domingo, diciembre 04, 2016

Los pergaminos medievales son un mundo


Hoy pongo ante vuestros ojos este magnífico fragmento de un pergamino. Lo interesante es la manicula que señala a una línea en concreto. Una línea escrita con una impecable letra uncial. Paradójicamente, las letras iniciales rojas muestran estar escritas por otra mano. Nada tiene que ver el trazo seguro y nítido de las unciales, con el trazo inseguro, casi pintado, de las iniciales

Después están las anotaciones marginales, verdaderamente encantadoras, y las anotaciones bajo las líneas. Una de ellas parece decir delectarioms.

Una curiosidad para acabar, todos los lectores de mi blog han tenido la sospecha de que un anónimo  que comentaba en los últimos posts era alguien a sueldo del régimen cubano. ¿Por qué? Primero porque no hay castristas fuera de Cuba. En Cuba sí que hay algunos, pero la población carece de Internet. Así que la conclusión es clara.

La otra razón por la que sospechamos todos que era alguien a sueldo del régimen para intervenir en las redes sociales era que su labor consistía en dar falsas noticias acerca de mi persona. En los años que llevo, algunos lectores han sido muy contrarios a mi persona, pero siempre se  mantenían dentro de ciertos límites de decencia. Mientras que éste se tomaba un tiempo llamativamente grande en esparcir infundios.


Lo mismo me pasó hace un año, cuando intervine en una televisión de México para defender a un obispo al que una cadena local denigraba. Inmediatamente, aparecieron cosas falsas acerca de mí en facebook. Dos personas que no conocía de nada afirmaban calumnias concretas contra mí. Soltaron la pelota para que rodara y dos días después sus cuentas desaparecieron.

39 comentarios:

  1. Anónimo3:43 a. m.

    Ahhh si! Para el demonio y sus tontos seguidores, nada peor que un cura y mucho peor si usa sotana, y si encima es exorcista! Pfffff!... Usted tiene la guerra declarada. Lo único que le saca una sonrisa a satan es que usted sucumbe ante los postres, eso le da esperanzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:16 p. m.

      ¿No hay castristas fuera de Cuba? No sabía. Pero entonces, esos con acento cubano que aparecen en las noticias protestando a favor del régimen en ciudades como Madrid, ¿también están todos a sueldo?

      Lo que está claro es que había alguien dedicado a difamar con burdos comentarios en los posts, usando la táctica de “calumnia que algo queda”.

      Eliminar
    2. Anónimo12:04 a. m.

      ¡Qué bueno lo de los postres, jajaja! (No se ofenda, P. Fortea).

      Y sí, es obvio que hay alguien que dedica largo tiempo y seguimiento al blog, trabajando con el objetivo de difamar al Padre Fortea escribiendo comentarios dañinos y sin fundamento.

      Eliminar
    3. Hay Castristas en todos lados, hasta en USA. Casi seguro que Cosmicon es uno de ellos. ;-)

      Eliminar
  2. Pero creo que no solo era por que eran o son castristas, si no también porque le odian ya de hace tiempo y lo digo porque al leerlos se nota, dicen cosas con seguridad y menosprecio, también e llegado a caer en paginas por coincidencia donde hablan de usted o de algún sacerdote a quien no se le comprueba nada malo de lo que le acusan y noto que sacan cosas que han dicho(los sacerdotes ) fuera de contexto y que por si solas suenan bruscas, Una persona de la cual insisto en nombrar es a Gabrielle Amorth porque a pesar de que le llegaron a inventar cosas el hablaba con una firmeza espectacular era directo y crudo con sentido del humor aveces simplemente difícil de contradecir, Yo admito algo siempre vi a los exorcistas como algo más folclórico hasta que me pasaron varios eventos que me hicieron temblar yo no sabia nada de demonios más de lo poco que se explica en la Iglesia, no era algo psicológico se que Dios me protegió de que no pasara a más y no diré con exactitud pero digamos que me sentí sola al ver que un sacerdote no se lo tomo muy enserio,hasta que hubo uno que si y me ayudó muchísimo, Es necesario que los sacerdotes se expresen desde lo que les gusta hacer hasta en la palabra de Dios,política,etc yo siento seguridad al ver que alguien hable del mundo espiritual...años después investigue más afondo eso que me paso y di con varios sacerdotes creo que con el que más simpatice es con el Padre Fortea tiene buenos escritos y bueno mucha paciencia y no se porque pero de alguna manera me mata de risa cuando escribe cosas de la vida cotidiana, ojalá hubieran mas blogs de religiosos que mantuvieran cierto contacto con las personas...

    ResponderEliminar
  3. Cada que vengo a leerle aprendo algo nuevo.Manicula.
    Si tiene más textos así explicados por favor no dude en publicarlos con su debida escritura.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:44 a. m.

    Estimado Padre, en general todas las personas que navegan por las redes sociales en todas sus variantes ya conocen (me incluyo) a los que pretenden descalificar sin sustento. Son fácilmente identificables por su remanido estilo y ya existe un filtro mental automático que como se dice en la Argentina los "ningunea" o sea hace caso omiso de ellos. Ud. con toda tranquilidad siga en foco sobre las cuestiones que considere de importancia. De vez en cuando aclare lo que le parezca pertinente y continúe en paz. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Ni prestamos atención padre a aquellos que intentan desviar la atención. Como dice el Señor: dejad que el trigo y la cizaña crezcan juntos. Ya les llegará la época de la poda.

    ResponderEliminar
  6. Ese es el legado de Fidel en este blog. Una sucia rata que sólo sabe difamar con mentiras. :) Por sus frutos les conoceréis :) Vuelve a las cloacas, rata inmunda. Aquí no te hacemos ni caso.

    ResponderEliminar
  7. Padre Fortea,

    Quienes le atacan.a..Usted con difamación, se les ve de inmediato el.mal de que padecen: La.soberbia.

    Nada peor que la.soberbia.

    La soberbia vuelve bruto y ciego a.quien la padece. Cierra y seca el.cerebro y el entendimiento. Y transporta a quien la.padece a la.alucinación. Los frutos son.ese Zarzal de mentiras e.improperios que le vienen lanzando a Usted.

    La.perdida del.temor.de Dios les trae como.fruto el.hacerles creer.en el error y persistir en la.mentira.

    Y pensar que más temprano que tarde habrán de doblar rodillas ante el.creador. Que desgraciado es el.papel que están representando los soberbios que enmedio de la ignorancia omiten.el deber de no ofender a un Sacerdote dado que es al.mismo Dios a quien están atacando.

    Pobres diablos. No saben en el tremendo lío.en.que se ha están.metiendo.

    ResponderEliminar
  8. Fascinante este tema de los pergaminos.
    Me alegra que estén hablando sobre los siembra-dudas. Me ayudan mucho los comentarios que he leido.
    Debo confesar que uno de ellos sí llegó a afectarme cuando afirmó que Padre Fortea no era ni siquiera exorcista en su diocesis. Me dio mucha angustia porque ponía en tela de duda la fuente de conocimientos que he adquirido leyendo los escritos del Padre.
    Pero luego de reflexionar vi que lo lógico era creer a quien se manifiesta y se ha manifestado por mucho tiempo con mayor sentido comun y coherencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:55 p. m.

      Tú qué, Cosmicom, ¿mientes a ver si alguno se lo cree? En vez de rebatir al P. Fortea lo que sea que dice en sus posts y no estés de acuerdo, ¿te dedicas a difamar contra su trabajo y persona? ¿Por qué le odias así? El P. Fortea precisamente no sólo es un reconocido especialista en demonología con amplia experiencia personal en la práctica de exorcismos, sino que además tiene un doctorado sobre el tema, cosa sencilla de comprobar (como cualquier título universitario). Te delatas a ti mismo, Cosmicom. Y por el tono en que hablas, ¿también odias a la Iglesia Católica? Porque no parece que uses un tono de afecto, aunque ahora vengas y digas que sí que te gusta, no sé, el papa Francisco o que sí que eres católico.

      Eliminar
    2. Anónimo12:12 a. m.

      A ver, no hay que enredar, que yo sepa Cosmicom nunca ha dicho que le guste el Papa Francisco, ni que sea católico. La que lo dijo fue otra persona.

      Eliminar
  9. Saludos Padre Fortea.

    Que tenga un armonioso día, pues su blog del día de hoy muy reflexivo y con mucha serenidad a las tentaciones de sus lectores.
    Nunca he entendidos estos lectores anónimos, que propician ideas y no dejan identidad. Bueno así es como actúa el maligno, escondido, arrinconado, oscuro y a veces sin rostro, pero eso sí; chismeando, murmurando y levantando falsos testimonios.
    Excelente sus post sobre esa tendencia castrista, muy elocuente y sensato.

    Rezo por usted, por los sacerdotes, siempre la Virgen sea intercesora ante Dios para la Guía de la Iglesia.
    Bendiciones, queda de usted

    Luis Eduardo

    ResponderEliminar
  10. Creo que no habría que dejar hacer c9mentarios en anónimo. Para hablar hay que dar la cara como minino. Ya se que se pueden hacer perfiles falsos, pero por lo menos que se tomen ese trabajo. ¡¡¡ Ladran Sancho es señal de que cabalgamos !!!!

    ResponderEliminar
  11. Alfonso4:09 p. m.

    ¡Qué bonito manuscrito! Y además aragonés, como el Padre Fortea: es del siglo XIII (creo), con esa letra como de estilo «beneventano», es decir de la región sureña italiana, que en esa época era de la Corona de Aragón, ¿no? (¡Hay que ver cómo “barre pa casa”, Padre Fortea! Jajaja — just joking, ¡eh!) :o)

    La ‘manicula’ es muy chula (linda). Siempre me gustó ese caracter en los ordenadores (computadoras): ☞ ☜ ☟ ☝ ¡Pero nunca había visto una auténtica, con todo su esplendor, en un manuscrito medieval! En Wikipedia lei que son una invención gráfica hispana, que precisamente apareció por primera vez en pergaminos de la época del que nos regala hoy el Padre Fortea.

    Bueeeno, vale, hice trampa: encontré el manuscrito por la Internet y unas hojas antes se ve un sello del rey Fernando I de Aragón. Y por lo visto es una copia de una carta que el famoso poeta romano Horacio envió a un senador (llamado Pisón) y su familia en el siglo I a.C. enseñándoles cómo escribir bien. En siglos posteriores este escrito tuvo muchísima influencia y se conocía como “Arte poética”. Va la transcripción del párrafo de este fragmento que nos muestra el Padre Fortea, para que le saquemos todo el jugo:

    Aut prodeſſe volunt, aut delectare Poëtae,
    Aut ſimul & jucunda, & idonea dicere vitae .
    Quicquid præcipies, eſto brevis, ut cito dicta
    Percipiant animi dociles, teneantque fideles.
    Omne ſupervacuum pleno de pectore manat.
    Ficta voluptatis cauſa, fint proxima veris:
    Nec quodcunque volet poſcat ſibi fabula credi:
    Neu pranſæ Lamiae vivum puerum extrahat alvo.
    Centuriæ ſeniorum agitant expertia frugis;
    Celfi prætereunt auſtera poëmata Rhamnes.
    Omne tulit punctum, qui miſcuit utile dulci,
    Lectorem delectando, pariterque monendo.

    Y su traducción (cortesía de Iriarte, el de las fábulas, en español “viejuno” ya):

    Los Poetas deséan
    O que sus obras instructivas sean,
    O divertidas, ó contengan cosas
    Al paso que agradables, provechosas,
    Si enseñar quieres, concisión observa;
    Que el humano concepto,
    Quando es breve el precepto,
    Percibe dócil, y puntual conserva,
    Y todo lo superfluo, y nó del caso
    Rebosa, quál licor que colma el vaso.
    Lo que con fin de recrear se invente,
    A la verdad se acerque en lo posible:
    La cómica ficción no represente
    Por antojo, ú capricho lo increible;
    Ni a la Bruxa que un niño tragó entero,
    Se le saquen del vientre carnicero.
    Senodores ancianos
    Vituperan las obras que no instruyuen,
    Y caballeros jóvenes Romanos
    De las mui serias y profundas huyen.
    Mas tódos con su voto contribuyen
    Al que enseñar y deleitar procura,
    Y une la utilidad con la dulzura.

