jueves, diciembre 08, 2016

Trabajando en mi novela sobre el Apocalipsis


Antes de ayer releí en diagonal mi Cyclus Apocalypticus, mi primera novela. Me reconcilié con ella. Ahora, mi Cyclus redivivo debe ser una obra a la altura del buen concepto que todo escritor se forja de sí mismo cuando pasa de los cuarenta (años). Claro que acercándose uno a los cincuenta, comienza a volverse descuidado. A los escritores nos sucede como a los criminales, la repetición de nuestros delitos nos va volviendo descuidados.

En estos días he leído, releído, estudiado y meditado el Apocalipsis. O mejor dicho, la gran confrontación entre los dos carneros, el de oriente y occidente. Qué curioso, cuando uno tiene menos de treinta años (como era mi caso), todo lo ve más claro. Ahora, un cuarto de siglo después, el texto me aparece con sus oscuridades más precisas, más delimitadas, más patentes. Y uno tiene más clara conciencia de las propias limitaciones.

Cuando es joven, no se da cuenta de las arenas movedizas. Uno corretea por ellas con más alegría, con más alegría y soberbia.

En fin, seguiré trabajando en esta novela. De momento, todavía sigo indagando en la estructura teológica.


El mayor problema al que me enfrento es que quiero que la novela se sitúe en los próximos veinte años y me parece demasiado poco tiempo para que todo lo que dice el Libro se pueda cumplir. Y, por otra parte, no hay un gran régimen unificado que pueda provocar una persecución universal. Bueno, vamos a ver, vamos a ver. Algo se me ocurrirá.

Es curioso, el personaje de Frank Underwood encarna mucho de mi Fromhein en mi Cyclus. Aunque el personaje de mi novela era más perverso, más encantador, más carismático y estaba en juego un imperio más grande, una Pax mucho más ambiciosa. 

¿Quién será el Anticristo en mi futuro libro? ¿Cómo será? En la escena política, no lo veo para nada. Nadie de los que conozco puede serlo.

23 comentarios:

  1. Anónimo2:38 a. m.

    Si Padre, nadie da la talla... Es que una persona con angel tentador a la mismísima serpiente antigua no se ha dado desde Adán y Eva. Nuestros padres no eran doña Rosa y don José, eran humanos con las virtudes preternaturales. Por eso lo veo muy difícil, estamos tan lejos del Apocalipsis... Simplemente no dan la talla los actores, es como querer montar una obra de Wagner con un jardín de infantes. El mal actual es tan burdo, básico y poco sofisticado, por suerte para nosotros!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:06 a. m.

    "no hay un gran régimen unificado que pueda provocar una persecución universal" Que tal la economia Padre? Que tal si por la falta de efectivo se pudieran controlar (permitir o negar) las transacciones por medio de algun sistema computalizado?

    ResponderEliminar
  3. Muero por leer una obra más suya, sus libros desde mi punto de vista; como escritor novato, son verdadera fuente de sabiduría. Le admiro demasiado. Pbro. Fortea.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:01 a. m.

    ¿Y si en vez de un un gran régimen unificado sea una gran ideología la que pueda provocar esa persecución universal? Algo que divida a la humanidad en dos bandos (bueno y malo) pero no estén delimitados geopolíticamente (tipo USA vs Rusia) sino “sociojurídidamente”. Algo que ya sea un cáncer prácticamente mundial en la actualidad, como el holocausto del aborto o la ideología de género, cuyos fanatizados defensores los encuentras ya por miles en países tan dispares como USA y China, creando una sociedad ya veteada como el mármol. Así en 20 años los malos sólo tienen que usar los medios de comunicación mundiales que ya controlan para estigmatizar socialmente y perseguir jurídicamente a los buenos de cualquier sitio. Hasta las leyes ya las tienen a su favor en la mayoría de los sitios (aborto, “libertad de elección”, etc.). Sólo hace falta organizar a los “inquisidores ideológicos” de arriba del todo y usar las estructuras policiales y juzgados ya esistentes de cada país, sin dedicarse a conquistar militarmente. No sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la era del anticristo no está vinculada en particular a una persecución contra cristianos, ni al número de abortos (difícilmente se puede superar la magnitud actual) sino a un culto anticristiano vinculado a la cifra 666 y que será obligatorio, y será tal la situación que si los tiempos no fueran abreviados nadie se salvaría. La cifra 666 es un número sagrado para la cábala, si no me creéis aquí tenéis una conferencia en youtube de un judío ortodoxo tratando el número 666: https://www.youtube.com/watch?v=EBPZSxI2CZo ese número (no seiscientos sesenta y seis, sino seis, seis, seis) matemáticamente es la estrella de david, el símbolo del sionismo -talmudismo en realidad-. Los talmudicos como Rotchschild u otros poseen las grandes fortunas, poseen los medios de comunicación, hollywood, etc, así que se puede pensar que el anticristo está ya aquí, y es el sionismo.

      Eliminar
    2. El culto al 666 ya se realiza de cierta manera, pues la gran masacre que el criminal nazismo realizó contra los judíos ha sido convertido en el Holocausto (con mayúscula), suplantando al Holocausto de Cristo, y a este Holocausto anticristiano todos deben rendir culto; en los centros para la memoria del holocausto se quema incienso, y quienes lo discuten van a prisión.

      Por otra parte los sionistas -talmúdicos- tienen un odio verdadera diabólico hacia Cristo, así que por mi parte no hay discusión, yo sé donde está Dios y donde está el diablo. Los cristianos sionistas sabrán donde se meten.

      Eliminar
  5. Anónimo9:59 a. m.

    Padre, le invito (nuevamemte) a que lea en el libro "A los sacerdotes hijos predilectos de la Santísima Virgen" las locuciones al Padre Gobbi de los días 14 de mayo, y 3,13 y 17 de junio de 1989.

    -El enorme Dragón rojo es: el comunismo ateo.

    -La bestia semejante a una pantera es: la masonería.

    -La bestia semejante a un cordero es: la masonería eclesiástica.

    -El 666 como antítesis del 333. El 666 el número de Satanás y de sus herramiemtas: el Islam, etc.

    ResponderEliminar
  6. La confrontación entre el carnero de occidente y de oriente no es una profecía del apocalipsis, sino una visión del profeta Daniel. Aplicar las profecías que hizo Daniel en relación con los imperios anteriores al nacimiento de Cristo (imperio persa, imperio griego) sin discriminar es un exceso interpretativo.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo es que siempre los “occidentales” nos dedicamos a interpretar la historia y elucubrar el porvenir tan egotistamente (con dos ‘t’ → «egoTista», y no con una sola ‘t’ → «egoísta» ), con tan provinciano etnocentrismo, y obviamos las más antiguas y culturalmente ricas civilizaciones (que no sólo países) de 中国 (Zhōngguó) ‘China’ y हिन्दी (Bhārat) ‘India’, como si Jesucristo no los tuviese igual de presemtes a ellos en su redencíon y designios, y como si el Nuevo Testamento, y en especial el Apocalipsis (Revelations), estuviese escrito sólo considerando NUESTRA realidad política en nuestro pequeño mundo y nuestras “noticias occidentales”, cuando en realidad el universo sínico e índico constituyen más de la mitad de las almas del planeta? Viví muchos años en USA y a veces me encontraba gente, en los barrios obreros (que es donde están la mayoría de las almas también, por cierto, y no en las ‘top universities’ donde sólo estudiamos una muy pequeña —y soberbiamente MIOPE— minoría), que me preguntaba “how many hours does it take BY BUS to Spain?” («cuántas horas se tarda EN AUTOBÚS a España?»), lo cual ya nos debería hacer pensar… pero es que cuando viví en China, la gente común, de docenas de ciudades muchísimo más grandes que Madrid, Roma, Chicago o Buenos Aires (por ejemplo) pero que somos tan ignorantes que no hemos oído mencionar ni sus nombres nunca (y mucho menos noticias o sus realidades políticas), me preguntaban que de donde era y luego decían que no habían oído hablar nunca no ya sólo de 西班牙 (Xībānyá) ‘España’ sino que a menudo decían que alguna vez quizá habían oído hablar de 欧洲 (Ōuzhōu) ‘Europa’ pero no sabían dónde estaba eso — y otros ejemplos que podría poner como que nunca habían oído hablar de los ‘Tres’ Reyes Magos ni tampoco de por ejemplo Pinocho (el mentiroso del cuento)… y algo parecido me pasaba en India, de población muchísimo más densa y diversa aún. En esas civilizaciones ni saben lo que son los judíos ni nada tampoco, claro (bueno, en India, en algunos sitios, sí, pero en general poco). En China ahora ni se puede ni acceder a Google ni Wikipedia ni se publica nungún “wire” (noticias sindicadas) occidental. Que nos dediquemos a pretender saber “el día y la hora” por lo que vemos de nuestro pequeño barrio desde nuestra pequeña ventana y nuestras egocéntricas preocupaciones y tendencias locales me parece… eso… egotista (por no acusar de vanidad directamente)… aunque me imagino que es más bien mera ignorancia (de todo lo cual me acuso a mi mismo también).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1:45 p. m.

      Pero la china que mencionas fue capturada por la ideología occidental comunista y la india que mencionas es una potencia nuclear, tienes razón, tu visión es miope.

      Eliminar
  8. Yo concuerdo con la idea de que será una dictadura cultural-económica que trascenderá fronteras y naciones. Pero para eso, primero tiene que haber una terrible catástrofe -una tercera guerra mundial, por ejemplo- que impulse un nuevo tipo de organización política. Sería el simil de la ONU, que nació después de la 2da. Guerra. Los acontecimientos del medio oriente son a mi juicio el preludio. Lo que sea que venga después de eso, será la China global: una dictadura cultural con aborto, eutanasia, ideología de género, neoindigenismo, etc. Y eso, más un neoliberalismo atroz. Y el líder de todo eso es probable que sea el tal anticristo. Ahora no están las condiciones, pero estarán. Y no falta tanto.

    ResponderEliminar
  9. Aicnednecsednoc al savisecxe sedaditnac ne sotnemacidem rop y aidrociresim al lanoiseforp oiretirc rop odneidnetne.

    ResponderEliminar
  10. Adagen aidrociresim al omoc sadireh y selibéd samla sal arap avicon nat se adaregaxe aicnednecsednoc al. Adidnetne neib aicnemelc anu ed oturf le euq avisecxe aicnednecsednoc anu ed otcerid odatluser le sám se osac rop osac otneiminrecsid led otse odot.

    ResponderEliminar
  11. Raglumoc y atleusba res edeup, nóitseuc ne anosrep al, ovitom lat rop. Dadilibasnopser ed ecerac es euq y, Aicitel ed soditimda ís etnemadavirp y avitejbus orep; soditimda on etnemacilbúp y avitejbo sonrotsart sol ed osac rop osac led acigól al oveun ed elpmuc es euq raredisnoc edeup, sérgilef us ed ahcul elbanoitseucni e acitámard al ed ogitset aredisnoc es y osac us odiuges ah ocorráp le is.

    ResponderEliminar
  12. Prueba # 4

    Si las letras antiguas quieres leer y su verdad arcana conocer, lo de un buen cristiano siempre debes hacer. Es decir, por completo ignorar lo bueno o malo que digan de él y no seguir, luego, el propio y caprichoso parecer. Sino hacer las cosas, según la carne o el común criterio, al revés. Siendo la meta, el punto de partida. Y el nacimiento, la propia vejez.

    ResponderEliminar
  13. Prueba # 5

    1. Estuve leyendo la carta del Papa Francisco en la cual, abiertamente, confirma que la interpretación de Los amores objetiva y públicamente no correspondidos; pero subjetiva y privadamente sí correspondidos de Leticia que ofrecen los obispos de Buenos Aires es la suya. No es algo nuevo en realidad. Dicha explicación ya la intuíamos. Aunque había aún alguna esperanza de que semejantes cosas no resultasen ciertas. Eso sí, su publicación ha desatado la misma polémica de siempre. Y no sin seria razón. Se abordan asuntos cruciales que atañen a los Sacramentos de la Eucaristía, la Reconciliación y el Matrimonio. Los criterios de los obispos argentinos tienen puntos muy positivos como el cuarto, el quinto y hasta el séptimo. Pero el sexto, a mi entender, es un auténtico desacierto, y el octavo también; pero en menor medida, quizás: leer detenidamente.

    ResponderEliminar
  14. Prueba # 6

    34. En esencia, todo lo anterior, es lo que enseña la Santa Madre Iglesia. Lo cual fue confirmado en múltiples ocasiones tanto por Juan Pablo II como Benedicto XVI. Tan es así que hasta lo pueden encontrar en el sitio web oficial del Vaticano: leer detenidamente, por favor.

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar