lunes, marzo 21, 2016

La madre predicadora


Me escribía una admirable señora en tono de gran acritud, con esa acritud propia de las señoras de cierta edad: Estoy realmente decepcionada con este artículo [el de las tumbas de los Papas]. Yo creo que la vista tiene que estar puesta en la salvación de las almas y no en las tumbas, etc, etc.

Y añadía más adelante: San Antonio de Padua y tantos otros que se olvidaron de sí mismos y de sus sepulturas para entregarse en cuerpo y alma a Dios y los demás, etc, etc.

Vamos a ver, señora, este blog es un reducto de los valores renacentistas y un refugio de virtudes algo trastocadas por la crapulencia. Pero ancha es Castilla y seguro que encuentra el blog de algún santo sacerdote que hará sus diarias o semanales delicias, incluso me atrevo a aconsejarle el de las Adoratrices Angélicas Esclavas de la Caridad. En sus sublimes párrafos no encontrará nada de lo que lamentablemente es tan frecuente que encontrarse por aquí. 

Pero mis lectores y yo, debo reconocerlo, somos de la misma calaña. No sé qué hace una mujer honesta como usted en un lugar como éste. Aunque mi experiencia me indica que son precisamente mujeres como usted las que suelen mostrar una asiduidad al blog a prueba de bala.


Ojo, le he aconsejado el blog de las Adoratrices Angélicas Esclavas de la Caridad, no lo confunda con el de las Adoratrices Angélicas Misioneras de la Alegría. Éstas últimas han iniciado una deriva progresista preocupante. 

5 comentarios:

  1. Anónimo12:25 a. m.

    Es un genio!! jajajjaa así se habla. Ya llevo leyendolo desde hace un año. Espero algun dia conocerlo. ¿A usted le gusta el genero sinfonico en general? me gustaria que pusiera un link para escucharlo.Saludos

    ResponderEliminar
  2. Forty
    Como me ha gustado saber qué nos considera. Los que somos más asiduos. Esta semana Santa he optado por ver hoy por lo menos a Ben Hur esa peli de los 50 s.
    Contenta entonces de leerle con ese buen ánimo característico.

    ResponderEliminar
  3. Eres genial Forty (permiteme decirte asi, porque te siento muy familiar ). Me encanta ese humor fino que sabe elegantemente decirle a cada quien "su parte "

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:20 a. m.

    Tu venganza es tan graciosa que no puede provocar el enojo de la honesta señora.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:42 p. m.

    A mi si me gustan todos sus posts en este blog. Es el mejor rincon para incluso reirnos de las cosas que suceden en nuestra Iglesia.

    ResponderEliminar