jueves, noviembre 09, 2017

Historia de mis sotanas (primera parte)


Cuando estaba yo en mi primer año de pastoral (yo estaba recién salido del cascarón del seminario), fui a que me hicieran una sotana. Me dijo el formador del seminario que en Pamplona había dos sastres. Toqué el timbre de aquél al que me dijo que iba él. No os podéis imaginar la emoción, la novedad, la alegría de entrar en aquella sastrería situada en un piso del casco viejo. ¡Había llegado el día! Recuerdo perfectamente partes de la conversación mientras me tomaba medidas o me mostraba telas. Creo que cada sotana me costó 50.000 pesetas.

Aquellas dos sotanas estaban muy bien hechas, fueron muy resistentes y ejercieron su función durante años. Pero, cuando fui nombrado para mi segunda parroquia, me di cuenta de que era imposible estar en una iglesia moderna de ladrillo y tejado metálico con esas sotanas. Mi primera iglesia había sido un templo antiguo del siglo XVII, fresco incluso en verano. Pero esta segunda iglesia en verano era literalmente una sauna. Incluso en mangas de camisa, al mediodía en julio, el calor estaba al borde de lo resistible por cualquier ser humano.

Fui al sastre de Madrid, el de la Mutual del Clero, el que había allá por el año 2001, más o menos, un hombre entrado en años. Y le pedí que me hiciera una sotana amplia hecha con el material más fresco posible. Me aseguró que dentro de esa sotana estaría fresco como en Siberia. Eso sí, la sotana no estaría lista hasta pasado medio año.

Aquel viejo pícaro siempre tenía lista de espera que iba de medio año (en el mejor de los casos) a nueve meses. Siempre era así, como había comprobado años antes, cuando le pregunté cuanto tardaría en coser una sotana.

La razón de esa espera era que aquel sastre de ningún modo quería enseñar a nadie a hacer sotanas. El modo de mantener el monopolio en Madrid era no tener ningún ayudante que pudiera aprender el oficio e independizarse. Él trabajaba en la Mutual del Clero, en sus mismos locales. ¿Cómo ser permitía esa situación? Muy sencillo, los que tenían que tomar las decisiones sobre aquél sastre, evidentemente, no debían tener que esperar nueve meses. Ésta es una corruptela de hace casi un cuarto de siglo, así que ahora la puedo contar.

Esta vez me sometí a la espera, muy a mi pesar, pero me sometí. Cuando me probé la sotana, no me di cuenta de que la tela para nada era fresca, tenía en su composición muchísima fibra. Segundo, el alzacuellos no entraba en el cuello. El sastre me dijo que eso no tenía ninguna importancia, que le pusiera un poco la plancha y estirara, y que ya vería como se ensanchaba.

Eso era falso, totalmente falso. Por supuesto que había medido mi cuello nueve meses antes, pero no tardaría en descubrir qué había pasado. Lo siguiente que noté es que no podía realizar determinados movimientos. La sotana había sido hecha para alguien más pequeño que yo y reutilizada para mí.

Fui con mi sotana a quejarme, cuando llegué descubrí que el sastre se había jubilado. Aquel hombre astuto, efectivamente, había reutilizado una de las últimas sotanas que alguien no recogió y me la había encasquetado, a sabiendas de que él se marchaba ya.

Cuando llegué le expliqué a su sustituto, un chico joven, que la sotana no la podía utilizar por la razón que he explicado. Pero el nuevo sastre me dijo que, claro, que él no tenía la culpa y que aquella sotana requería rehacerla de nuevo entera.

Tenía razón. Encima, sea dicho de paso, el nuevo sastre era un desastre total. Debió ponerlo el anterior dándole unas pocas lecciones, justo antes de marcharse y con el deseo de que todos añoráramos al anciano sastre.

Se corrió la voz y yo mismo lo comprobé. Le encargué un trabajo muy pequeño, un pecherín para llevar con americana negra, cuando llevaba clergyman. Y cuándo le pregunté cómo se sacaba el alzacuellos, me respondió laconicamente:

-No, va pegado con pegamento.

Con perplejidad, pregunté:

-¿Y cómo se lava entonces?

Se quedó sorprendido. No se le había ocurrido que habría que lavarlo.

Con mucha paciencia, le expliqué cómo eran los pecherines clericales. Le di tiempo para que lo hiciera, todo el que me pidió. Le llamé, por fin me dijo que ya estaba hecho.

-Paso el jueves -le dije.

Cuando fui esa semana, me dijo sin ningún embarazo, con suma brevedad:

-Ha venido un sacerdote esta mañana, le ha gustado y se lo he vendido.

-¡Pero si yo he venido desde Alcalá de Henares sólo para recoger esto!

Se quedó en silencio. No mostraba la menor pena, todo he de decirlo. Me despedí de él. No me he vuelto a acordar de este sastre hasta el día de hoy que escribo este post.

No tengo ni idea de qué fue de ese sastre. Pero por todo el clero de Madrid, Alcalá y Getafe se corrió la alarma roja costurera. Lo hizo tan bien ese sastre que dos o tres sastres, no de la Mutual, se animaron a hacer sotanas en los siguientes años.

Me hubiera gustado ver por un agujero los pardillos que cayeron en sus manos y los berrinches que debió haber en esos locales. Aquello era el lejano año 2001, cuando todavía reinaba en América Bush I y el euro sustituyó a las pesetas.


Seguirá mañana.

73 comentarios:

  1. Va a ver más de una parte !!

    Jejeje

    Esa imagen esta de susto!!

    Saludos

    292

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me he quedado con ganas de saber más de esa historia de las sotanas... (si que sí, que viene la segunda autobiografía??)

      Bueno a saber con lo de la alarma roja costurera

      jajaja
      Esta muy que divertido el escrito.

      Eliminar
    2. De costureras, la que me gusta es

      How to make an american quilt

      Con Winona Ryder, lo bonito de esta película es que todos contribuyen con su pedacito para crear algo, para la historia de ese alguien. Y como en el vídeo, a veces con esos pedacitos te cubres. :)

      Aunque el tema del post, me hace acordarme más, de la capa del Dr. Strange

      Mejores Escenas con la capa

      Eliminar
    3. La capa lo defiende de los malos... jejeje

      Además la capa lo escogió a él... jajaja

      Eliminar
    4. Yo si que quería ver esa película de "Dr. Strange"...a la final me causaba semejanza con el personaje de Tony Stark...y me pareció muy "New Age"...

      Eliminar
    5. Si, lo mezclaron mucho...

      La verdad la verdad es que veo a los sacerdotes como el de Matrix

      Neo vs Smiths

      Cuando vi los primeros post de este blog, y vi esto, jajaja, coincidía con la visión de las cosas, o fue aquí que adquirí esa visión de los sacerdotes??

      jejeje

      Eliminar
    6. Jajaja "deben" ser como Neo de astutos 😉

      Eliminar
  2. Padre Fortea, hablando del pasado y de Barbastro. Amímese, que igual es una buena inversión, si le interesa el tema:

    https://www.todocoleccion.net/fotografia-antigua-diapositivas/barbastro-lote-61-negativos-cristal-scouts-costumbristas-estacion-diplomas-honor-etc-h-1915~x46938327

    ResponderEliminar
  3. Seguro que le he puesto los dientes un poco largos, jejeje. Yo, es que colecciono diapositivas, y hace un rato, me encontré con este lote.

    ResponderEliminar
  4. Seguro que igual, sale algún antepasado suyo por aquí...

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Claro que si. Sigamos colaborando en la destruccion de los comercios a pie de calle y luego quejemonos de que hay paro.

      Eliminar
  6. Padre Fortea, yo creí que las sotanas las podía hacer cualquier sastre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Porque?¿Te aplicas a coser? Una vez dijiste que sabías usar una maquina de coser...¿O entendí mal?

      Eliminar
    2. Sí, sé usar la maquina de coser, pero de ahí a que haga patrones, hay un buen trecho, jajaja. No sé yo...

      Eliminar
  7. Padre sobre sentirse engañado o estafado todos hemos pasado por esa situación en algún momento de la vida, recuerda el "11º mandamiento no dar papaya".

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Que buena historia de humor, me la disfrute mucho. Espero que haya ni solo una segunda, sino tercera y cuarta!

    ResponderEliminar
  10. Que buena historia de humor, me la disfrute mucho. Espero que haya ni solo una segunda, sino tercera y cuarta!

    ResponderEliminar
  11. "A una serie de errores el hombre le llama experiencia".

    ResponderEliminar
  12. Me ha hecho el día con ésta anécdota de las sotanas, la carcajada que he soltado jajaja! Sabe Dios las que he pasao también con las costureras en épocas ya pasadas jo! Y tengo una anécdota reciente también, con un jean que mandé a ajustar, algo sencillo, pero, es que ni eso...he perdido ya un poco la fe en las costureras, de hecho ya soy algo escéptica Jajajaja! Hubo trabajos satisfactorios pero la mayoría no tanto... Hablemos algunos que no tenemos suerte pa ésas cosas, nah...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También aquí se le dice modista.

      Eliminar
    2. Ajustar jeans no es muy agradable, lo mejor es comprarse unos que calzen bien de una vez...

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Jajajajaja siii! Era algo sencillo cogerles abajo porque estaba muy largo y ajustarlos, es decir ceñirlos más, me quedaban algo anchos imagínate Niu! Pa una modista "pan comido" pero nahhh, me quedó un lado más ancho y largo que el otro y las costuras ni te digo, y cuándo lo fui a buscar no aparecía el jean Jajajaja! Cosas que me pasan a mí!

      Eliminar
    5. jajaja que mala suerte! otros porque tienen que usar una talla más por el largo del jeans...tela de más, tela de menos...

      Y esta moda de los jeans tubo que esta ahora es insoportable y que horroroso les queda a los hombres y se creen que se ven soñados...

      Comprendo la insistencia del padre co el sastre, lo mejor es usar cosas a la medida, usar ropa fabricada en serie tiene sus engorres.

      Eliminar
    6. Mejor comprarla hecha, pero a veces toca mandar a hacer a la medida como el padre.Es que desde que tengo uso de razón me han pasado unas con las modistas...jajajaja! Perdí la fe en ellas 😥 ya no me hago ilusiones ni expectativas.

      Eliminar
    7. O aprender arreglar uno mismo su ropa...;)

      Eliminar
    8. Exactamente! Pero, ni me digas!a mi las manualidades no me van, soy negada!...creo que mis padres no me desarrollaron la motricidad fina. Nah...😒😥
      Y eso que lo intenté pero qué va ya era muy tarde...

      Eliminar
    9. Jajaja bueno...en los colegios de monjas las manualidades para el día de las madres me enseñaron una costura que la uso de emergencia que no falla...y mire que cuando eso no le veía la utilidad...jeje

      Eliminar
    10. Sip, en los colegios de monjas las manualidades son "el pan de cada día" o bueno eran no sé si ahora . Mis compañeras del cole eran MUY buenas en manualidades , qué trabajos hacían tan bien hechos! Daba gusto.

      Cuando tocaba manualidades y educacion fisica

      Eliminar
    11. Me encanta esta expresión kariniana: desarrollar la motricidad fina.

      Nunca había ni identificado tal habilidad ni pensado que fuese algo que los padres pudiesen desarrollar en sus hijos. Pensé que era algo, no sé, ¿innato?

      Interesante.

      Eliminar
    12. Sip Alfonso, es una habilidad que se desarrolla en los niños a temprana edad. Con ejercicios sencillos: Recortar, hacer líneas rectas, repasar,reteñir...cositas así.
      Aquí trato de hacerlo con los niños en casa. 😊

      Eliminar
  13. Jajaja!!. Y la foto q nos querrá decir? Para explicar a Leonardo!!. Mon Dieu!

    Es una calavera. Bueno más q calavera, máscara con un casco articulado estilo robot. Voy a elucubrar. Como un muerto q no quiere oir . Y aún muerto se protege la calavera (el cerebro)
    xq no quiere oir?.
    Quizá no nos quiera oir xq no le comprendemos y ahora lo politizamos todo.

    Y q tiene q ver con sus sotanas si tuviera q ver algo?

    Bueno. Hasta mañana. Les quiero malgré tout et moi même.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez quiere decir que detrás de la sotana cual armadura hay un ser humano con anécdotas, vivencias como cualquiera...pienso yo. Es la dicotomía no se la paradoja de un ser humano dentro de un robot algo así...

      Eliminar
  14. La Paz, Kar.

    https://youtu.be/mDMGHzF1wU8

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que descanses Mary! Lindo poema de Santa Teresa de Jesús! 🙏

      Eliminar
  15. jajaja, caramba! si que aguanto! dicen que a la primera molestia vienen más jaja

    ResponderEliminar
  16. Será parte de la profesión de costureros porque en país lo más normal es que se tomen meses y meses para entregar una prenda es como si fuera una característica inherente.

    ResponderEliminar
  17. Que salaos estos dos loritos, cantando "Alabaré, alabaré..."

    https://www.youtube.com/watch?v=hMIzIgkFZaM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja

      Si los pericos siempre han sido muy graciosos.

      A mi uno que me conquisto , fue esta coqueta periquita o perico que se ponía plumas de papel, para verse más atractiva...

      poniéndose guapa

      jejeje

      Eliminar
  18. Declaracion del cardenal Muller:
    "Una interpretación correcta dice que Amoris Laetitia puede y debe interpretarse ortodoxamente en la unidad de la tradición católica. "

    Y el cambio de paradigma?????

    ResponderEliminar
  19. Un sacerdote con sotana por la calle es como un grito para los paganos. Un grito que les dice: ¡Dios existe!

    Frase que tome del artículo: ¿Por qué los sacerdotes llevan clergyman o sotana?

    lo pueden encontrar en: https://infovaticana.com/2013/09/29/por-que-los-sacerdotes-llevan-clergyman-o-sotana/

    Que no se pierda la disciplina en el sacerdocio por cuanto hace a la vestimenta sacerdotal. Lamentablemente en México ni los presbíteros ni los obispos usan sotana ni alzacuellos ni nada, a lo mucho un crucifijo sobre su pecho, pero nada más. No hay nada que les distinga del ciudadano común. Tal parece que les da vergüenza ser sacerdotes o tal vez quieren pasar desapercibidos. La verdad son muy pocos los que usan el alzacuellos. Los sacerdotes del Opus Dei, de la Legión de Cristo son los únicos que he visto que la usan cotidianamente. Los sacerdotes diocesanos la usan cuando participan en eventos públicos, pero no para el diario. Ojala amaran vestirse como lo que son: sacerdotes, pero, por lo menos, ojala alguien los disciplinara.

    ResponderEliminar
  20. Aquí hay sotanas que están muy bien de precio. Un amigo mío, ya fallecido, tenía la manía de vestirse de obispo. Y así vestido fue a ver "Jesucristo Superstar", en un taxi negro marca Mercedes, repartiendo bendiciones a diestro y siniestro. Como era químico, también logró fabricar whisky sintético en el laboratorio de la Facultad.

    Sotanas a buen precio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me pregunto: ¿no habrá sotanas made in China super baratas? (Ni siquiera sé cómo se dice “sotana” en Chino).

      Lo del amigo bishop impersonator y destilador es increible.

      Eliminar
    2. Pues seguramente, aunque a ellos les pagan por prenda terminada, así que irán cosiendo a la velocidad de la luz. Y encima sin probar. Tendrías que adaptarte tu mismo para caber en la sotana. O quizá no, porque no es una prenda rentable que digamos.

      Eliminar
    3. Jaja… sí… aunque a ese precio a lo mejor sí que es rentable… dale a un chino en China 2000¥ ó 3000¥ (yuanes), que son como esas 50000 pesetas… ¡y ya verás la de sotanas que te hace!

      Un amigo mío californiano que viaja de vez en cuando a Pekín se hace allí a medida los ‘trajes de chaqueta y corbata’ (‘coat and tie’ en inglés… y ‘saco y terno’ le dicen en Perú no sé en el resto de latinoamérica). Dice que le salen como 100 veces (¡cien!) más baratos que un Giorgio Armani en Los Angeles y que hecho por sastre chino tradicional es de igual o mejor calidad. Increible.

      Eliminar
    4. Lo "Made in China" es de pésima calidad, bueno, por lo menos lo que llega por éstas tierras Jajajajaja! En una palabra productos desechables.

      Eliminar
    5. Si, pero mucha demanda no iban a tener.

      Eliminar
    6. El sastre chino dá más confianza!

      Eliminar
  21. Mirar los berrinches de otros, si eso quisiéramos muchos cuando vemos o padecemos injusticias.

    Sería distinto buscar justicia por propia mano, eso si es vil y bajo.

    ResponderEliminar
  22. No pensé que una sotana costaría tanto. Eso de las 50 mil pesetas imagino que sería más o menos el sueldo íntegro de un mes. (!!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En serio? Hmmm… puede ser… porque (jì) quiere decir ‘ceremonia’ y (yī) quiere decir ‘vestimenta’… aunque yo creo que eso quizá sea más bien «casulla»… ¿no?

      Y es que lo busco en el diccionario y no lo encuentro exactamente. Pero es fascinante. Y ya sé una palabra más: 祭衣 (jìyī). ¡Gracias!

      Eliminar
    2. El vocabulario católico en chino es muy limitado (gracias a Dios) al menos de momento. De todas las maneras preguntaré a los de por aquí a ver si saben cómo se dice; aunque no la usen. Nosotros sólo usamos 會衣.

      Eliminar
    3. Hay de sotanas a sotanas Alfonso. No todos los padres tienen el mismo dinero ni los mismos gustos.

      Eliminar
    4. Alfonso, las sotanas de calidad están entre los 400 y los 500 euros. O sea que los precios no han variado mucho.

      Eliminar
    5. Hay es que poner un local de sotanas en España que sean bueno, bonito y barato...buen negocio 😂

      Eliminar
  23. ¡Qué bien se ven los sacerdotes con sotana, con cleriman, o en mangas de camisa de cura. Es que de otra manera, no se les ve.😎

    ResponderEliminar
  24. De las imágenes de ayer. Una me recordó el estilo de mi querido compañero de facultad, y excelente artista malagueño, Armado Pareja. El realizó hace unos años, las maravillosas pinturas del retablo de la iglesia parroquial de San Josemaría Escrivá de Balaguer en Roma. No digo más.

    Buenos días a todos. Y que alguien rece por mi un poquito.

    ResponderEliminar
  25. Nunca pensé que una historia sobre un sastre especializado en sotanas me iba a parecer tan interesante!! Deseando de que llegue la segunda parte.
    Gracias por la historia pater,

    ResponderEliminar
  26. Mi madre es modista y te hubiera hecho una sotana que no me veas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja… ¿y tú también sabes coser?

      Eliminar
  27. Una curiosidad: ¿alguien sabe cómo se dice “sotana” en gallego (galego)? ¿Y en vasco (euskara)? En catalán (català) sí que lo sé y se dice igual — sotana.

    En portugués he oído que le dicen “batina” y también he oído “sotaina” pero no sé si es lo mismo.

    Y es que la palabra “sotana” por lo visto proviene del latín (“subtana”) y quiere decir «debajo». ¿Debajo de qué? Hmmm…

    ResponderEliminar
  28. Ahora entiendo porqué en el siglo XXI los sacerdotes no usan sotana, no me extraña, con sastres así es mejo ir con una camisa y pantalones. El sastre del papa Francisco parece bastante bueno, el único problema sería la lista de espera. Pero aquí lo importante es que usted no chilló, no le agarró del cuello, no le puso la zancadilla, no abrió la ventana y lo lanzó al vacío. Eso es lo importante. Estas cosas si se hacen bien se traducen en grados de gloria.

    ResponderEliminar
  29. Me encantó P.Fortea. su forma de escribir

    ResponderEliminar