jueves, enero 19, 2017

Los comentaristas como parte integrante del blog. El blog como diálogo. El mismo Magisterio papal como resultado del diálogo y causa de diálogo.


Primero de todo, fe de erratas: perdón por mi lapsus, todo el rato hablaba yo de encíclica, cuando Amoris Laetitia es una exhortación apostólica. Pero quizá este error no deje de tener un propósito divino, pues ha permitido que Alejandro me recordase que una exhortación apostólica tiene un grado de importancia magisterial menor que la encíclica. Si a eso añadimos que una exhortación, en principio, no trata de definir la fe de la Iglesia, no deja de ser un error interesante que me ha permitido caer en la cuenta del hecho de que se trata de un documento de rango inferior.

La cuestión del rango no zanja la cuestión, pues, al fin y al cabo, magisterio es. Pero tampoco resulta intrascendente recordar que el mismo Papa no ha querido darle el rango de una encíclica. Es un dato que no resulta intrascendente, pero quizá no sea relevante para la discusión teológica. Me gustará escuchar las opiniones que queráis dar sobre este mínimo punto.

Por supuesto que escucharé a quien tenga que dar una opinión de algún valor. Los comentarios de algunos (que ni siquiera me molesto en borrarlos) ciertamente carecen de cualquier valor: son meros puñetazos. Algunos comentarios sólo tienen la función de desprestigiar al autor que los escribió. Tomados así, aun sin valor, no dejan de carecer de alguna función.

No voy a mencionar todos los buenos y hasta magníficos comentaristas que ha tenido mi último post. (Incluso el buen humor ocupa su digno lugar entre los comentarios.) No pocos han aportado elementos muy dignos de ser tenidos en cuenta. Leer a Alfonso siempre es un placer. Estoy de acuerdo con él: algunos, por amor a la Eucaristía, golpean al prójimo en la lengua. Me gustaría que mi blog fuera (a veces, cuando el tema es serio) un lugar de discusión para gente que piensa. Pero los guardianes de la galaxia pueden quedarse. Nos viene bien recordar que también ellos están allí como Buzz Lightyear.

Quiero decirle a Margarida que, por favor, nos escriba en portugués: sus palabras han sido sabias. Le pido disculpas por el comentarista anónimo que le faltó a la caridad. Este blog lo leen algunas personas en Brasil. Que sepan que, como siempre, está abierto a sus comentarios en su melodiosa y dulce lengua.

Debo llamar la atención sobre un punto que mencionó Alejandro: y es que la teología ha dedicado apenas ningún espacio a recapacitar acerca de la posibilidad de un magisterio pontificio ordinario falible. Resulta llamativo que en veinte siglos no se haya dado ningún caso. Los dos casos más dignos de estudio no constituyen una excepción. Sea dicho de paso, tampoco hemos tenido en veinte siglos ni un caso de Papa demente al final de su vida.

Quizá un magisterio pontificio ordinario falible sea posible, pero quizá Dios vele para que nunca se dé. Quizá un Papa demente en su vejez sea posible, pero quizá Dios intervenga para que nunca suceda.


Seguiré pidiendo luces al Señor. Aunque me conformo con, al menos, no hacer errar a otros. Hay cosas de difícil armonización entre el magisterio moral de Juan Pablo II y las exhortaciones pastorales del Papa Francisco. Eso estimula nuestra inteligencia. Hay cosas que no sé muy bien cómo casarlas, pero mi intuición (mi pobre intuición) me dice que la dirección del Papa Francisco es un deseo de Nuestro Señor Jesucristo. Pero necesito tiempo. Yo creo que todos necesitamos tiempo y ánimo sereno. 

El tiempo impondrá una síntesis perfecta de un modo paternal, paulatino, sin vencedores ni vencidos. Soy optimista. Detrás del tiempo estará Dios.

81 comentarios:

  1. Estimado padre Fortea: luego de leer el cap 8 de la Amoris Laetitia y ver la división que ha generado en la Iglesia es imposible no preocuparse. Que sea exhortación y no encíclica podría dar un poco, solo un poco de tranquilidad. Luego de conocer los escritos de los papas San Juan Pablo II y Benedicto XVI apegados en su totalidad con la más pura fidelidad al magisterio, resulta muy perturbador leer a SS Fancisco en AL. Por mucho que se quieran maquillar las palabras el sentido será el mismo. En todo caso el dueño del mensaje es Jesucristo, no el papa y es Dios quien finalmente permite todo esto. Orar mucho por el papa y la Iglesia es lo que debemos hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.Que significa ss ?? Antes del nombre de nuestro Papa Francisco

      Eliminar
    2. Creo que también significa «Santísimo Señor».

      Eliminar
    3. Su Santidad Papa Francisco

      Eliminar
    4. Muchas gracias.Por responder y aclarar mi duda.

      Eliminar
  2. El problema,padre,no es que AL contradiga ciertos puntos de VL, sino que -como ha declarado el Card. Caffarra- hay graves problemas que afectan a la concepción misma del acto moral y de la conciencia. Aceptar interpretaciones "maltesas" de AL significa introducir el pirronismo más absoluto en la religión. El Papa debe responder a los "dubia", pues los fieles tenemos por lo menos el derecho de saber qué es lo que se nos obliga a profesar y si lo compartimos o no, para actuar en consecuencia: nemo cogitur ad fidem.

    ResponderEliminar
  3. Pues claro que la historia seguirá su curso, con o sin Francisco, hacia su destino final; generar el máximo bien moral en el número de los escogidos. Sacar la escatología es salirse por la tangente; AL es un documento gravísimo; lo que dice es que la ley natural es un criterio para la toma de decisiones morales, por lo que niega el carácter de ley de la ley, y la convierte en consejos evangélicos. El hecho de que sea escrito en una exhortación papal, en una encíclica o en una servilleta, lo importante es que el papa escribe como pastor de la iglesia en materias de fe y moral, aunque no se haya arrogado el carácter infalible. "ahora se producirá el encuentro entre las dos visiones contrapuestas y generará algo maravilloso", sí, en sueños. No hay nada que deliberar, de todos modos cuando llegue esa "primavera del pensamiento" la apostasía habrá seguido su curso; dejarnos a los que deseamos ser predestinados más solos que la una.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me gusta su contestación; pero me temo que estás en lo correcto...

      Eliminar
  4. Me vienen al caso unas palabras del libro "Cartas del diablo a su sobrino o de Escrutopo" en el que el demonio en su carta II dice a Orugario, el sobrino; "En la actualidad, la misma Iglesia es uno de nuestros grandes aliados. No me interpretes mal; no me refiero a la Iglesia con raíces eternas que vemos extenderse en el tiempo y el espacio, temible como un ejército con banderas desplegadas..."

    ResponderEliminar
  5. Quisiera comentar sobre esto: «Hay cosas de difícil armonización entre el magisterio moral de Juan Pablo II y las exhortaciones pastorales del Papa Francisco. Eso estimula nuestra inteligencia. Hay cosas que no sé muy bien cómo casarlas, pero mi intuición (mi pobre intuición) me dice que la dirección del Papa Francisco es un deseo de Nuestro Señor Jesucristo». Ante todo, se considera que Juan Pablo II ha sido fiel a la Tradición: no se trata solo de este Papa, sino también de los precedentes. Francisco, por el contrario, plantearía insólitamente un dilema: estaría exhortando a la aceptación de una moral diferente y plausible. ¿Su dirección sería, finalmente, permitir la comunión en ciertos casos? ¿Desearía Jesucristo que la samaritana bebiese el agua viva, a pesar de su "situación irregular"? Era una adúltera. Por mi parte, no veo en ese pasaje evangélico ningún resquicio que permita alguna excepción. La samaritana quería beber el agua viva, sin duda, pero la alusión de Jesús a su adulterio no fue ociosa. Para recibir la comunión es preciso estar en regla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesus le dijo: "Vete, desde ahora no peques más" Jn 8; 11b es decir; ya no cabía la "situación irregular"...

      Eliminar
    2. Ese pasaje evangélico es otro. Me refiero al de Juan 4, 5-26.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. No es que sea un experto, pero no creo que sean las mismas preocupaciónes de un pastor ordinario que las del Papa (líder religioso y , en cierta forma, político). Su magisterio no solo ha de responder a las cuestiones pastorales dogmáticas sino también a las necesidades políticas de la institución a la que representa... No le gusta juzgarlo por ello, puede que su exhortación (y silencio) responda más a una necesidad instituciónal ante la creciente secularización de europa y el mundo... Si el papá tiene aceptación, la iglesia la tiene... Y puede que en estos momentos, eso sea lo que más necesita la iglesia (como institución ante el mundo). Pero en fin, eso, eso sólo lo sabe el papá y sus colaboradores más cercanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero entonces qué hace a la iglesia divina, si se acomoda a la política del mundo?? entonces se hubiera acomodado al arrianismo, por ejemplo

      Eliminar
    2. Este pensamiento es válido, por el silencio y las poca claridad. Espero con todo mi corazón que estés equivocado porque si fuese así ya sería apostasia... palabra muy grave...

      Eliminar
    3. La Iglesia no es una institución política. Si el Papa Francisco plantea estas cuestiones es porque el Señor nos dice "lo que quiero es que sean misericordiosos" no por las conveniencias o no del mundo secularizado. Este Papa se mantiene firme en la doctrina pero al mismo tiempo busca hacer la voluntad del Padre, esto es, "Dios quiere que todos los hombres se salven".

      Eliminar
  8. —¿No han leído ustedes en la Escritura que el que los creó en el principio, “hombre y mujer los creó”? 5 Y dijo: “Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y los dos serán como una sola persona.” 6 Así que ya no son dos, sino uno solo. De modo que el hombre no debe separar lo que Dios ha unido.

    7 Ellos le preguntaron:

    —¿Por qué, pues, mandó Moisés darle a la esposa un certificado de divorcio, y despedirla así?

    8 Jesús les dijo:

    —Precisamente por lo tercos que son ustedes, Moisés les permitió divorciarse de su esposa; pero al principio no fue de esa manera. 9 Yo les digo que el que se divorcia de su esposa, a no ser en el caso de una unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio.


    Jesus es claro, no caben nuevas interpretaciones.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3:43 a. m.

    Creo humildemente que el meollo de la cuestión esta fuera de foco. Me explico, todos hablan de adúlteros que comulgan cuando ese concepto no figura en ningún punto de AL. Creo que la exhortación va en sentido de discernir si el vínculo sacramental existió o no existió. Todos dirán eso concierne a la Sacra Rota pero la realidad nos marca que estamos en épocas no normales que exige respuestas en ese sentido, dentro de la ortodoxia, pero escaladas. Punto que creo que el Papa refiere con las palabras acompañar, discernir, etc. Rgb. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. A veces me parece que hay gente que hila muy fino, y no me sorprendería nada que detrás haya formadores demasiado escrupulosos.

      Eliminar
    2. Discernir, de acuerdo; pero, ¿quien impone la norma de discernimiento? ¿Con qué criterios? Con la moral tradicional basada en la palabra, o, con la conciencia, según el punto de vista de alguien que puede tener una percepción de la realidad que no es necesariamente coherente con la verdad. Y más hoy en día que las personas somos sensibles a todo (¿y porque unos si y otros no?) se preguntarán algunos...

      Eliminar
    3. Anónimo11:50 p. m.

      Entiendo que quien acompaña y ayuda y da pautas al discernimiento es alguien de la jerarquía. No los fieles en solitario. Y que la jerarquía lo hará dentro de la ortodoxia. Saludos

      Eliminar
    4. Se supone que sea así estimado anónimo. Pero, con tanto liberalismo, con tanta teología moderna, tenemos obispos que no temen en pedir estas libertades... seguiremos orando por la iglesia...

      Eliminar
  10. Josefhine3:52 a. m.

    Yo aún sigo sin comprender el meollo de la polémica ¿Esta mal que en AL el Papa Francisco haga mas énfasis en tenerles paciencia sin faltar a la doctrina a estos hermanos en situación irregular que a condenarlos de forma tajante?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es el enfoque.
      Saltamos del elemento objetivo del dilema al elemento subjetivo sin solución de continuidad.
      Quiero decir; si la opinión es que el adulterio impide que se pueda comulgar el Cuerpo y Sangre de Cristo, entonces me dirán que estoy condenando al sujeto que se encuentra en esa situación.
      Si por el contrario digo que en ciertos casos y con previo discernimiento (elemento subjetivo) personas vueltas a casar por lo civil (en adulterio) que conviven maritalmente, pueden acceder a la comunión, entonces dirán que esa praxis es adecuada y compatible con el Magisterio (elemento objetivo) en nombre de la misericordia hacia el hermano concreto y al pecador en
      singular (elemento subjetivo).

      Son dos elementos completamente diferentes que se entremezclan en esta exhortación apostólica, no por casualidad sino para crear confusión al intentar hacer una aleación de ideas que son de naturaleza distinta.

      Condenar el pecado no es condenar al pecador.
      Perdonar al pecador no es dejar de condenar el pecado.
      Perdonar sin previo arrepentimiento y petición de perdón para estar en comunión con la Iglesia (en su Magisterio y en su Espíritu)es negar la responsabilidad y la libertad del ser humano para elegir entre la Gracia o el Pecado, la Vida o la Muerte.

      Hacer un juicio moral diciendo que los que defienden el elemento objetivo condenan al elemento subjetivo, aunque sea llamándoles desde "guardianes de la Galaxia" a "fariseos", es sencillamente tener ya la batalla perdida de antemano.

      Luego entonces, la exhortación de su SS el Papa Francisco ha respondido y cumplido con su finalidad: la DIVISIÓN.
      Por supuesto, todo siempre dentro de la Voluntad Suprema de Dios y de sus Santos designios.
      Que alcanzan desde la manzana de Eva hasta la Abominación que se sentará en el Lugar Sagrado.

      Eliminar
    2. Anónimo4:42 p. m.

      Buen dia. En su comentario la palabra subjetivo está aplicada de forma incomprensible. Porqué un discernimiento es subjetivo y mas aún como una contraposición del Magisterio como un elemento objetivo. Saludos

      Eliminar
    3. Alfonso6:50 p. m.

      Anónimo 4:42 p.m.: que me corrija si yo tampoco lo entendí, pero creo que Ariel usa las palabras objetivo y subjetivo en un sentido diferente al de “lo indiscutible (objetivo)” y “lo opinable (subjetivo)”. Y es que estas dos palabras tienen varias definiciones en el diccionario y algunas personas (típicamente abogados según en mi experiencia, pero imagino que académicos y otros también) las usan en otro sentido: el de “el acto o hecho (objeto)” y “la persona que comete el acto (sujeto)”. Es decir: objetivo = “referente al acto y/o a su valoración moral intríseca”y subjetivo = “referente a la persona que comete el acto y/o a la valoración moral discernida en ese caso concreto”.

      Es un lío confuso, lo sé. Y quizá el que no esté entendiendo nada sea yo. Yo por mi trabajo he tenido que gestionar muchos casos en los juzgados y al principio no entendía NADA de (1) las resoluciones de los jueces (sentencias, etc.), (2) los escritos de los abogados (y notarios, registradores, etc.), (3) los textos ‘doctrinales’ (teóricos) de los juristas, o a veces ni (4) los artículos de la ley en sí. Y encima estos 4 tipos de lenguaje jurídico tienen diferencias notables entre sí.

      Y es precisamente este lenguaje abstruso (de difícil comprensión) el que creo que causa gran parte del problema aquí, y termina alejando a la mayoría de la gente de la Iglesia. Al final a base de querer dejar sentada la doctrina lo primero, lo que deja es sin responder de forma sencilla y clara —paradójicamente como ellos quieren también con su respuesta “sí o no” a sus dubia doctrinales— la gran pregunta que se hace la mayoría de la gente. Y en este caso la pregunta es la que expresa tan bien Josefhine (y a la que me adhiero): “¿Está mal que en AL el Papa Francisco haga mas énfasis en tenerles paciencia sin faltar a la doctrina a estos hermanos en situación irregular que a condenarlos de forma tajante?

      Lo malo es que es difícil reconciliar estas dos posturas o actitudes, pues es como si hablasen lenguajes distintos, aunque en el fondo no estén tan en desacuerdo (como bien nos transmite Ariel, que resumiendo lo que dice es que quiere quede clara la condena al acto de comulgar en adulterio, pero que con ello no está condenando a ninguna persona). Lo que pasa (en mi humilde opinión) es que la gente se siente condenada mientras se siga con esa actitud y lenguaje, y no se está abordando este problema, y así las iglesias están cada vez más vacías. Y esto es lo que creo que nos intenta enseñar el Papa con el nuevo lenguaje usado en su exhortación (hasta en el título, Amoris Laetitia, la alegría del amor cristiano, que claro, a algunos desgraciadamente eso les suena poco menos que al amor libre de los hippies o algo así). Y, claro, muy ortodoxos todos, pero la gente huye de la iglesia — como saben muchos padres y madres de familia, cuyos hijos o hijas se alejan de ellos y sus consejos si se empeñan en dejar las rígidas normas y condenas claras de antemano, o al menos en mi familia pasó así, y como la mía, muchas (quizá solo querían condenar las acciones y no querían condenar al hijo o la hija, pero es lo que parecía, y como dice el refrán, “no solo hay que ser bueno, sino parecerlo también”).

      Eliminar
    4. Anónimo8:14 p. m.

      Buen dia. Soy la persona del comentario que Ud responde. Puede ser que la palabra subjetivo haya sido usada en esos términos. Si es así estaría bien aunque quizás hubiera sido suficiente el conocido dicho de "Dios aborrece al pecado, pero etc". Como Ud dice y como yo tambien lo creo (y lo puse en un post mas arriba) lo expresado en LA es la respuesta a un estado de cosas (cuyo origen seria extenso y complejo de escrutar) cuyo resultado es el alejamiento de los fieles por esta causa. Creo que en ese sentido se deben entender las palabras acompañar, discernir y otras similares. Como la forma adecuada de poner orden en esta cuestión tan álgida: Y encauzar, clarificar etc todo según y dentro de la ortodoxia. Rgb. Saludos

      Eliminar
    5. Josefhine2:30 a. m.

      Entiendo lo que quieren decir, tal parece que el Papa Francisco al usar tantas palabras para dar vueltas para a la final decir que no, es lo que se prestaría para algunos, como se dice en mi tierra "pescar en rió revuelto" cuando en realidad trata de que en el asunto haya misericordia. No creo que se de una autorización en AL para que casados en nueva unión comulguen, a menos de que vivan como hermanos y sea prudente que comulguen con discreción en otra parroquia, ya que la gente por lo general que los ve, no esta al tanto de todo lo que pasa en privado en esas personas. A la final, lo diga como lo diga el Papa, tal parece que ese asunto de acompañar a las personas a entregarle su sexualidad a Dios, es un camino largo y difícil.

      Eliminar
  11. "En cuanto al a recepción de la Eucaristía, Mons. Lopes recuerda que los fieles deben confesarse de todos sus pecados mortales antes de poder comulgar y para ello deben tener la firme intención de no pecar, lo cual también se aplica al adulterio".

    ResponderEliminar
  12. "En cuanto al a recepción de la Eucaristía, Mons. Lopes recuerda que los fieles deben confesarse de todos sus pecados mortales antes de poder comulgar y para ello deben tener la firme intención de no pecar, lo cual también se aplica al adulterio".

    ResponderEliminar
  13. Pienso que este Papa pasará a la historia de la Iglesia como el Papa de la misericordia, como el Papa de la caridad. Al final, la historia siempre ha dado la razón a posteriori a las personas e ideas, aunque en el presente hayan tenido que sufrir un poco.
    En determinadas ocasiones los católicos podemos correr el riesgo de adoptar (con buena voluntad) posturas farisaicas dando más importancia a las leyes que al amor-caridad.
    Respecto de los católicos, bien formados-nadie lo duda, habría que decir que cada uno ocupe su puesto que tiene asignado en el cuerpo místico de la Iglesia, y si uno es el hueso maleolo del pie, no quiera ocupar el hueso “silla tuerca” en la base del cráneo, esto lo dijo san Josemaría Escrivá de Balaguer. Obediencia, obediencia, obediencia, aunque tengamos que inclinar la cerviz. Aunque nuestra inteligencia nos diga no. Aunque no entendamos. Si por debilidad o ignorancia vamos a pecar, alejémonos del pecado de los fariseos. ¿De qué les sirvió cumplir al pie de la letra los 360 preceptos que tenían si fallaban en el único mandamiento importante que es la caridad y su derivado la obediencia. Sin caridad y sin obediencia Cristo no nos hubiese podido redimir.
    Si cualquiera de nosotros no somos los huesos que alojan la corteza cerebral, dejemos de querer ocupar en favor de una falsa caridad, otro lugar del que nos corresponde. Sin obediencia nadie será santo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:54 p. m.

      El Papa Francisco pasará a la historia como el Papa imprudente.

      Eliminar
    2. Se debe obedecer a Dios antes que a los hombres. Con discernimiento de lo verdadero y justo. No conviene obedecer a ciegas.

      Eliminar
    3. Alfonso5:10 p. m.

      Clara, lo que dices de “la caridad y su derivado la obediencia” no lo entendí bien. Sé que la obediencia es importante, pero me gustaría entender mejor su conexión con la caridad. ¿Cómo se deriva una de la otra?

      Por otro lado, es muy interesante lo que dices de «Al final, la historia siempre ha dado la razón a posteriori a las personas e ideas, aunque en el presente hayan tenido que sufrir un poco.» Me recuerda a un profesor del conservatorio que nos contaba que la música del compositor Johann Sebastian Bach (1685‒1750) fue despreciada (!!!) en su ciudad de Leipzig [claro que eso ya nos lo enseña el Maestro: “nadie es profeta en su tierra” (Lc 4:24/Mt 13:57/Mc 6:4/Jn 4:44)], y no se le reconoció su genio hasta 50 (¡cincuenta!) años después de su muerte. A nosotros “se nos caía la baba” hechizados mientras estudiábamos sus deliciosas ‘fugas’ y ‘ritornello’ y las practicábamos en nuestros instrumentos. No comprendíamos cómo podía ser eso, y decíamos: “¡qué brutos debían haber sido ESAS personas del siglo XVIII! Menos mal que NOSOTROS no somos así, y sabemos apreciar la buena música.” Jajaja. La soberbia (o quizá sólo temor ante el cambio) es igual en todos los siglos, y seguimos siéndo tan ciegos ahora como los de entonces — sobre todo ante nuevas ideas y matizaciones que afecten nuestro cómodo paradigma vital. Gracias por tu recordatorio.

      No sabía que los fariseos tenían 360 preceptos. Interesante. En la obra Ἰουδαικη αρχαιολογια (Ioudaike archaiologia) ‘Antigüedades judías’ del famoso historiador judío Flavio Josefo (nacido alrededor del año en que crucificaron a Jesús), que no sé por qué escribía en griego aunque vivió en Roma, leí que en aquellos tiempos debía haber unos 6 mil fariseos (menos de un 1% de la población judía entonces) y tengo entendido que desaparecieron en el siglo II d.C. Mis amigos judíos de ahora dicen la frase “de Moisés a Moisés no hubo otro Moisés” que por lo visto se refiere a que el rabino (teólogo) que ellos consideran el más importante en los siguientes 2500 años (dos mil quinientos) después del Moisés bíblico del siglo XIV a.C. fue Maimónides, al que ellos llaman Moisés ben Maimon (y que por cierto era español: nació en el al-Ándalus musulmán del siglo XII d.C.). Y dicen que éste compiló 613 preceptos que Dios les exige que cumplan. Ellos les llaman מצוה (mitzváh) que quiere decir ‘mandamiento’ [ ⟨H=ה⟩←⟨V=ו⟩←⟨TS=צ⟩←⟨M=מ⟩, pues en hebreo escriben como los árabes (para algo ambos son semitas): de derecha a izquierda y con un consonantario en vez de un abecedario (es decir, sin escribir las vocales) ]. ¡Cada vez más preceptos! Ufff.

      Eliminar
  14. Anónimo10:25 a. m.

    El diálogo está sobrevalorado. Se dialoga si se ve que se puede llegar a un acuerdo. Si no, ¿para qué?.

    No había diálogo posible con los nazis. El único diálogo era: "dejen ustedes de hacer barbaridades". ¿Hubiese sido posible dialogar con ellos y llegar a un acuerdo? Por ejemplo: en vez de gasear a mil judíos al día, gasear solo a quinientos. No. No hay dialogo posible.


    "Hay cosas de difícil armonización entre el magisterio moral de Juan Pablo II y las exhortaciones pastorales del Papa Francisco."

    Dificil no. Imposible. Es como querer mezclar agua y aceite. Querer llegar a una armonización de esos dos planteamientos es hacer un flaco favor a Cristo y a su Iglesia. Una falta de misericordia al no corregir al que yerra y no enseñar al que no sabe.


    "Eso estimula nuestra inteligencia."

    Si. Pero tiene que estimularla hacia la verdad, hacia el discernimiento, no hacia la mentira y el apaño, por nuestra debilidad, nuestra comodidad o nuestra cobardía. Todo ello en la misericordia de corregir al que yerra y enseñar al que no sabe.


    "mi intuición (mi pobre intuición) me dice que la dirección del Papa Francisco es un deseo de Nuestro Señor Jesucristo."

    Todo lo que ocurre es querido o permitido por Nuestro Señor Jesucristo. El problema es extraer la lección de ese suceso. Eso es dificil para todos. Pero para eso debería estar la Iglesia, para aclarar "dubias" no para aumentarlas.


    "Yo creo que todos necesitamos tiempo y ánimo sereno."

    Totalmente de acuerdo en lo del ánimo sereno. Es imprescindible. Aunque hay que admitir que "haciendo lios" lo que se suele conseguir es crispar en vez de tranquilizar. Pero sí, hay que mantenerse sereno.

    En cuanto al tiempo, pues no. Ya no hay tiempo... Vamos cuesta abajo y sin frenos y en esas circunstancias lo único posible es una frenada contundente. Aunque sea a costa de algúna magulladura. Ya no hay tiempo. Las personas siguen pecando y eso, por misericordia, hay que pararlo cuanto antes.


    "El tiempo impondrá una síntesis perfecta de un modo paternal, paulatino, sin vencedores ni vencidos."

    Cuando un vehículo va cuesta abajo y sin frenos el tiempo lo unico que impone (y lo impone inexorablemente) es un golpe gordo. Nada paternal ni paulatino.

    A los nazis había que vencerlos. No había otra. Cuanto antes mejor. No había tiempo mientras asesinaban a miles de judíos al día. (Insisto que no quiero comparar las dos situaciones, es solo un ejemplo, quizás no del todo adecuado, pero el único que se me ocurre en este momento.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Si, usted ha querido comparar las dos situaciones, y varias veces.
      2. Usted sabe que no 'es solo un ejemplo', 'ES EL EJEMPLO', en las redes sociales cuando se quiere evitar decir algo -o defender algo- que pueda ser calificado de, digamoslo asi, totalitario.

      Entonces y solo entonces se recurre al 'habia que haber parado a los nazis'.
      'Mal compara, que algo queda', hubiera dicho Herr Goebbels.

      Eliminar
  15. Anónimo10:34 a. m.

    Clara: los fariseos eran precisamente los que permitían el divorcio como "remedio" humano, en contra de la voluntad de Dios; el casuitismo -el "caso por caso"- es lo que hacían los fariseos. Éso ya lo corrigió Jesús, que no sólo no era menos misericordioso que los fariseos, sino que es la Misericordia misma. Engañar a cualquier pecador para tranquilizar su mala conciencia, haciéndole creer que no debe cambiar de vida -"vete y no peques más"-, es una falsa misericordia que le lleva a la condenación de su alma. ¿Existe mayor falta de misericordia que la que hace ganar la vida terrenal y perder la Vida eterna?

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10:40 a. m.

    Al "Anónimo" de las 3:43 a.m: Si un matrimonio no ha sido válido, es decir, no ha existido nunca, en el caso de los recasados no habría adulterio, pero sí fornicación y, por tanto, tampoco pueden acceder a los sacramentos si no tienen propósito de la enmienda. Además, si no ha habido matrimonio válido, ¿por qué la Iglesia no les casa en lugar de exponerles al concubinato? La Iglesia no puede animar a los pecadores a seguir en su pecado, sino instarles a que cambien de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:27 p. m.

      Buen dia son el Anónimo referido (Rgb). Justamente ese incipiente discernimiento que tan correctamente has esbozado podría ser, llegado el momento, la solución de cada caso en particular lo cual por otros medios serían casos perdidos. Pero atención que siempre hablo desde la ortodoxia o sea no permitir la comunión a personas en estado de pecado grave lo que insisto no veo como permitido en LA. Es lo que intepreto.Rgb. Saludos

      Eliminar
  17. Padre, me gustaría con toda caridad compartirle un enlace que compila las palabras de Jesús sobre el divorcio y el adulterio en la obra de María Valtorta https://angelicapajares.wordpress.com/adulterio-y-divorcio-dado-a-maria-valtorta/ El enlace es un poco raro, debe bajar un poco para abajo para poder leer el texto.
    Me considero una persona completamente abierta al magisterio y al pontificado de Francisco pero las palabras del señor son ciertamente duras y no parecen ir en la linea de Francisco y Kasper. Se que usted es un gran fan (como yo) de la obra de valtorta, mi opinión es que después de leer esas revelaciones de Jesús solo veo dos opciones, o la obra de Valtorta es falsa o la dirección del Papa no es la que Jesucristo quiere "Nada hay que justifique vuestro adulterio. Nada. Ni el abandono, enfermedad del cónyuge, y, menos su carácter más o menos antipático." o "Ante la Justicia de Dios, la mujer abandonada o divorciada, es una infeliz. Pero si vuelve a casarse, es una pecadora y una adúltera. (Hombre Dios. Vol. 7, pág. 619 y vol. 9, pág. 656)." Un abrazo Padre, que Dios le bendiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Valtorta se ve coherente con el Evangelio canónico.

      Eliminar
    2. Si. Y en conflicto con el magisterio actual del Papa Francisco. Eso es lo que preocupa..

      Eliminar
    3. Nicodemo5:00 p. m.

      Quizas Dios permite esta confusion para mostrarnos algo o educarnos. Es lo unico que puedo concluir por ahora.

      Eliminar
    4. Anónimo8:34 p. m.

      Este enlace de Valtorta que envías dice: "es mejor bajar la cabeza ante la sentencia siempre justa de quien regula los destinos de los hombres, y encerrarse en una castidad, cuando la muerte ha puesto fin al matrimonio, dedicándose completamente a los hijos y amando al cónyuge que pasó a buena vida." ¿Es así la doctrina católica?

      Eliminar
    5. Dice que es mejor, no dice que el lo que se debe hacer... Creo que Valtorta está de acuerdo con él magisterio...

      Eliminar
    6. Es así la doctrina católica. El mismo San Pablo lo recomendaba en sus cartas, no se trata de un mandamiento sino de una recomendación, igual que en el texto de Valtorta que dice "es mejor" lo cual no implica que casarse después de que se muera el conyugue está mal, sino que no hacerlo está mejor. Es como la doctrina del matrimonio, casarse es muy bueno, pero es mejor no casarse (generalmente no llega igual de lejos en la santidad una monja o un fraile que un casado o casada, no es lo mismo vivir solo para Dios, que vivir para Dios y para tu pareja). Pero todo esto es hablando de perfección espiritual y solo para los que sienten ese llamado, no es un mandamiento para todos los fieles.

      Eliminar
    7. Gente como JPII y BXVI han negado la legitimidad del "Poema del hombre dios" de Valtorta. Es bueno recordar que son muchas las revelaciones privadas, pero la Iglesia sólo autoriza algunas.

      En caso de contradicción entre el Magisterio Apostólico y una revelación privada, la revelación privada queda totalmente desautorizada.

      Eliminar
    8. Que yo sepa eso no es así, algunos obispos de hecho le han concedido el nihil obstat y el imprimatur y la primera vez se publicó por orden del papa Pio XII. Con respecto a Ratzinger solo dijo que no constaba la sobrenaturalidad de los dictados pero que la obra era conforme al magisterio y a la fe católica, pero claro, es que en ese tiempo el magisterio era otro...

      Eliminar
  18. Se supone que el magisterio ordinario del Papa sí es infalible. Lo que pasa es que no siempre está necesariamente presente en su forma habitual de exposición —la carta o la epístola encíclicas, la constitución o la exhortación o la carta apostólicas, etc—.

    Hasta donde alcanzo a comprender en Amoris Laetitie no hubo ningún «juicio definitivo» en materia de fe y/o moral. Ninguna declaración que haya sido descrita explícitamente como definitiva o a prueba de error. Quizás por ello el cardenal Burke en cierta ocasión afirmó que era un documento «no magisterial» en el estricto sentido de la palabra.

    A veces me siento como el robot de «Perdidos en el espacio» cada vez que decía: «No es computable, no es computable, no es computable ! ! !».

    Y es que en una entrada anterior uno puede entender que el Papa sí se pudo haber equivocado. Puesto que la corrección de los cardenales se describe como algo positivo, siempre y cuando no se haga de ningún modo pública.

    Y en la entrada de hoy uno puede entender todo lo contrario: que no hay posibilidad de error, prácticamente.

    O tal vez no hay ninguna contradicción y todo depende de lo que uno entienda como «magisterio ordinario». En fin...

    A veces fantaseo con que tengo el privilegio máximo de conversar con el querido Papa emérito y que él mismo me explica todas estas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, creo que ese sería el sueño de todo católico, conversar con nuestro querido Benedicto XVI y que el nos explicase todo, me apena que pueda morirse sin antes aclarar todo este tema..

      Eliminar
  19. Anónimo1:08 p. m.

    Esto es un cachondeo. Se están saltando la disciplina vigente y no pasa nada.

    Que sean valientes y la modifoquen

    ResponderEliminar
  20. ¿ intuición masculina?, ja, ja,no se, no se, como tengamos que fiarnos de los resultados de la Amoris Laetcia por la intución masculina....barrunto el cisma¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo4:09 p. m.

      1Corintios 14 34-35

      Eliminar
  21. Cito una palabras del Padre Fortea en su libro Summa Daemoníaca: "El buen conocimiento del Mal lleva a Dios. Del mismo modo, un conocimiento deformado del Bien aleja de Dios". Que eventualmente el papa sea motivo de escándalo podría llevar a que muchos fieles se alejen de la Iglesia y por consiguiente de Dios. Que los fieles malinterpreten las palabras del papa y piensen que como "todo es misericordia", todo será perdonado, llevará a muchos fieles a vivir en pecado, alejados de Dios; entonces ¿por que no hablar claramente como lo hace Jesús? para El no hay grises, solo blanco o negro. Podría el papa acercarnos a Dios con el buen conocimiento del bien.

    ResponderEliminar
  22. Alfonso2:43 p. m.

    ¡Qué frase más bonita: «Detrás del tiempo estará Dios»! Me recuerda al famoso poema de Federico García Lorca que lo canta el Camarón de la Isla TAN bien que a veces casi tengo que echarme a llorar:

    ♪ El sueño va sobre el tiempo
    ♬ flotando como un velero ♪
    ♪ Nadie puede abrir semillas ♬
    ♬ En el corazón del sueño ♪

    ♪ El tiempo va sobre el sueño ♬
    ♬ Hundido hasta los cabellos ♪
    ♪ Ayer y mañana comen ♬
    ♬ Oscuras flores de duelo ♪

    ♬ Sobre la misma columna♪
    ♬ Abrazados sueño y tiempo
    ♪ Cruza el gemido del niño ♪
    ♬ La lengua rota del viejo ♬

    ♪ Y si el sueño finge muros ♬
    ♬ en la llanura del tiempo
    ♪ el tiempo le hace creer ♬
    ♬ que nace en aquel momento ♪


    La enseñanza de última estrofa es buenísima: Dios ha diseñado el tiempo de tal cariñosa forma que para no herir nuestro pequeño orgullo creamos que nuestras ideas son inéditos descubrimientos. Luego, cuando (o si) descubrimos que nuestro padre ya lo sabía y fue paciente, ¿cómo podremos no enamorarnos de Él? Quizá los ‘guardianes’ quieran crucificarme por la elección de poeta (conozco a algunos que sé que sí), y aunque ya les digo que no soy sospechoso pues nacimos en ‘bandos’ opuestos (cosas de la historia de España), parece que viene como anillo al dedo para poner en práctica las recomemdaciones de AL, y si esto indignase más aún (pues así andan los ánimos y no tuve yo paciencia en esperar a poner el ejemplo), ¿podríamos acordar al menos que la burra de בִּלְעָם Balaam también enseñó? (Números 22:28-30)

    Sobre la función y jerarquía de rangos de los distintos documentos eclesiásticos, soy ignorante, y siempre me pregunté la diferencia entre constituciones, decretos, encíclicas, etc. ¿Algún post o alma caritativa que explique un poco o indique una fuente sencillita de donde aprender?

    Por cierto que muy buena la foto de la Catedral de Westminster, principal templo CATÓLICO de Inglaterra. Ayer se hablaba de Sto. Tomás Moro y Enrique VIII. Uhmmm… ¿elección intencionada o Providencia? Y como la “casualidad” no existe, una de las dos (¡o las dos!) es seguro, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:55 p. m.

      Seria fuera de lugar hacer un análisis de Lorca. Pero la fea locución lengua rota lo dice todo. Saludos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  23. Si por definición, la exhortación apostólica es el documento que comunica a la Iglesia las decisiones o conclusiones de un sínodo; ¿entonces los responsables y artífices de la A.L son los obispos y no directamente el papa?

    ResponderEliminar
  24. El problema es el enfoque.
    Saltamos del elemento objetivo del dilema al elemento subjetivo sin solución de continuidad.
    Quiero decir; si la opinión es que el adulterio impide que se pueda comulgar el Cuerpo y Sangre de Cristo, entonces me dirán que estoy condenando al sujeto que se encuentra en esa situación.
    Si por el contrario digo que en ciertos casos y con previo discernimiento (elemento subjetivo) personas vueltas a casar por lo civil (en adulterio) que conviven maritalmente, pueden acceder a la comunión, entonces dirán que esa praxis es adecuada y compatible con el Magisterio (elemento objetivo) en nombre de la misericordia hacia el hermano concreto y al pecador en
    singular (elemento subjetivo).

    Son dos elementos completamente diferentes que se entremezclan en esta exhortación apostólica, no por casualidad sino para crear confusión al intentar hacer una aleación de ideas que son de naturaleza distinta.

    Condenar el pecado no es condenar al pecador.
    Perdonar al pecador no es dejar de condenar el pecado.
    Perdonar sin previo arrepentimiento y petición de perdón para estar en comunión con la Iglesia (en su Magisterio y en su Espíritu)es negar la responsabilidad y la libertad del ser humano para elegir entre la Gracia o el Pecado, la Vida o la Muerte.

    Hacer un juicio moral diciendo que los que defienden el elemento objetivo condenan al elemento subjetivo, aunque sea llamándoles desde "guardianes de la Galaxia" a "fariseos", es sencillamente tener ya la batalla perdida de antemano.

    Luego entonces, la exhortación de su SS el Papa Francisco ha respondido y cumplido con su finalidad: la DIVISIÓN.
    Por supuesto, todo siempre dentro de la Voluntad Suprema de Dios y de sus Santos designios.
    Que alcanzan desde la manzana de Eva hasta la Abominación que se sentará en el Lugar Sagrado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo6:12 p. m.

      Por alguna razón Ud repite el mismo comentario en distintos momentos. Yo respondí este comentario suyo más arriba en su primera inserción de las 2:59. Saludos

      Eliminar
  25. Anónimo3:19 p. m.

    Edgar...
    Saludos desde Santo Domingo, R.D.: Apreciado Padre Fortea, usted es un hombre de Iglesia, sus posturas y razonamientos siempre van a ir en esa línea. Discúlpenos a nosotros los laicos, a veces carecemos de los conocimientos necesarios para abordar un tema tan complejo, como es el caso de esta exhortación apostólica, y es posible que esas carencias nos desborden en emociones mal conducidas en momentos, y lleguemos al error de ofender o maltratar cuando debería ser lo contrario, y sobre todo si somos cristianos. En mi caso particular siento que usted, como buen sacerdote y teólogo experimentado (me encantan sus posiciones, al igual que el Dr. Scott Hahn y el Obispo Robert Barron), espera en un debido proceso de análisis y oración encontrar la vía para fijar su parecer teológico y entiendo que eso debe tomar tiempo. Estaré a la espera de ello, mientras tanto me inquieta lo que pasa en la Iglesia hoy día. Algo que si me preocupa bastante es que a nosotros los católicos, a nivel oficial, de magisterio, de nuestro santo padre, de los teólogos recibamos la llave de decidir por nuestra conciencia, cuando la mayoría de la grey carecemos de fundamentos catequéticos que nos permitan tomar un correcta decisión a conciencia basados en el plan de Dios. Los vemos en la misa celebración eucarística: uso de celular, hablar cuando no se debe, etc., muchos de esas acciones son por falta de catequesis, falta de formación que se origina en la falta de trabajo. Decía Lord Robert Baden-Powell (fui Scout): "Jamás se fracasa tratando de cumplir con el deber, y sí cuando se descuida." El pastor que ha perdido a su oveja debe esforzarse por cumplir con su deber, llevar a esa oveja perdida al redil (con amor, acogida, misericordia), al camino correcto a comer el buen pasto. No llevar el pasto por el cual la oveja cambio de dirección, la cual puede traer cizaña al redil. No creo en el acomodar para complacer, nosotros debemos esforzarnos. Si se fracasa cuando se descuida la tarea, no cuando se trata de cumplir con el deber. Otro aspecto más importante, es el ¨discernimiento caso por caso¨, estimado padre, tengo la siguiente idea, ustedes los sacerdotes están desbordados por sus responsabilidades, tienen múltiples tareas, y muchas veces deben dejar en el camino algunas cosas, porque padre, las leyes de la física, y de la biología juegan su papel. Ese discernimiento se convertirá, posiblemente, en regla general, claro en los lugares donde los pastores prefieran la teoría del menor esfuerzo. Y Padre, desde mi punto de vista, muy humilde claro, impera la teoría del menor esfuerzo. Queremos templos llenos, vocaciones, apostolados pero muchas veces haciendo poco y esperando mucho.

    Bendiciones para usted padre!!!

    Dios le bendiga siempre!

    ResponderEliminar
  26. Anónimo4:23 p. m.

    Amoris Laetitia no dice que se puede comulgar en pecado, interpretarlo así, es erroneo, lo único que hace es facilitar el retorno del hijo pródigo, abriendo la puerta de la misericordia, igual que en la parábola.
    Es más, he leido más documentos y homilías del Papa Francisco, y no he encontrado nada que vaya en contra del Magisterio de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  27. En mi pequeña opinión, pienso que Amoris Laetitia, es lo que es Una exhortación, no en si una Enciclica, para dar luz a que? A Salvar lo salvable. Es decir, el Santo Papa Francisco, sabe que la Iglesia fiel al margisteria es hoy en día una minoría, el lo sabe. Lo que busca en su exhortación es SALVAR LO SALVABLE. De aqui la respuesta de Caso por caso. En una canasta de manzanas en pudrición, si que habrá una que otra salvable , para servir en la mesa. Se puede entender a Amoris Laetitia, desde el dicernimiento de Salvar lo salvable. El margisterio de la Iglesia en inmutable y eterno, no cambia, estamos ya en los ultimos tiempos y Amoris Laetitia, era lo necesario para el signo de los tiempos. El dicernimiento es Salvar lo Salvable.

    ResponderEliminar
  28. João Valdoir5:54 p. m.

    Caro Padre Fortea, o senhor tomou conhecimento do apelo dos três Bispos - Tomash Peta, Jan Pawel Lenga e Athanasius Schneider- sobre a Amoris laetitia?

    http://ipco.org.br/ipco/apelo-a-oracao-para-que-o-papa-francisco-confirme-a-imutavel-pratica-da-igreja-relativa-a-verdade-sobre-a-indissolubilidade-do-matrimonio/#.WIDyGdIrLZ4

    Que Deus o abençoe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Estimado Joao Valdoir, se que la respuesta del Padre Fortea será como siempre de mucha luz. Desde mi punto de vista El Papa Francisco ya ha hablado sobre Athanasius Schneider en Amoris laetitia. Busca la parte en que dice ""Comprendo a quienes prefieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna". Es decir para estos tiempos el santo padre Busca una Iglesia Hospital no una Iglesia Aduana, con que objetivo? Salvar lo salvable, bajo un dicernimiento

      Caro João Valdoir, é que a resposta do padre Fortea, como sempre brilhante. Do meu ponto de vista Papa Francisco falou sobre Athanasius Schneider em laetitia Amoris. Olhando a parte que diz "" Eu entendo aqueles que preferem uma pastoral mais rígida que não leva a qualquer confusão. "Isso é para estes tempos o Santo Pai procura uma Igreja Hospital não é uma Igreja Aduaneira, com que propósito? Para salvar o que poderia ser salvo, sob um discernimento

      Eliminar
  29. Quisiera decir lo siguiente:

    En México conozco varios casos de divorciados vueltos a casar que comulgan porque consideran que no están en pecado y dicen que Jesús es muy comprensivo pues cual es el problema. también de los que se cambian de Iglesia a Iglesias protestantes pues dicen si no puedo comulgar ya para que voy a misa, los que parece ser que se enmendaron porque se encontraron a la persona indicada pero entienden que rompieron el mandamiento y se abstienen a las consecuencias y aunque quieren acceder a la Eucaristía con el corazón no lo hacen y hacen comunión espiritual, en fin hay de todos los casos. Y esto desde hace varios años. ¿Porque el papa Francisco ante ésta realidad y sabiendo que en la Iglesia se aplica la casuística en la práctica, es decir el sacerdote indica si si o no hay posibilidad de acceder a la Eucaristía, metió éste embrollo queriendo generalizar que todos por igual ?El Papa ya había hecho la reforma de agilizar los trámites de la nulidad del matrimonio para evitar las injusticias.
    Que alguien me explique por favor.

    Como mamá yo digo lo siguiente: si a los hijos se les pone un ideal alto sabiendo que no todos llegaran a esa altura, para que bajar el estandar?

    Me he puesto a pensar y cuando oigo a los que no estando acuerdo con el Papa en éste tema me convencen y luego cuando oigo a gente que esta a favor me convencen. Que complicación.

    ResponderEliminar
  30. gansito8:06 p. m.

    Estimado Padre Fortea, cada vez que hay un tema de fuerte interes se llena de comentarios su blog. Creo que esto se debe a una de dos cosas: a) porque nos gusta saber la opinion no solo de un sacerdote teologo sino ademas exorcista, o b) porque es usted muy simpatico. Saludos!

    ResponderEliminar
  31. Aunque se ha hablado mucho, aporto mi granito de arena a la discusión. En mi opinión el problema no está en la misericordia con el pecador, eso está claro.
    El problema es que en AL se ha cambiado, sin decirlo, el concepto de pecado. Me explico:
    Si uno hace una cosa que sabe que está mal, como dejar a su mujer y casarse con otra, peca, y no puede recibir a Dios en la comunión. Ahora bien, pasa el tiempo, tienen hijos y esta persona "discierne" que ahora lo correcto es seguir con esta familia que tiene. En ese caso, haciendo lo mismo que antes, según se desprende de AL, ya no estaría en pecado y podría recibir a Dios en la comunión.
    La conclusión que saco, y que es lo grave, es que el criterio para saber si una acción es pecado o no, deja de depender de la acción y pasa a depender de cómo veo yo esa acción. Es decir: si pienso que es pecado, entones estoy pecando, pero si pienso que es lo correcto, entonces no.
    Y con este sencillo acto, acabamos de destruir cualquier norma que diga lo que es y lo que no es pecado. Eso ya sólo quedaría en el corazón de cada uno.
    En mi opinión esta es la bomba que lleva escondida la Exhortación del Papa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Justo eso es lo que quería yo decir también.
      Que se ha supeditado el elemento objetivo al elemento subjetivo, en nombre de la caridad o la misericordia falsamente traída a cuento de un mal que se quiere hacer pasar por bien.
      No obstante, para entender un elemento concreto de un párrafo, hay que interpretarlo siempre dentro del contexto. Es decir, que hay que tener en cuenta el párrafo entero y no la frase o las frases concretas extraídas del párrafo.
      Gracias, Gabriel.

      Eliminar
  32. Anónimo10:18 p. m.

    Y enemigo que huye puente de plata

    ResponderEliminar
  33. Anónimo10:57 p. m.

    Yo soy tu Lobo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:28 p. m.

      Si pones un g delante dices globo

      Monse

      Eliminar
  34. Me encanta tu blog, saludos desde Colombia

    ResponderEliminar
  35. Dios ya sabia que pocos iban a comulgar con el... Y la mayoría en pecado mortal... Sabía que muchos dictadores genocidas comulgarian con el... O pensamos que la fila para ir a comulgar va directa al paraíso? O san pablo no tenia un aguijón? No se porqué son así las cosas pero son así... Aunque te las explique mi querido benedicto son muuu complejas

    ResponderEliminar
  36. Efectivamente resulta difícil conciliar lo que enseña AL con la ortodoxia de la iglesia. Concuerdo con el padre Fortea en que esto resulta en un desafío para nuestra inteligencia. Creo que no debemos dejar pasar el hecho de que para el papa Francisco hubiera sido más fácil no tocar temas tan espinosos. Pero el camino correcto rara vez es el más fácil. Soy un simple mortal, una ovejita del rebaño y por eso mismo confío en mi pastor. No es difícil comprender que las realidades humanas son complejas y que por ello es imposible que existan unas pocas "recetas" que abarquen toda la realidad. Me parece que esto es lo que nos muestra el papa, que cada caso debe ser discernido de manera particular. Confío en el papa y celebro que haya tomado el camino más difícil, porque veo en ello la garantía de su recta intención y el deseo sincero de auxiliar a su rebaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:51 a. m.

      Opino lo mismo Marcelo. Antes estaba mas en contra del santo Padre y AL, pero ahora con la ayuda del padre Fortea y sus opiniones y los vuestros me han abierto la mente y suavizado un poco el corazon. Gracias por este espacio!!!

      Eliminar