domingo, diciembre 11, 2016

Pensando y repensando el Apocalipsis


No me había dado cuenta de que en la pintura del post de ayer, había en pleno centro una cruz con la estatua de un sacerdote católico. Qué precioso símbolo.

Os confieso que cuanto más reflexiono sobre el Apocalipsis más me tengo que hacer violencia para describirlo como algo cercano en una novela, en unos veinte años.

Es un conflicto entre la mente que me dice que el Apocalipsis es posible en cualquier época si se dan los signos (al fin y al cabo, escribo una novela) y mi mentalidad. No me preguntéis por qué, pero debo ser la persona más antiapocalíptica del mundo. Si ponerlo en el siglo XXII, en mi primera novela, ya me costó mucho; me parecía demasiado cerca. Ahora escribir, incluso como ficción, un apocalipsis más cercano me resulta un esfuerzo sobrehumano.

De una cosa estoy totalmente seguro, ahora mismo no hay ningún signo del Apocalipsis. Ni uno solo. Llevo días leyendo y leyendo ese libro final de la Biblia, meditando, reflexionando sobre él todo el tiempo, y eso está claro: ahora no hay ningún signo.

Mi única esperanza para mi novela es que Hitler sólo necesitó cinco años para transformar toda la sociedad. Llega a la cancillería el 2 de agosto de 1934 y la guerra mundial empieza el 1 de septiembre de 1939. Eso sí que me resulta increíble. ¡Cinco años! Sólo cinco años. Una sociedad se volvió irreconocible en tan poco tiempo. Si contamos la etapa previa a la llegada en la cancillería, tampoco el plazo se alarga mucho. Pues en 1928, sólo tenían 2,6% de los asientos del Reichstag.

De todas maneras, a pesar de mi mentalidad y sentimientos, reconozco que estamos al borde de una persecución generalizada. Una vez que empiece un país a enviar obispos ante los jueces, uno tras otro seguirán. Por otro lado, la apostasía será una realidad en Europa en pocos años. Todavía quedan muchos cristianos vivos, restos de una sociedad que fue enteramente cristiana. Pero son ancianos y, en pocos años, desaparecerán.


Sí, sin duda, estamos al borde de algo muy grande, apurando los últimos años.

19 comentarios:

  1. Perdón por la insistencia padre, pero creo que esto le puede servir mucho para el libro: lo que dice este historiador sobre el mundo moderno y la reingenieria social actual: https://www.eukmamie.org/es/las-2-ciudades

    ResponderEliminar
  2. Padre disculpe mi ignorancia si no entiendo mucho . su libro entonces se tratara del fin del mundo. Pero usted dice que va a haber una purificación? ¿Si verdad?

    ResponderEliminar
  3. Alfonso8:59 a. m.

    Ahora que hace tres o cuatro día el Padre Fortea nos deleitaba con manuscritos medievales, ¿han visto lo que publica hoy en portada la web del periódico catalán ‘La Vanguardia’?

    http://reportajes.lavanguardia.com/prodigioso-rescate-libro-milenario-abad-oliba/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. EXTRAORDINARIO!
      Lo he leido. Hay tanta pasión en quien escribe el articulo, y en el trabajo y esfuerzo del colectivo que ha trabajado en la recuperación del manuscrito, que a uno le entran ganas de profundizar un poco más en este mundo.
      Seguro que al padre le interesará.

      Eliminar
  4. Dios nos pille confesados.

    ResponderEliminar
  5. Y si viene el Apocalipsis que ? Algún día tiene que llegar. Que venga y nos pille preparados, eso es lo importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo estar más de acuerdo. Y aunque nos abrumen las preocupaciones sobre cómo será, más debería esperanzarnos que será la Gracia y no nosotros quien nos sostenga.

      Eliminar
  6. yo he encontrado esto:

    http://www.editoriallapaz.org/daniel_cuatro_bestias.htm

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1:01 p. m.

    En Venezuela se vive el Apocalipsis, ya hasta el régimen se ha burlado del Vaticano. Díganos como creyentes qué hacer ante tanta impunidad. Las iglesias están llenas de gente pidiendo liberación, y los del régimen siguen celebrando que nadie ha podido contra ellos.Ya hay falta de respeto al Papa, la gente está desesperada.

    ResponderEliminar
  8. Padre Fortea disculpe que discrepe con usted.Yo si veo el Apocalipsis en nuestros dias:
    -Pobres pidiendo limosnas dentro de las Iglesias.
    -Tristezas en las calles.
    -Materialismo enfermizo(ordenadores,internet,tablets,moviles).No hay ya comunicación verval a penas con los humanos.
    -Gentes de muchos paises huyendo de las guerras y de las sequias.
    -Terremotos con consecuencias desbastadoras.
    -Volcanes que permanecian dormidos ahora despiertan .
    -Los Polos derritiendose a pasos acelerados con subidas del nivel de las aguas y grandes inundaciones.
    -La destrucción de la capa de ozono y la producción de canceres debido a la entrada de radiaciones del Sol.
    -La apostasia en todo Europa .
    -La corrupción politica y la pobreza en el mundo con subidas de impuestos y poco trabajo.
    -La diferencia entre ricos y pobres.Donde cada vez los ricos son màs ricos y los pobres màs pobres.
    -Incendios forestales provocados y la escasez de agua en muchos paises del Sur.Con lo que conllevara un aumento de gentes que se muevan a otros paises para poder subsistir.
    -El alejamiento de Dios conlleva estas consecuencias Padre Fortea y si esto no es una premonición de lo que se nos avecina creo yo que podriamos estar hablando de algo muy gordo que ae llama los inicios del Apocalipsis.


    Saludos.


    ResponderEliminar
  9. José Maria Lars2:02 p. m.

    No olvide usted, padre Fortea, que el nazismo se forjó -entre otras factores, y no el menor- a raiz de los tratados de paz tras la primera guerra 1914-18. Nada peor que humillar al vencido militarmente. Se vence a un Ejército y a un Estado, pero cuando hay humillación se humilla a todo un pueblo, a la gente. Y el pueblo alemán no era cualquier cosa, la jerarquia nazi lo vió muy claro y alzó la bandera de la venganza trabajando sobre terreno abonado.
    A los vencedores les faltó la inteligencia política que si tuvieron los aliados tras la segunda guerra mundial. Y el Plan Marshall.

    ResponderEliminar
  10. José Maria Lars2:16 p. m.

    https://elefectopigmalion.wordpress.com/la-segunda-guerra-mundial/

    ResponderEliminar
  11. Creo que se dijo en Ruanda, después de una aparición de la Virgen, que en 1981 comenzarían los signos del Apocalipsis. En fin, a saber...

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:46 p. m.

    Padre Fortea:
    No sé de qué podrían quejarse los eclesiásticos. En España hubo un régimen que fue el que más cuidó, mimó y privilegió a la Iglesia Católica en el siglo XX, salvándola (entre otras cosas) de un terrible genocidio. Sin embargo, el Vaticano y la Iglesia se lo pagaron traicionándole vilmente. Incluso amenazando al jefe de Estado con la excomunión. Pues hala, a disfrutar las consecuencias de la traición cometida… Parece que en este caso a Roma no le pagan por traidora.

    ResponderEliminar
  13. No, un apocalípsis forteniando no puede ser tan vulgar como los signos actuales, aparentemente apocalípticos, pero demasiado aburridos para el padre Fortea. La indiferencia hacia la Iglesia, que es realmente lo que se prodiga en occidente, no es suficiente, tiene que haber una persecución, con violencia, caos, éxodo y holocausto. Tampoco puede haber una especie de autosuicidio clerical, donde queda clara la traición dentro de la propia Iglesia, eso no es noble, toda la Iglesia es santa aunque esté llena del pecado más abominable.

    ResponderEliminar
  14. "... se llenarán de admiración cuando vean que la bestia, que era y ahora no es, reaparecerá." Apocalipsis 17:8

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7:13 p. m.

    Nunca hemos podido hacer nada,siempre ha sido Dios por medio de sus Santos quien ha actuado.
    Nos habla de la intervención directa de Dios, como si todos estuviésemos deseando ver el show.

    ResponderEliminar
  16. La curiosidad nos lleva a indagar cómo será todo lo relacionado con el Apocalipsis, pero sólo nos debería de interesar un par de cosas. La violencia con la que se llevará acabo el Apocalipsis sospecho que tendrá unas dimensiones nunca vistas en anteriores persecuciones. Si nos detenemos en la pasión de Nuestro Señor Jesucristo, si la contemplamos despacio y con calma veremos una violencia brutal de las fuerzas infernales, y si las fuerzas infernales desarrollaron una brutalidad tal con el tronco verde, ¿qué no harán con el seco? Si además se le da todo el poder a Satanás, aunque por breve periodo de tiempo, qué no hará, o mejor dicho, qué dejará de hacer Satanás con este tronco seco que somos nosotros o nuestros posteriores contemporáneos? Y ante esto, qué haríamos si estuviésemos viviendo el Apocalipsis, porque aunque no lleguemos a vivirlo, como en los terremotos habrá pequeñas réplicas; de hecho ya hay y ha habido pequeñas réplicas en el mundo, y ¿cómo hemos reaccionado ante esas réplicas en las que algunos se creían estar viviendo el Apocalipsis? Esto si me preocupa, y no si la persecución será dentro de un siglo o dos, o dentro de cincuenta años.

    ResponderEliminar
  17. Que gran tema. Ho! y con mas en este tiempo de adviento. El libro del Apocalipsis de San Juan al ser palabra de Dios posee la cualidad de cumplirse en el hoy no importa en que tiempo limitado de cada generacion y para el creyente es mas consolador mientras mas es perseguido.La Iglesia tiene certeza se que su mision es verdadera cuanto es mas perseguida. El demonio que trabaja en la persecucion no descansa y fatiga; adormece y engaña a generacion tras generacion y como bien nos ilumina el Padre Fortea, tiene en tal estado de pecado estructural al mundo de hoy que a medida que las generaciones van pasando el mensaje y el amor a Jesucristo y principalmente a un Jesucristo crucificado se pierde mas y mas parece no detenerse el mundo en su voragine hacia abajo es este considero un signo de peso para visualizar una intervencion de Dios Padre directa en evitar la perdida de la imagen de su Hijo unigenico en su creacion. Animo recordemos una gran Señal aparecio en el cielo.. una mujer vestida del sol con la luna bajo sus pies y una corona de doce estrellas esta en cinta y grita con los tormentos de dar a luz..Que nuestra señora la siempre Virgen de Guadalupe emperatriz de america nos bendiga a todos.

    ResponderEliminar