lunes, junio 06, 2016

Paz, haya paz


Hay que ser caritativos con todos. También con los que no piensan lo mismo que nosotros en política. Éste es un tema en el que es tan difícil mantenerse en la cordialidad con el otro, que es mejor no hablar de política. O si se hace, muy poco. Pero siempre con caridad, con ánimo sereno, escuchando al otro. Y eso vale también para los partidos que atacan a la Iglesia. Paz, paz, amor para todos.


Yo, desde luego, en el ambón no pienso hablar para nada, ni un sólo día, de política, ni en el más pequeño de sus aspectos. Bastante tengo con profundizar en la Palabra de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada