lunes, diciembre 05, 2016

Fortumberto Eco en el Cucurull de la Rosa


Del post de ayer, recibí el siguiente correo que me dejó admirado. Ya se ve que tengo lectores fascinantes. Me señala que en la anotación bajo la línea aparece “delectationis”. No sé como no lo vi. En fin, os ofrezco el texto que este lector me envío:
Es una copia casi renacentista, le diría por su letra humanística redonda (1400 largos) de la Epistula ad Pisones (el arte poético) de Horacio con glosas. Ay, lo que debe a los cristianos lo que hoy llamamos cultura clásica, a su pasado pagano. A los más silenciosos de todos –y, al tiempo, los más locuaces, como demuestra ese texto-: los religiosos. Son los vv. 333-344: Aut prodesse uolunt aut delectare poetae [...] lectorem delectando pariterque monendo. Supongo que no los ha escogido al azar: condensan aquello en lo que el arte cristiano puso el acento al interpretar al de Venusia: el poeta como maestro de vida (y no otro fue el afán de la mejor poesía moral cristiana, complemento de la hímnica, ya poesía divina) enseña sus caminos deleitando; y, por eso, como recomienda, con frases como saetas, cortas para alcanzar el corazón, y temas próximos a la verdad.
En cuanto a lo de los dos copistas, no me apostaría nada. Sí creo, sin embargo, que hay dos glosadores. Separados por cierta distancia temporal entre sí. Así lo me lo parece a la luz de la glosa interlineal al v. 338 (Fictaque uoluptatis causa [sint proxima ueris]) que usted señala. Ahí se lee “delectationis” por una mano y, al lado, por otra mano y tinta, la abreviatura de “per”. Delectationis va como sinónimo de uoluptatis, mientras que el per ayuda al lector a la hora de traducir: “sean las ficcionespor causa de deleite cercanas a la verdad”.
La manícula es del glosador del per. Se ve que la tinta es la misma, que anota encima: “Hic dicit Oratius quod --- quando loquitur superflue omnibus fastidit et ideo --- debet bene loquere et breviter.” Y bajo la manícula: “Dicit ergo Oratius quia ille non simul tractat ------ omnem laudem.” Los guiones van por lo que se me escapa, por las abreviaturas o lo castigado del pergamino. Que no está mal para tener unos seiscientos años.

A ver si este lector se anima a leer mi Obra Férrea.  Este tipo de lectores son los que son un placer para los autores. No pocas veces, el lector vale más que el autor. Y el comentario del lector vale más que la obra del escritor. Lo digo con toda sinceridad. A veces, como el texto del pergamino reza, tengo la tentación (y no sé si es tentación) de lo que dice Horacio: Loquitur superflue ómnibus fastidit.

Me gustaría pensar que no acabaré como un escritor-replicante, contemplando que mis obras se pierden como lágrimas en la lluvia.Al menos, vosotros me habéis disfrutado por un momento durante un tiempo durante un siglo que es éste.

27 comentarios:

  1. Anónimo12:52 a. m.

    Es evidente que el lector referido es un especialista o experto en el tema. Por lógica, su fortaleza específica (por lo menos en este cruel mundo terrenal) deja un universo de temas en lo que su sapiencia será menor o nula, así que adelante Padre con sus libros si es la voluntad de Dios. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Alfonso1:22 a. m.

    Si, exacto. Como puse en un comentario a su post de ayer a mi también me pareció que la anotación entre líneas era para aclarar que lo de “voluptatis causa” quiere decir “delectationis causa”.

    Y también que el manuscrito por su tipo de letra (escritura beneventana y no uncial) pues debía ser del sur de Italia y entre 1200 y 1300 A.D.

    Pero desde luego que después de leer el e-mail que le han enviado, hay que quitarse el sombrero por lo erudito del especialista que se lo envía.

    Ah, y por cierto, casualmente ayer empecé a leer justo el libro suyo que recomienda: Obra Ferrea (Manual para Inquisidores). Y lo que llevo leído, ¡es buenísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí tu comentario y estuve a punto de comentarlo (comentar tu comentario), pero no lo hice sólo por no alargarlo. Me pareció muy bueno, en serio.

      Eliminar
    2. Thank you, Father. Aprendo mucho con su blog y me hace mucho bien. Que Dios se lo pague.

      Eliminar
  3. Realmente es admirable la sabiduría de lectores así.
    Magnífico!

    ResponderEliminar
  4. Pues yo sólo entendí una parte. Y me pareció bonita. Pero lo otro no tanto. No sé porqué a los eruditos se les dificulta tanto ser más sencillos en su lenguaje. La mayoría no hablamos latín. Sino a duras penas español. De ahí lo importante de la traducciones seguidas. Como en el Catecismo de la Iglesia Católica.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1:49 a. m.

    A mí me parece muy superficial.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:33 a. m.

    Yo tampoco entendí nada...pero he aprendido s punta de buscar. Creo que ese es lo que toca cuando algo interesa

    ResponderEliminar
  8. creo que yo tampoco entendi mucho pero quiero aprender como lo dice en el anterior post esos pergaminos son un mundo

    ResponderEliminar
  9. creo que yo tampoco entendi mucho pero quiero aprender como lo dice en el anterior post esos pergaminos son un mundo

    ResponderEliminar
  10. Alfonso6:00 p. m.

    Hoy pensaba en esa reflexión del medievalista que le envió el e-mail:

    «Ay, lo que debe a los cristianos lo que hoy llamamos cultura clásica, a su pasado pagano.»

    Que quitando hipérbatons (tuve que leer como 3 veces la frase), entiendo que quiere decir que es precisamente gracias a la cultura cristiana (los copistas, comentaristas y traductores medievales) por lo que nos ha llegado la antigua cultura pagana (los escritos de los clásicos griegos y romanos)... es decir, por la mentalidad abierta y el no censurar de los cristianos.

    ¡Qué buena reflexión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo he entendido lo contrario (después de leerlo diez veces) No me parece de admirar el escribir tan enmarañado. Si me tuviera que jugar diría que lo que quiso decir este buen señor es: Ay, lo que deben los cristianos (lo que hoy llamamos cultura clásica) a su pasado pagano. Es decir, se maravilla de lo que debe la cultura cristiana a su pasado pagano.

      Eliminar
  11. Petición.

    Padre Fortea, administradores del blog, y a quienes escriben.

    He estado analizando y meditando, sobre la que debería ser nuestra respuesta, frente a las personas que escriben venenosos e injuriosos comentarios en contra de Dios, su Iglesia y sus Pastores.

    Creería que nuestro deber es expulsarlos de inmediato, sobre todo en todos aquellos casos de profanación.

    Este Blog de alguna manera es o debería ser terreno sagrado debido a que trata de asuntos muchas veces muy serios que merecen el respeto.

    Si Cosmicon y los.anónimos y no anónimos que insultan a Dios y a su Iglesia no.muestran temor.a.Dios.alguno, es problema de el y ell@s y que asuman sus consecuencias.

    Nuestro deber evitar sus insultos y escupitajos a la palabra de Dios. No a nosotros. Si a Dios, a su palabra y a su Iglesia.

    Los micrófonos del.mal los hay en muchas.partes, bien pueden largarse al mismo infierno si así lo quieren. Nadie se los va a impedir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Satrústegui7:11 p. m.

      Este blog es y será el blog del Padre José Antonio Fortea Cucurull.
      Es él quien decide las reglas de SU blog.
      Usted es solo una lectora y comentarista más, como todas y todos los demás.
      Be water.

      Eliminar
    2. Anónimo9:41 p. m.

      Esther, eres el mejor ejemplo de fanatismo religioso y soberbia.

      Nadie ha insultado la palabra de Dios ni ha profanado nada, pero parece que eso es lo que quisieras. Eres una morbosa que te gusta regodearte y escandalizarte de los demás. Tú sí que escupes el odio que tienes en el corazón.

      ¿Eso te hace sentirte mejor persona y con más temor de Dios?.

      Eliminar
    3. Al Padre Fortea y los usuarios,

      Entre tanto estoy aquí escribiendo,pido perdón público en este post a quien hubiere injustamente ofendido y pido perdón a Dios por toda falta por fanatismo y soberbia en que yo hubiere incurrido.


      Igualmente de forma y manera pública, ratifico cada palabra y pensamiento en.lo.que he escrito que se.ajuste a los mandamientos de Dios y de estas palabras no quitó nada en absoluto y orgullosamente quiero dar testimonio del amor y agradecimiento que le debo y.tengo.a.la.Iglesia Católica y a.Nuestro Señor Jesucristo.




      Eliminar
  12. Obviamente que soy simple partícipe del post.

    Me.reitero humildemente en.la.petición. y si.me.expulsan siempre habré de acatar y obedecer.

    No soy nadie, no soy nada.y tengo claro que las autoridad es de Dios y sus ministros y que seré juzgado y que tendré que obedecer la sentencia gusteme o no me.guste.



    ResponderEliminar
  13. Anónimo8:56 p. m.

    Hola Esther,
    Me caes muy bien, Dios te bendiga. Yo creo que no esta mal tu idea, aunque como tu dices humildemente no soy nada para decir que puede estar bien o mal pero creo que no se le puede cerrar la puerta a tanto incredulo y ciego espiritual porque quiza para ellos este sea el unico lugar donde lean la verdad. Paz y bien para todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:57 p. m.

      Perdon olvide firmar: Gabriela Chavez

      Eliminar
  14. Gabriela. No me refiero a los ateos,agnósticos, ni personas que piensen distinto. Me.refiero es a las calumnias, insultos, mentiras mal.intencionadas y estrategias orientadas a destruir el.Bloc

    ...a la censura natural ..

    ResponderEliminar
  15. Alfonso9:59 p. m.

    Y la imagen que nos regala hoy, Padre Fortea, se sale — ¡qué belleza! Impresionante ‘manuscrito iluminado’ con esas pinturas de oro y colores al temple. Y esa escena del sacerdote en plena “elevatio” (elevación de la Hostia)… con todos los demás absortos… el coro de la izquierda cantando… ¡sublime momento! Guau. Creo que se trata de una de las hojas del misal que usaba personalmente el papa Inocencio VII, que lo encargó cuando aún era obispo de Bolonia a un ‘iluminador’ de esa ciudad italiana hace 600 años, ¿sí? Me encanta la idea tipográfica de la figura del niño (“putto”) con los brazos abiertos en forma de ‘T’ — la primera letra del Canon de la Misa: «Te igitur clementiſſime Pater…»

    ResponderEliminar
  16. Padre, debo confesar que me confunde usted a veces. Por un lado me admira la humildad que ha mostrado en muchas ocasiones y por otra me sorprende su fascinación por el intelectualismo. Me sorprende, por ejemplo, que considere como trascendental un pergamino y como superfluo conversaciones que no sean de ese estilo.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:07 p. m.

    Ya he terminado de leer el libro que recomienda (Obra Férrea). Me ha parecido que es una colección de frases-reflexiones brillantes pero... ¿inconexas? El mensaje global creo que no lo he captado (¿quizá una crítica de cualquier sistema políticos de planificación central?). Quizá me falte formación (¿y se me escapan alusiones a teorías que alguien que haya estudiado teología reconocería al instante o algo asi?). O quizá me falta comprender el contexto y audiencia a la que va dirigido. Pero desde luego que hay MUCHAS frases de sabiduría sobre la naturaleza humana dignas de ser enmarcadas (y que nunca se me habían ocurrido). Gracias por compartirlas P. JA Fortea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo8:33 p. m.

      O bueno, el mensaje (de Obra Férrea) — a un nivel más elevado que el meramente político de los sistemas de planificación centralizada versus los ‘libres’ actualmente en decadencia — quizá es prevenirnos de la SOBERBIA (vanidad), el pecado peligro de hasta los más virtuosos, que nos lleva a erigirnos en ‘inquisidores’ de los demás, sin darnos cuenta de que nos estamos revelando (“non serviam”) contra el sistema del LIBRE ALBEDRÍO que Dios nos ha dado. ¿Algo así?

      Eliminar
  18. Anónimo8:35 p. m.

    soy nuevo en blogger, estoy probando.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo1:23 p. m.

    Un físico de partículas que estudia los fenómenos asombrosos de la mecánica cuántica como por el ejemplo el principio de superposición que establece que una misma partícula puede ocupar múltiples posiciones diferentes simultáneamente, es decir, una misma partícula puede estar al mismo tiempo en mi escritorio, en la superficie lunar y en el centro de la vía láctea y que de hecho, puede ocupar y lo hace todas las posiciones posibles al mismo tiempo!!! O el principio de medida que establece que el fascinante fenómeno citado anteriormente desaparece cuando la partícula es observada (casi como si la materia tuviera conciencia) y tantos otros hechos asombrosos que están ligados el origen, funcionamiento y destino de nuestro universo, digo, que una persona que estudia estas cuestiones podría decir que hablar de pergaminos de quinientos años con algunas citas es latín es superfluo y sin interés. Y alguien como Santo Tomás de Aquino, luego de una experiencia mística podría a su vez decir que toda la ciencia del hombre es nada comparada con la sabiduría de Dios. Por lo tanto, me parece un poco vano ensalzar tanto cosas que no lo merecen.

    ResponderEliminar