jueves, julio 05, 2018

La Catedral de la Almudena: una crítica estética




















La cripta de la catedral de la Almudena es preciosa, arquitectónicamente preciosa. Pero está rabiosamente mal decorada. La cripta, impresionante y magnífica, requiere de un plan que reestructure totalmente todos los contenidos que se han ido acumulando, durante un siglo, sin orden ni concierto. De hecho, el desconcierto que muestra es tan espantoso que me recuerda un poco a algunos decorados del cine expresionista alemán. Por cualquier lado espero que aparezca el Golem o un nieto del Dr. Caligari. Han convertido una formidable cripta neorrománica en un desconcertado desván expresionista.

No he estado desde hace años en la cripta, pero su iluminación (cuando estuve) era catastrófica. Y mejor no hablar de los enterramientos de la parte de atrás, la parte cerrada no accesible al público. Me produce escalofríos pensar que yo pudiera tener que estar allí siglos esperando la trompeta del Juicio Final. Sin duda, antes que allí preferiría ser enterrado en el Mausoleo de Lenin o en un trozo de una jungla vietnamita, entre la chatarra de los bombarderos.

El desastre de la decoración de la cripta se va repitiendo por fases en la decoración de la magnífica catedral construida sobre la cripta. Con todo respeto a la Curia de Madrid, ya se le ha señalado por parte de muchos entendidos (unos de forma individual y muy caritativa, y otro de forma colectiva y oficial) que la catedral requiere de un plan general a cargo de un gran especialista. Y no que se sigan acumulando cosas y más cosas en sus naves, en sus capillas, en sus paredes, según el buen entender de quien tiene solo buena voluntad y ninguna preparación. El problema de muchas de las actuaciones de los últimos años es que tienen ya difícil arreglo.

La catedral se hizo muy bien. Es una obra magnífica de Fernando Chueca. Pero en su decoración han concurrido unas cien manos, cuya única característica esencial era actuar sin ningún concierto entre ellas. Cualquier día podemos encontrar en alguna capilla al caballo disecado del Mío Cid al lado de san Antón. Incluso tengo el recuerdo de haber visto la momia de algún canónigo al lado de la de algún faraón.

Sirva este post como elegía a una catedral bella y pura cuando salió de la nada, bella en sus formas arquitectónicas puras, pero que ha sufrido un progresivo e implacable proceso de desfiguración que ya tiene muy difícil solución.

Pero tampoco sufro mucho, porque compruebo que entre el clero muy pocos han captado que algo no funciona. Y entre los pobres turistas que llegan allí agotados de El Prado, acalorados por el Palacio Real, todavía hay menos que noten algo que desentone. Así que dejo constancia del asunto, pero eso es todo. Esto es como cuando le dije a una persona (no daré más detalles) que mi músico favorito era Bach, y me preguntó: ¿Canta bien?

37 comentarios:

  1. Padre Fortea, leando saludos. Me ha dado gracia la foto.

    Jajajaja

    Bueno la imagen parece que hay un astronauta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le mando saludos...jejeje no leando.

      Eliminar
  2. Hablando de criptas, ayer veía en la TV una pequeña cápsula acerca de un lugar de muertos, en Rusia, casas construidas por las familias cuando ya infectadas estaban condenadas a morir, y se encerraban en esas casas.

    El pequeño reportaje mostraba los esqueletos que según esto ya llevaban desde la época medieval.

    Traigo el nombre y las imágenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alania, la Ciudad de los Muertos.

      Voy a Wikipedia, a ver si ya sirve

      Eliminar
    2. No hubo éxito en Wikipedia, y ahora cómo van hacer la tarea mis alumnos. 🤔😱😂🤣

      Dargavs...


      Un enlace con info.

      ciudad de los muertos

      Eliminar
    3. Ya se recuperó wikipedia, investigue la imagen y efectivamente es un astronauta

      Esta en la Nueva Catedral de Salamanca, el astronauta es real fue agregado en las renovaciones de 1992. Inclusive agregó uno de los escultores un fauno con un cono con helado.

      --------------

      Particularmente creo, que no era necesario agregar estas esculturas, ya que no cumplen con el mismo cometido que llevaban antes las esculturas en las afueras de las Catedrales.


      Eliminar
  3. Si, la Cripta de La Almudena es preciosa, un lugar increíble, q a pesar de la horrible decoración que usted describe con tanto acierto, mantiene su belleza y esplendor, es un lugar especial y único.

    La Almudena nunca me ha gustado mucho. Quizás por la decoración, es difícil sustraerse a ella, especialmente a las espantosas pinturas de Kiko Argüello. Los kilos te responden : fue 🏆 nacional de 🖼. Quizás lo fuese, pero me inclino más a pensar q lo fue por tener buenos contactos q por sus dotes artísticas. Las razones están a la vista.
    Creo q es mejor músico.

    La decoración de las capillas laterales es penosa, triste y espantosa, además de pobretona y cutre.

    Lo único que se salva es el precioso retablo que rodea a la Virgen de la Almudena y el maravilloso Cristo suspendido encima del altar.

    Entrar en la Catedral de la Almudena produce rabia y repugnancia.

    Pero también lastima, nadie ha querido donarla ni 10 céntimos.

    Es la Catedral del S. XXI, la catedral de la suciedad atea.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese Cristo suspendido en el altar, impactante!

      Eliminar
    2. Hay q cambiar la mirada y quitar perjuicios

      Eliminar
  4. Saludos. Me imagino que cara puso o que le pasó cuando le preguntaron si Bach cantaba bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo q le debería haber respondido: si seguro q cantaba muy bien. Aunque no pude escucharle nunca.

      Eliminar
    2. Jajaja se salvo el post con ese chiste último.

      Eliminar
  5. Por curiosidad acabo de hacer un tour virtual desde la página de la Catedral y tiene usted TODA la razón, para enmarcar: su estructura, ese techo, la capilla del Santísimo, uno de los santos del pasillo (sí, es mi favorito tal vez no soy objetiva 😂), la subida a la Virgen y el retablo. Los objetos muebles que gravitan alrededor hay muchos que no parecem tener mucha conexión con lo principal, gravitan como satélites, ví candelabros, macetas, entre otros que menos es más, es como si hubieran traído que estorbaban de otros lados y alli como hay espacio pues las han colocado, como una especie de anticuario. Es sólo una impresión, no soy experta en arquitectura, ni decoración y menos en catedrales. Pero muy agradable el tour, debe ser más impresionante en vivo y en directo, una visita obligada. Definitivamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ver unas fotos de la Cripta y sí, es bella.

      Eliminar
  6. Historia de la Catedral y de la Virgen
    El origen de la imagen de la Virgen, que con el tiempo se había de llamar Santa María la Real de la Almudena llega, según la tradición, hasta la generación apostólica; y con ella la devoción que siempre ha tenido entre los madrileños. Cuenta la leyenda que fue traída a España por el Apóstol Santiago cuando vino a predicar el Evangelio, y dicen que la pintó San Lucas y la talló Nicodemus… Esta pretensión de atribuir tan remoto origen a la Imagen, es muy de admirar. Lo que si es cierto es que en la pequeña villa que luego habría de ser capital de España, se veneró desde siempre como Patrona una imagen de la Madre de Dios denominada “Santa María de la Vega” o de “La Concepción Admirable”.

    Cuenta la tradición que a comienzos del siglo VIII, ante la inminencia de la invasión sarracena ocurrida entre los años 711 a 714, los cristianos de la villa para evitar la profanación de la imagen, escondieron a la Señora en un cubo de la muralla; en 1083-1085 siendo Pontífice Gregorio VII, al conquistar Magerit el rey Alfonso VI, convocó una procesión encabezada por él mismo, y al llegar junto al cubo de la muralla cercano a la Almudayna unas piedras se derrumbaron y en el hueco estaba la imagen de la Virgen con los dos cirios encendidos. Era el 9 de noviembre del año 1085. Según esta tradición el Rey Alfonso VI hasta la localización de imagen habría mandado pintar en el muro de la Iglesia de la Villa una imagen. Esa imagen sería la conocida hoy en día de “la Virgen de la Flor de lis”. Cuenta esta leyenda que los rasgos estaban inspirados en su esposa Doña Constanza y que sostiene una imagen de flor de lis en su mano puesto que Doña Constanza era francesa. Esta imagen es una pintura mural probablemente de fines del siglo XII o principios del siglo XIII y muestra a la Virgen con el Niño y con una flor de Lis en la mano. Bajo sus pies una Cruz roja similar a la de la Orden de Calatrava. Seguramente tras la consagración del templo (ya que había sido mezquita) se pintó una imagen de la Virgen con el lirio (probablemente símbolo de pureza de María) muy utilizado como ornamento decorativo por los visigodos y más tarde por los mozárabes. En 1638 se arrancó el bloque de yeso de 10 cm. de espesor sobre el que está pintada la imagen y se trasladó a otro lugar de la iglesia. En 1868, cuando se derribó la iglesia de Santa Maria, pasó a la del Santísimo Sacramento y desde allí definitivamente a la Cripta donde hoy se venera. La Virgen de la Flor de Lis es actualmente Patrona de los jardineros.



    La imagen
    La talla actual de la Virgen de la Almudena es de madera de pino dorada y policromada, y sostiene al Niño en sus brazos y data seguramente de fines del siglo XV o principios del XVI, fue realizada por un escultor relacionado con el maestro Diego Copín de Toledo o por el mismo tal y como afirmaron José Manuel Azcárate y Francisco Portela; sustituyó a la anterior que aparece citada en algunas crónicas y cuya imagen es probablemente la que aparece pintada en el arcón de San Isidro que se encuentra en la Capilla de la Catedral dedicada a San Isidro, y que podría haber sustituido a una primitiva que se habría quemado en tiempos de Enrique IV (1425-1474).

    Esta imagen de Santa Maria la Real de la Almudena, estuvo vestida desde 1626. Durante este tiempo recibió gran cantidad de vestidos y mantos, regalo de distintas Reinas de España, que se conservan en el Museo Catedral; pero el 18 de junio de 1890, por disposición del entonces Obispo de Madrid Don Ciriaco Sancha, la Virgen salió en la Procesión del Corpus desposeída de sus vestiduras de tela.

    ResponderEliminar
  7. Almudena es un nombre propio femenino de origen árabe en su variante en español. Proviene del árabe al-mudayna, "la ciudadela", diminutivo de madina, "ciudad". La Virgen de la Almudena es la patrona de Madrid (España).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casualmente hoy mismo, viendo un programa en la TV, mencionaron este nombre, jamás me imaginaba que hubiera un lugar que se llamase así, se lo pusieron a un personaje en la TV.
      Acá, Almudena, no es muy común.

      Eliminar
    2. En Madrid tenemos muchas Almudenas
      "Almu".
      Yo vivo cerca de esta Catedral. Y creo hoy iré a ver la Cripta.
      Saludos.

      Eliminar
  8. https://goo.gl/images/LaTi13

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. si nacio y lo envolvio en pañales, como a posterior lo desnudo, el que la tallo le fascinaba ese tipo de escultura

    ResponderEliminar
  11. El post me hace recordar la reacción interior de San Agustín, comparto fragmentos de como fue la conversión de este Santo.

    Tú, Señor, me trastocabas a mí mismo, quitándome de mi espalda, a donde yo me había puesto para no verme, y poniéndome delante de mi rostro para que viese cuán feo era, cuán deforme y sucio, manchado y ulceroso. Veíame y llenábame de horror, pero no tenía a dónde huir de mí mismo. Y si intentaba apartar la vista de mí, con la narración que me hacía Ponticiano, de nuevo me ponías frente a mí y me arrojabas contra mis ojos, para que descubriese mi iniquidad y la odiase. Bien la conocía, pero la disimulaba y reprimía y olvidaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enfermedad del alma
      Pero ¿de dónde nacía este monstruo? ¿Y por qué así? Luzca tu misericordia e interrogue —si es que pueden responderme— a los abismos de las penas humanas y las tenebrosísimas contriciones de los hijos de Adán: ¿De dónde este monstruo? ¿Y por qué así? Manda el alma al cuerpo y le obedece al punto; se manda el alma a sí misma y se resiste. Manda el alma que se mueva la mano, y tanta es la prontitud, que apenas se distingue la acción del mandato; no obstante, el alma es alma y la mano cuerpo.
      Manda el alma que quiera el alma, y no siendo cosa distinta de sí, no la obedece, sin embargo. ¿De dónde este monstruo? ¿Y por qué así? Manda, digo, que quiera —y no mandara si no quisiera—, y, no obstante, no hace lo que manda. Luego no quiere totalmente; luego tampoco manda toda ella; porque en tanto manda en cuanto quiere, y en tanto no hace lo que manda en cuanto no quiere, porque la voluntad manda a la voluntad que sea, y no otra sino ella misma. Luego no manda toda ella; y ésta es la razón de que no haga lo que manda. Porque si fuese plena, no mandaría que fuese, porque ya lo sería.

      Eliminar
    2. La conversión total a Dios
      Decía estas cosas y lloraba con muy dolorosa contrición de mi corazón. Pero he aquí que oigo de la casa vecina una voz, como de niño o niña, que decía cantando y repetía muchas veces: «Toma y lee, toma y lee»
      Así que, apresurado, volví al lugar donde estaba sentado Alipio y yo había dejado el códice del Apóstol al levantarme de allí. Lo tomé, lo abrí y leí en silencio el primer capítulo que se me vino a los ojos, que decía: No en comilonas y embriagueces, no en lechos y en liviandades, no en contiendas y emulaciones sino revestíos de nuestro Señor Jesucristo y no cuidéis de la carne con demasiados deseos47.
      No quise leer más, ni era necesario tampoco, pues al punto que di fin a la sentencia, como si se hubiera infiltrado en mi corazón una luz de seguridad, se disiparon todas las tinieblas de mis dudas.

      Eliminar
    3. Que bello texto que has traído Arwen, gracias...

      Me quedó grabado:

      "...revestíos de nuestro Señor Jesucristo y no cuidéis de la carne con demasiados deseos".

      Eliminar
  12. Las criptas, me dan esa sensación de paz y tranquilidad.

    Sólo pienso en.las almas, más no en el cuerpo, gozando de esa eternidad combinados en la Presencia de Dios.

    Es la belleza.

    ResponderEliminar
  13. ¡Oh! No sabía que Bach cantaba. A mi también me gusta cantar… aunque no canto muy bien. ¿Qué tipo de música cantaba Bach? A mi me gusta cantar flamenco.

    😄

    ResponderEliminar
  14. EL águila que creía ser una gallina.

    Este cuento está incluido en el libro "Reinventarse. Tu segunda oportunidad" de Mario Alonso Puig.



    "Un pastor que vivía en una cabaña cerca de un bosque y a cierta distancia de una montaña, tenía un corral con gallinas y un rebaño de cabras.

    Aquel año hubo una gran sequía, con lo cual la mayor parte de la hierba desapareció. Por esa razón, el pastor decidió llevar sus cabras a lo alto de la montaña, donde probablemente al haber más humedad, encontraría algo de hierba tierna para sus animales. Así lo hizo y, después de un largo caminar, llegó junto a la cima de la montaña. Allí sus animales pastaron durante unas horas, hasta que fue cayendo la tarde y el pastor decidió volver de nuevo a la cabaña donde vivía.

    Bajaba entre las piedras con su rebaño cuando vio frente a él algo grande, que en seguida reconoció como un nido de águilas. Al acercarse observó que en el interior había dos polluelos, uno de los cuales se había matado al desprenderse el nido de la roca en la que se encontraba. El otro polluelo, aunque algo se movía, parecía estar gravemente herido.

    Al pastor no le gustaban nada las águilas porque las tenía por enemigas. en alguna ocasión habían atacado a sus cabras e, incluso, se habían llevado a alguna de sus gallinas. No obstante, llevado por la lástima, el pastor se agachó, cogió con delicadeza el polluelo herido y lo llevó a su cabaña. Allí lo curó como pudo y empezó a alimentarlo con pequeños trocitos de carne, mientras dejaba que la naturaleza hiciera el resto. El animal se recuperó por completo y empezó a crecer y crecer hasta que se convirtió en un magnífico ejemplar adulto de águila.

    A partir del momento en el que el águila se hizo adulta, las cosas empezaron a cambiar. El pastor, que inicialmente se sentía tan orgulloso por lo que había hecho, empezó a sentirse cada vez más inquieto con la presencia de aquel animal. De alguna manera, no lograba evitar que imágenes cargadas de emoción le vinieran a la cabeza y le recordaran lo que animales como aquél habían hecho con sus cabras y sus gallinas.

    Un día, el pastor llegó a una decisión, la de abandonar el animal en el bosque, pensando que sin duda la naturaleza se ocuparía de nuevo en ayudarlo a sobrevivir. Tres veces llevó el pastor el águila al bosque y tres veces el águila le siguió dando pequeños saltitos en el suelo.

    No sabiendo ya qué hacer para deshacerse del animal, el pastor pensó y pensó hasta que se le ocurrió la más absurda de las ideas: metería el águila en el corral con sus gallinas.
    Cuando las gallinas vieron entrar en el corral a ese animal al que tanto temían, se adentraron despavoridas en la pequeña caseta en la que se refugiaban. Pronto se dieron cuenta del extraño comportamiento de aquel animal, que permanecía quieto y solo, y se fueron acostumbrando de forma progresiva a su presencia en aquel luga

    ResponderEliminar