sábado, agosto 27, 2016

Versículos que son luz y medicina para los cónyuges abandonados















Hace unos días os pedí si podíais ofrecerme algunos versículos sobre el tema del divorcio del que hablé. Versículos que consolaran a los cónyuges abandonados. Y me habéis (nos habéis) mandado una lista muy bonita. Lista que usaré en mis conversaciones con estas almas doloridas. Aquí os los pongo estos versículos:

El SEÑOR ha sido testigo entre tú y la mujer de tu juventud, contra la cual has obrado deslealmente, aunque ella es tu compañera y la mujer de tu pacto. Pero ninguno que tenga un remanente del Espíritu lo ha hecho así. ¿Y qué hizo éste mientras buscaba una descendencia de parte de Dios? Prestad atención, pues, a vuestro espíritu; no seas desleal con la mujer de tu juventud. Porque yo detesto el divorcio--dice el SEÑOR, Dios de Israel-- y al que cubre de iniquidad su vestidura--dice el SEÑOR de los ejércitos--. Prestad atención, pues, a vuestro espíritu y no seáis desleales (Malaquías 2, 14-16).

Bienaventurados los que lloran, pues ellos serán consolados (Mateo 5, 4).


Nunca más se dirá de ti: Abandonada, ni de tu tierra se dirá jamás: Desolada; sino que se te llamará: Mi deleite está en ella, y a tu tierra: Desposada; porque en ti se deleita el SEÑOR (Isaías 62, 4).

Otra persona, llamada Jose, ha enviado muchos más que pongo abajo. Por falta de tiempo no he podido mirar estos versículos. Si alguien quiere buscarlos y pegarlos en la sección de comentarios, mañana (o el día que lleguen) los ofreceré para todos.


Cuántos, cuántos, casos nos llegan a los sacerdotes de mujeres y hombres abandonados por sus cónyuges. Hoy me gustaría escribir algunos puntos de meditación por si pueden ayudar a alguien:
Salmos 27:10-14
Hebreos 13:5
Deuteronomio 31:6

Dios sabía lo que iba a suceder cuando caminabas hacia el altar lleno de alegría e ilusiones.
Hebreos 4:13
Salmo 139
Isaías 46:9-10

Tu felicidad no depende de ningún ser humano. Búscala sólo en Dios. Él puede hacer brotar la dicha en el interior de tu corazón.
1 Jn 2,15-16
2 Corintios 13:11
Mateo 6:33
Filipenses 4:13
Filipenses 4:19

Lo mejor siempre es lo que Dios permite. Tus planes te parecen mejores, pero el mejor plan es el de Dios, aunque la soledad te parezca que destruye toda posibilidad de ser feliz.
Jeremías 29:11
Proverbios 16:9
Proverbios 16:3
Eclesiastés 3:1
Romanos 8:28

Le diste lo mejor de ti y te abandonó cuando envejeciste. Tranquila, no has perdido nada. Dios te ha quitado un egoísta de tu lado. A él le castigará con dureza, con la misma dureza que tuvo para contigo. La maldición recaerá sobre él. Donde va, no logrará la felicidad. Vivirá, sí, pero sin felicidad.

Sabiduría 12,10
Salmos 39,12
Romanos 12,19
Ezequiel 7,9
2 Tesalonicenses 1,8-9
Romanos 13,4

7 comentarios:

  1. Me tomo la libertad de darle una opinión, mi percepción.
    De los libros suyos que he tenido la oportunidad de leer desde que lo descubrí, me parece que este tema más bien...emocional, no es precisamente el área a la que se ha dedicado estos últimos años. Sin embargo, por la forma en que ha hecho este hermoso compendio, me parece que podría hacer un excelente libro para ayudar a las personas en sufrimiento. Sería fantástico, Padre. No un libro de auto-ayuda más, sino algo más profundo aún.

    ResponderEliminar
  2. Salmos 27:10-14: Si mi padre y mi madre me abandonan, Yahveh me acogerá. Enséñame tu camino, Yahveh, guíame por senda llana, por causa de los que me asechan; no me entregues al ansia de mis adversarios, pues se han alzado contra mí falsos testigos, que respiran violencia. ¡Ay, si estuviera seguro de ver la bondad de Yahveh en la tierra de los vivos! Espera en Yahveh, ten valor y firme corazón, espera en Yahveh.

