sábado, diciembre 31, 2016

Mi opinión sobre el Premio Nóbel de Literatura




















Después de dar el Nóbel de Literatura a Dylan, están considerando el próximo año dar el Nóbel de Arquitectura a un cocinero.

Después de tantos años sin dar el Nóbel a escritores que sí que se lo merecen o merecían (Italo Calvino, Alberto Manguel, etc), la Academia ha optado por dárselo directamente a los que de ningún modo se lo merecen: así acaban más rápido.

And the Nobel of Literature this year goes to... ¡Putin! (Ovaciones)

And the Nobel of Literature this year goes to... ¡USA Colegio de Compromisarios! (Aplausos durante dos minutos)

And the Nobel goes to... ¡¡Torrente!! (Todos se ponen en pie aplaudiendo)

40 comentarios:

  1. Pasó lo mismo con el Nóbel de paz pero lo.paradójico es que no hay paz en mi país, con éste acierdo ignominioso se recrudece la violencia todo patrocinado por nuestro presidente Nóbel Juan Manuel Santos mejor conocido como «Juhampa» o « comandante Santiago».

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:40 a. m.

    Fue un revolucionario de la música del siglo xx. Despues de el las letras en las canciones de la música pop, rock etc. no fueron igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1:39 a. m.

      Jajaja. Como si las letras de las canciones en inglés (de una indigencia lamentable) marcaran un camino. No. Es falso de toda falsedas, lo que podría atribuir a Dylan es ser inteligente y con ciertas preocupaciones éticas. Ni hubo un antes y un después. Eso es falso

      Eliminar
  3. Anónimo3:47 a. m.

    http://www.bbc.com/mundo/noticias-37644233

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:05 a. m.

    La decisión es polémica y yo no estoy de acuerdo. Ahora bien, las letras de Dylan reflejan vívidamente experiencias o anhelos y han influido en millones de personas.

    A quien no pueden darle el Nobel de Literatura es al Padre Fortea, por mucho que se divierta imaginando premios absurdos.

    Sea cual sea su mérito teológico, espìritual, pastoral, esotérico... como ensayista, sus novelas se caen de las manos. Hagan la prueba de leer la historieta del gato episcopal en Google Drive y verán señalados multitud de errores ortográficos en el PDF. ¿En serio que la actividad a la que ha dedicado más tiempo en su vida es escribir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso7:18 a. m.

      Jajaja, qué burda, torpe e ignorante crítica literaria haces… y con obvio arrebato visceral de escondida contrariedad ideológica, que a saber (¿¡¿“esotérico” dices?!?).

      ¿La ortografía de un PDF es tu medida de calidad literaria? Eso era en la escuela primaria… secundaria a lo mucho… o si me apuras en la universidad de grado, como última instancia para corregir infantilismos persistentes (y nunca ya en niveles de posgrado o profesional donde la vida es por fin real y seria, al menos supuestamente).

      Recuerdo en la universidad un catedrático, reconocida eminencia internacional, famoso no precisamente por su humildad sino por el perfeccionismo de sus escritos, que nos daba los PDF de sus últimas obras como libro de texto, pidiéndonos que si observábamos algún error se lo hiciésemos notar. Y recuerdo sus frustrados exabruptos cada vez que le indicábamos un error tipográfico (ortográfico), que a lo largo del curso le indicamos muchos. Siempre repetía que ese tipo de errores eran una plaga que a pesar de sus puntillosos esfuerzos no lograba erradicar. Y nos comentaba además que su presencia en la edición publicada dependía, en relación de proporcionalidad directa, de los millones de dólares invertidos por la editorial en cuestión, según los cuales tendrían más o menos recursos humanos de “copy editors” («editores o correctores de estilo»).

      [Y lo comprobé así porque además por aquella época yo trabajé precisamente de “copy editor” de una revista californiana y ahora al leer cualquier escrito —los del Padre Fortea incluidos— me queda la costumbre de ir marcando “typos” («erratas») e indicando sugerencias de buenas prácticas de maquetación que sería bueno seguir. Que hecho me pregunto por qué muchos autores aún no tienen sitio claro al que pidan que sus lectores se los envíen, como hacía mi profesor, para mejorar su siguiente edición].

      ¿Y el mejor argumento pro Dylan como literato es que «refleja vívidamente experiencias o anhelos»? Será por aquellas “profundas letras” de canciones como la de “Rainy Day Woman”:

      ♬ Everybody must get stoned.♬
      (♬ Todo el mundo debería ‘colocarse’ ♬)

      [‘colocarse’ = drogarse]

      En cualquier caso el criterio ortográfico o el “populista” te llevaría a darle el premio Nóbel en vez de a Juan Ramón Jiménez (que escribía siempre con «j» en vez de «g» antes de «e, i»), pues a J. K. Rowling (la del súperventas “Harry Potter”, cuyos li ciertamente “reflejan vívidamemte experiencias o anhelos y han influido en millones de personas”)… o eso, a Robert Zimmerman (Bob Dylan).

      Eliminar
    2. Alfonso7:33 a. m.

      Mira, dos “typos” más:

      *Que hecho me pregunto →
      Que de hecho me pregunto

      *cuyos li ciertamente →
      cuyos libros ciertamente

      Y habrá más, seguro.

      Eliminar
    3. Anónimo10:07 a. m.

      Coíncido con Alfonso en la ideología contraria escondida y lo visceral de la crítica.
      Toda la biblia es literatura con diversos generos literarios, el libro de Jonás es un cuentito.
      Si hay una novela como medio legitimo para un fin bueno, se agradece sobre todo si lleva a Dios.
      Particularmente no me preocupa la ortografía sino la esencia del mensaje, ya escogería Dios mismo a Moisés que era tartamudo, imaginen a Faraón escuchandolo:
      Fa Fa Fa Fa Fara Fara Faraón...
      Ve ve ve vengo a de de de dedecirte
      de parte de de de de Dios...
      que que quuuu que vivivvivivas
      lo lo lo lo los ma ma ma mandami mi mi mientos...
      di didi di diez...
      y así enumerando cada uno.
      Y es que la verdad es la verdad porque la sostiene Dios y esta se hace respetar por sí misma.
      Te pueden decir con perfección una verdad y amabilidad también,
      te pueden decir con imperfección y gritos una verdad.
      Más la verdad vale por su esencia.
      Igual te pueden mentir con amabilidad y dicción.
      te pueden mentir con violencia y gritos.
      Pero es como la parábola de Juan el Bautista:
      Les tocamos canciones tristes y no han llorado.
      Cantamos canciones alegres y no han bailado y alegrado.
      La sabiduría de los hijos sabe discernir la verdad del mensaje.
      A uno llaman endemoniado a otro llaman borracho.
      Aquí a fortea (sientase alagado):esotérico.


      Eliminar
    4. Anónimo3:11 p. m.

      Las novelas de Fortea se caen de las manos porque no sabe escribir (presentación de personajes, trama, concepción global del relato; no tiene imaginación, sólo ocurrencias), además de no cuidar la redacción.

      El ejemplo del gato episcopal lo he puesto porque en el propio PDF que suministra, en la segunda página ya se marcan en rojo errores ortográficos. ¡Los tiene marcados y sube el fichero!

      En lo literario, mirad cómo comienza "El curioso caso de la muerte del gato del obispo":

      "El comisario Gutiérrez de la Policía Nacional llega a paso ligero, jadeando, a la puerta principal del obispado de Alcalá de Henares. Un comisario de sesenta años, gordo, con un horrible mostacho muy negro, vestido con su gabardina de siempre. Según él, le daba un aspecto a lo Humphrey Bogart. Según los observadores imparciales, esa prenda le sentaba muy mal."

      El primer párrafo de una novela suele cuidarse mucho estilísticamente y puede señalar un máximo del nivel lingüístico del escritor. Aquí Fortea muestra una redacción de colegial, sin ninguna pretensión estética ni de eficacia narrativa. Cabría decir que, así como el novelesco inspector cree que una gabardina le prestará una peliculera seriedad investigadora, el "novelista" se ilusiona pensando que sus miles de páginas producidas constituyen un corpus substancial. En cierto modo, el ridículo Gutiérrez es trasunto de Fortea: torpe, con ínfulas, desfondado, sin tiempo ni ganas para consultar el diccionario.

      "A paso ligero", según el DRAE, significa:

      "1. m. Mil. paso de la marcha con velocidad de 180 por minuto y longitud de 83 cm".

      Es evidente que el novelista quiso decir otra cosa. ¿Será esto?
      "a buen paso
      1. loc. adv. Aceleradamente, deprisa".

      Podríamos destripar el parrafito demostrando la impericia del escritor hasta la extenuación, pero su escasa estatura desaconseja tal ejercicio. Mas seamos justos y señalemos un mérito del breve fragmento: queda clarísimo que Guitiérrez es comisario.

      Disfrutad con su arte, queridos fan de Fortea, y quedaos tranquilos: no soy un progre ni un carca recalcitrante que cuestione la fe católica.

      Eliminar
    5. Anónimo3:21 p. m.

      Y que conste que no estoy de acuerdo con que concedieran el Nobel a Dylan. Quizás no lo dejé demasiado claro en mi primer mensaje de 4:05 a. m.

      Eliminar
    6. Alfonso6:53 p. m.

      Sí, eso mismo decían del Camarón (de la Isla): que no sabía cantar. Claro que cómo le ibas a explicar el ‘duende’ a quien nunca lo ha sentido. ¿A base de solfeo y armonía? El Padre Fortea es el único escritor que, al menos a mi (y sospecho que no soy el único), ha logrado hacerme comprender un poco algo tan abstruso para el pensamiento actual como la teología (¡y cuánto se lo agradezco!)… y hacerme ver (y sentir) la armonía (sí, el ‘duende’) de la creación que Dios nos ha regalado —ni siquiera la poesía de los mejores poetas había logrado transmitirme una visión tan coherente y… bonita— y precisamente lo logró por su increíble capacidad de ANOVELAR (teología narrativa), con expresiones que entendemos (y sentimos) directamente en el alma los más sencillos. Yo también pasé años sin entender cómo le podía gustar a nadie los “gritos analfabetos esos” del ‘cante jondo’… hasta que un día lo sentí, y sobraron las partituras… y vi el genio de transgredir los diccionarios y la fonética “normativa”. Quizá sean cosas que Dios sólo reserva, de regalo, a los sencillos — como una vez en medio de un ‘quejío’ de bulería en que hasta el Tomatito paró la guitarra y los presentes casi nos tuvimos que echar a llorar de lo intenso del feeling en ese instante (los que les guste el flamenco de verdad me entenderán)… y los gitanos presente recuerdo que le gritaron: «¡déjalo ya, Camarón, que lo aprenden los payos!» Ahora que se murió, claro, todos estudian cante intentando imitar al Camarón. Pero no es posible explicártelo y que lo entiendas, de verdad que no lo es. No digo que Andrés Segovia no fuese increible a la guitarra, sino que digo que nunca interpretó el Concierto de Aranjuez de Rodrigo como lo hizo Paco de Lucía. Y créeme, la teología (eclesiología organizativa incluida), como género literario, es más sublime aún que el flamenco como género musical.

      Eliminar
    7. Creo que cada autor tiene su estilo propio, no me parece justo juzgar la calidad como escritor del padre Fortea únicamente por no apreciar sus novelas, de otra forma, igual podríamos juzgarte como lector. En lo personal, considero que el padre Fortea tiene un don para explicar ideas abstractas complicadas de manera simple, accesible para todo lector que desee profundizar en los abismos teológicos. No hay mejor lenguaje que el que es simple, claro, conciso y preciso. Enarbolar un texto innecesariamente sólo limita al público objetivo. Esto es como la pintura, le gusta al que lo entiende. Obviamente no es el mismo estilo de redacción el que podría tener un académico de la curia o una estrella del Rock. A mi parecer, el estilo del padre Fortea es más conciso, acostumbrado a delimitar claramente amplios conceptos abstractos, cosa que no es muy común en las novelas populares de hoy que son muy fluidas pero igualmente superficiales. Eso puede dar la sensación de que algo no anda muy fluido en sus novelas, pero no le quita crédito y calidad como autor. Ojalá siga produciendo novelas Aprovechando al máximo esa capacidad. Nada como Relato del mundo Angelico como ejemplo de lo bien que nuestro padre puede llegar a combinar su capacidad narrativa con su capacidad explicativa, simplemente, fantástico.

      Eliminar
    8. Anónimo8:51 p. m.

      Deseo manifestarte, Alfonso, mi enhorabuena por la rendida admiración que profesas al novelista Fortea (si el oxímoron es tolerable, que diría Borges), a la par que me congratulo de que hayas decidido precindir de retornos de carro y saltos de línea en su comentario de 6:53 p. m.

      Esta venturosa circunstancia presta más vigor a tu prosa, decididamente cosmopolita (con préstamos del inglés -feeling- y portugués -anovelar-) y ahora compacta e inatacable.

      Celebro también que hayas descubierto empíricamente que la grandeza de Camarón es inmarcesible; soporta hasta que lo comparen con el novelista Fortea (esa y aun mayores injurias) sin menoscabo de su gloria.

      No tomes en serio todo lo que te digo, por favor. Feliz año nuevo.

      Eliminar
    9. Anónimo9:08 p. m.

      shuriman:

      Júzgame como lector, expláyate, no te cortes.

      Dice Fortea en el comienzo del 'La historia del mundo angéelico':
      "Imaginaos a Dios como una inmensa esfera de luz blanquísima. De nuevo os
      recuerdo que debo recurrir a términos limitados, a comparaciones, para expresar lo
      que es incomparable. Dios no es una esfera, Dios no tiene forma geométrica alguna.
      Pero os pido que os imaginéis mi historia de un modo visual. Imaginaos al Gran Dios
      como una esfera de luz de proporciones infinitas."

      Compara con cómo Borges se refiere a las dimensiones infinitas de 'La Biblioteca de Babel':
      “La biblioteca es una esfera cuyo centro cabal es cualquier hexágono, cuya circunferencia es inaccesible” [Hexágono = 'sala' o unidad básica de la Bibliteca].

      Sí, cuestión de estilo. Va a ser eso.

      Feliz año nuevo.

      Eliminar
    10. Comparar al P. Fortea con Borges es como comparar a una modelo de Victoria Secret (Borges) con la madre Teresa de Calcuta (P. Fortea). ¿Con cuál prefieres pasar una tarde? Pues depende de tus gustos, imagino.

      (El libro del Relato del Mundo Angélico es insuperable… bueno, a nomser que te empeñes en hacerle la cirugía estética a la madre Teresa para poder disfrutar de su compañía).

      ¡Feliz año nuevo, sí! :o)

      Eliminar
    11. Por cierto, ¡no sabía lo de que «anovelar» es portugués! El inglés me sale más natural que el castellano, y mi único otro idioma es el chino (中文), pero del portugués desgraciadamente no sé casi nada. Había visto en el diccionario de la R.A.E. que el adjetivo «anovelado» sí existe en castellano y asumí (erróneamente, según comentas) que el verbo también existiría. Fascinante. Me gusta mucho la lingüística y aprender etimologías, aunque soy “de ciencias”. Thanks! :o)

      [Por cierto, a ti que te gusta tanto el detalle de estilo, te comento que en tipografía y maquetación los ‘dashes’ que usas (no sé cómo se dice en castellano) queda mejor o más profesional que no uses el ‘hyphen/minus’ (-…-) como haces, sino el ‘em dash’ (—…—) o el ‘en dash’ (–…–).]

      Eliminar
    12. No me atrevería a juzgarte como lector anónimo, aunque para lograrlo, primero sería necesario saber quien eres. Resulta difícil opinar sobre alguien convenientemente desconocido. En algo te doy la razón, Similitud en algún aspecto con otros autores, creo que le sobran al padre fortea. Tiene la mala maña de usar consonantes seguidas de bocales y todos sus textos, aunque él piensa que nos engaña, giran en torno a una idea (la máxima idea) que no es de su autoria. A de ser por eso que nunca le darán un Nobel. Pero no importa, con nobel o sin nobel, personalmente disfruto leyéndolo.

      Eliminar
    13. Anónimo2:58 a. m.

      Alfonso:

      Gracias tu comentario. El verbo castellano correspondiente al portugués es novelar (ver DRAE). Muy apropiada la sugerencia para "tipografía y maquetación", ciertamente. Los nombres en español de los signos son guión (corto) y raya (larga) (enlaces al Panhispánico de dudas.

      En el exiguo espacio para comentarios de Blogger, y con sus limtados medios de edición, creo que el guión que produce directamente el teclado es suficiente.

      Eliminar
    14. Anónimo3:19 a. m.

      shurinam:

      Respeto tu decisión de no juzgarme, por ser "convenientemente desconocido", o de hacerlo libremente con base en los comentarios de este hilo.

      Yo tampoco te juzgaré. Conjeturo que mi opinión no te impedirá disfrutar los escritos de Fortea; tu singular claridad expositiva me permite aventurar tal vaticinio. Tras nuestro agradable intercambio, quedo en la misma tranquila paz que te deseo.

      Eliminar
    15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    17. Anónimo y Alfonso, quiero desearles un feliz año nuevo. Tal vez no estemos de acuerdo en cómo valoramos los escritos del padre Fortea, pero lo cierto es que no creo que él reflexione mucho acerca de nuestros comentarios. Eso me parece gracioso. Él seguirá escribiendo tan bien o tan mal y nuestro acuerdo o desacuerdo en ello no lo hará buen o mal escritor. Así que les deseo un buen próximo año, que no suban mucho de peso y que disfruten a sus seres queridos. Nos vemos y sigamos comentando (constructivamente) sobre el objeto de nuestro interés, que nos guste o no, nos ha motivado a charlar un rato, y eso ya le da algo de crédito. ¡Nos vemos!

      Eliminar
    18. Anónimo4:48 a. m.

      Coincido en que el padre Fortea no dedicará mucha atención a nuestros comentarios.

      Ha sido divertido. ¡Muchas gracias y feliz año nuevo a todos!

      Eliminar
  5. Anónimo8:00 a. m.

    Voy al punto. ¿ en dónde estaría el rock sin Bob Dylan?, se preguntó alguien una vez y él mismo se respondió: " perdido en ninguna parte”. Acostumbrados como estamos a afirmar que quienes revolucionaron a la música popular durante los años sesentas fueron los grupos ingleses, perdemos de vista la perspectiva histórica y nos olvidamos de quien realmente causó esa revolución: Robert Zimmerman (Bob Dylan) quien no se limitó a la música pop y al rock, sino que llegó hasta las más altas esferas del arte y la cultura, las cuales, a partir de la aparición en escena del nacido en Duluth Minessota, ya no fueron las mismas. Dylan cambió en aparencia algo tan sencillo como la forma de escribir canciones, pero ese simple hecho fue el inicio de una avalancha que fue creciendo de manera incontenible, hasta trastocar la vida y el modo de ver el mundo de varias generaciones. La literatura, las artes plásticas, el cine, el teatro fueron de una forma afectados por él. Claro emisario emisario de la contracultura nacida a finales de los cincuentas y desarrollada a lo largo de los sesentas, el ARTISTA fue mucho más alla y se convirtió, seguramente muy a su pesar, en ejemplo, guía, gurú, líder de opinión, sumo sacerdote de una enorme cantidad de personas en el mundo. Contradictorio, a veces huraño, a veces gentil,a veces rudo, a veces lleno de ternura, Dylan sigue vigente y su obra no solo es material de historiadores o de nostalgicos, sino aguafresca para las actuales generaciones que en sus LETRAS inimitables y en su singular música pueden encontrar una fuente inagotable de inspiraciòn. Dylan es uno de los grandes genios de la época y su huella trascenderá seguramente más allá de esta centuria y las que sigan. Mientras exista el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:56 a. m.

      los grupos ingleses se dieron cuenta parcial y progrsivamente que los usaron, al igual que todos los demás grupos y dylan no es excepción.
      Lo que si es verdad como apunte en un comentario de las hamburguers, mientras mas decadente es una sociedad, el arte deja de ser expresión de verdad y por tanto de belleza y por tanto de ser arte, para expresar los vicios de la misma cultura y a esto se le llamará "arte" pero por otras intenciones, una de ellas es el animarse unos a otros que todo esta bien por esa ruta degenerativa. No es de extrañarse que hasta nuestros días en el arte por ejemplo de Miguel Angel en una cultura decadente, no se entienda la razón de cierta ironía en el hecho de que el David no este circunsisado.

      Eliminar
    2. Anónimo10:35 a. m.

      Miguel Angel no era judío. Pero no es el tema. Gracias

      Eliminar
    3. Alfonso3:21 p. m.

      Qué razón tienes al decir «se le llamará "arte" pero por otras intenciones, una de ellas es el ANIMARSE UNOS A OTROS QUE TODO ESTA BIEN POR ESA RUTA DEGENERATIVA». Me recuerda a un comentario sobre el premio Nóbel a Bob Dylan que leí en el Wall Street Journal (13-oct-2016) escrito por un tal Irvine Welsh — del que luego se hicieron eco otros muchos medios por lo conciso y acertado de su apreciación:

      “I’m a Dylan fan, but this is an ill conceived nostalgia award wrenched from the rancid prostates of senile, gibbering hippies.”

      Y que podríamos traducir como:

      «Yo soy fan de Dylan, pero éste es un premio de nostalgia poco meditado arrancado de las próstatas rancias de hippies seniles y farfullantes.»

      Y además, ¿no tienen ya suficientes premios musicales como para usurpar además los literarios? Si le hubiesen dado el premio Nóbel de literatura a Justin Beaver, tendría aún más partidarios incondicionales la cosa, como la “Believer” adolescente que salió en la tele diciendo que aguardaba cola durante días para conseguir una entrada porque las LETRAS de las canciones la habían ayudado increiblemente en su vida, y que sólo por tocar la punta del dedo del cantante daría todo lo que tiene, incluida su familia (!!). Claro que si esperamos 40 años a que los ahora ‘Believers’ sean miembros de la ‘Svenska Akademien’ seguramente votarán otorgarle el Nóbel DE LITERATURA (y por las LETRAS de sus canciomes también) a Justin Beaver, que por entonces ya será septuagenario también.

      Eliminar
  6. Anónimo10:19 a. m.

    Si uno quiere empezar a escuchar o leer (a Dylan), debería iniciarse con 'Blonde on Blonde', el disco de 1966 que tiene varios clásicos y es un ejemplo extraordinario de su brillante modelo de rima, de su armado de estribillos y de su pensamiento pictórico",

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:28 a. m.

      la primera vez que escuché un disco de Dylan, pensé que me lo habían vendido equivocadamente. Parecía el berreo de un carnero.

      Eliminar
  7. Lo siento, padre, pero Dylan lo merece más que nadie. No sólo ha construido una obra poética de primer nivel (al margen de sus valores musicales), sino que ha acercado la literatura a millones de personas, manteniendo siempre incólume su integridad artística.
    Otros merecen también el premio, claro, pero nadie más que él.

    ResponderEliminar
  8. Ja, ja me parto !!
    !! Feliz año padre Fortea y a todos los que participamos aquí !!

    ResponderEliminar
  9. Más divertido que su post padre Fortea es ver personas que defienden el «legado literario» de Dylan jajajajaja! Felíz año padre Fortea!!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo3:28 p. m.

    Felíz fín de año 2016, Padre, le deseo muchas bendiciones y mucha salud para que Dios siga iluminándo sus pasos, sus manos y su entendimiento, para que siga redactando libros con la luz del Espíritu Santo. Yo en particular le agradezco mucho sus homilías, sus prédicas, sus libros... me han enseñado mucho.
    Alba, ama de casa en Alemania
    Y Felíz Años a todos aquí del Blog!

    ResponderEliminar
  11. Feliz Año Nuevo a todos!
    Y muchos ánimos para I.P., M.M. y F.C.
    Sean felices!


    ResponderEliminar
  12. Aunque con un poco de retraso no quiero quedarme sin participar en la pregunta de Fortea de una de las entradas anteriores: ¿las hamburguesas están hechas con vísceras?

    A ver, pensemos: ¿Cuánto cuesta de media un kilo de carne de vacuno? Aproximadamente dependiendo de la pieza y de la carnicería puede costar unos 12-13 € / Kg. Y ¿cuánto cuesta el Kg de hamburguesas o salchichas de media?: Unos 4-5 € / Kg.

    El problema de las salchichas y de las hamburguesas no son las vísceras; las vísceras no son malas. El problema son las grasas añadidas que les ponen por ser alimentos procesados. Si alguno estáis pensando que este problema se soluciona consumiendo hamburguesas o salchichas de pavo o de pollo os equivocáis, éstas igual que las de carne de vacuno, son alimentos procesados y llevan la misma cantidad de grasa. Son alimentos basura, pero no por la calidad de las proteínas sino por la cantidad de grasas malas. Recuerdo una compañera de trabajo que muchas noches se llevaba de cena salchichas de pavo y hamburguesas, le dije que subiría sus niveles de triglicéridos sino cambiaba rápidamente su menú intrahospitalario. Contestó que las salchichas eran de pavo y no tenían grasa, en dos meses tenía los triglicéridos y el colesterol por las nubes. Entonces pensemos lo que queremos hacer con nuestras arterias. Nunca o casi nunca consumamos alimentos procesados como salchichas o hamburguesas. Si la carne de vacuno no nos gusta o nos parece demasiado cara, podemos optar por la carne de pollo con proteínas igualmente de alto valor biológico y sin grasas añadidas. Pero ante todo, libertad, como decía Serrat, cada quien es cada cual.


    ResponderEliminar
  13. Anónimo11:06 p. m.

    Hola

    Para que el nuevo año haya más exorcistas preparado

    Os quiero mucho a todos

    Montse

    ResponderEliminar
  14. Anónimo y Alfonso, quiero desearles un feliz año nuevo. Tal vez no estemos de acuerdo en cómo valoramos los escritos del padre Fortea, pero lo cierto es que no creo que él reflexione mucho acerca de nuestros comentarios. Eso me parece gracioso. Él seguirá escribiendo tan bien o tan mal y nuestro acuerdo o desacuerdo en ello no lo hará buen o mal escritor. Así que les deseo un buen próximo año, que no suban mucho de peso y que disfruten a sus seres queridos. Nos vemos y sigamos comentando (constructivamente) sobre el objeto de nuestro interés, que nos guste o no, nos ha motivado a charlar un rato, y eso ya le da algo de crédito. ¡Nos vemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:47 a. m.

      Coincido en que el padre Fortea no dedicará mucha atención a nuestros comentarios.

      Ha sido divertido. ¡Muchas gracias y feliz año nuevo a todos!

      Eliminar
  15. Estoy de acuerdo en que Bob Dylan no merecía el premio Nóbel de Literatura porque, para empezar, ni siquiera es escritor (ha escrito dos libros, que yo sepa). Y pienso también que sus letras de canciones no son gran cosa.
    Dicho eso, pregunto: ¿Es tan importante el premio Nóbel? ¿Tiene algo que no tengan otros premios? Una persona que lo reciba, ¿Quiere decirse que sea excepcionalmente destacada en una actividad, solo por haberlo recibido? ¿Qué privilegio divino, o casi divino, tienen los hombres y mujeres que dan el Nóbel, para que su premio sean tan altamente considerado?

    ResponderEliminar