jueves, noviembre 10, 2016

Trump, piensa en Hillary, está sufriendo


La noche electoral la pasé entera en vela. Pero no por razones electorales. Sino por una pésima decisión (también cuantitativa) acerca de lo que decidí cenar. Os lo aseguro, si queréis dormir bien, no abuséis del lomo embuchado. Ahora sé que tomado en la dosis precisa es peor que el café.

Así que cuando vi que no me podía dormir, me levanté, me puse a trabajar y viví los resultados en directo. En mitad de la noche, llegué a la convicción de que con 33 millones de dólares gastados en la campaña, hasta yo podría ser proclamado Fortea I, President of the United States, el primer presidente nacido en Afganistan.

Me acordé de cuando vimos a Iceta gritar Go, Hillary, go y comprendimos todos el mismo mensaje: di no a las drogas. También me acordé de cuando Trump viendo a los niños llorar en los sermones declaró: They’re sending babies that have lots of problems and they’re bringing those problems with us. Free the sermons from the frementes. Cuando Trumpo me apoyó con los niños frementes, supe que mi voto iría para él.


Sí, ha habido grandes momentos. Todos esos momentos se perderán como lágrimas de Hillary en la lluvia. En cualquier caso, ahora hay que trabajar para unificar el país. Si Trump y Clinton quedaran viudos y se casaran, su hijo volvería a unificar el país. Creo que ésta es la única solución razonable.

8 comentarios:

  1. Para otra jartá de lomo embuchado recuerde rematar la cena con sal de fruta eno.

    ResponderEliminar
  2. Hilarante post Padre. Me ha encantado tu forma de analizar la victoria de Trump. Ahora sí: "que Dios nos pille confesados..."
    Un abrazo Padre

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:48 a. m.

    Brillante, Padre, creo que el surrealismo es la única forma de ser honestos ante esta realidad que nos ha tocado morir...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:21 a. m.

    Muy divertido!! Ja ja!! Espero que este mejor del estómago. Saludos de Argentina

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:25 a. m.

    padre... he aprendido alguna palabra nueva leyendo lo del gato del obispo: pesquisas, orondo, luctuoso, plañir, tañir, mentecato... todavía no lo he terminado, pero me va gustando.
    A pesar de estar yo tb con mein kampf contra los kilos de más, esta semana toca hamburguesa, pues en casa estábamos a favor de Clinton, pero mi hermano dijo q a pesar de todo iba a ganar Trump: se apostó una hamburguesa conmigo ! Tonta de mí acepté pensando q sí o sí me iba a tocar una hamburguesa, pues si ganaba yo me invitaba él y si no me tocaba invitar a mi. Ahora pienso en la hamburguesa q me va a sentar como a ud el lomo embuchado... pero me la voy a comer ya que es la única forma q tengo de apoyar al pueblo estadounidense, sí señor, me voy a comer una señora HAMBURGUESA q lleve de todo en honor a Estados Unidos, quizás sea la única forma de salvar ese pobre pueblo después de ver ese resultado.
    En fin... cree ud en serio q un niño tipo “Clintrump” va a salvar a la humanidad ? No estoy segura de q Clinton acepte después de conocer las orgías sexuales ( o como lo quiera llamar) de este señor, eso no lo va a consentir.



    Azmara

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9:47 a. m.

    ah, y: elucubraciones + vetusto tb son nuevas... ya ve q tengo varios "frentes" contra los q tengo q luchar...


    Azmara

    ResponderEliminar
  7. Q complicado el post! Si se entiende pero me resultan a veces extrañas las cosas que se le ocurren.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:01 p. m.

    Estimado Padre. Sus deseos también se perdieron como tears in the rain

    ResponderEliminar