viernes, septiembre 28, 2018

Nueva Carta de monseñor Viganó: mi opinión



He leído con lástima la carta que hoy ha hecho pública monseñor Viganó. De su lectura solo he sentido pena por su autor. En ella acusa al Papa de llamarle el “Gran Acusador”.  Cuando escuché las palabras del Papa, en ningún momento se me ocurrió que se estuviera refiriendo al exnuncio. El Papa estaba usando un término bíblico para referirse de forma inequívoca al Diablo e, implícitamente, afirmaba que él usa la verdad para acusarnos. Satanás, desgraciadamente, nos acusa de nuestras faltas, de nuestras verdaderas faltas.

Leí la carta de Viganó en que acusa al Papa de hacer juicios acerca de él. Curiosa acusación seguida de infinidad de juicios acerca del Papa. Le acusa falsamente al Papa, y después hace repetidas veces aquello de lo que le ha acusado.

Eso sí, la primera carta del exnuncio contenía hechos, en mi opinión poco sustanciales. Pero en esta segunda carta solo hay juicios. Todo lo que tenía que decir ya lo dijo y solo le queda seguir atacando ad hominem no secundum factum.

Menciona, al final, un mosaico de la Basílica de san Marcos de Venecia, que él puso en los recordatorios de su ordenación episcopal. Monseñor Viganó le da un sentido contrario a nuestro Pedro, el papa Francisco. Y menciona que Jesús dijo: ¡Silencio!

Al leer ese texto, no pude menos que pensar que ese mosaico sí que era providencial en la conmemoración de su ordenación. Jesús le dice “silencio” a monseñor Viganó.

División, división, división, esta es la semilla que ahora está sembrando este sucesor de los Apóstoles. No juzgo su intención, pero esta es la semilla que ahora sale de su alforja. Cuando sale esto de su corazón, me pregunto qué sentirá este obispo en su oración ante el sagrario. La paz os doy, mi paz os dejo. ¿Puede tener paz el que juzga al hermano, el que divide al rebaño?

Recemos para que ese obispo retirado vuelva a abrazar al sucesor de Pedro y vuelva a su labor de construir, de remar en la misma dirección.

90 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Yo un dia tb comenté la primera pero nadie me hizo caso. Espero que en el blog esté todo bien anotado :))

      Eliminar
    3. No inventes dibujante!!!

      A menos que hayas borrado tu tunsaje, aquí hay jamones de sobra!!

      Jajajaj

      Eliminar
    4. Borrado tu mensaje 🤣

      Mi corrector ya se come letras 🤦

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. En clases
    Decimos que no tienen paz, pero aparentan otra cosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que Padre Fortea, siendo viernes todo se mira de una forma diferente.

      Creo que esas personas que dicen lo de la carta se agrupan en 2 maneras de pensar o creer.

      1 Aquellos que están convencidos de que hacen un bien y que es su deber toman una espada de justicia en su actuar

      2 Los que lo hacen por maldad, esos que ya han vendido su alma a determinada forma de pensar, porque el actuar de esa manera atiende a esos intereses de los que ya son esclavos.

      Eliminar
    2. Tan es viernes que voy a comer sushi 🍣 a su salud.

      Eliminar
  4. Yo no me tomé la molestia de leer la primera carta de "monseñor" pues presentía que contenía veneno contra su Santidad,pero ahora con este nuevo hecho me queda más que confirmado que el Papa anda entre lobos rapaces disfrazados de Clérigos.Orar por el Papa para que no decline ante estos ataques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia tenemos un amigo en comun el Padre Luis Toro Jaimez...que buen y valiente sacerdote y paisano mio..lo quiero mucho.!

      Eliminar
  5. Oremos por la iglesia, por el Papa y por Vigano

    ResponderEliminar
  6. Sobre los juicios humanos, una palabras de Santa Teresa de Jesús:

    Mirar a las virtudes, y la que con más mortificación y humildad y limpieza de conciencia sirva a nuestro Señor, esa será la más santa; aunque la certeza no se puede tener en esta vida, hasta que el verdadero Juez de a cada uno lo que merece. Allá nos espantaremos de ver cuán diferente es su juicio de lo que acá podemos entender (VI M 8, 10).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto otros fragmentos de sus escritos:

      "Pues procuremos mirar siempre las virtudes y cosas buenas que viéremos en los otros y tapar sus defectos con nuestros grandes pecados".

      Y no se por qué nos espantamos de que haya tantos males en la Iglesia si, los que habían de ser dechados de virtudes para que los imitasen, tienen tan olvidada la semilla que el espíritu de los santos pasados sembraron en las Ordenes religiosas (V 7, 5).

      Eliminar
  7. Sinceramente creo que nada del tema que nos ocupa debería de haberse hecho público en ningún sentido, mucho menos publicando la carta. Esto es algo muy complejo que debería de haber quedado en la instancias pertinentes pero ni un paso más allá. Pecar contra la caridad en este tema es muy fácil. Compensa las oraciones que podamos hacer con el pecado contra la caridad que podamos cometer. Ni idea, no tengo ni idea, pero me inhibo hasta de pensar. Ser Cuerpo de Cristo no creo que implique estar informado de asuntos internos, esto no pasaría en ninguna sociedad humana no entiendo que nos tenga que pasar a nosotros.

    ResponderEliminar
  8. Recemos. 🙏 🛐 🙏 🛐 🙏 🛐 🙏 🛐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Es algo repugnante, si.

      Eliminar
    3. El obispo de los dimes y diretes.

      .

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Q tostón Dios mio!
      Nos hay caído una Cruz pelmazo

      Soportar con paciencia a los pelmas insufribles= obra de caridad.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Sí que da no sé si miedo o tristeza pensar en lo de la intención de dedicarse a esto hasta el final de sus días. ¡Ufff!

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  9. Quede claro que no me decanto porque ni siquiera he leído la carta, he empezado a leerla y he abandonado su lectura a los dos minutos o menos de haber empezado. En todas las familias hay trapos sucios, y los trapos sucios se lavan en casa, ¿o no? ¿Hacemos la prueba, queréis que empecemos a sacar trapos sucios en Internet, de nuestras familias, cada uno los nuestros? Si de mí dependiese asuntos como este no volverían a hacerse públicos, tampoco en las webs (blogs), porque esto no nos beneficia a nadie y a todos nos perjudica.

    ResponderEliminar
  10. Y el tema de la red homosexual que denuncia que hay en la Iglesia y que ha
    llegado hasta el mismo Vaticano?.

    Siento tristeza cuando monseñor Viganò le dice al Papa que tiene que dimitir. La Iglesia es jerárquica y esas palabras no las tenía que haber dicho nunca.

    Pero ya los cardenales de EE.UU. se han propuesto limpiar a fondo su Iglesia. Y esto está bien.

    No he leído la segunda carta, pero si el padre Fortea indica que toda ella es de juicios "ad hominen" contra el Papa, entonces no debería haber sido escrita.




    ResponderEliminar
  11. Así es Padre, el mejor recurso para combatir todo el odio que sale Vigano es la oración. Su intento de guerra fraticida en el interior de la iglesia no prosperó y ahora funge el papel de abogado del diablo, su calumnias cargadas de odio puro contra el Papa, son solo admisibles para el jurado de golpistas y separatistas que mueven sus hilos, sean salidos del clero, de la prensa parcial y vendida o de los rincones mas obscuros del mal. Visto de esa manera su juicio es improcedente, por ilegal y maligno. Dios esta del lado del Papa Francisco. Sobre los dichos de vigano «dejemos al demonio con la baba de su propia falsedad»

    ResponderEliminar
  12. Sinceramente, dudo que haga oración. Irá si acaso a hablar no se de que cosas, tipo fariseo y publicano. Oración.

    ResponderEliminar
  13. Un post muy a tono con la Primera Lectura y el Evangelio de Hoy. Hay un tiempo para hablar y un tiempo para callar. Hoy Jesús les da la orden a sus discípulos de callar, para que la Voluntad de Dios se cumpla. Cada cosa tiene su momento bajo el cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Qué buena reflexión la referencia al Eclesiastés que han leído hoy en misa.

      Eliminar
    3. «tiempo de callar, tiempo de hablar» (Ec 3:7b)

      Eliminar
    4. Q observadora Niu!

      Eliminar
  14. Aunque estoy de acuerdo con usted en este caso, no podemos olvidar la fidelidad que ha mostrado toda su vida Mn. Viganó.
    Su carta anterior explicaba cosas demasiado graves como para soslayarlas. Él mismo había hablado en privado, como debía, lo que ahora ha dicho en público, y estoy seguro de que cuando lo ha publicado no lo ha hecho con alegría. El Papa ha deshecho lo que había hecho Benedicto XVI, ¡con toda la información en la mano!
    Ante eso, el Papa da la callada por respuesta; no se ha dignado a responderle ni en privado, y ese acto sí lo critico, igual que critico esta nueva carta de Viganó.
    Es todo muy triste para nosotros; que haya ocurrido todo lo que ha ocurrido con McCarrick, cómo se ha comportado, cuántos buenos sacerdotes no se habrán perdido en ese oscuro camino... Y ante eso, Francisco le sigue dando bola, y sólo cuando ha explitado todo ha decidido volver a la decisión de Benedicto XVI. Lo siento, pero el Papa Francisco aquí ha actuado mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tu escribes al Papa en privado y no te responde, eso no te permite escribirle en público como venganza.

      O me respondes o te vas a enterar porque se va a enterar todo el mundo.

      Entonces pareces un terrorista, o haces lo que te digo o se lo digo a todos.

      El Papa tiene derecho a tomar sus decisiones.

      Mons Vigano cree que es más de lo que es.

      Además lo que dice no tiene fundamento, es muy difuso y complejo. Sin olvidar que la mayor parte de las acusaciones son falsas.

      Quizás Mons. Vigano sufra de paranoia lo digo en serio.

      Eliminar
    2. Además Mons Vigano esta violando el Secreto Pontificio, al que esta obligado a respetar como Nuncio apostólico.

      Eliminar
  15. Que lejos del obrar de los santos! Que lejos de ser como niños!

    ResponderEliminar
  16. Sí, hay que orar mucho por Mons. Viganò, para que el Espíritu le ilumine y no se hunda más en la oscuridad de su obcecación contra el Vicario de Cristo. (Su ‘cruzada’ recuerda a la de Novaciano con los lapsi, pero en este caso con los homosexuales).

    Por cierto que sorprende la mención (y crítica) que de repente hace en la carta al reciente acuerdo entre el Vaticano y China.

    Y el final de la carta, con perdón y respeto, creo que es ya delirante, insinuando que el papa Francisco «está siendo tentado a actuar como sustituto de nuestro único Señor y Maestro». ¡Acusa al papa de querer usurpar a Cristo mismo!

    Menos mal que el Concilio Vaticano I dejó claro el dogma de la primacía petrina. Bien sabía el Espíritu Santo que hacía falta un Vaticano PRIMERO antes de inspirar (y para poder vencer la resistencia) el aggiornamento del Vaticano SEGUNDO: misericordia universal como plasma Amoris Lætitia (que también, cómo no, menciona Mons. Viganò).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo, Alfonso. Oremos por Monseñor Viganó.Ayuno y penitencia por nuestros sacerdotes.

      Eliminar
    2. Pues hablando de los Concilios Vaticanos, a mi me gustaría que el padre Fortea, si lo tiene a bien (¡y tiene tiempo!) nos comentase sobre el famoso Cardenal Ottaviani y cómo lo ve en relación al Cardenal Bea (o en relación a la Verdad, que es más importante). Quizá me confunda, pero si Viganò hubiese sido lo suficientemente mayor comompara estar en el CV II, ¿no huᵇiese defendido ardientemente las posturas de Ottaviani? Claro que eso no querría decir nada sobre el mérito (mucho) que sin duda tuvo Ottaviani. Pero me gustaría que el padre Fortea nos ayudase a tener mejor criterio sobre aquellas pugnas conciliares entre los llamados ‘conservadores’ y ‘liberales’.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Todavía no pude leer la carta, pero por lo que dicen el padre Fortea y los comentaristas, pienso que al menos algo bueno puede salir de ella y es que con esta carta perdería credibilidad la anterior, al menos en las partes donde se aleja la prudencia.

      Eliminar
    5. * de la prudencia.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. Pues sí, sigo con interés de entender lo de Ottaviani vs. Bea… ¡y no sé cómo formarme criterio! Hasta me pregunto si no se puede pensar en Ottaviani y Bea. ¿Por qué no se les puede ver como constructivos en ᴠez de rivales?

      Y sobre el cisma que causó Novaciano al no querer aceptar que se pudiese perdonar a los lapsi que bajo tortura o amenaza durante las persecuciones romanas negaban a Cristo… creo que salió el tema hace no mucho, que se habló de San Cipriano aquí… y me resulta qie es un tema recurrente en la historia: los que han sido “oficialmente buenos” no queriendo aceptar a los de la periferia. No sé si le podríamos llamar “el síndrome del hermano mayor del hijo pródigo”.

      Eliminar
  17. El Señor de un mal sacará un bien para aquellos q le aman y para la Iglesia.

    Es un tiempo de purificación. "Xq no luchais contra la carne ni la sangre sino contra los espíritus del mal q habitan en un mundo tenebroso"

    ResponderEliminar
  18. https://es.aleteia.org/2018/08/29/son-verdad-las-acusaciones-de-monsenor-vigano-contra-el-papa-francisco/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen análisis en la web Aleteia.

      Eliminar
  19. https://www.clarin.com/mundo/carlo-maria-vigano-enemigo-papa-francisco_0_BJ9CAYbP7.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No os perdáis esto, al parecer Monseñor Vigano fue ya llevado a los teubunales por su hermano sacerdote, y su sobrino tb sacerdote.

      Se quería quedar con la herencia de sus hermanos.

      Dijo que su hermano era enfermo mental, ...

      Eliminar
    2. No sé si hacemos bien aireando estas cosas. Más bien me da la impresión de que no. Somos cristianos, no tertulianos que hozan (con hache) en los escándalos y desgracias ajenos.

      Pero es una desgracia lo de las peleas por herencias en familias con patrimonio. A algunas de ellas las bendijo el señor con la fe verdadera y hasta con vocaciones (sacerdotes, monjas), pero luego el diablo (orgullos) y el mundo (avaricias) les muerden y retienen en sus garras liándolos en dolorosas batallas durante años, si no décadas. (Creo que los pleitos civiles más longevos y encarnados son los de partición de herencias — ¡algunos centenarios!). Una auténtica desgracia familiar. Hasta he pensado que a los dineros y propiedades, en vez de llamarles “los bienes” se les debería llamar “los males”.

      Eliminar
    3. De acuerdo con Alfonso. Monseñor Viganò es un ministro de Cristo y como tal también merece respeto. Seamos prudentes.

      Eliminar
    4. Sobre lo que dice Alfonso de no entrar en chismes, el mismo Papa Francisco lo ha dicho varias veces y él mismo con su silencio da el ejemplo. Pero ¡qué difícil ha de ser en ciertos casos!

      Me viene a la mente lo que alguna vez ya compartí. San Josemaría Escrivá una vez que se sintió muy afligido por lo ataques que recibía fue al Sagrario y oró así:

      "Señor, si Tú no necesitas mi honra, ¿yo, para qué la quiero?"



      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Aprendí una nueva palabra "hozan"

      Eliminar
    7. Aclaro que no considero que nadie aquí haya "chimentado"

      Eliminar
    8. Acabo de leer tanto la carta como el enlace que dejó Bakhita. No sé si lo que dice el enlace será cierto, pero insisto, ¡qué grado heroico en el ejercicio de las virtudes necesita nuestro Papa para guardar silencio!

      Eliminar
    9. ¡Qué buena esa oración de S. Josemaría!

      «Señor, si Tú no necesitas mi honra, ¿yo, para qué la quiero?»

      Eliminar
  20. Es ingenuo pensar que Francisco tiene la obligación de responder, como si la intención de Viganó fuera solamente esclarecer el asunto de los escándalos que menciona en su carta. La de Viganó es una movida ideológica, política. Y el silencio de Francisco es también una movida política. Inteligente a mi parecer.
    Esto es triste, muy triste. Y me parece que ver esto en términos de "progresistas" y "tradicionalistas" es quedarse corto de visión. Esto es un asunto "teológico" que se está convirtiendo en una guerra sucia. Y en las guerras sucias los argumentos no importan, lo que importan son las banderas.
    Independientemente de si seamos más progresistas o más tradicionalistas, los laicos debemos permanecer con la sabiduría del que habla cuando tiene algo valioso que decir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😊
      Me gusta tu primera parte del comentario.

      Lo interesante es lo que señalas de los dos bandos.

      Lo de hoy en todos los ámbitos es la polarización de las opiniones, el tomar tu lado de las cosas.

      Ejemplos hay muchísimos. O eres Provida o eres proaborto, o eres de izquierda o de derecha...la polarización está a la orden del día, toma tu posición y échate a esperar, un caldo puesto para enfrentamientos que dividen que llevarán a guerras.

      Eliminar
  21. DR33 No es cuestión política, es cuestión de verdad o mentira: 1Juan 2,24 Lo que oyeron desde el principio permanezca en ustedes [Permanezcan en la fe que se les enseñó, si alguno les evangeliza otra cosa sea anatema: Gal. 1,8]. Si permanece en ustedes lo que oyeron desde el principio [la doctrina de Cristo], tambien ustedes permanecerán en el Hijo y en el Padre. 25 Está es la promesa que Él nos prometió: la vida eterna. 26 Les he escrito estas cosas sobre aquellos que les engañan. 27 Permanezca en ustedes la unción [la gracia del Espíritu Santo] que recibieron de Él. No tienen necesidad que ninguno les enseñe, más como su unción les enseña todas las cosas -y es verdad; no es mentira-,como ella les ha enseñado, permanezcan en ello. 28 Ahora, hijitos, permanezcan el ello, para que cuando aparezca [al ser presentados ante el tribunal de Jesús nos reconozca como suyos], tengamos confianza y no seamos confundidos por Él en su venida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo mío, lee historia de la Iglesia, siempre hay decisiones políticas porque son decisiones de gobierno. Entendiendo política en su sentido amplio, claro que son decisiones políticas. Así es el mundo real. Saludos.

      Eliminar
  22. Gracias padre Fortea por sus esfuerzos de mantener unida la Iglesia. Lei su intervension en Aciprensa. Gracias!!
    Y si la Iglesia se dividiera yo me quedaria con la original, lacde nuestro Papa Francisco.

    ResponderEliminar
  23. Hoy 29 de septiembre, Fiesta de los Santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, aprendí la etimología de sus nombres:

    Miguel: del hebreo Mikhaél מיכאל (‘Quién como Dios’)
     Mi מי (‘quién’) + kha כ (‘como’) + Él אל (‘Dios’)

    Gabriel: del hebreo Gabriel גבריאל (‘Fuerza es Dios’)
     Gever גבר (‘fuerte’) + Él אל (‘Dios’)

    Rafael: del hebreo Rafael רפאל (‘Dios sana’)
     Rafa רפ (‘sana’) + Él אל (‘Dios’)

    ¡Los 3 nombres contienen la palabra Él אל (‘Dios’)!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como dice el himno de los laudes de hoy:

      Miguel, Gabriel, Rafael,
      los espíritus señeros
      y arcángeles mensajeros
      de Dios, que estáis junto a él.

      A vuestro lado se siente
      alas de fiel protección,
      incienso de la oración
      y el corazón obediente.

      «¿Quién como Dios?» es la enseña,
      es el grito de Miguel,
      y el orgullo de Luzbel
      al abismo se despeña.

      Gabriel trae la embajada
      divina, y le lleva al Padre
      el «sí» de la Virgen Madre,
      del Sol de Cristo alborada.

      Por la ruta verdadera
      Rafael nos encamina
      y nos da la medicina
      que cura nuestra ceguera.

      Dios que nos diste a los ángeles
      por guías y mensajeros,
      danos el ser compañeros
      del cielo de tus arcángeles.


      Amén.

      Eliminar
    2. Que este día en que les celebramos les lleguen nuestro agradecimiento por todo aquello que hacen por nosotros y no nos enteramos.

      Desde aquí pido la gracia de que sean ellos los que nos guíen, cuiden y protejan de todas las asechanzas del demonio.

      Eliminar
    3. Es verdad, hay que agradecerles y no siempre sólo pedirles. En unos ej. esp. proponían que la maduración espiritual en la oración es ir pasando del pedir al agradeder, hasta que todo sea esto último pues el Padre ya sabe lo que necesitamos y nos lo ha dado de antemano. Fundirse en aceptación de la voluntad del Padre, agradecidos en la fe de que es lo mejor para nosotroe y la esperanza de así compartir luego su dicha eterna con Él.

