miércoles, marzo 16, 2016

¿Alérgico a los gatos?



Hoy quiero agradecer a Sonia el que me ayudara a recuperar mi cadena de música favorita, Permanent Wawes. Una cadena de bandas sonoras cuyo servidor había cerrado. Gracias, Sonia. De verdad que esa cadena es muy importante para mí. Son unos quince años oyendo esa cadena todos los días.

Hoy iba por la calle mayor charlando de cosas profundas con una persona, y una señora de unos treinta y cinco años me ha parado para decirme que le diera un abrazo. He tenido un momento de perplejidad en que he mirado a mi acompañante primero, y después a los de las mesas cercanas, porque la señora gritaba un poco y todos la han escuchado. Todo el mundo me miraba como diciendo qué hará, qué pasará. Mi mirada ha tenido casi el carácter de un plebiscito. De poco ha servido, todos ponían cara de esperar acontecimientos. Tras dudarlo le he dado un poco efusivo y casto abrazo. Tan poco efusivo que la señora no ha quedado satisfecha y me ha estado insultando siete minutos. La hemos escuchado hasta el final de la Calle Mayor.

Conclusión, si alguien os pide un abrazo en la vía pública, poned la cara de unhappy cat y decidle que perteneceis a una secta que prohibe estrictamente todo tipo de abrazos e incluso dar la mano a desconocidos. Señora, para mí darle un abrazo sería como pedirle a un musulmán que comiera un bocadillo de cerdo.

Los sermones en audio de hoy:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada