jueves, abril 07, 2016

Una nueva idea en el mundo: el sistema NU

Hace años llegué a la conclusión de que el avance de la técnica debía, antes o después, relegar al pasado la costumbre de dar números de teléfono, direcciones de email o, incluso, tarjetas de visita.

El engorro de estar dictando esas cosas se resolvería de una vez para siempre con el nombre único universal. Me referiré a él en este post por sus siglas abreviadas de NU. Que yo sepa todavía nadie ha propuesto esta idea.

Con el NU no tendríamos que dar el teléfono o el email, sólo tendríamos que proporcionar nuestro nombre con los dos apellidos y la otra persona sólo tendría que decidir, desde su teléfono, tablet u ordenador,  si nos quiere enviar un correo, hacer una llamada o iniciar una videoconferencia. Todo estaría unificado en una sola dirección que sería nuestro nombre. El que quiere comunicarse sólo tendría que decidir por qué medio quiere hacerlo.

Esto requiere un listado oficial de nombres organizado por el Estado. En el caso de que tu nombre y dos apellidos coincidiera con el de otra persona, tú podrías elegir cómo individualizar tu nombre. Algunos ejemplos de cómo diferenciar un nombre en el que no bastan los dos apellidos:

Javier Garcia González 38
Javier García Gonzalez de Zaragoza
Javier García González hijo de Juan
Javier García González el chanclas

Cada uno elegiría como diferenciar su nombre. El registro nacional otorgaría una identificación por persona que se podría cambiar a voluntad. Uno podría escoger como identificación NU la palabra elcocinerofeliz. Pero sólo habría una identificación por persona. Nadie podría apropiarse tres o cuatro. No tendríamos que preocuparnos por las separaciones entre palabras. La sucesión de caracteres omitiría todos los espacios.

Con esto ya no sería necesario un documento nacional de identidad. Bastaría dar tu NU para que la otra persona viera la fotografía en su pantalla y supiera que tu identificación ha sido válida. No habría información privada, sólo el hecho de que tú eres quien dices ser.

¿Qué sucede si alguien no quiere recibir llamadas de desconocidos? Muy sencillo. El sistema NU permite que cualquiera pueda ponerse en contacto con alguien si sabe su nombre, pero después es el interesado el que puede crear círculos restringidos de acceso. A las personas de mi familia les puedo decir que cuando me llamen, les aparecerá la necesidad de ingresar una clave (la primera vez que llamen) y que ellos deben escribir: familia gentil. A mis amistades, les puedo decir que deben escribir: amigo34. Con una o varias claves, puedo filtrar llamadas si así lo deseo.

Como es de suponer, pocas personas optarán por crear círculos restringidos. La mayor parte de la población preferirá que todas las llamadas les entren sin obstáculos. Después uno puede bloquear a esa persona si no desea que le moleste más. Con este sistema ya no habría llamadas ocultas para el receptor, todo el mundo estaría identificado con su nombre y apellidos desde la primera llamada.

Por supuesto que el que quisiera usar una identificación como las actuales (un número de teléfono o un nombre de usuario de correo) podría seguir haciéndolo. Pero el sistema NU permite que todo el mundo pueda contactar a todo el mundo. Después el receptor tiene la posibilidad de bloquear a una persona. Y, si lo desea, puede crear un círculo restringido de acceso.

No hay información personal que se haga pública con este sistema, salvo lo que desees colocar en tu página de perfil. Pues tu NU va a asociado a un perfil donde puedes colocar tus datos profesionales, tu curriculum o lo que desees.

Ya no tendríamos que decir si nuestro correo está en gmail, yahoo u otro. El NU redireccionaría al correo que hubiésemos elegido. Tampoco tendríamos que cambiar de número al cambiar de compañía telefónica. El NU redireccionaría con nuestro teléfono.

Alguien puede pensar que el sistema quita intimidad. Insisto, el NU ofrece una nueva posibilidad. Pero uno puede seguir usando las identificaciones convencionales como hasta ahora.

Ahorraríamos infinidad de tiempo con el sistema NU, que acabaría siendo un sistema mundial. Al año dictamos centenares de veces nuestro teléfono y correo. Cada ser humano tendría una identificación que permitiría que cualquier otro ser humano pudiera contactarle. 

7 comentarios:

  1. Ileana Herrera5:13 a. m.

    Estimado Padre José Antonio, acabo de descubrir su blog, su canal en You tube realmente es
    Una maravilla leerle o escucharle gracias por compartir esta visión de una fe profunda pero que no prescinde del mundo cotidiano en el que nos tocó vivir

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:11 p. m.

    Padre, le felicito porque la idea de dejar comentarios en los dos sitios me parece genial, además de divertidamente inteligente, al menos es Usted diferente a los demás blogs, que no se diga, Padre que somos todos aburridos, de eso nada. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:12 p. m.

    Padre, Mozart era inteligentemente divertido y muy cerca de Dios. Lo divertido, la belleza dan inteligencia.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:05 a. m.

    Querido Padre, usted como ingeniero es un gran teólogo!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo8:47 p. m.

    Esa idea parece sacada de un mundo orwelliano y totalitario donde todo el mundo estaría controlado.

    ResponderEliminar
  6. Que bien está, ojalá le escuchen¡¡

    ResponderEliminar
  7. María Trigueros4:18 a. m.

    es buena idea, me gusta la idea. Saludos desde San Salvador, Padre. Esperamos su visita algún día.

    ResponderEliminar