      Eliminar
  24. Oro por Vigano no puedo hacer otra cosa como también pido por la unidad de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  25. La pura verdad, desde mi punto de vista es que hablar del Monseñor y leer sus cartas es darle importancia a un miembro aún de la Iglesia que claramente no acepta la cabeza de la misma y que sólo quiere quitar credibilidad a lo que de hecho hace el Papa Francisco.

    ResponderEliminar
  26. Creo que internet no debe de estar para estas cosas, mal que se produzcan los escándalos pero peor que nos convirtamos en voceros del Demonio. Por cierto, el Demonio estará disfrutando mucho con todo este lío. Porque si alguien divide y se alegra de la división es él. Si en una familia nadie hablaría mal públicamente de otro miembro, y mucho menos contaría cosas que no debe de contar, porque las familias saben respetar su privacidad, y saben lo que deben de hablar y lo que deben de callar porque la convivencia es privada. Si a ellos que no les importa la santidad, y muchos de ellos ni siquiera han oído hablar de tal vocablo son tan recatados delante de extraños, ¿qué hace la Iglesia aireando sus asuntos internos ante extraños? Internet usado de este modo se convierte en instrumento del Demonio. Luego nos quejaremos de que los de fuera digan esto o lo otro de la Iglesia, pero si ni siquiera entre nosotros sabemos guardan silencio ¿qué podemos esperar de los de fuera? Yo alucino de la incontinencia oral que tienen algunos medios, les falta tiempo cuando se enteran de algo para publicarlo a los cuatro vientos. Triste favor hacen estas incontinencias orales al Cuerpo Místico. Pues si, esta pregunta también la puede hacer Nuestro Señor a algunos administradores de blogs y de webs: ¿era importante que lo publicaras? ¿Crees que todo el Cuerpo Místico debía saberlo?

    ResponderEliminar
  27. Y otra cosa y ya termino. ¿Hay entre nosotros algún experto en el tema que se está tratando?

    Pues si no hay ninguno no debemos posicionarnos. Nosotros no tenemos ni el conocimiento necesario ni la gracia de Dios ni para resolver ni para posicionarnos hacia uno ni otro lado. Satanás está haciendo “su agosto” con este tema y algunos incautos se lo están sirviendo en bandeja.

    ResponderEliminar
  28. Comunicado de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, 29.09.2018

    El Santo Padre ha decidido invitar a todos los fieles, de todo el mundo, a rezar cada día el Santo Rosario, durante todo el mes mariano de octubre y a unirse así en comunión y penitencia, como pueblo de Dios, para pedir a la Santa Madre de Dios y a San Miguel Arcángel que protejan a la Iglesia del diablo, que siempre pretende separarnos de Dios y entre nosotros.

    En los últimos días, antes de su partida a los Países Bálticos, el Santo Padre se reunió con el P. Fréderic Fornos S.I., Director internacional de la Red Mundial de Oración por el Papa, y le pidió que difundiera su llamamiento a todos los fieles del mundo, invitándoles a terminar el rezo del Rosario con la antigua invocación "Sub Tuum Praesidium", y con la oración a San Miguel Arcángel, que protege y ayuda en la lucha contra el mal (ver Apocalipsis 12, 7-12).

    La oración –afirmó el Pontífice hace pocos días, el 11 de septiembre, en una homilía en Santa Marta, citando el primer libro de Job-, es el arma contra el Gran acusador que "vaga por el mundo en busca de acusaciones". Sólo la oración puede derrotarlo. Los místicos rusos y los grandes santos de todas las tradiciones aconsejaron, en momentos de turbulencia espiritual, protegerse bajo el manto de la Santa Madre de Dios pronunciando la invocación "Sub Tuum Praesidium".

    La invocación "Sub Tuum Praesidium" dice lo siguiente:

    “Sub tuum praesidium confugimus Sancta Dei Genitrix. Nostras deprecationes ne despicias in necessitatibus, sed a periculis cunctis libera nos semper, Virgo Gloriosa et Benedicta”.

    [Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios; no deseches las súplicas que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh siempre Virgen, gloriosa y bendita!].

    Con esta solicitud de intercesión, el Santo Padre pide a los fieles de todo el mundo que recen para que la Santa Madre de Dios, ponga a la Iglesia bajo su manto protector, para defenderla de los ataques del maligno, el gran acusador, y hacerla, al mismo tiempo, siempre más consciente de las culpas, de los errores, de los abusos cometidos en el presente y en el pasado y comprometida a luchar sin ninguna vacilación para que el mal no prevalezca.

    El Santo Padre también ha pedido que el rezo del Santo Rosario durante el mes de octubre concluya con la oración escrita por León XIII:

    “Sancte Michael Archangele, defende nos in proelio; contra nequitiam et insidias diaboli esto praesidium. Imperet illi Deus, supplices deprecamur: tuque, Princeps militiae caelestis, Satanam aliosque spiritus malignos, qui ad perditionem animarum pervagantur in mundo, divina virtute, in infernum detrude. Amen”.

    [San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén].



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Sí, yo tb lo leí. Q misión más triste tiene el enemigo.

      Es esencial la oración. Pero tb he comprobado q ésta es sobrenatural. Es lo primero q te quiere robar el demonio.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. XXVI Domingo del Tiempo Ordinario, solemnidad

      Nm 11, 25-29: ¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo fuera profeta!

      En aquellos días, el Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos. Al posarse sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar en seguida. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad. Aunque estaban en la lista, no habían acudido a la tienda. Pero el espíritu se posó sobre ellos, y se pusieron a profetizar en el campamento. Un muchacho corrió a contárselo a Moisés:

      -«Eldad y Medad están profetizando en el campamento.»

      Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde joven, intervino:

      -«Señor mío, Moisés, prohíbeselo.»

      Moisés le respondió:

      -«¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo del Señor fuera profeta y recibiera el espíritu del Señor!»

      Sal 18,8.10.12-13.14: Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón.

      La ley del Señor es perfecta
      y es descanso del alma;
      el precepto del Señor es fiel
      e instruye al ignorante.

      La voluntad del Señor es pura
      y eternamente estable;
      los mandamientos del Señor son verdaderos
      y enteramente justos.

      Aunque tu siervo vigila
      para guardarlos con cuidado,
      ¿quién conoce sus faltas?
      Absuélveme de lo que se me oculta.

      Preserva a tu siervo de la arrogancia,
      para que no me domine:
      así quedaré libre e inocente
      del gran pecado.

      St 5,1-6: Vuestra riqueza está corrompida.

      Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado. Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego. ¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final! El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste.

      Mc 9,38-43.45.47-48: El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela.

      En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús:

      - «Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros.»

      Jesús respondió:

      - «No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos al infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga.»

      Palabra del Señor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. Niu, es estupendo Cristo. Su Palabra siempre viene en ayuda.
      EL ES FIEL.

      Eliminar
  29. Padre estoy de acuerdo en guardar silencio, admiro mucho lo que hicieron anteriores Papas, seguro sabían muchos temas, seguro que hicieron cosas para remediar los problemas, aunque el mundo no tuvo conocimiento, eso solo lo sabe Dios.

    Como dijo San Vicente de Paul:

    "El ruido no hace bien; el bien no hace ruido".

    El problema que tenemos todos es lo que dijo León Tolstói:

    "Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo".

    ResponderEliminar
  30. La Iglesia es mucho más fuerte que las olas y no se divide, la época de los cismas ha pasado. No podemos pensar que con los problemas vienen las divisiones porque no somos una Iglesia pueril. Nuestra fe es una fe adulta y sabemos bien a quien seguimos. Además con la inestimable ayuda que tenemos santos arcángeles a quienes celebramos hoy, etc… es imposible fallar. Problemas tenemos, como todas las familias del mundo, por supuesto. Pero el problema no son los problemas sino la incontinencia oral de aquellos que en cuanto saben algo lo tienen que divulgar para que se enteren todos, los de dentro y los de fuera. Esto si que es un problema. Allá donde vayamos y nos encontremos con hermanos con incontinencia oral veréis como crean a su alrededor muchos problemas porque hay que saber callar. Pero insisto, divisiones no hay.

    ResponderEliminar
  31. Y si algo es cierto? Y si el Papa realmente debe dar explicaciones... Y si mejor dejo de escribir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://es.aleteia.org/2018/08/29/son-verdad-las-acusaciones-de-monsenor-vigano-contra-el-papa-francisco/


      Puedes informarte, hay vídeos que demuestran lo contrario.