    Thanks the post, Father Fortea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso4:50 p. m.

      Y la anotación entre líneas… ¿quizá sea una aclaración de que lo que pone debajo de “voluptatis causa” quiere decir “delectationis causa”? Vamos, que lo escrito bien pues «causa deleite» — como sus posts, Padre Fortea, que no se imagina la ayuda espiritual y humana que son.

      Eliminar
    2. Alfonso8:32 p. m.

      Y las letras de estos pergaminos… ¡qué belleza! Las ‘unciales’ (todo mayúsculas aún sin puntuación) típicas de los manuscritos cristianos de los siglos IV‒VIII… las ‘beneventanas’ como éstas (minúsculas y ya con puntuación) típicas de los siglos VIII a XIII, etc... ¡realmente todo un mundo!

      Eliminar
  12. Anónimo7:01 p. m.

    Padre Fortea, no sé a qué obispo defendía ud, pero si defendía al cardenal Rivera Carrera, me parece que no hay ninguna cadena de tv. que se atreva ahora a defenderlo, o que esté a su favor, miento, tal vez Radio María o cualquier otro canal por el estilo.

    Está de lo más quemado, y si ahora usted salió en su defensa, me parece que no necesitó que esparcieran mentiras en facebook para que la gente se formara una mala impresión de usted también.

    El cardenal Rivera Carrera fue uno de los responsables de encubrir a Marcial Maciel hasta el final y ha tenido también varias denuncias por encubrir a otros sacerdotes pederastas, entre otros muchos escándalos. Esto ha sido muy documentado, y no lo digo yo. Ha salido en los mejores periódicos de México: Reforma, Proceso, La Jornada, con Carmen Aristegui, etc. Incluso en CNN salió uno de los acusadores de Maciel acusando a Rivera Carrera de ser su encubridor . Por supuesto en los noticieros de Televisa, que desgraciadamente es lo único con lo que la mayoría de los mexicanos se alimenta, no le dieron mucha importancia al asunto.

    Ya me dio curiosidad por saber con seguridad a cuál obispo defendía usted padre.

    Ah! Otra cosa, no sé que signifique ser castrista porque según ud. no hay castristas fuera de Cuba, pero yo le veo muchas virtudes a Castro y creo que hizo también muchas cosas buenas en Cuba. ¿Eso me convierte en castrista?

    Para terminar quiero aclarar algo, cuando comento, lo hago como “anónimo”, pero nunca digo mentiras ni le levanto falsos a nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:59 p. m.

      Increíble su falta de sentido de la justicia: ¿todo el que crea en la inocencia, defienda, o no acuse a alguien que usted acusa es malo? En ese caso, si yo me tehgo que formar mala impresión de alguien por defender a quien usted acusa de encubridor, ¿qué impresión me debo llevar de usted que defiende nada menos que al dictador Castro acusado de los peores asesinatos y opresiones? Ah… y de paso difama a Radio María… increíble.

      Eliminar
    2. Anónimo10:46 p. m.

      No afirmo que Radio María lo defendiera, sólo la nombré porque sólo una agencia noticiosa religiosa lo pudiera defender.

      Eliminar
  13. Anónimo7:07 p. m.

    También soy católica y una gran admiradora del Papa Francisco. Siento que la Iglesia con él está en buenas manos y yo también.

    Que Dios lo mantenga de Papa muchos, muchos años más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo10:36 p. m.

      No afirmo que Radio María lo defendiera, sólo la nombré porque sólo una agencia noticiosa religiosa lo pudiera defender.

      Eliminar
  14. Anónimo10:09 p. m.

    Gracias por compartir sobre los pergaminos medievales, P. Fortea. Ojalá esos antiguos escritos tan sabios y bonitos estuviesen más accesibles a todos hoy (traducción a lenguaje moderno, edición bonita y asequible, fácil acceso online o en librerías y bibliotecas populares, etc.)

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:09 p. m.

    Pues claro: ni a usted, ni al papa Francisco, ni al P. Fortea, ni a nadie decente le gusta que haya ningún pederasta o encubridor dentro de la Iglesia. Me alegro que estemos todos de acuerdo.

    Ahora bien, ¿trabaja usted de Inquisidora General o por qué de 5 cardenales y 170 obispos (¡ciento setenta!) que hay en México dedica tanto esfuerzo a acusar y condenar, con nombre y apellidos, a dos de ellos (ni el 2% de los que hay) mientras que no dice NADA, ni siquiera menciona a ninguno de los otros CIENTO SETENTA Y TRES y la buena labor que hacen? ¿O es que ninguno lo considera digno de mención y alabanza? Llama la atención que a la única persona que alaba en sus comentarios es a Fidel Castro. (!!!) Yo no conozco bien a la Iglesia mexicana (he visto el número de obispos mirando estadísticas online), pero ya que parece que usted si, ¿podría dedicar algunos comentarios a otros obispos mexicanos cuya labor le parezca loable para que conozcamos sus nombres? Si usted se considera parte de la familia (la Iglesia mexicana), imagino que estará encantada en hacerlo. Y reconozco que sería bonito leerlo. ¡Mil thanks por adelantado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:49 p. m.

      El padre Solalinde no será obispo, es un sacerdote cualquiera, pero es ejemplo de valentía y de servicio. Se juega la vida con lo que hace, y si hay alguien ante quien me inclino es él.

      Eliminar
    2. Anónimo12:47 a. m.

      Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  16. Anónimo12:20 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo12:23 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo12:27 a. m.

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:50 a. m.

      Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    2. Anónimo1:06 a. m.

      Ah, y lo de pedirle que usted cuente sobre buenos ejemplos de obispos entre los 170 de su país, no es porque me parezcan bien o pocos los malos que pueda haber, sino porque, si es usted sincera (como quiero creer) en su intención de que la jerarquía de la Iglesia sea modélica en su país, ¿no es mejor (como enseñan los psicólogos) incidir más en dar crédito y divulgar las cosas hechas bien (“refuerzos positivos”), que no enfocarse exclusivamente en lo mal hecho (“refuerzos negativos”)? Si usted tiene un hijo, ¿se dedida a exclusivamente castigar y avergonzarlo públicamente a él (y todo el que ose defenderlo) o dedica más esfuerzo aún en redonocer y premiar lo que hace bien (que seguramente será mucho más que lo que haga mal)? Y lo digo, lo crea o no, con sosiego y cariño y ánimo de entre todos entendernos y crear un mundo mejor.

      Eliminar
    3. Anónimo9:40 a. m.

      Tiene usted razón: NO hay que pasar por alto los crímenes de pederastas. (Y que conste también que siempre he pensaso así.)

      Lo que pasa es que yo he aprendido con los años a no indignarme demasiado por los crímenes de los demás. Le parecerá que eso es “tener atole” en las venas (bonita expresión, que yo no conocía), y quizá tenga usted razón también en esto. Pero no se enfade tanto conmigo por mi atole. Le aseguro que estoy totalmente de acuerdo con que es completamente INTOLERABLE los crímenes de abuso a menores.

      Eliminar
    4. Anónimo9:41 a. m.

      Mire, le cuento un caso, que me cuesta contar, pero ahí va, por si ayuda a alguien, o quizá a usted con la “espinita” que cuenta (o quizá no, no lo sé): mi familia es de tradición “muy católica”… de muchas generaciones… con personas muy devotas… como mi padre (qepd) y mi madre, que siempre fueron “de misa diaria”… etc. Un día descubrí que mi hermano mayor era un delincuente (!!!)… y que mis padres más bien medio no sabían… o medio como que sí sabían o sospechaban algunas cosas… pero como que preferían no saber o adoptaban un actitud que a mi me parecía que es un “mirar hacia otro lado”… que era un no indignarse y denunciar suficientemente esos delitos. Y lo es. Pero por esto me enfadé con mi madre (mi padre ya murió) y hace ya unos años que ya no le hablo. Mi madre ahora, ya anciana, sólo se dedica a sufrir (me han contado que llora en su cuarto a solas… y al escribir esto estoy notando un nudo formándose en mi garganta). Ella sufre horrorizada por su hijo mayor y sus delitos (que “gracias” a mi ahora ve más claros aún)… y sufre ahora porque también perdió a su hijo pequeño (yo)… y a sus ochenta y tantos años se dedica a seguir yendo a misa diaria y rezar por nosotros sus hijos y hacer mortificaciones ella para que Dios se apiade de nosotros, de ella y de sus hijos, como diría ella. Eso es lo que sabe hacer. El carácter de mi madre no es fuerte (al contrario que el suyo ahora o el mío antes, más prontos a indignarnos y actuar). Yo me indigné mucho con mi madre por no ser vehemente como yo con los delitos de mi hermano… y le dirigí duras palabras y reproches, a ella y a cualquier familiar que no inmediatamente “tirase piedras” contra mi hermano. Nunca se me ocurrió ver (y menos reconocer) las muchas otras virtudes que ella y el resto del entorno familiar tienen, que yo no les llego ni a la planta del pie. Eso sí, muy indignado yo dejé claro que todo me parecía un encubrir, y poco menos que el proceder (o no suficiente proceder, más bien) de mi madre era igual que defender o cometer esos delitos. Y ciertamente los delitos son intolerables. ¡Eso no lo duda nadie, lo declaren tan abiertamente como usted y yo querríamos o no! Los delitos de mi hermano ya ahora se saben públicamente (en gran parte por labor mía) y algunos han sido juzgados y condenados por las autoridades y no sé si seguirá en la cárcel, pues no me comunico, pero algún tiempo pasó. Pero ahora pienso: ¿por qué fue mi corazón tan INQUISIDOR con todos? Ciertamente las víctimas están justamente más reconocidas y resarcidas… pero también me doy cuenta de que hagamos lo que hagamos, nunca se resarcirá suficientemente a las víctimas (¿cómo se pega un jarrón roto sin que se noten las costuras?). [Por esto creo que Dios Padre envió a su Hijo, para “pagar” o “resarcir” con Su inocente sangre nuestros delitos, pues nada que hiciésemos nosotros sería nunca suficiente… nunca suficiente para mi duro corazón inquisidor, para nuestra “dureza de cerviz”]. ¿Qué deberíamos hacer en mi familia, fusilar a mi hermano por sus delitos y de paso a mi madre también por no tener la fuerza de ser quien apriete el gatillo? Quizá le parezca fácil, como se suelen ver las cosas desde fuera, resolver mi caso, pero para mi, con la situación endurecida por el tiempo ya, no lo es. ¿Había que denunciar los delitos? ¡Claro que sí! Pero, ¿logre arreglar mi institución (mi familia) con mi severa indignación e incansable denuncia? Creo que no, que sólo logré romperla más aún. ¿Lograremos arreglar nuestra institución (la Iglesia) con nuestra severa indignación e incansable persecución? Ojala de mi experiencia vital con mi (pequeña) familia se puedan sacar lecciones para nuestro enfoque con nuestra (gran) familia la Iglesia.

      Eliminar
    5. Anónimo9:43 a. m.

      También me sucedió que viví unos años en un estado americano cuya diócesis se vio obligada a declarar la bancarrota por los casos jurídicos de abusos a menores, y vi cómo se cerraban iglesias y se subastaban sus bancos donde se sentaba la gente en misa los domingos y cuando ya no quedaba dinero los abogados descubrieron que había colegios católicos (en pueblos a cientos de millas de la sede episcopal y los abusos) y esos también se embargaron y obligaron a cerrar y vender hasta los pizarrones de las aulas, para pagar los millones en “settlements”, la mayoría de los cuales por cierto no fueron a las víctimas sino a los caros abogados eatadounidenses que por supuesto se aseguraban de cobrar ellos peimero. Ahora esos pueblos siguen sin escuelas, ni católicas ni de ningún tipo (tienen que usar autobuses esdolares a otras ciudades). Y al obispo lo machacaron que ni le cuento.

      ¿Es eso lo que queremos? Yo no sé la respuesta de todo, pero ahora, asustado por mis experiencias, dedico más tiempo a juzgarme a mi mismo e intentar ver la viga de mi ojo (que sigo sin verla) antes de indignarme demasiado por la mota del ojo ajeno. Me da miedo que por yo juzgar tanto sea yo luego juzgado igual. Y me acuerdo de cuando Jesús, clavado en la cruz, no se indignó, y dijo: “Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen”. (Creo que se me está formando el nudo en la garganta otra vez y me asoman lágrimas a mis ojos, así que paro ya de escribir).

      Perdónenme por escribir tan largo, usurpando el blog de este buen Padre Fortea, que tanto bien espiritual y humano nos hace (a mi al menos, que a menudo ando mundano, lejos de los sacramentos).

      Eliminar
    6. Anónimo8:26 p. m.

      No se juzgue tan duramente a sí mismo. Se ve que es una persona muy sensible y buena. ¿Sabe qué es lo que siento? Que después de haber obrado de la manera más justa, después de haberse puesto en la piel de las víctimas y reclamar justicia para ellas, luchar valientemente para que aquella situación enferma terminara, luchar por limpiar la pus y que no terminara infectándolo todo como una gangrena, usted se siente culpable, sí, ese es mi sentimiento, que usted se siente culpable y no hay derecho. Al contrario.

      Dice que no hay arreglo para lo roto, es cierto, pero con su actitud lo más seguro es que evitara que se rompieran aún más “jarrones”. No se rompió más su familia, sólo corto de tajo lo gangrenado.

      Me conmueve mucho ver el amor y la compasión que siente por su madre, pero ella también tiene que entender que usted no es el responsable de todo ese drama, y hubiera sido peor si eso siguiera oculto, como si nada hubiera pasado.

      También me da la impresión que su madre se aferra a su sufrimiento, tal vez para no enfrentar la responsabilidad real de haber sido incapaz de actuar con justicia. El amor a un hijo no justifica (ni ante Dios ni ante el mundo) el encubrimiento ni la ceguera ante el dolor causado a los demás. No sé, pero parece como si su madre le quisiera culpar de su sufrimiento y usted aceptara esa culpa. Alguna vez su madre le ha pedido alguna disculpa de corazón?, al fin y al cabo la raíz del problema fue su conducta de avestruz y de haber dejado pasar las cosas, hacer como si nada sucediera, no atajar el problema a tiempo.

      Poniéndome en su lugar creo que a mí me hubiera gustado y aliviado mucho que se me reconociera como una persona íntegra, justa y valiente. Usted habla de que hay que saber ver las cosas buenas, no solo lo malo, pero me parece que nadie en su familia ha reconocido ni agradecido suficiente su GRAN INTEGRIDAD, HONESTIDAD Y SENTIDO DE JUSTICIA.

      Es muy arriesgado hablar sin tener un conocimiento profundo de nada. Así que si me equivoco, discúlpeme.

      Eliminar
    7. Anónimo8:30 p. m.

      Ni lo piense dos veces, todo eso es poco. Es preferible todo esto a que siguieran las cosas como antes, con tanta podredumbre escondida y niños abusados y violados impunemente por las personas que se supone tenían que acercarlas a Dios.

      Ahora hay esperanza que las cosas puedan ser mejores.

      Eliminar
  19. Anónimo12:52 a. m.

    Me gustan mucho las imagenes (y a veces música o videos) que pone en sus posts, padre Fortea, pues aprendo mucho de temas distintos, como estos de los pergaminos medievales. Gracias por hacerlo!

    ResponderEliminar