viernes, septiembre 28, 2018

La eutanasia




















El tema de la eutanasia es uno de los pocos en los que tengo que hacer un acto de fe en la Iglesia. Si no fuera por mi fe cristiana, estaría a favor de que cada uno eligiera cuándo poner fin a la vida.

Ahora bien, la postura cristiana es totalmente racional. Me parece sorprendente el modo burlesco y agresivo con el que muchos hablan de la Iglesia católica y este tema ante las cámaras.

Si existe Dios, no es un asunto indiferente quitarse o no la vida. Si existe una Suprema Voluntad que da y quita la vida, lo lógico es someterse a su veredicto.

Por otra parte, puedo asegurar que la muerte de la mayoría de las personas es mucho menos terrible de lo que se suele pensar. Dejando aparte el hecho de que ahora nadie tiene por qué sufrir en la recta final de la vida, gracias a los calmantes, hay que tener en cuenta que el dolor intenso se produce en el organismo cuando algo está provocando un fallo grave. Por lo tanto, no se puede estar mucho tiempo con dolor intenso.

El pequeño dolor, el malestar, la dificultad para moverse y tantas otras cosas que acompañan los últimos años de vida son otra cosa. Lo que muchos realmente detestan es la parte final de la vejez. No les juzgo, les comprendo. Pero entonces ya no hablamos de evitar los sufrimientos de la fase final de una enfermedad, sino de evitar la vejez. Son dos cosas distintas.

Con toda sinceridad, soy muy comprensivo. Pero Dios es un elemento que no se puede soslayar en esta ecuación. Hay que ser honestos intelectualmente: la existencia de Dios cambia enteramente la situación.

En una sociedad en la que la eutanasia fuera algo común, ¿por qué evitar la muerte de los jóvenes cuando estos ya no se sintieran con ganas de seguir viviendo? Me puedo imaginar una sociedad en la que la eutanasia sea algo común a todas las edades. Me puedo imaginar una sociedad en la que los gobernantes apliquen la eutanasia a los miembros menos útiles para la patria, y que esto acabe siendo un vicio. Sociedades que se acostumbren a desconectar de la vida a las capas sociales que consideren que solo suponen un lastre.

La vida podría convertirse no en un derecho individual, sino en una concesión social administrada de forma comunitaria. Al borde mismo de un proceso de automatización que va a transformar enteramente nuestra sociedad, se van a oír voces que abogarán por un cambio radical en el modo de entender los derechos. No me espero que suceda lo peor, pero sí que emerjan, por doquier, populismos que aúpen a grandes autócratas. Las barreras que imponía el cristianismo van a ir siendo desmontadas.

41 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me recordo a la peli que apenas vi unas escenas ayer, "El precio del mañana".

      Trailer

      En esa supuesta realidad nadie envejece más allá de los 25.

      Y se les acaba el tiempo...

      Creo que es sano morir, que aunque da pavor la enfermedad, el ser un dependiente de alguien en todo, y hasta en permanecer años conectado a una máquina, espero que sea como Dios quiere para mi, pero que tome en cuenta los deseos de mis familiares, de mi para tener lo que se llama una buena muerte

      Le saludo, Padre Fortea, que tenga una muy buena noche.

      Eliminar
  2. Pero qué hay acerca de prolongar la vida de una persona por medios artificiales ?

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo la película de " la Isla " donde hay clones de personas con dinero y las utilizan como respaldo por si sé enferman, era el tiempo que se hablaba mucho de la clonación.saludos

    ResponderEliminar
  4. Ay padre... Mamá tiene 83 años, y ha tenido mala salud muchos años. En muchos momentos recuerdo esa parte del Apocalipsis que retomó usted en alguna ocasión "Y el Sol ¡ya no brilla!". Le puedo decir que enmedio de la infinita tristeza que me da verla apagarse un poco más cada día, me consuela grandemente su fe, su esperanza, la certeza de que hay otra vida. Los breves instantes de alegría y bienestar, mirarla sonreír, mirarla, simplemente mirarla... Es un gran consuelo! Recuerdo los últimos días de Mamá Elba, mi abuela materna; su organismo colapsó a los 93 años...Todos tenemos un fin, no hay vuelta de hoja. Hay que ensanchar el corazón para contemplar el ocaso de la vida, como quien contempla un atardecer. Ya nos tocará dormir también un día.
    Le agradezco infinitamente a Dios por su existencia, padre. Por su entrega y su fidelidad a Dios. Yo pensaría muy distinto sin varias de las homilías que nos ha compartido, gracias.

    ResponderEliminar
  5. Buenos días Padre, tiene razón en decir que la vida es un derecho, es irrenunciable, dios nos la da, dios nos la quita. A veces pienso en la agonia que tanta gente pasa en el final de sus dias, con enfermedades como el cáncer por ejemplo, me pongo en su lugar y pienso que tal vez pudiera ser lícito terminar la vida en esos casos, pero también recuerdo la pasión y muerte de Cristo, todo lo que sufrió dios mismo y pienso ¿quien soy yo para evitar mi sufrimiento acabando con mi vida? si Cristo mismo con todo su poder sufrió y pereció en la cruz. Por lo que nos advierte sobre la eutanasia opcional a cualquier edad, pues si que se pudiera dar en una nación que ignora los valores cristianos y equipara la vida a un objeto desechable, un atentado a la dignidad humana.

    ResponderEliminar
  6. A dónde vamos?? Que Dios tenga misericordia

    ResponderEliminar
  7. Un sermón
    936-Solemnidad de San Pedro y San Pablo II http://bit.ly/2DyODMo

    ResponderEliminar
  8. La gente ahora incluso ni siquiera piensa en la muerte. En esta sociedad enferma, la gente se acuerda de la muerte únicamente un día del año: el 31 de Octubre, y es para burlarse de ella. En mi modesta opinión, una mala salud,una mala vejez o una mala muerte (Dios nos libre) pueden purificar el alma, evitar el infierno o acortar tiempo de purgatorio. Una mala salud es más valiosa que una buena salud. Sin la fe, la vida ni el sufrimiento tienen sentido.

    ResponderEliminar
  9. ¡Me dan mucha lástima los ateos!
    Supongo que ellos deben envidiar nuestra alegría ante el dolor y la muerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios tb les ayuda aunq ellos no son conscientes.

      Eliminar
    2. Existen ateos con buena conciencia y humildes.
      Y los q nos autollamamos cristianos q pudiéramos estar llenos de soberbia y enseñando a los demás en nombre de Dios.

      Eliminar
  10. La vida se va a convertir en un valor de mercado.

    El que resulte caro e improductivo, eliminado.


    Fuera los vagos !

    Esrudiarás para conservar tu vida.

    Los funcionarios por fin trabajarán a diario, para conservar su vida. Serán activos y creativos, buscando siempre nuevas formas de mejorar la sociedad. (hasta las cosas terroríficas como la Eutanasia tendrán su lado bueno, por fin los funcionarios serán útiles)

    Y será el Estado el que decidirá a quien darle el indulto y dejarle vivir sin ser productivo.

    ResponderEliminar
  11. "Hay que ensanchar el corazón para contemplar el ocaso de la vida, como quien contempla un atardecer. Ya nos tocará dormir también un día."
    Qué bella y acertada imagen, María. El atardecer a veces se parece a un atardecer sereno y precioso en los campos de Castilla, otras veces puede estar lleno de sobresaltos y gritos de fieras en medio de la sabana africana, no es menos bello aunque es más terrorífico.
    Podría ser como el atardecer que vivió Nuestro Señor, rodeado de odio y dolor, como el de los santos Mártires.
    Un vecino con Alzheimer vive el atardecer en la sabana: a veces grita con gritos terribles cada minuto o menos, desde la primavera ya anda así. Vive en el tercero y le escuchamos perfectamente en el primero! Dios le dé el descanso eterno pronto! Os pido una oración por él y su familia.
    Muy feliz finde!!!

    ResponderEliminar
  12. el dolor intenso se produce en el organismo cuando algo está provocando un fallo grave.

