lunes, diciembre 07, 2015

Elecciones 2015 en cierto país tropical: vuestras lágrimas de alegría son mis lágrimas


Mis más sentidas y emocionadas felicidades al pueblo de cierto país al que llamaré Sufridonia. Las pasadas elecciones han sido una elección entre el Bien y el Mal. Su presidente, al que llamaré el sr. Ruín, es la encarnación de todo aquello que un hombre civilizado detesta, y sigue manteniendo un puñado de pobres hombres fanatizados capaces de votarle.

Soy muy consciente de que el sr. Ruín ha consentido en reconocer parte de su derrota, sólo parte, a cambio de mantener todos los poderes. ¿Qué podemos esperar del sr. Ruín? Todos lo sabemos. Ni un solo sufridonio se engaña al respecto.


Pero lo importante es que muy claros han debido de ser los resultados para que el sr. Ruín haya admitido que las cosas se le están escapando de sus crueles manos. ¿Alguien se imagina al sr. Ruín transfiriendo el poder tranquilamente si pierde las elecciones presidenciales? Pero su reino de tristeza claramente va entrando en una nueva fase. Quizá la más dolorosa, pero camino de la libertad. Felicidades a los sufridonios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada