domingo, junio 19, 2016

Brexit


¿Qué alternativa hay al Brexit? ¿Qué piensa el que quiere salir de la Unión Europea? Indudablemente piensa que ésta no es la Unión que desea, que todo lo económico siga igual, pero sólo lo económico. Lo de poder viajar sin visados y similares que también, que eso debe seguir. ¿Por qué no seguir con las ventajas económicas, pero sólo con eso? ¿Por qué no desprendernos de la burocracia de Bruselas? Y cosas similares. Cosas similares pasan por la cabeza de los que quieren el Brexit.

La verdad es que el asunto es bastante más complejo que lo que pueden mostrar los breves y simples discursos populistas. Pero si hubiera que resumirlo de un modo radical, el asunto es que la estructura de la Unión Europea es el resultado de aquello en lo que los gobernantes se han puesto de acuerdo.

Es algo así como la comunidad de vecinos. Unos prefieren una comunidad de vecinos fuerte y otros débil. El problema es que esta comunidad de vecinos tiene que tomar decisiones de verdad esenciales para la vida de todos los rellanos del edificio. Y eso es así les guste o no a los vecinos.


La  unión de Europa nos favorece a todos. La división y muros entre naciones nos perjudica a todos. Estados Unidos desea una Europa fuerte. China desea una Europa débil. Regresar al estado de cosas de 1950 y dejar todas las relaciones en manos de acuerdos puntuales y particulares sería un completo desastre. 

8 comentarios:

  1. Concuerdo con usted Forty. No se debe regresar a modelos de lis años 50s

    ResponderEliminar
  2. Padre, desde mi punto de vista hay muchas cosas que nos favorecen a todos de la UE pero si me permite opinar con humildad, también la UE debería cuidar de no alejarse de lo que supuestamente tanto ha defendido que es la defensa de los derechos humanos porque según las noticias de los últimos meses, le ha dado la espalda a miles de inmigrantes....

    ResponderEliminar
  3. «Estados Unidos desea una Europa fuerte». Con esto lo ha dicho todo, la UE sirve sobre todo para que seamos unos títeres de EEUU, con todas sus guerras e inmoralidades varias. Encima tienen nuestra moneda muy controladita, ya que los países han dejado de ser soberanos con la imposición del Euro. Si un país no tiene el control ni de su propia moneda, mal vamos. Pero bueno, las consecuencias ya se han visto lo suficiente, el que no lo ve es porque no quiere.

    En algo tenía que disentir con usted algún día, Padre, porque en casi todo lo demás estoy muy de acuerdo con usted y considero que hace una labor inmejorable. Que Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1:22 a. m.

      Estimado Marc (y no para polemizar) en muchos estrados y en muchos idiomas se dice lo que dices: Fatalmente somos víctimas de un indubitable poder superior. No cabría la existencia de otros actores en el escenario de nuestras desdichas? Quizás releyendo muchos olvidados documentos papales y con la asistencia de un espejo podríamos llegar a nuevas perspectivas. Saludos

      Eliminar
  4. Se me olvidaba: Europa debe estar unida, sí, pero cada país debe ser soberano de sí mismo, sin recibir imposiciones ajenas. Eso tanto económicamente como políticamente. La unidad de Europa debe ser de colaboración y no de imposición, y la UE es imposición pura y dura en todos los sentidos.

    Usted mismo lo dijo en una conferencia u homilía que escuché hace poco: la Unión Europea puede llegar a ponerse incluso en la Iglesia y obligarnos a aceptar cosas totalmente contrarias a nuestra fe. Si la UE fuera una unión cristiana… pero es todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:19 a. m.

    hasta que Europa no sea capaz de ayudar a los pobres y perseguidos que claman ante sus puertas, se las abra y organice una forma adecuada de practicar la caridad cristiana con ellos, aún con cierto perjuicio de la propia economía, pero ofreciendo a estas personas oportunidades de trabajo y vida, no funcionará de verdad de la buena la Unión europea. Cuando se ha de trabajar en equipo, se ha de estar dispuesto a sacrificar los propios deseos por el bien de todos. Claro está que se presupone una buena intención en todos. Soy consciente de que todo esto es teoría, pero si no aspiramos a ello, no hay unión europea que valga.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí Padre, está complicada la cosa....

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:32 p. m.

    Debemos rescatar el pensamiento de Teilhard de Chardin. Europa debe ser primero una solidaridad de hecho. Las raíces de Europa son la cultura occidental cristiana. Sólo así Europa es. Nos empeñamos en no aprender de la historia porque el mundo pertenece a los vivos. Mucho me temo que ya llegamos tarde. Llega Tiempo de Cuaresma.

    ResponderEliminar