martes, mayo 10, 2016

Declaraciones de mons. Schneider sobre el Camino Neocatecumenal: desde luego nunca llueve a gusto de todos


Ayer leí las declaraciones de monseñor Schneider contra el Camino Neocatecumenal. Unas declaraciones llamativas en las que los llega a calificar de caballo de Troya en la Iglesia así como dice de ellos otras cosas bastante lamentables. Mi primer movimiento fue no decir ni una palabra sobre el tema y que nadie se enterara de algo tan triste como es que un obispo ataque con la palabra a una parte de la Iglesia.

Pero después me di cuenta de que podemos aprender algo importante con ocasión de este hecho: no debemos responder con la misma moneda, no debemos devolver golpe por golpe. A ese obispo hay que quererle, respetarle y dejar que la Santa Madre Iglesia haga lo que tenga que hacer. 

Yo no deseo ninguna humillación ni ningún castigo para ese obispo, pero el Padre de los obispos, ciertamente, va a tener que hablar con él, amorosamente, como padre, porque algo pasa en su alma.

Pero debemos meditar sobre las palabras de ese obispo. Qué diferencia entre sus declaraciones y el tono amoroso de Juan Pablo II en el vídeo de ayer, cuando dice: No tengáis miedo. La dulzura de Dios, el acogimiento, la ternura, frente a otros discursos que no son los de las bondadosas palabras del Evangelio.

Yo sé muy bien cómo van a reaccionar las personas del Camino Neocatecumenal: con amor. Estoy seguro de que en sus comunidades no se permitirá criticar a la persona de ese obispo.

Resulta triste cuando uno trata de atacar para defender. Cuando uno piensa que la Iglesia no se da cuenta de algo y es uno mismo el que va a tener que arremangarse y hacer de salvador de la Iglesia. El yo, siempre el yo. Para algunas almas llega un momento, el final de un largo camino personal, en que uno ya no se siente un siervo indigno sino un héroe de la ortodoxia. Deja uno de ser un niño ante su Madre, para considerarse un sabio. Si alguno afirma saber algo todavía no tiene el conocimiento necesario (1 Cor 8, 2).

26 comentarios:

  1. Anónimo5:07 p. m.

    Estimado P. Fortea, me quedaría con su "A ese obispo hay que quererle, respetarle y dejar que la Santa Madre Iglesia haga lo que tenga que hacer." Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucha pena, pero todo el historial de ese obispo le está conduciendo al desastre. Sólo la oración de las ovejas pueden evitar que ese pastor siga este camino tan errado.

      Eliminar
    2. Gracias Padre Fortea, no conozco a detalle lo expuesto por dicho Obispo, pero como católico de comunidad neocatecumenal, oraré por él para que no se aparte de la Iglesia. Dios lo bendiga Padre y gracias por su comentario

      Eliminar
  2. Anónimo5:30 p. m.

    Hola! Me llamo Pedro, soy de una comunidad pequeñita de Valladolid (España). Le agradezco muchísimo el comentario, y la cita bíblica que me he apresurado a buscar y leer. Gracias. Yo amo el Camino porque fueron los que me llamaron a conversión y me invitaron a la Iglesia. Los que me mostraron a Cristo. Y Él es el tesoro de mi vida. Nos invitaron a mi mujer (de aquella mi novia) y a mí a llevar una vida cristiana y gracias a eso ahora vamos a tener nuestro cuarto hijo. Sin el Camino difícilmente se hubiese dado el caso porque ni mis padres ni los de mi mujer nos animan precisamente a estar abiertos a la vida ni a estar en la Iglesia. Doy gracias al Señor por mons. Scheider y pido al Señor bendiciones para él y para toda la Iglesia. De nuevo gracias.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo5:55 p. m.

    Como miembro del Camino me han dolido mucho los comentarios de este Obispo. Yo he descubierto el amor a Cristo, a su sacrificio, a su cuerpo y sangre, a la Iglesia, al Papa y a la doctrina, gracias al Camino. Sin él hoy sería uno de los miles de jóvenes españoles que se bautizaron, a lo mejor confirmaron, y dejaron la fe. Sus palabras P. Fortea son de gran ayuda y consuelo. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Estimado P. Fortea, gracias a esas declaraciones de este Obispo me atreví también a crear un Blogg sobre la Eucaristía en el Camino, el cual lo conozco desde hace 30 años. Denoto mucha falta de información al respecto, y aunque el blogg tiene una semana de vida he subido varios artículos interesantes y seguiré subiendo, porque tengo mucho material:
    http://eucaristiaenelcaminoneocatecumenal.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Un saludo, Padre, desde México. Mi nombre es Germán y también camino en una comunidad neocatecumenal en Puebla, México.

    Ciertamente entristece una declaración así; pero ante todo, es más importante tomar de ella lo mejor. En el Camino, se nos enseña a respetar y orar por todos los obispos, no sólo a aquellos que apoyan al Camino Neocatecumenal, por la simple razón de que ellos son sucesores de los Apóstoles. Oramos tanto por el Cardenal Rylko, quien tanto nos ha animado, como por Mons. Schneider, por cuanto ha aportado al debate sobre la familia y el matrimonio en estos tiempos.

    En cuanto a Mons. Schneider, personalmente le admiro, puesto que es valiente al defender la fe en el foro público, ante una sociedad claramente secularizada y prácticamente atea. Son particularmente valiosas sus aportaciones a la naturaleza del matrimonio y la familia, las cuales he visto en acción precisamente en las familias del Camino, que no tienen miedo de abrirse a la vida, a compartir cuanto tienen hasta el grado de ofrecerse para implantar o reimplantar la fe en China, Vietnam, África o Europa. ¿De qué árbol malo podrían salir buenos frutos? ¿Cómo podría surgir tal número de vocaciones sacerdotales, religiosas, misioneras o matrimoniales de un movimiento corrupto en su seno?

    Ciertamente hay algunas concesiones en cuanto a la forma de celebrar la Eucaristía y la Pascua en nuestras comunidades, pero esto ya ha sido discernido y aprobado por la Iglesia, primero "ad experimentum", y desde 2012 en definitiva. La vida en el seno de una comunidad es impredecible: Algunas viven en el filo de la navaja, a la expectativa de desaparecer por conflictos entre hermanos; y otras que no pareciera que caminen, sino que corran de cuan unidos viven los hermanos. Hay hermanos buenos y malos, jóvenes y viejos, casados, solteros, viudos y divorciados... Pero cada uno acepta su realidad y trata de vivir según la gracia de Dios: El casado transmite la fe a los hijos, el divorciado y vuelto a casar se abstiene de comulgar en pecado, el soltero lucha contra las tentaciones de la lujuria, y todos acudimos a la dirección espiritual con asiduidad.

    Muchas gracias por sus palabras y por sus libros que tanto disfruto y espero. Que Dios Todoamoroso siga cubriéndole de tantas bendiciones como hasta ahora.

    ResponderEliminar
  6. Saludos p fortea también ami me a sorprendido y lo que a dicho pero y como mienbro del camino que me a ayudado a volver a la iglesia catolica le diria quien soi yo para juzgarlo. Saludos y bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Padre fortea, la verda sus comentarios siempre son tan atinados y me encanta leerle y seguiré su recomendación.
    Ya había leido la nota y pensé son signos de nuestros tiempos y vendrán cosas peores y la deseché de mi mente, como algo que no tiene importancia, pero tiene razón hay que orar por el, saludos y gracias por todo lo que nos comparte.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:46 a. m.

    Un obispo es un obispo y está ahí porque Dios lo quiso o permitió. Ninguno acá es obispo y no sabe lo que es serlo en primera persona. Dios nos ama con una locura que hizo que algunos ángeles se transformarán en demonios. Seamos mínimamente congruentes con estos misterios. No hagamos juicios de valor a priori. Tomemos las palabras del Sr. obispo, atesoremolas en el corazón, abrasemoslas y cerremos los ojos sin juzgar pidiendo a Dios que nos ayude a comprender. Un obispo no es bueno o malo según coincide con lo que yo pienso. Padre Fortea usted que es nuestro guía ayudemos a entender lo que ha sido la intervención de los obispos a través de la historia. Gracias Padre.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo5:08 a. m.

    Gracias P.Fortea. Acá en Paraguay tenemos muchas persecuciones. Siempre decimos q es porq no saben q es el Camino Neocatecumenal. Somos catequistas hace 30 años. Y hemos sido salvados en este carisma. He leído tus libros. Dios te bendiga!!

    ResponderEliminar
  10. Ladran luego cabalgamos.

    ResponderEliminar
  11. Guau! me encantó esta parte:

    "Deja uno de ser un niño ante su Madre, para considerarse un sabio. Si alguno afirma saber algo todavía no tiene el conocimiento necesario (1 Cor 8, 2)."

    Cuanta claridad de pensamiento, Dios le bendiga padre y rece por mi familia y por mi.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo9:20 p. m.

    "Dichosos seréis cuando os odien os injurien a causa del hijo del hombre, alegraos ese día porque vuestra gloria sera grande en el cielo" Animo Hermanos a seguir en oración pidamos a Dios Padre el poder amar a nuestros enemigos de corazón en la dimensión de la cruz!! La Paz

    ResponderEliminar
  13. Oraremos por este obispo. Bueno, intentaré orar por él.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo1:30 a. m.

    Nuestro Sr. Jesucristo ,fue perseguido y crucificado,por los sumos sacerdotes.
    Acaso,no seremos perseguidos tambien.?
    Claro que si.
    Oremos por este hno obispo,y por muchos sacerdotes q nos persiguen tambien.
    Que esto sea para gloria de Dios padre y de nuestro Sr jesucristo.
    Ànimo pués....
    Como dice un hno sacerdote.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por sus obras los conoceréis. Amo a la Iglesia y sus distintos carismas. Luego amo el Camino.

      Eliminar
  15. Yo soy del Opus Del y amiga de tres matrimonios del camino neocatecomunal, desde aquí rodó mi apoyo, a nosotros también nos toca de vez en cuando. San Josemaria hablaba de la " contradicción de los buenos". Todo es para bien!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1:37 a. m.

    Es que mete miedo el milagro de la Fe.
    Es para pensar...porque el Espíritu Santo actúa como un nuevo Pentecostés. Porque la Iglesia necesita la vida que en El Camino es una realidad.

    ResponderEliminar
  17. Me gustaría leer lo dicho por el Obispo acerca del Camino, para sacar concluciones. el Padre habla mucho de lo que dijo pero no dice lo que dijo, aparte del vago y poco claro "caballo de Troya"

    ResponderEliminar
  18. Padre Cortes... Es una pena que un Obispo realice semejante tipo de declaracioes.. Mi vida y la de mi familua es un milagro gracias a este Camino de Fe que me ha salvado de condenarme... El Señor es fiel y ha cumplido con su Promesa de rehacer todo en mi vida. QUE MAS LE PODEMOS PEDIR AL SEÑOR? SIno darle gracias y bendecirlo eternamente.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo8:24 p. m.

    Aquí está el artículo http://infovaticana.com/2016/05/09/obispo-schneider-arremete-camino-neocatecumenal/

    ResponderEliminar
  20. Anónimo10:57 p. m.

    En el rebaño de Dios siempre hay la ovejita descarriada, Dios se apiade de ella en el momento oportuno. Es un engaño de nuestro enemigo.Oremos por él.Soy de una comunidad neocatecumenal de una iglesia en Valledupar-

    ResponderEliminar
  21. Anónimo4:53 p. m.

    me encanta que tenga ud un blog padre fortea, me encanta que le pueda leer; gracias. saludos desde colombia, un abrazo de paz!!

    ResponderEliminar