    Esto no es cierto, Fortea, es lo que nos han contado siempre pero es un error. Si alguna vez tiene la oportunidad de acercarse a alguien que haya recibido una puñalada o un tiro y haya salvado la vida preguntele si le dolió, su respuesta va a ser que no. No duele una lesión por arma blanca o por arma de fuego, aunque la lesión sea incompatible con la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de donde te den la puñalada o el tiro, pero dolerte te va a doler y mucho.

      Decir que no duele es retocer la evidencia.

      Te caes al suelo, te haces una herida y duele.

      El dolor es, y será un aviso de que algo funciona mal.

      Eliminar
    2. Que ten una puñalada en el muslo a ver si te duele o no.

      A no ser que el puñal sea muy finito, el que la da un experto que lo hace rápido y sabe engañar al sistema nervioso, pero vamos te a doler.

      Eliminar
    3. Me gusta tu teoría Techo, para defender las corridas de toros.

      👌

      Eliminar
  13. Ahora no tengo tiempo, pero al margen de ser creyente o no, la eutanasia debe de ser prohibida en cualquier sociedad civilizada, es muy peligroso para las sociedades dejar esta puerta abierta. Si Dios la ha prohibido no es sólo porque él sea el Autor de la vida sino porque sabe los cuantiosos problemas que puede traer al individuo y a la sociedad este tema.

    ResponderEliminar
  14. Leyendo algunos comentarios entiendes aquel viejo dicho: 'hay más fuera que dentro'.
    Y sientes algo de miedo y la necesidad de tomar precauciones porque tienes la sensación de estar rodeado de gente peligrosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo tb tengo ese sentimiento, pero cuando veo la que se nos avecina Joan.

      Nos cae eutanasia segura, u obligados o presionados hasta q digamos si.

      Dios es más grande que el miedo.

      Eliminar
  15. Pater Vd. sería terrible si no hubiera sido fiel a su vocación. Gracias demos a Dios por poner la inteligencia, la razón, los dones recibidos al servicio de la Iglesia en el voto de Obediencia.

    Disecciona fantásticamente las posibles variantes q harán con este tema sin tener en cuenta a Dios.

    El nos guarde. Su discernimiento me ayudó.

    ResponderEliminar
  16. Cualquier humano tiene la posibilidad de tomar cianuro, o lanzarse por un puente o a la vía del ferrocarril. Sin embargo el que está postrado en una cama o en una silla de ruedas no puede poner fin a su vida como la mayoría de los humanos podemos hacer.
    No son los familiares ni los médicos que deben decidir el día de la muerte de nadie. A lo sumo, por lo que he comentado al inicio, sólo lo podría hacer el enfermo.
    Aunque en última instancia, a Dios y a nadie más le corresponde la última palabra sobre nuestra muerte.

    ResponderEliminar
  17. Estas palabras de J.Yániz que he tenido el gusto de leer hoy, me parecido muy pertinentes:

    "Si nos empeñamos, contribuiremos a promocionar una nueva cultura, una nueva legislación, una nueva moda que sean coherentes con la dignidad del hombre. Actualmente el mundo necesita que los cristianos seamos más audaces, más coherentes, más vibrantes. A través de nuestra amistad sincera y leal ayudaremos a muchas personas a tomar conciencia de su condición de hijos de Dios, llamados a identificarse con Cristo. Les descubriremos el horizonte de la santidad personal, de modo que ellos mismos contribuirán con sus propias vidas al desarrollo de la misión de la Iglesia, pues conocer a Jesús (…) es darnos cuenta de que nuestra vida no puede vivirse con otro sentido que con el de entregarnos al servicio de los demás[33]. En este Año de la fe, Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, nos concederá las gracias que necesitamos para vivir rebosantes de espíritu apostólico y movilizar a muchos al servicio de la nueva evangelización."

    Ante la descristianización la única solución es la reevangelización o Nueva Evangelización. Transmitir la alegría de la fe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conozco a J. Yanis, pero lo que ha dicho es cierto... y si los católicos no tomamos al cristianismo como cosa seria nuestra sociedad inevitablemente será conducida hacia una situación adversa, hacia un estado de barbarie.

