sábado, septiembre 03, 2016

Lluis Companys, luz y faro de no se sabe qué


Siempre he afirmado que el nacionalismo se puede defender dentro de la democracia. Digo esto de antemano porque las palabras mías que van a seguir a algunos les parecerán, falsamente, que son antinacionalistas. Yo, en eso, como sacerdote, ni entro ni salgo.

Cuando los partidos nacionalistas catalanes organizaron un homenaje a Lluis Companys el pasado 15 de octubre (se acerca, por tanto, el siguiente aniversario), me parece que no sabían muy bien quién era este turbio personaje que nunca fue nacionalista y que fue el responsable de la muerte de miles de catalanes.

No voy aquí a contar su vida, documentadísima hasta el detalle y que hace totalmente imposible su defensa. Simplemente me limitaré a decir que, en unos juicios como los de Nuremberg, hubiera sido ahorcado por crímenes contra la Humanidad. Lo digo con verdadero conocimiento de causa de los procesos de Nuremberg.

Se le acusa de no haber hecho nada para evitar, por ejemplo, la muerte y tortura de cientos de sacerdotes catalanes. Pero basta escuchar su discurso titulado Concentración de fuerzas republicanas de izquierda para darse cuenta de su apoyo sin fisuras a ese exterminio religioso.


Así que la próxima vez que se planteen un acto público en relación a Companys, sugiero que sea para colocar debajo de su estatua una sola palabra rotunda en letras de acero inoxidable: perdonadme.

15 comentarios:

  1. Me alegra que hable de un tema tan grave con tanta sinceridad.
    Sería una injusticia grande no defender la memoria de los asesinados, tanto religiosos como civiles.
    Es importante defender la verdad de los hechos. Lo contrario es vivir de forma constante el la injusticia y sus graves consecuencias, las cuales estamos ya sufriendo.

    Gracias de Corazón por tan valiente post. Que Dios le bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Padre Fortea, se puede pedir perdón después de la muerte física ? Hay esperanza en que la Misericordia de Dios escuche y atienda esa petición ?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:03 a. m.

    Gracias padre aunque escuchandolo no se ve tanduro como escribe pero siempre con la verdad Dios os bendiga.

    ResponderEliminar
  4. No así sin embargo los nacionalistas vascos que impidieron expolios de las Iglesias y asesinatos de curas porque en el fundamento de su partido en aquellos años de la guerra civil, la religión católica era sagrada y Dios era un faro en su ideología; para bien o para mal,hoy es un partido aconfesional y hay de todo,pero siempre respetuoso con la religión. Gracias a ellos,en Euskadi no se sufrió masacre contra el clero porque no lo permitieron.Este apunte es importante darlo a conocer

    ResponderEliminar
  5. Ignacio Rojas1:04 p. m.

    No lo explicó así Ramón de Colubí, en Caracas, la madrugada del 1º de enero del año 2000.

    ResponderEliminar
  6. ¿No le basta con que fuera fusilado? ¿Lo desenterramos y lo quemamos en efigie? De los carniceros del otro bando, que disfrutaron de vidas ensalzadas como el general Yagüe, por ejemplo, nada que decir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No debe ser homenajeado un criminal. No debe ensalzarse el mal.
      Hay que respetar a los familiares de las personas asesinadas.

      Eliminar
    2. Lo único que pide Fortea es que en los homenajes se le ponga un cartel pidiendo perdón.

      Eliminar
  7. Buenas tardes Padre Fortea y asiduos a este gran blog.
    Parece que con la entrada anterior a nadie le han quedado fuerzas para comentar esta.
    Pienso que es igual de importante que la anterior carta a Maduro. Nunca me había dado por estudiar la figura de este señor, hasta la entrada del Padre Fortea hasta el momento me parece fanatico-extremista.
    Cuál es vuestra opinión?.
    Gracias a todos y un saludo, padre Fortea siga con su labor me parece muy acertada.

    ResponderEliminar
  8. Lo que ha acontecido en mi país ha sido dramático, ya en 1909 se queman iglesias y a sacerdotes en lo que se denominó "la setmana tràgica". Creo que Catalunya es de los paises mas secularizados de Europa...pero sigue siendo mi país.
    A veces pienso si poder tener una conferencia episcopal propia podría mejorar la situación ...quizá sí...sacerdotes como el padre Fortea repartidos en las parroquias para que la gente pudiera ser guiada por sabios de Dios. Sería un país tan bonito...hasta emociona...
    Hubo un tiempo en el que en Cataluña se vivía de forma cristiana...pero ya no.
    Dios tenga piedad de nosotros.
    Dios bendiga al Padre Fortea SU instrumemto para volver a muchos a la iglesia de Dios.

    ResponderEliminar
  9. Hubo un tiempo, si, que Cataluña era cristiana.
    Pero se asumió por parte de muchos al Dios “nació”, dentro de una ideología progresista en que nosotros éramos más ricos y por ello mejores que el resto de España que era más conservador y pobre. Se confundió el ser más ricos con ser mejores. La persona desvió la mirada de Dios para centrarla en sí misma. Se sintetizó una ideología por el masón Prat.
    A ese despistado anónimo decirle que hace mucho que existe una Conferencia Episcopal Tarraconense que ha potenciado la misma idolatría del Dios nació, firmando Arrels Cristianes y siguiendo a Prat.
    **En esta Constitución vigente por ahora, P Fortea, el único soberano es el “pueblo español” y es el que puede decidir. Es posible que cuando los populistas de Podemos y la CUP lleguen al poder y lleven a otra Constitución, se pueda hacer realidad y los adoradores del becerro de oro “nació” puedan ver hecha realidad su aspiración. Así creo que es deseable por el NOM.
    **Desde el punto de vista de la Doctrina de la Iglesia, P. Fortea, una secesión de un país secularmente sedimentado es altamente inmoral y lo ha pasado por alto.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:59 p. m.

    Me olvidaba P Fortea, la derecha nacionalista que hemos tenido en Cataluña tantos años, hace lo mismo que la izquierda. Esta derecha se caracteriza por otra estrategia, y esta es la de “usar” a la propia Iglesia para secularizar.

    ResponderEliminar
  11. Laia Doménech Companys7:38 p. m.

    Gracias al señor Ignacio Rojaa y a "Uno".
    Como ustedes sabrán, en su dia el canciller Helmut Kohl en nombre de Alemania y el presidente Miterrand en nombre de Francia, pidieron públicamente perdón por haber colaborado, Alemania a través de la detención del predident Companys por la Gestapo, y Francia por la aquiescencia del gobierno de Vichy, en su entrega y posterior ejecución.
    En cuanto al señor Ramón de Colubí, un hombre decente, siempre supo la verdad, y así lo explicó.
    Moltes gràcies.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo8:15 p. m.

    Me temo Padre Fortea que la història que ha leido no era muy imparcial.

    ResponderEliminar
  13. Padre Fortea
    Ante todo reciba un cordial saludo, a pesar de que Usted no ha vivido en Venezuela, noto que tiene conocimiento de causa de todo lo que sucede. Es triste y lamentable como unos gobernantes ineficaces para no entrar en calificativos han llevado a esta digna nación al oprobio y la desesperanza. Pido a Dios que conceda escuchar el clamor de este pueblo por una salida pacifica donde no se derrame más la sangre que corre todos los días por la inseguridad, los abusos de poder y ajustes de cuenta. Quien cuenta esto es un venezolano descendiente de españoles y que he tenido que dejar todo para comenzar de nuevo en la tierra de mis padres. pidamos juntos por una nueva Venezuela y por unos gobernantes dignos de este hermosos país donde Dios tanta gracia derramo

    ResponderEliminar