jueves, enero 28, 2016

Tres imágenes valen más que mil palabras

Una de las cosas que me alegra profundamente es la de no contar con whastup. Ahorro infinidad de horas al cabo del año al carecer de ese curioso invento tan dañino. Mi móvil tiene unos diez años y de ninguna manera me planteo comprarme uno nuevo. Mientras el antiguo resista, no pienso cambiarlo.

Tres imágenes valen más que mil palabras. Sirvan estas imágenes como declaración de intenciones sobre ciertos temas sobre los que la gente me pregunta. Con ellas queda todo respondido.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada