domingo, enero 15, 2017

La película Silencio: un intento cinematográfico fallido (II parte)


Continúo dando mi opinión sobre la película Silencio, entrando ya en detalles más pequeños. Por ejemplo, me han sorprendido muchísimo varios fallos raccord, así como el movimiento nada fluido de los fotogramas en varias escenas de la primera media hora. El alzacuellos de los jesuitas no era histórico, sino una completa invención del modisto holliwoodiense. Fallo este nada despreciable, pues estamos hablando de la vestimenta de los protagonistas. Incomprensible también la melena del superior jesuita que aparece al principio. Ese pelo largo existía en el clero secular, pero no entre los jesuitas. Jamás aparece en los grabados del siglo XVII de los jesuitas misioneros en Asia.

También resulta llamativo que en una película con un presupuesto de 40 millones de dólares no aparezca al menos una pequeña, breve, panorámica de la ciudad en la que se desarrolla más de hora y media de la película. Ese tipo de panorámicas (hoy día magníficamente realizadas) aparecen hasta en las películas de presupuesto muy mediano.

Pero es que no sólo no aparece un plano general aéreo, sino que resulta demasiado evidente que no hay planos panorámicos de ningún tipo. La voluntad de ahorrar dinero se hace miserablemente presente durante toda la cinta.

Buena parte de la cinta se desarrolla en Nagasaki. La vida de la ciudad es totalmente inexistente en la película. No estamos hablando de una población pequeña. En esa época contaba con más de 25.000 habitantes. Tampoco aparece ni de refilón la vida de las prisiones japonesas ni la de los cuarteles militares ni la del palacio del gobernador. Podrían habernos sumergido, al menos, cinco minutos en uno de los templos de la ciudad, cosa muy pertinente dado que uno de los protagonistas estaba adscrito a uno de ellos. Tampoco, nada de planos generales, todo son planos cortos y medios de diálogos filmados siempre a la típica distancia de un telefilm.

Además, resulta llamativo que se haya centrado en una historia tan pobre, cuando cualquiera que haya simplemente hojeado el libro de Reinier H. Hesselink, The Dream of Christian Nagasaki: World Trade and the Clash of Cultures, 1560-1640, puede comprobar lo apasionante que era el momento histórico y social en el que se encuadra la película. Sorprende que la película se centre en lo más tedioso que se podía encontrar en todo este tapiz socio-religioso.


La película se salva algo, tampoco mucho, por lo grandioso de la historia de esos formidables jesuitas misioneros. Pero contado de un modo bastante pesado por parte del director.

23 comentarios:

  1. Mi modesto aporte sobre la película:

    http://magister.blogautore.espresso.repubblica.it/2017/01/09/basta-de-proselitismo-es-tiempo-de-silencio-tambien-para-las-misiones-catolicas/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:32 p. m.

      una vez que has aprendido a manejar el leguaje más o menos bien, puedes decir muchas sandeces, bien escritas y tu mismo te vas a sentir genial.

      Eliminar
  2. Con relación a la Dubia, habla el cardenal Caffarra:

    http://infovaticana.com/2017/01/15/caffarra-solo-ciego-puede-negar-una-gran-confusion-la-iglesia/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo1:19 a. m.

      Porque no mejor buscas lo que piensa la mayoría de cardenales y el resto de fieles . Los textos finales fueron aprobados con la aceptación de la mayoría de Obispos . Infovaticana es pseudodefensora de su ortodoxia al publicar cosas que saben que promueven división entre fieles . Me duele mucho que el trabajo de muchos "vaticanistas" sea ponerse al servicio de la crítica del Papa.

      Eliminar
    2. Aquí Infovaticana se limitó a publicar lo que piensa y dice el cardenal Caffarra sobre la presente situación. En cuanto a la mayoría de cardenales y el resto de fieles... Una cuestión estadística.

      Eliminar
  3. Anónimo6:02 p. m.

    Hola

    Que psicopata era el policía de cadena perpetua, saco al pobre preso al patio, para matarlo y justificar la huida

    ResponderEliminar
  4. Es que fue un lío tanto jurídico como financiero sacar adelante esta peli. Los juzgados de Los Angeles todos los años con pleitos por el guión — por eso sale tanta gente en los créditos. Y el presupuesto original de casi $100 millones (que era lo que costaba filmarla en Japón en 8 meses) tuvieron que reducirlo una y otra vez hasta dejarlo en los $47 millones que se han gastado. Hasta habían ido a Nagasaki y hablado con los 隠れキリシタン ‹kakure kirishitan› ‘cristianos ocultos’ que aún quedan (desde esa década de los 1630s). Pero al final les falló mucha financiación y no pudo ser — y Taiwan les permitía mucha más desgravación fiscal así que allí acabaron filmándola. Martin Scorsese al final no cobró salario y los actores —Liam Neeson incluido— todos apoyaron el proyecto cobrando lo que llaman ‘for scale’ (según los baremos mínimos publicados por el Screen Actors Guild). Vamos, todo un milagro que al final hayan podido sacar la peli adelante, en realidad.

