viernes, julio 29, 2016

Trump: la relación entre la política y la moral


Ayer por la noche se produjo uno de los discursos más emotivos e impresionantes que ha escuchado en toda mi vida. Tuvo lugar en la convención demócrata. El que habló fue el padre de un capitán del ejército de Estados Unidos que murió en Irak. El padre era pakistaní y, como su hijo, musulmán.

Fue un momento sencillamente épico. Podemos estar seguros de que Donald Trump lo estaba viendo en la televisión de su casa en directo. Sin duda, en ese mismo momento, debió sentir Trump que el suelo se le hundía bajo los pies. Era un discurso sencillamente demoledor. Era de tal fuerza que excluía por sí mismo toda réplica.


De pronto, Donald debió pensar que ese discurso, ese simple discurso, le podía costar toda la presidencia. El populismo había quedado expuesto en toda su ridícula desnudez antes millones de compatriotas y Trump no podía hacer nada. Ante aquel discurso del padre con un hijo muerto no se podía hacer nada.

3 comentarios:

  1. Dios quiera mover los corazones a buscar el bien de la bumanidad . Padre
    Pero esta claro q trump no es de lps q se arrepienten . Su soberbia es grande

    ResponderEliminar
  2. Voy a buscar el video. Una sugerencia padre. Podría escribir un post sobre cuando vaticina usted que va a ser el siguiente concilio y de que temas cree que van a hablar. Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Un bonito y necesario momento de unión entre Occidente y Oriente. Además pienso que es necesario en este momento.
    Un saludo al padre Fortea y a todos los que con sus comentarios hacen de este blog tan grande.

    ResponderEliminar