      Eliminar
  32. El engaño y el engañador son eso: logran que se den por buenos argumentos y conclusiones que lo aparentan pero que contienen la venenosa semilla del error y el mal. Y sólo se descubre orando e hilando más fino a la luz que nos da el Espíritu Santo.

    Nunca debes juzgar a tu hermano, y menos aún ‘etiquetarlo’ como persona por algún pecado que haya cometido. El único que tiene derecho y capacidad para hacerlo es Dios en el Santo Juicio. Nunca debes decir: “fulano es perverso”. Juzgar así sí que es usurpar a Jesucristo, que es quien ha de venir a juzgar a viᴠos y muertos. Las personas, lo único que son es hij@s amados de Dios, y lo siguen siendo sean virtuosos o pequen.

    Lo único que puedes considerar perverso es una acción en concreto, nunca una persona entera. Incluso si ves a una persona cometer esa acción, no sabes qué hay en su corazón, y no debes juzgar a la persona, sino sólo a esa acción concreta en ese momento concreto. Sólo Dios puede ver en los corazones.

    Esta cultura de etiquetar a las personas por actos que cometieron, y arrojarlas así a la casta de apestados que de por vida no pueden ya servir para ningún puesto público es insidiosa y contraria al Evangelio. No tires la piedra porque si sacásemos a la luz todos los pecados, los tuyos también te abocarían a esa casta y no te gustaría.

    Tampoco debes airear los pecados de los demás. Lo único a lo que tienes derecho (y obligación, por cierto) es a hacerle una corrección fraterna siguiendo el consejo del Maestro: ¡primero en privado! ¿Lo has hecho ya en privado, a él directamente? ¿No lo hiciste? ¡Pues no saltes a contarlo a la comunidad, ni mucho menos lo comentes en tertulias! ¿Sí lo hiciste y te hizo caso? No airees sus pecados. ¿Sí lo hiciste y NO te hizo caso (ni tampoco cuando se lo repetiste con uno o dos testigos y luego ante toda la familia)? Tenlo como no miembro de la familia, deseando ver si así se corrige… pero no pleitees más con él ni le quites más su fama pública.

    ¿Y si niega o calla ante las acusaciones? Déjalo. Se trata de curarlo a él, no de alimentar el morbo público… y él en su interior ya sabe de sobra lo que hizo y no hizo.

    ¿Y si hay víctimas? Protejamos a las víctimas apartando al pecador de toda ocasión de reincidencia. Pero aquí ha de reinar la prudencia y proporcionalidad. Y lo más importante: depuremos nuestras intenciones. Que nuestro ánimo y objetivo sea la protección de la víctima y la rehabilitación del pecador — ¡no su castigo ni estigmatización! Que nuestro criterio sea la misericordia y el AMOR.

    Pedro negó tres veces al Redentor… y cuando Jesús lo volvió a ver no sólo no se lo reprochó sino que volvió a confiar en él… ¡hasta confiandole el timón de la Iglesia entera!

    El demonio, el gran engañador y divisor quiere instaurar la cultura de los linchamientos de por vida y juzgar públicamente a todos. Nos quiere engañar con sus teorías de falsa justicia para dividirnos en castas farisáicas. ¡No se lo permitamos!

    ResponderEliminar
  33. Hoy estoy cantando por dentro "Enciende la llama de ru Amor, Señor, de tu Amor, Señor, en nuestra oscuridad".
    Qué preciosidad de canto y de plegaria: el Espíritu Santo es Fuego, el Sagrario es Hoguera; la oscuridad somos cada uno, también hay oscuridad en este mundo y en la Iglesia mundana, también una persona puede convertirse en un momento dado en oscuridad para los demás y hay que pedir por él con compasión.
    Es una oración muy bella y completa que exige saberse "una voz más" en el canto para darle toda su armonía y sentido, por eso os la comparto si alguno aún lee este post.
    https://youtu.be/xKLn97XRERE

    ResponderEliminar
  34. https://www.aciprensa.com/noticias/el-padre-fortea-a-mons-vigano-la-division-no-es-forma-de-construir-la-iglesia-66776

    ResponderEliminar
  35. El papa Francisco divisor de la iglesia. Miren como esta la iglesia en Argentina y sabrán lo que se viene.

    ResponderEliminar