viernes, marzo 11, 2016

Rien de rien, je ne regrette rien


Hubiera sido bonito escribir un post sobre el tema de los cristianismos posibles. O un post sobre los illuminati y otras falsas leyendas eclesiastico-urbanas. Pero todo queda eclipsado ante los resultados de mi último análisis que he conocido hoy: 249 de colesterol total y 156 de colesterol HDL, llamado más comunmente colesterol del malo. Lo demás estaba bien, aunque la ferritina está a 412, cuando lo máximo debería ser 322.

Mi médico tenía un programa de ordenador que con esos datos y los de mi peso y tensión ha determinado que padezco un 3,5% de sufrir un infarto en los próximos diez años.

¿Qué significa esto? Adios a los dos muffins del desayuno, al chocolate (abuso) de postre y a las galletas de chispitas de chocolate que tanto me gustan con leche caliente. Tampoco estaría de más en ir pensando en redactar mi testamento: testament and last will. Hasta podría ir pensando en modelos de lápidas.


Pensaba hacer como Adoflo Hilter, encerrarme en el bunker de la vida y resistir mientras hubiera una sola célula-recluta que quisiera luchar por mí. Pero mucho me temo que puedo acabar vulgarmente linchado como Gadafie por una masa descontrolada de colesterol del malo con ganas de revancha. Creo que como James Dean me voy a tener que ir haciendo a la idea de morir joven y en la flor de la belleza.

10 comentarios:

  1. Anónimo10:14 a. m.

    Las chispitas no solamente se encuentran en las galletas de tu tienda de comestibles.

    ResponderEliminar
  2. Padre Fortea, me parece que hay una errata en el post, porque el colesterol "malo" es el LDL (Low Density Lipoprotein, mientras que el HDL (High Density Lipoprotein) es el "bueno".

    ResponderEliminar
  3. 3.5% en 10 años me parece un panorama muy favorable. Existen personas que tienen peores diagnósticos y mejor actitud ante la vida. Sacrificar 2 mofins me parece un costo MUY BARATO cuando existen personas que no pueden comer ninguna proteína animal, o necesitan inyectarse insulina. Considérese afortunado y con la posibilidad de corregir y mejorar su salud simplemente con un cambio alimenticio menor. Es un hombre de Dios, sabe que los cambios y las pruebas se presentan solo para templarnos.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo padre desde Lampa CHILE. Vi con mi familia hoy una entrevista por antena 3 y genial. Nuestra oración y Eucaristía acompañándolo siempre. Bendiciones

    ResponderEliminar
  5. Padrecito no se olvide, no mas pizza, aunque este en oferta.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo8:29 a. m.

    Desayune avena es muy bueno para colesterol

    ResponderEliminar
  7. Sol quería aclarar que el colesterol malo es el LDL. El HDL es bueno. Tal vez se ha equivcado al escribirlo.
    Saludos y enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar
  8. Padre, mañana le llamo para contarle cómo va a empezar con la dieta ya, yo le ayudo. Un beso, Patrcia.

    ResponderEliminar
  9. Divertidísimo el post pero este tema hay que atajarlo padre.

    ResponderEliminar
  10. ja, ja, me parto, eso no padre Fortea, que todavía me quedan algunas cosas por consultarle...¡¡ cuidese mucho¡¡

    ResponderEliminar