martes, febrero 02, 2016

Probablemente hay bichos así caminando por la humedad de su alfombra

(Lo siento, he tenido que quitar la foto por cuestiones de copyright.) Hoy ha sucedido algo que ya me temí hace tiempo: ha cerrado la mi cadena favorita de radio online dedicada a bandas sonoras. El nombre de esa cadena era Permanent Waves. Yo llevaba escuchando desde hacía más de diez años esa estación musical, todos los días. Han sido, sin exagerar, decenas de miles de horas. Para mí descubrir esa cadena fue entrar en un mundo musical desconocido para mí. Hace más de diez años, apenas había bandas sonoras en youtube. Las cosas tienen su fin. Sabía que, antes o después, podía suceder. Ahora me he pasado a Cinemix. Ya veremos. A mí me gustan las bandas sonoras de tipo sinfónico. No las de tipo más ligero.

Esa cadena desaparecida me ha acompañado mucho. En ocasiones, me ha maravillado. He escuchado músicas que me han hecho interrumpir el trabajo de pura admiración. Otras veces, una música escuchada durante años de forma regular activaba en mí un bello sentimiento de nostalgia. Las había que me hacían recordar películas vistas muchos años atrás.


Esa cadena ha significado mucho en mi vida. En cierto modo, así me lo dije muchas veces a mí mismo, esa cadena era la banda sonora de mi vida. Pero todo acaba. Lo único que no acaba es este calor invernal. Un calor que va a matar a todas mis coles de Bruselas plantadas en macetas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada