jueves, mayo 12, 2016

¿De qué sirven vuestra ortodoxia y vuestros ritos si vuestro corazón respira agresividad?



















Cuando hace dos días escribí mi post acerca de ciertas declaraciones acerca del Camino Neocatecumenal, un comentarista (contrario a mi post) me dijo: Padre Fortea, trátese de elevarse más allá de lo eclesiásticamente correcto.

No, querido AC, no. El camino siempre es la Iglesia. No juzguéis y no seréis juzgados. Yo mismo, no pocas veces, he sido juzgado públicamente por comentaristas, por algún blog y hasta por algún sacerdote. Afortunadamente, mi vida no será juzgada por un comentarista de blogs, tampoco por ningún sacerdote.

Ay de mí si juzgara al más sencillo y humilde de los laicos. Incluso aunque lo hiciera dentro de las paredes de mi corazón sin que nada saliera por mi boca. Mucho peor si vierto sobre su persona juicios públicamente. Tendría que dar cuentas de ello algún día.

Yo no me preocupo de los que se erigen en jueces míos, tengo quien me defienda. 

9 comentarios:

  1. Anónimo7:15 p. m.

    Estimado P. Fortea, San Josemaria (si mal no recuerdo) aconsejaba que si alguno cree ver algo impropio en algún otro, que lo ponga por escrito, lo entregue al superior, y se olvide de ello. RGB. Saludos
    Pd: En el día de hoy el Papa dijo algo que cabe meditar a este respecto. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Estimado Padre: Le envío por correo la que considero más bonita y representativa foto
    de San Juan Pablo II, tras ver el vídeo de su post. Espero la reciba correctamente.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:27 p. m.

    Muy bien dicho querido padre y además que DEFENSOR con mayúsculas tiene usted.El mas justo y mejor de todos.
    A los buenos y santos como usted siempre los critican y los persiguen.Que triste,pero ya lo dijo nuestro Señor: El discípulo no es mas que su maestro ¿Verdad padre? :)
    No se aflija por los comentarios o criticas negativas de algunas almas, la gran mayoría lo amamos mucho en Cristo Jesús.:D
    Todos los días rezo por usted y lo quiero como a uno mas de mi familia aunque viva en otra ciudad de España.
    Por favor no publique mi comentario.
    Su amiga del alma en Cristo S.G

    ResponderEliminar
  4. Padre Fortea son muy bonitos las pinturas de la Iglesia donde le veo sentado.
    El Via Crucis es precioso.Es un Iglesia muy reconfortante para meditar.Que Dios le bendiga y gracias por las fotos.

    ResponderEliminar
  5. Pero, ¿ Cuando hacemos un juicio y cuando un descripción de hechos que consideramos erroneos ?
    Decir que los Neocatecumenales maltratan la Eucaristía porque no recogen los trozos de pan cosagrado, es un juicio o una crítica a unos hechos ?
    ( no se si eso es verdad, es lo que dice Schneider).
    A veces,me cuesta distinguir entre critica y juicio.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:50 a. m.

      Pues creo que este caso es un juicio, porque generaliza, en el camino no se maltrata la eucaristia si no todo lo contrario, lo digo con conocimiento de causa. ¿Que en casos puntuales ocurre? ciertamente, pero como puede ocurrir puntualmente en cualquier parroquia del mundo, por ignorancia, falta de fe, etc. Pero no podemos por ello meter todo en el mismo saco.

      Eliminar
  6. Anónimo8:52 a. m.

    Pater, en el post del dia 11 la foto es bonita, me gusta. Sólo eso.
    Saludos,
    Sofía

    ResponderEliminar
  7. Gracias querido Jose Antonio por defender el Camino Neocatecumenal. Sin duda, los hermanos no juzgarán al obispo. Hay muchas persecuciones y estamos llamados a bendecir y perdonar a los perseguidores, con la ayuda del Señor.
    Gracias también por los sermones, cuanto más largos, mejor.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Saludos! Padre, sé que no debo juzgar a nadie, pero se me hace difícil no hacerlo cuando veo algo que creo que está mal, al menos ya me puedo contener de palabras, pero lamentablemente en mi interior lo sigo haciendo y cuando me doy cuenta ya comenzó a juzgar, como controlo mi súper impulsivo interior, que Dios tenga misericordia de mí y le pido una oración por este pecador. Gracias!

    ResponderEliminar