    Hebreos 13:5: Sea vuestra conducta sin avaricia; contentos con lo que tenéis, pues él ha dicho: No te dejaré ni te abandonaré;

    Deuteronomio 31:6: ¡Sed fuertes y valerosos!, no temáis ni os asustéis ante ellos, porque Yahveh tu Dios marcha contigo: no te dejará ni te abandonará.

    Hebreos 4:13: No hay para ella criatura invisible: todo está desnudo y patente a los ojos de Aquel a quien hemos de dar cuenta.

    Salmo 139: Del maestro de coro. De David. Salmo. Yahveh, tú me escrutas y conoces; sabes cuándo me siento y cuándo me levanto, mi pensamiento calas desde lejos; esté yo en camino o acostado, tú lo adviertes, familiares te son todas mis sendas...

    Isaías 46:10
    Yo anuncio desde el principio lo que viene después y desde el comienzo lo que aún no ha sucedido. Yo digo: Mis planes se realizarán y todos mis deseos llevaré a cabo.

    I Juan, 2:15-16: No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Puesto que todo lo que hay en el mundo - la concupiscencia de la carne, la concupiscencia de los ojos y la jactancia de las riquezas - no viene del Padre, sino del mundo.

    2 Corintios 13:11: Por lo demás, hermanos, alegraos; sed perfectos; animaos; tened un mismo sentir; vivid en paz, y el Dios de la caridad y de la paz estará con vosotros.

    Mateo 6:33: Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura.

    Filipenses 4:13: Todo lo puedo en Aquel que me conforta.

    Filipenses 4:19: Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades con magnificencia, conforme a su riqueza, en Cristo Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Jeremías 29:11: Que bien me sé los pensamientos que pienso sobre vosotros - oráculo de Yahveh - pensamientos de paz, y no de desgracia, de daros un porvenir de esperanza.

    Proverbios 16:3: Encomienda tus obras a Yahveh y tus proyectos se llevarán a cabo.

    Proverbios 16:9: El corazón del hombre medita su camino, pero es Yahveh quien asegura sus pasos

    Eclesiastés 3:1: Todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo

    Romanos 8:28: Por lo demas, sabemos que en todas las cosas interviene Dios para bien de los que le aman; de aquellos que han sido llamados según su designio.

    Sabiduría 12:9-11: No porque no pudieses en batalla campal entregar a los impíos en manos de los justos, o aniquilarlos de una vez con feroces fieras o con una palabra inexorable, sino que les concedías, con un castigo gradual, una ocasión de arrepentirse; aun sabiendo que era su natural perverso, su malicia innata, y que jamás cambiaría su manera de pensar por ser desde el comienzo una raza maldita. Tampoco por temor a nadie concedías la impunidad a sus pecados.

    Salmos 39,12: Reprendiendo sus yerros tú corriges al hombre, cual polilla corroes su anhelos. Un soplo sólo, todo hombre. Pausa.

    Romanos 12,19: no tomando la justicia por cuenta vuestra, queridos míos, dejad lugar a la Cólera, pues dice la Escritura: Mía es la venganza: yo daré el pago merecido, dice el Señor.

    Ezequiel 7,9: No tendré una mirada de piedad, no perdonaré; te pediré cuentas de tu conducta; tus abominaciones aparecerán en medio de ti, y sabréis que yo soy Yahveh, el que hiere.

    2 Tesalonicenses 1,6-9: Porque es propio de la justicia de Dios el pagar con tribulación a los que os atribulan, y a vosotros, los atribulados, con el descanso junto con nosotros, cuando el Señor Jesús se revele desde el cielo con sus poderosos ángeles, en medio de una llama de fuego, y tome venganza de los que no conocen a Dios y de los que que no obedecen al Evangelio de nuestro Señor Jesús. Estos sufrirán la pena de una ruina eterna, alejados de la presencia del Señor y de la gloria de su poder

    Romanos 13,4: pues es para ti un servidor de Dios para el bien. Pero, si obras el mal, teme: pues no en vano lleva espada: pues es un servidor de Dios para hacer justicia y castigar al que obra

    ResponderEliminar
  4. Hermoso, nos sirve incluso a los laicos para llevar consuelo a gente cercana, que ha pasado por esta situación.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso, nos sirve incluso a los laicos para llevar consuelo a gente cercana, que ha pasado por esta situación.

    ResponderEliminar