parte de esa amenaza implica acabar con ISIS. Así que eso de ser implacable se queda simplemente en investigar, labor de inteligencia y todo eso. Si eso es todo, me pregunto: ¿es que hasta ahora no eran implacables?

Si a partir de ahora van a ser implacables, es que hasta ahora no lo eran. En fin, el mundo sigue gobernado por malos alcaldes con mandatos de cinco años. Alcaldes nacionales, pero alcaldes al fin y al cabo. Pobres alcaldes con alma de alcalde. No grandes estadistas que harán lo que deban hacer. Claro que estos perderían el puesto. Porque un Pueblo enfermo escoge representantes moralmente enfermos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada