miércoles, noviembre 02, 2016

Sobre el encuentro ecuménico de Suecia


Hoy he leído el documento hasta la pg 28. Me gustaría reformular (para este blog) una frase que aparece en él. Redactándola de nuevo, quedaría así: Fuera de la estructura de la Iglesia existe, se propicia, se promueve, la santificación y la verdad. Unas veces más, otras menos. Hay estructuras cristianas incluso malas. Pero la mayoría de las que existen fuera de la Iglesia son buenas, en cuanto que fomentan el acercamiento a Dios y a su Evangelio.

¿Puede el Santo Padre saludar con una sonrisa a una "obispa" luterana o anglicana? ¿Puede participar con ella en una oración ecuménica? Así lo hizo en su viaje a Suecia. La respuesta es sí: lo puede hacer. Oramos con ellos tal como son. No se puede imponer que sean como  nosotros queremos que sean antes de reunirnos a orar juntos. Entonces no oraríamos nunca.

¿Puede una obispa ser pastora de una grey de protestantes? Sin ninguna duda, esas obispas son pastoras. Según la fe católica, carecen del sacramento del orden. Pero ejercen el pastoreo de sus rebaños y lo pueden hacer muy bien. También los rebaños luteranos son rebaños. 

¿Eso significa que cambia algo la doctrina católica acerca del sacramento del orden? No. Nada ha cambiado, nada va a cambiar. Para nosotros esa obispa no tiene el sacramento del orden, es una pastora, ejerce la dirección de un rebaño y lo alimenta espiritualmente con la Palabra de Dios.

¿Hace bien orando el Santo Padre con una obispa que es lesbiana? (También ése era el caso de esa obispa en concreto.) Sí, hizo bien. Oramos con los hijos de Dios, tal como son. Es decir, a esa obispa luterana lesbiana que estuvo con el Papa en un encuentro de oración no es que se le transija su presencia, sino que queremos orar con ella, queremos escucharla, queremos que nuestra oración llegue al Padre unida a la de ella, queremos que sienta que no somos sus enemigos.

Todo esto que ha sucedido estos dos últimos días no es una traición del Papa, sino entender que nos reunimos con el hermano tal como es el hermano. Y eso es bueno. La alternativa es encerrarnos en casa. O salir para decirles que están en el error. Hablarles sólo para convencerles. No. Lo que hace el Papa no sólo es preferible, sino que está en línea con lo que hizo Jesús, con lo que quiere Jesús para nuestra época. 

Estamos entrando en una época en que la Iglesia-Madre abraza también a los hijos que no son de su redil. Santo Tomás de Aquino nunca imaginó tal cosa. Pero si se le explicase la evolución del mundo y de la teología, sería el primero en dar su aprobación. También me parece que a San Agustín le costaría mucho más, muchísimo más; pero a Santo Tomás de Aquino, no. Sin ninguna duda.

Después de una vida entera leyendo al Aquinate, estoy convencido de que Santo Tomás no entendería cómo se puede justificar el cisma lefevbriano. Pero sí que entendería que el Obispo de Roma saludase con una sonrisa de amor a una pastora luterana.

14 comentarios:

  1. Hola, padre:

    Esto final que dice, de que es tiempo de que la Madre-Iglesia abrace a los que no son de su redil. La verdad es que me gustaría saber las formas. Esto me recuerda el caso del Cardenal Newman cuando los anglicanos aceptan en su comunidad de Jerusalén a declarados herejes dándoles una sensación de "legitimidad". De hecho el mismo Cardenal Newman cuenta que ni siquiera hicieron profesión de fe. Esta fue una de las razones por las que Newman tuvo que salirse del anglicanismo. Por otro lado, en un ámbito más secular, el papa ha defendido a la comunidad judía en no pocas ocasiones a través de la historia. Es cierto que que Jesús acoge a la mujer adúltera, pero luego le dice "no peques más"

    Gracias. Atento a su respuesta.
    Súper buena la novela 1 sobre el apocalipsis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Astarajael, no se está diciendo que a estas personas se las acepte como parte de la Iglesia. Ni se dice que estén haciendo bien. Solo se dice que hay que quererlas y acogerlas.
      Por supuesto, como Jesús con la adúltera, hay que decir "no peques más", pero no hace falta estar todo el día diciéndolo.

      Eliminar
  2. Buenos puntos. Convivir con el hermano como es, aceptar que Dios se manifiesta de diferentes maneras en diferentes realidades.
    No todos los espacios tienen que ser campo de debate.

    ResponderEliminar
  3. Jesús se acercaba a todo tipo de personas y era muy criticado por eso. Francisco trata de hacer lo mismo. En Buenos Aires hacia lo mismo cuando era obispo y fue también criticado por dejar que dos pastores y unos laicos medio locos de la Renovación Carismática Católica oraramos por el. Su humildad ha marcado nuestras vidas y a la Renovación Carismática cuando muchos sacerdotes no nos podían ni ver el nos abrió las puertas de la catedral, nos acercó más a la catolicidad. El que pone primero a ley no lo va a entender porque el primero pone la caridad

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con el padre Fortea....sólo una aclaración...la obispa lesbiana (Eva Brunne) no fué a la que abrazó el Papa Francisco....el Santo Padre abrazó a la arzobispa luterana primada de Suecia (Antje Jackelén) esta casada con un sacerdote luterano y tienen 2 hijas....

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo con el Padre Forte...sólo una precisión: la obispa luterana lesbiana (Eva Brunne) no fué a quien abrazó, el Papa Francisco....el Santo Padre abrazó a la Arzobispa Primada de Suecia (Antje Jackelén) quien está casada con un sacerdote luterano y tienen 2 hijas.

    ResponderEliminar
  6. Yo me levanto y le aplaudo padre!!! Que elegante reflexión y que buenas razones da.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo8:22 a. m.

    Muy lúcido padre!! Necesitamos dejar fuera de nuestro corazón al fariseo interior que a veces (como ante estas situaciones), aparece.

    ResponderEliminar
  8. se lo tomo parami blog, el personalestá muy desconcertado, y supost es bueno, caritativo y aclara, gracias

    ResponderEliminar
  9. Gracias por sus reflexiones. Me ha alegrado mucho leerlas. Son un soplo de aire fresco.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:44 p. m.

    Padre que siempre le leo y me llena hacerlo. Como ya he dicho en otras entradas, católica no soy, soy judía pero si algo se es que D-os es uno solo y que sea en su religión, en la mía u otras, la fuerza de una oración honesta vale mucho más que las doctrinas. Me ha gustado mucho esto que ha escrito pero más lo que significa: Unión, ACEPTACIÓN DEL OTRO COMO ES Y COMO D-OS LO HA CREADO, que no somos quienes para juzgar y menos aún para rechazar a otros por ser de otra religión si al final todos somos hijos del mismo Padre t todos buscamos el bien cada uno desde su casa espiritual.Un abrazo eterno, que D-os lo ilumine siempre y que le de vida y fuerzas. mis respetos y aprecio.IS

    ResponderEliminar
  11. Excelente, ojalá muchos sabios y entendidos que andan confundidos, pero que dicen que el confundido es el Papa... leyeran esto.
    Muy bien

    ResponderEliminar
  12. A la persona anónima que se presenta como judía y que dice: "buscamos el bien cada uno desde su casa espiritual"; deseo decirle que estamos en la misma casa, aunque quizá en aposentos diversos. Son ustedes nuestros antepasados y estamos felices de ser descendientes de los hijos de Jacob. También los católicos lo somos. Llegara el Mesías y lo recibiremos juntos.

    ResponderEliminar
  13. Comparto su publicación de arriba en las redes, don José Antonio, porque me parece muy buena.

    ResponderEliminar