viernes, octubre 21, 2016

El día que Google caiga en sus manos


En este evento anuncio mi separación de Estados Unidos, económica pero también militar, éstas han sido las palabras del actual Presidente de Filipinas en su encuentro con el presidente chino.

El problema no es Filipinas (291 mil millones de dólaresde PIB), el problema es que en los próximos diez años, uno a uno, vayan cayendo en la férrea órbita china todos los países de Asia, ya con un PIB de 10 mil billones. Situación que es lo más parecido a un verdadero agujero negro que atrae todo hacia sí, sin que los negocios ni las naciones puedan resistir su fuerza gravitacional.

Cuando llegó a Madrid el empresario chino Wang Jianlin y le dijeron que las normas del ayuntamiento impedían derribar la fachada del Edificio España, él dejó bien claro que él estaba por encima de las normas. Como el ayuntamiento no cedió, con toda razón, el empresario y sus inversiones se marcharon. Dentro de diez años, os aseguro, que no tendrá que marcharse.

El asunto de la fachada técnicamente era una tontería que no presentaba ningún problema solventarlo por otros medios. Pero él no aceptó que alguien le dijera que no a algo. Al marcharse, quiso dejar bien claro que él y los suyos estaban por encima de las normas.

China en varios aspectos internacionales ha dejado bien claro que las reglas no van con ellos. China, la dictadura más poderosa del mundo, debe ser mirada como lo que es: el peligro geopolítico más grande que existe en el mundo. Y todo Occidente debe empezar a poner reglas que vayan limitando de forma progresiva el impresionante flujo de oro que desemboca en una nación que es una gran empresa. 

China es una sola empresa cuyos planes de dominio económico mundial son evidentes. La candidez con que los políticos están abordando esta situación resulta incomprensible. Europa debe despertar de su plácido sueño (sueño del que se desangra económicamente) para sentarse y pensar qué hacer. La confrontación no es una solución. Pero seguir durmiendo, tampoco.


4 comentarios:

  1. Siempre leo con atención este tipo de post del Padre Fortea,pues tienen un trasfondo de profecía.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:11 a. m.

    Las guerras entre potencias nucleares se basan en el paradigma de no sobrevivientes de ambos lados. No en la cantidad de soldados. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:53 a. m.

    me he topado en internet con ésto hoy:

    http://www.elmundo.es/cronica/2016/10/21/57f8ea4b468aebbc628b4649.html


    Buen finde

    Azmara

    ResponderEliminar
  4. Son perfectos desfilando, pero quizás ante una siruacion difícil en plena guerra que requiera dosis de humanidad y raciinalidad se comporten como máquinas de matar porque no fueron educados en de amor.
    De cualquier forma, como de eso ni estamos swguros, lo que es seguro es que es admirable su forma de desfilar,oerfecya, excelente.

    ResponderEliminar