    ResponderEliminar
  5. Hay un sacerdote famoso, que afirma que la película es un canto al perdón y la Misericordia de Dios.
    La escena en que se le aparece Jesús reflejado en la tablilla y le dice, písame, ya me han pegado y pisado muchas veces....según este conocido sacerdote es sublime, y es un canto al Amor de Dios que le sigue amando aún cuando le ha traicionado.
    Es un simil de la ternura que mostró Jesús con Judas.
    Representa el amor infinito de Dios. Según él,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Vaquita, no te has enterado de nada. Quizá no deberías oir a los famosos. En todo caso, me sorprende mucho que el padre Fortea no haya entrado en el fondo de la película y se haya limitado a criticar aspectos superficiales. Seguro que hay un motivo inteligente y prudente, pero me gustaría saber su opinión, por confrontarla con otras y con la mía propia.

      Eliminar
  6. en mi modesta opinión la película es un canto a la infelicidad y tristeza.
    Es deprimente y pretenciosa.

    ResponderEliminar
  7. Padre Fortea, que piensa usted sobre Mel Gibson y su posible pelicula Resurrection? Quizas Hollywood querra meter mano, dado que ambos se han reconciliado.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4:44 a. m.

    Scorcese es el émulo fallido de Coppola....

    ResponderEliminar
  9. Alfonso1:47 p. m.

    Father Fortea, me fascina que sea tan aficionado y entendido de cine. Un amigo mío, crítico de arte, dice que el séptimo es el más sublime, pues contiene a los otros seis. ¿Es así? A mi eso de ‘raccord’ me suena al latiguillo de inflar las ruedas de la bici cuando éramos pequeños, y nunca me habría dado cuenta de si faltan planos en una película. Pero aprendo mucho leyéndole, y no sólo de angelología y eclesiología. Gracias por eso.

    Imagino que la razón por la que 遠藤 周作(えんどう しゅうさく o Endō Shūsaku, que los japoneses —por la misma afección de modestia que los chinos— anteponen el apellido al nombre) eligió esta historia de su correligionario 岡本三右衛門(おかもと さんえもん u Okamoto Sanemon, el nombre japonés que adoptó el Padre Giuseppe Chiara) es parecida a por qué Reinier Hesselink tras acabar en Amsterdam su licenciatura en Historia Europea eligió aquel asunto de sus compatriotas del velero Breskens hechos prisioneros en 1643 en Nambu (norte de Japón) para su tesis doctoral en Hawaii. Será que cada uno nos enfocamos en el detalle que más alivie la queja de nuestra carencia o anhelo personal — o si no tenemos tal, pues la sugerencia de algún mentor o de la conveniencia. ¿No?

    Tanto Endō como Scorsese eran católicos (¿podríamos decir que el uno ‘perseverant’ y el otro ‘lapsed’?), mientras que el Profesor Hesselink tiene la ventaja del neerlandés — los únicos extrajeros permitidos en Japón durante el largo periodo del 鎖国(さこく ‹Sakoku› ‘país cerrado’, el periodo 1639‒1866 de autoimpuesto aislamiento internacional — ¡dos siglos y medio!). Por cierto que hubiese hecho bien Martin Scorsese en contratar al Profesor Hesselink de asesor — aunque quizá la tentación del alzacuellos y los pelos largos hubiese sido de todas formas difícil de resistir.

    Y —saliéndome un poco del tema, pero no me puedo resistir— no sé qué andará enseñando el Profesor Hesselink a sus alumnos de Iowa ahora, pero la —llamémosle— “escuela hawaiana” de orientalistas tiene la obsesión de proselitizar contra el uso de la escritura CJKV (los caracteres chinos, escritura morfo-silábica usada históricamente en China, Japón, Korea y Vietnam), y a favor de una escritura fonémica (concretamente la nuestra latina). Craso error de miope etnocentrismo occidental, en mi humilde opinión — el lejano oriente NO se puede comprender sin la estética de los caracteres chinos, algo que va mucho más allá de una mera transcripción del lenguaje. (Una caligrafía de 王羲之 ‹Wáng Xīzhī› tiene la misma importancia artística y filosófica que ‘El hijo pródigo’ de Rembrandt, y todo caracter chino es igual de ‘cubista’ que Picasso).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:32 p. m.

      Porqué pone expresiones en chino o japonés en sus comentarios?

      Eliminar
    2. Por 2 o 3 razones:
      ➤ Porque me gusta intentar ponerme en la piel de las personas del país de origen de cualquier nombre o expresión extranjera, viéndola como la ven ellos, en su ortografía y estética original, que a menudo da etimología y matices que en traducción o transliteración se pierden — aunque siempre añadiendo la traducción después, claro. Por ejemplo: decir “Pequín, Tokio, Nankín” se entiende pero “北京,东京,南京” es como lo ven ellos, que además rápidamente aunque no sepan historia notan que las 3 acaban en 京=‘capital’ y sienten esa relación cultural, sinocéntrica en este caso: 北京 ‹Běijīng› ‘Capital del Norte’,东京 ‹Tokyō› ‘Capital del Este’,南京 ‹Nánjīng› ‘Capital del Sur’.
      ➤ Porque al igual que vemos todo el rato expresiones en inglés (y en menor medida francés), imagino que en el futuro con la globalización nos irán invadiendo igual con nombres chinos (y en menor medida de otros idiomas asiáticos), y quizá sería bueno ir acostumbrando la vista — nuestros hijos quizá lo agredecerán.
      ➤ Porque una vez en un sitio ruso pedí un café y luego donde están las cucharas y los sobrecitos agarré un sobrecito que ponía “СОЛЬ” y tras echar dentro del café los granitos blancos que contenía el sobrecito, resultó imbebible. Si hubiese al sabido que en cirílico С = S y Л = L hubiese al menos leído “sol”, lo cual se parece a “sal” aunque no sepas ruso, y no hubiese tenido que tirar el café (y los caros 4€ que me costó). Desde entonces me obsesiono un poco con familiarizarme un mínimo con otros sistemas de escritura, que aunque no se hable el idioma muchas palabras suelen ser parecidas (chocolate, computadora, restaurante, hotel, sal, etc.).

      En cualquier caso comprendo que añadir tanta cosa dificulta la lectura, así que ciertamente quizá debería no empeñarme en ponerlas.

      Eliminar
    3. Anónimo3:37 a. m.

      Me parece muy bueno siempre con alguna explicación mínima. Saludos

      Eliminar
  10. Padre, un día debería usted dedicar un post a la pedanteria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso7:57 p. m.

      pedantería: engreído, vano e inoportuno alarde de erudición, se tenga o no en realidad.

      No era mi intención, pero tomo nota y haré por corregirme. Gracias por hacérmelo notar — que si no uno sigue siendo pedante toda la vida sin darte cuenta, como el mal aliento, igual. (He mirado la definición para interiorizarlo bien).

      Eliminar
    2. A mi no me molesta; gente como usted a veces nos instruyen a enormes ingorantes como yo. Ademas, me gusta leer lo que opinan otros pues aprendo mucho. Gracias, paz y bien.

      Eliminar
  11. Hola Padre cuando nos dara su interpretación sobre esta noticia. Muchas gracias
    https://www.aciprensa.com/noticias/obispos-de-malta-divorciados-en-nueva-union-en-paz-con-dios-pueden-recibir-comunion-47336/

    ResponderEliminar
  12. Anónimo10:57 a. m.

    Buenos días don Jose Antonio, muchas gracias por sus comentarios sobre la película. Lo que esperaba como "agua de mayo" era una tercera parte, sobre los temas de fondo de la película y el drama religioso y moral que plantea...Aunque sin muchos "spoilers". ¿Podremos tener una tercera parte? Muchas gracias por su blog y por los audios sobre su predicación que están en "YouTube". Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo2:31 p. m.

    Hola

    Confundí el expreso de media noche, con la película de cadena perpetua

    En cadena perpetua, es donde el policía de la carcel mis

    Justifica la matanza del preso.

    Y el expreso de media noche, el problema del preso que

    Se escapa, es la taquicardia. Tanta película de presos,

    Qué se confunden unas con otras

    ResponderEliminar
  14. A pesar de todos estos detalles expresados por Fortea, a mí la película me ha parecido magnífica. Mantiene la tensión, la atención desde el inicio al final. Me ha hecho pensar, plantearme mi cristianismo, me ha hecho rezar, sí, rezar... En fin, muy buena película.

    ResponderEliminar