      Eliminar
  18. He leído que en Colombia la eutanasia es legal. ¿Qué hizo que allí se permitiese y en otros países latinoamericanos no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto ha sido una decisión jurisprudencial de unos magistrados de la Corte Constitucional. En total los actuales 9 togados. La ideología de "El libre Desarrollo de la Personalidad" progresista, y de "avanzada", que ha permeado a la altas Cortes,desde hace ya una década, pero hoy se hace más latente, porque estas estas cosas son como una "caja de Pandora" si dejas que avance, así sea un resquicio pues el relativismo se hace aun más fuerte. Es como una lavada progresiva y progresista de cerebro, dónde TODO vale. Donde el Estado es dios, dueño y señor hasta de la vida de los ciudadanos. Una tiranía solapada. Unos nueve magistrados imponen su ideología a todo un país.

      Eliminar
    2. Las altas cortes en Colombia están vendidas a la izquierda socialista desde hace mucho. Sólo fallan a favor de intereses progresistas y seudoambientalistas. Empezando por ese magistrado corrupto Barceló. Toman y toman desiciones que no son (o no deberían ser) de su competencia. Pisotean lo poco que quedó de bueno en la constitución de la República después de las narcoreformas que sufrió en 1991. Son una absoluta vergüenza.

      Eliminar
    3. *narco reformas

      *¿narcorreformas?

      *🤔

      Eliminar
    4. Son una absoluta vergüenza...

      (tanto las cortes como las mafio reformas a la constitución del 91).

      Eliminar
  19. "La vida podría convertirse no en un derecho individual, sino en una concesión social administrada de forma comunitaria..."

    El enemigo intenta paulatinamente aprovechando o fomentando cualquier resquicio para "tirar" contra el núcleo del ser humano: su dignidad, su libertad.

    Nos masificarán y nos llevarán por delante cuando no seamos productivos.

    Hay algo escrito por Benedicto acerca del valor de los "improductivos".

    ResponderEliminar
  20. Pienso, don José Antonio, que la clave está en lo que dice usted en el artículo: "si Dios existe, eso cambia enteramente la situación". Así es. Y, por eso mismo, visto desde el otro punto de vista, desde el punto de vista de una humanidad materialista, con poca fe en Dios, para ellos es normal y comprensible la eutanasia. Para el creyente de ideas claras, no: porque sabe que Dios le pedirá cuentas de sus actos y sabe que hay cosas más importantes que la mera eliminación de las incomodidades de la enfermedad y de la vejez. Pero, para quien tiene una sensibilidad materializada, lo más importante, me parece a mí, es la eliminación de las molestias físicas. Y, con esa sensibilidad materialista de la vida, la imagen de Dios como Juez que nos juzgará por nuestros actos, debe de quedar muy lejana y desdibujada.

    ResponderEliminar
  21. Hoy vivimos la cultura de la productividad, sólo son importantes aquellos individuos que son socialmente productivos. Esta cultura lleva a descartar otros individuos como ancianos o discapacitados físicos y psíquicos. No voy a entrar a analizar la cultura de la productividad sin antes hacer un paralelismo con el Teorema Negro de Malthus. Malthus se dio cuenta que estábamos empezando a ser muchos en el planeta tierra y que era muy incómodo vivir empujándonos y pisándonos unos a otros. Entonces ¿qué se le ocurrió hacer a Malthus? Lo mismo que hace hoy en día nuestra sociedad, la cultura del descarte. Dejemos sólo aquellos individuos que son productivos, así seremos menos y no tendremos que pisarnos unos a otros. Cuando Malthus dijo esto, la sociedad reaccionó negativamente, y Malthus pasó a formar parte de la lista negra de las personas que piensan en contra de la humanidad, de ahí el nombre del Teorema Negro de Malthus. Hoy en día vivimos en una sociedad malthusiana y nadie dice ni pío. Aborto: si; eutanasia: Si. Sólo tienen cubierto los individuos productivos.
    No es una tontería la eutanasia, alguno pensará que en una era donde el futuro de las pensiones está comprometido viene muy bien aprobar esta ley. Y ahora empezamos dejando voluntaria la eutanasia y cuando todo el mundo vea normal esta ley, empezamos a hacer una selección artificial y decidiendo que individuos son socialmente productivos y quienes no lo son, y sobre quienes no lo son se les aplica la eutanasia y un gasto social menos. Lo mismo para todos aquellos que tienen pocos recursos económicos o viven en países pobres, la solución pasará por el aborto y la eutanasia. Pero cuando son muchos los que piensan y actúan así, la ley se ha convertido en moralmente aceptable, y si no mirad lo que pasa con el lobby gay, hace 50 años esta ley hubiese sido una aberración social, y hoy es una ley moralmente aceptada. Sólo hace falta un lobby, un poco de publicidad, y repetir las cosas unas cuantas de veces y lo que es blanco pasa a ser blanco roto, gris, y jaspeado en negro.
    Entonces llegados a este punto, es donde entra en juego el creyente, Dios es ese muro de contención que establece lo que le es lícito hacer al hombre y lo que no le es lícito, y matar en ninguna de sus formas no le es lícito.

    Nota:

    Los apuntes que hay en Internet sobre Malthus de si se equivocó con la estadística tal y cual, no son correctos, de haberlo sido no sería puesto como ejemplo de los que piensan en contra de la humanidad, nadie pasa a la lista negra por un error.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora que he leído el comentario de Maris me he acordado que efectivamente de “la cultura de la productividad” han hablado el Papa Francisco y algunos obispos.
      No tardando mucho, alguna mente privilegiada se le ocurrirá que quitando del medio a todos los ancianos nos ahorraremos sus pensiones, y si además quitamos también a discapacitados, nos vamos a ahorrar un buen dinerito en gasto social. Total, entre la ley de ideología de género, el aborto, y la eutanasia nos espera peor pronóstico que a Sodoma. Esto pinta muy mal.

      Eliminar
    2. ¿Y qué es esto más que el teorema de Malthus? Nos guste o no, vivimos en una sociedad malthusiana. Malthus estaría orgulloso de esta sociedad. Dentro de unos cuantos de lustros, nuestra sociedad occidental del s. XXI, de gran avance científico y tecnológico, pasará a ocupar la Lista Negra de las sociedades que pensaban en contra de la humanidad.

      Eliminar
    3. excelente comentario acerca de la teoría de Thomas Malthus, por lo que he leído mucha gente se ha tomado muy en serio esa teoría de la sobrepoblación mundial y trabajan arduamente para reducir la natalidad... de ahí es donde nace, por ejemplo, la promoción para la legalización del aborto como un "derecho humano", la eutanacia y promueven y financian también a los lobbis gays... he leído que una de sus pretenciones para reducir la natalidad es hacer que, por lo menos la mitad de la población mundial se convierta en homosexual (los homosexuales no se reproducen).

      Eliminar
    4. En relación al tema de las modificaciones graduales que se han hecho a las leyes, para hacer que la sociedad acepte el aborto y la eutanasia, comparto un link de un artículo que habla sobre eso:

      https://adelantelafe.com/como-legalizar-cualquier-aberracion-desde-la-eutanasia-hasta-el-canibalismo/

      Eliminar
  22. El post me hace recordar a la pelicula Kingsman El círculo de oro, una droga recreativa que envenena a sus consumidores y los condena a una dolorosa muerte en un lapso corto de tiempo, con lo que amenaza envenenar a todo el mundo matando a millones de consumidores.

    Bueno aunque la eutanasia ya existe entre los jóvenes los mata lentamente, las drogas y el alcohol.

    ResponderEliminar
  23. En base a la hipótesis en que se basan los "Premios Darwin, según la cual ciertos accidentes mortales provocados por acciones estúpidas de sus víctimas son causados por un mecanismo de protección de la especie humana cuyo finalidad es evitar que tales individuos puedan tener descendencia y deteriorar el caudal genético de la humanidad, a mí me parece que los suicidas constituyen un caso similar.

    Por cierto hay una película sobre los "Premios Darwin" , de la que son recomendables sobre todo dos escenas:la del coche cohete y la de los pescadores.

    ResponderEliminar
  24. Aprovecho esta entrada para atreverme a recomendar a todos los lectores "Lord of the World".
    El capítulo en el que una de las protagonistas recurre a la eutanasia, junto a la presencia que ésta tiene en toda la obra, resultan en mi opinión terriblemente inquietantes y potencialmente proféticos.

    ResponderEliminar