sábado, septiembre 01, 2018

Otro escudo perfecto: elegante, nítido, equilibrado


Hoy pongo otro ejemplo de escudo eclesiástico perfecto. Ayer tuve un lapsus, los escudos de las diócesis tienen una mitra encima del escudo; los escudos de los obispos tienen un galero. El de ayer era, por tanto, de una diócesis, en concreto la de Manchester. El escudo de hoy es el de la diócesis de Newark.

Este tema de los escudos tiene su importancia, porque la causa de fondo de todos los problemas que hoy día tiene la Iglesia radica en los escudos episcopales. Si esto hubiera solucionado convenientemente (y con firmeza) hace un siglo, puede que Hitler no hubiera invadido Polonia.

Ya sabéis que la frase el aleteo de una mariposa puede provocar un huracán, se la adjudican muchos a Einstein. Aunque, en realidad, la planteó Edward Norton Lorenz como esta pregunta: ¿El aleteo de una mariposa en Brasil hace aparecer un tornado en Texas? Pero él planteó la pregunta, no dijo que eso fuera posible.

Personalmente, pienso que el aleteo de una mariposa no puede provocar un huracán. Ahora bien, la pregunta es muy interesante a nivel matemático y llevó a ir pensando y repensando lo que después sería conocida como Teoría del Caos.

Los matemáticos desarrollarían magistralmente en el último cuarto del siglo XX lo que todos sabían: que un ínfimo acontecimiento acaecido en un momento dado, puede alterar a largo plazo una secuencia de acontecimientos de inmensa magnitud.

Esto llevado a lo eclesiástico significa que si conoces a un laico determinado en un, por ejemplo, autobús puede provocar una serie de acontecimientos que te conduzcan a ser arzobispo. Incluso, y lo digo totalmente en serio, puede ser que simplemente el hecho de que te guste la filatelia hará que ese hecho conduzca a que acabes siendo obispo de Cuenca. Otro ejemplo más, el que un día de febrero tengas sinusitis puede provocar una serie de causas y efectos que te lleve a ser nuncio en Estados Unidos.

Tuviste sinusitis, fuiste al médico, en la sala de espera conociste a la tía del obispo, la tía le habló de ti a su sobrino, el obispo te invita a cenar, le caes bien, te invita a cenar dos veces más, te nombra vicario de religiosas, te trata más, le caes mejor, te propone ir a la Academia Pontificia, quince años después, estás en la nunciatura de Washington. Fin de la historia: un día de una gran helada te resbalas a la entrada de la catedral y te rompes el cuello, muriendo en el acto.

Este post no es una broma. La sucesión de causas y efectos sigue cursos de lo más llamativos continuamente, siguiendo las reglas (muchas veces) de la teoría del caos. Ahora bien, en toda esta selva enrevesada de causas y efectos hay que incluir un factor más: Dios.

Pero yo preferí no correr riesgos, por eso el día de mi sinusitis procuré no salir de mi cabina, tratando de dormir todo el día.

27 comentarios:

  1. WOW

    Este con tréboles. Teoría del Caos 🤔 Interesante mirar aquí. El efecto mariposa. Jejeje

    Ley de Murphy...

    Que tal si en vez de una mariposa es el apachurramiento de una hormiga, o qué no me termine mi capuchino o que salí 10 min antes de trabajar?

    Ni idea. Lo que si me gusta pensar es que no es casualidad que le siga o que le haya leído en la web, sus libros, a veces parece que no tengo otra opción.

    Un fuerte abrazo, me da gusto que ya va mejor de salud, ánimo y buen humor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada es casualidad Anxelina. Espero que haya amainado el aguacero de ayer. Y que tu hijo saque buenas notas en su examen.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Pater, todos tenemos lapsus. Especialmente cuando te expones. La perfección no existe en la tierra. Muchas veces amas a los seres precisamente por eso cuando se reconoce. Sólo el amor asumiendo todo sana.
    Me caen más simpáticoa los abogados q los fiscales.

    Menos mal q Cristo es nu.Abogado.
    Voy a pensar en la teoría del caos.

    Q buena la Palabra de mañana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XXII Domingo del Tiempo Ordinario, solemnidad
      Dt 4,1-2.6-8: No añadáis nada a lo que os mando..., así cumpliréis los preceptos del Señor.

      Moisés habló al pueblo, diciendo:

      - «Ahora, Israel, escucha los mandatos y decretos que yo os mando cumplir. Así viviréis y entraréis a tomar posesión de la tierra que el Señor, Dios de vuestros padres, os va a dar.

      No añadáis nada a lo que os mando ni suprimáis nada; así cumpliréis los 'preceptos del Señor, vuestro Dios, que yo os mando hoy. Ponedlos por obra, que ellos son vuestra sabiduría y vuestra inteligencia a los ojos de los pueblos que, cuando tengan noticia de todos ellos, dirán: "Cierto que esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente."

      Y, en efecto, ¿hay alguna nación tan grande que tenga los dioses tan cerca como lo está el Señor Dios de nosotros, siempre que lo invocamos? Y, ¿cuál es la gran nación, cuyos mandatos y decretos sean tan justos como toda esta ley que hoy os doy?»

      Sal 14,2-3a.3bc-4ab.5: Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?

      El que procede honradamente
      y practica la justicia,
      el que tiene intenciones leales
      y no calumnia con su lengua.

      El que no hace mal a su prójimo
      ni difama al vecino,
      el que considera despreciable al impío
      y honra a los que temen al Señor.

      El que no presta dinero a usura
      ni acepta soborno contra el inocente.
      El que así obra nunca fallará.

      St 1,17-18.21b-22.27: Llevad a la práctica la palabra.

      Mis queridos hermanos:

      Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Pa­dre de los astros, en el cual no hay fases ni períodos de sombra.

      Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos en­gendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.

      Aceptad dócilmente la palabra que ha sido plantada y es ca­paz de salvaros. Llevadla a la práctica y no os limitéis a escu­charla, engañándoos a vosotros mismos.

      La religión pura e intachable a los ojos de Dios Padre es ésta: visitar huérfanos y viudas en sus tribulaciones y no man­charse las manos con este mundo.

      Mc 7,1-8.14-15.21-23: Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.

      En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con manos impuras, es decir, sin lavarse las manos.

      (Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.)

      Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús:

      - «¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?»

      El les contestó:

      - «Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito:

      "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos."

      Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres.»

      Entonces llamó de nuevo a la gente y les dijo:

      - «Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. Porque de dentro, del corazón del hom­bre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homici­dios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envi­dia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro.»

      Palabra de Dios.

      ------'''---''''''''

      (Como q los perfectos parecen fariseos)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. "La actitud es una pequeña diferencia q define a los grandes"

    ResponderEliminar
  4. Como la película "The butterfly effect". Buena peli!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Creo que es: "Los caballeros las prefieren rubias"

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Una curiosidad del inicio de esa película cuando canta Marilyn es que se encontraba embarazada,al poco tiempo perdió al bebé. Ella siempre quiso tener hijos, eso fue lo que leí.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, pues hoy sí que voy a hablar, mira por dónde. De casualidades va la cosa. ¿Es casualidad que el escudo de armas de su primer apellido, sea un barco en el mar? "Os haré pescadores de hombres", o la imagen de la Iglesia como barca.

    ResponderEliminar
  7. Tal vez todo comenzó con una escena parecida a la Neo en la Matriz. https://youtu.be/bb8KZps4woA

    ResponderEliminar
  8. Toda esa enmarañada selva de causas y efectos, que es la realidad, está en las manos divinas, en las manos de la sapientísima y paternal Providencia de Dios. Y, por eso, podemos vivir tranquilos. Tranquilos, siempre y cuando nos esforcemos por cumplir nuestros deberes, claro está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor para mí:

      "Ahora bien, en toda esta selva enrevesada de causas y efectos hay que incluir un factor más: Dios."

      Menos mal! Es el Dios de la historia. (De mi historia)
      De la historia de salvación.
      Gloria a Dios!

      Eliminar
  9. Sería interesante saber a qué se debe el aumento del escudo.

    ResponderEliminar
  10. Saludos a todos.
    Se han dicho muchas cosas buenas hasta ahora. Algunas impertinencias, que no he tenido paciencia de leer¡Pobre gente!
    Muy interesante su reflexión padre Fortea, sobre las causas y los efectos. La Divina Providencia, y los actos libres del hombre. El devenir de los acontecimientos no es casual, pero tampoco fatal o inexorable. Es bueno pedir que se haga y cumpla la dulcísma y amabilísima voluntad de Dios sobre todas las cosas.

    ResponderEliminar
  11. Dios en el silencio organiza el caos en el Universo y el de las personas,no es una mera casualidad es la verdad Padre Fortea.Que pase un buen día.Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar