domingo, septiembre 30, 2018

Interesantísima iluminación sobre Alejandro Magno















Hoy se cumplen 30 años de la película Cinema Paradiso. ¿Cuál es mi opinión acerca de esa película? Pues es la misma opinión que tengo acerca de los pasteles de boda. Esos pasteles que rezuman azúcar por todas partes. Ves diez minutos de esa película y ya estás empalagado para todo el día. Es un cine no apto para diabéticos. Lo mismo que La vida es bella. Me alegra sinceramente que alguien pueda ver esa película de Roberto Begnini. La capacidad para aguantar un saco entero de azúcar tomado cucharada a cucharada, sin misericordia, sin pan, sin untarlo en nada, me parece increíble. Cinematográficamente, ambas películas me parecen un perfecto aburrimiento.

Justamente hoy he comenzado a ver, al menos es la tercera vez, Lo que queda del día. Qué diferencia entre el gran cine y un pastel de boda relleno de quince kilos de nata. Comencé a ver la semana pasada La jungla de asfalto. Me decepcionó. No pasé del principio.

Qué diferencia entre una película aburrida y sin interés alguno, y las llamas que salen de las chimeneas reflejadas en la córnea de un ojo en Blade Runner, o la elegancia de todos y cada uno de los planos del metraje de Memorias de una geisha. Aquí en España conozco a varios directores óptimos Calparsoro, Pablo Berger y otros. Pero parece que hay un gran interés en tirar el dinero con malos directores.

30 comentarios:

  1. Hoy películas...
    Eso mismo dije hoy con mi familia, ya ni en las pelipelíc hay refugio, no hay buenas historias.

    ResponderEliminar
  2. Hay grandes producciones que resultan ser un gran fracaso...

    ResponderEliminar
  3. Decía, antes de que se cortará mi inspiración en el otro mensaje que las películas cada vez están peor.

    No puedo no dejar de decirle que la de "La vida es bella" la he visto un par de veces pero no la aguanto porque lloro, casi me pasa igual con Titanic y la de la Lista de Schilder por las mismas.

    La película "Lo que queda del día" la vi hace poco por primera vez y me encantó, es una película tan fina en muchos aspectos que al recomendarla las personas que la ven creo que no la aquilatamos porque ya estan acostumbrados a Avengers, y eso que esas películas si las veo.

    Pero en fin, las comedias románticas que son las que más me agradan han tenido como varios géneros una caída estrepitosa en falta de contenido, historia, trama y lucimiento escenográfico.

    Si así está la comedia no quiero imaginar los otros géneros más serios y de sustancia.

    Y las series otro poco, termina uno viendo cualquier cosa y al término de ello se queda uno con la sensación mas de desagrado que de haber obtenido diversión o un aprendizaje si fuera el caso de un documental.

    Triste triste, ya ni en las películas hay refugio...😭😭😭😭

    ResponderEliminar
  4. Me quedo con "Memorias de una geisha".
    La elegancia y "garra". Siempre la veo.
    "El gran silencio" me impactó. Ese testimonio del monje ciego! q estaba lleno de luz. Hace tiempo q no voy al cine. Hay mal ambiente en la calle. El mundo se está volviendo feo como los telediarios.

    ResponderEliminar
  5. "Me alegra sinceramente que alguien pueda ver esa película de Roberto Begnini. La capacidad para aguantar un saco entero de azúcar tomado cucharada a cucharada, sin misericordia, sin pan, sin untarlo en nada, me parece increíble. Cinematográficamente, ambas películas me parecen un perfecto aburrimiento."

    Jajajaja! Y eso que no ha visto "El tigre en la nieve" de Benigni 😀.

    A mí esas dos me gustaron mucho. Cine lacrimógeno no apto para diabéticos. Tal cual! " The remains of the day" se ve buena. La tengo en lista de espera.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. The Remains of the Day! Yo entiendo poco de cine (más bien nada) pero una de mis 2 ó 3 películas favoritas es Lo que queda del día. El mayordomo (Anthony Hopkins) es INCREIBLE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aplaudo el comentario, a mi también me encanta esa película, me quedo muy en la cabeza las escenas.

      Todo el tiempo me trajo con la incógnita y la atención en la historia, el mayordomo en todo su papel!!!

      Eliminar
  8. La vida es bella la vi y me gusto mucho porque te muestra como ser feliz, en medio de tanto sufrimiento, esta película me recuerda de mártires como Maximiliano Kolbe, Titus Brandsma, Edith Stein que se preocuparon por ayudar y dar consuelo a los demás aún en las duras condiciones de humillaciones y tormentos en que vivían.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En relación a los pasteles y los dulces, hoy día de Santa Teresa de Lisieux, nos enseña a vivir bajo la luz de la alegría en el sufrimiento, ella decía, ”Jesús hace dulce lo más amargo”.

      Eliminar
  9. La semana pasada vi "Almirante Canaris" y me pareció una obra maestra del cine y una reflexión magnífica y realista sobre las posibilidades de ser un hombre decente en una sociedad enloquecida.
    El viernes vi de nuevo "El hundimiento", poco después de ver en el teatro el "Auto de los inocentes". Fué muy interesante poder comparar ambos mundos y personajes.
    Como obra, me quedo con el Auto, que engarza de modo maravilloso en una pieza actual un Romance medieval, varios fragmentos de teatro barroco español y el "Auto de los Reyes Magos", como gemas preciosas en un collar tejido de pesadumbre. Si podéis, acercaros a verlo.
    Feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena figura la de Wilhem Canaris y controvertida. Ideal para plantearse un dilema moral.

      ¿Son lícitos los medios malos para parar el mal? Y ¿Hasta qué punto el asesinato es disculpable?

      Recordemos que antentó contra Hitler, pero también eliminó a Rosa Luxemburg.

      Eliminar
  10. Hace unos días fui al cine y vi "The Nun", ¡qué mala y macabra peli!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  11. Padre, Cinema Paradiso no es tan mala ;-).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sobre la imagen, ¿Alejandro Magno fue también el Cousteau de la Era antigua?

      Eliminar
  12. Pues no estoy nada de acuerdo. A mi Cinema Paradiso me parece un peliculón y de ninguna manera me parece que esté en ese grupo de películas de llanto fácil.

    ResponderEliminar
  13. Impresionante lo de Alejandro Magno explorando las profundidades marinas en un “proto-submarino” de cristal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  14. Apelar al sentimiento -que no al sentimentalismo- y a las emociones de cualquier ser humano -que no al emocionalismo facilón para yayas- siempre hiere al macarrismo ideológico.

    ResponderEliminar
  15. Cinema Paradiso.
    La magia del cine y de ir al cine.
    Y todavía más en los pequeños pueblos, en los años 50, cuando sus habitantes nacían y morían alli, sin haber ido durante toda su vida más allá de cien kilómetros a la redonda.
    De cuando el cine era su única ventana al mundo.
    Se abria el telón (tris-tris-tris) y percibian el girar de la Tierra.

    https://youtu.be/ovICESH9jPU

    ResponderEliminar
  16. Más que malos directores, lo que son malos son los guiones. Mucho diálogo, poca chicha y un sentimentalismo exacerbado que raya la ñoñez. Destruir con c4.

    ResponderEliminar
  17. L. Patrística

    En el corazón de la Iglesia yo seré el amor

    Santa Teresa del Niño Jesús

    De la narración de la Vida, escrita por ella misma (Manuscrits autobiografiques, Lisieux 1957, 227-229)

    Teniendo un deseo inmenso del martirio, acudí a las cartas de san Pablo, para tratar de hallar una respuesta. Mis ojos dieron casualmente con los capítulos doce y trece de la primera carta a los Corintios, y en el primero de ellos leí que no todos pueden ser al mismo tiempo apóstoles, profetas y doctores, que la Iglesia consta de diversos miembros y que el ojo no puede ser al mismo tiempo mano. Una respuesta bien clara, ciertamente, pero no suficiente para satisfacer mis deseos y darme la paz.
    Continué leyendo sin desanimarme, y encontré esta consoladora exhortación: Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino excepcional. El Apóstol, en efecto, hace notar cómo los mayores dones sin la caridad no son nada y cómo esta misma caridad es el mejor camino para llegar a Dios de un modo seguro. Por fin había hallado la tranquilidad.
    Al contemplar el cuerpo místico de la Iglesia, no me había reconocido a mí misma en ninguno de los miembros que san Pablo enumera, sino que lo que yo deseaba era más bien verme en todos ellos. Entendí que la Iglesia tiene un cuerpo resultante de la unión de varios miembros, pero que en este cuerpo no falta el más necesario y noble de ellos: entendí que la Iglesia tiene un corazón y que este corazón está ardiendo en amor. Entendí que sólo el amor es el que impulsa a obrar a los miembros de la Iglesia y que, si faltase este amor, ni los apóstoles anunciarían ya el Evangelio, ni los mártires derramarían su sangre. Reconocí claramente y me convencí de que el amor encierra en sí todas las vocaciones, que el amor lo es todo, que abarca todos los tiempos y lugares, en una palabra, que el amor es eterno.
    Entonces, llena de una alegría desbordante, exclamé: «Oh Jesús, amor mío, por fin he encontrado mi vocación: mi vocación es el amor. Sí, he hallado mi propio lugar en la Iglesia, y este lugar es el que tú me has señalado, Dios mío. En el corazón de la Iglesia, que es mi madre, yo seré el amor; de este modo lo seré todo, y mi deseo se verá colmado».

    ResponderEliminar

  18. Himno Oficio Lecturas. (Teresa Lisieux)

    Esta mujer no quiso
    tomar varón ni darle su ternura,
    selló su compromiso
    con otro amor que dura
    sobre el amor de toda criatura.

    Y tanto se apresura
    a zaga de la huella del Amado,
    que en él se transfigura,
    y el cuerpo anonadado
    ya está por el amor resucitado.

    Aquí la Iglesia canta
    la condición futura de la historia,
    y el cuerpo se adelanta
    en esta humilde gloria
    a la consumación de su victoria.

    Mirad los regocijos
    de la que por estéril sollozaba,
    y se llenó de hijos
    porque el Señor miraba
    la pequeñez humilde de su esclava. Amén.

    ResponderEliminar
  19. La música de "Cinema Paradiso" es extraordinaria... Ennio Morricone.

    ResponderEliminar
  20. Cinema Paradiso no la he visto. Lo intenté.

    La vida es bella me parece un cuento dulce, y absurdo. Pero eso solo se puede decir aquí, si lo dices a los amigos te acusan de no tener ♥.

    ResponderEliminar
  21. Recemos por todas la víctimas del maremoto en Indonesia. 🙏 🛐

    ResponderEliminar
  22. Ésto es España, Padre... Aquí el cine se subvenciona, es decir, se les da el dinero a los amiguetes y, como el dinero público no es de su bolsillo, pues a saco roto. Si los directores no dependieran de las subvenciones, sino de las taquillas, harían mejor cine.

    ResponderEliminar
  23. Elucubraciones de un cura de 60 años mientras francisco y los cardenales del vaticano destruyen la iglesia catolica.

    ResponderEliminar