miércoles, octubre 31, 2018

El Pilar, la presencia de la Virgen en Zaragoza



Ayer hablaba de ese gran centro de amor a la Virgen María que es El Pilar. Baste dar unos pequeños datos, la misa los días de diario es a las siguientes horas: 8,00 - 9,00 - 10,00 - 11,00 - 12,00 - 13,00 y 17,00 - 18,00 - 19,00 - 20,00. A cualquier hora del día, sin interrupción hay un servicio permanente de sacerdotes en el confesonario. 

El influjo benéfico de este santuario en la ciudad solo en el cielo lo conoceremos. El trasiego de zaragozanos que pasan un momento a decirle algo a la Virgen es bien visible.

Hace unos posts hablaba de la teología que hay en el interior de las mentes de algunos clérigos. Qué duda cabe que desde los años 70 se produjo un desprecio del mismo concepto de templo, de liturgia, de culto magnificente. Los extremismos ya han pasado, pero todo aquello dejó unas repercusiones que llegan hasta nuestros días.

Os ofrezco ahora un excelente vídeo acerca de lo políticamente correcto, es realmente formidable:



31 comentarios:

  1. Qué buenos horarios.

    Hoy solo he venido a saludar.
    Estoy muy cansada, a lo mejor al rato. Y también tal vez algún día voy allá de visita, si Dios quiere.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Medio jamón al menos....

    ResponderEliminar
  3. La imagen, excelsa. Se alcanzan a ver sus detalles y el alcance de su perfección.

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo el "Mathgate Scandal"😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la placa del "Superintendent" y del "Mayor" no pude evitar acordarme de los Simpsons, la docente se parece a la Profesora Krabapple 😱😂

      Eliminar
  5. "el influjo benéfico de este santuario en la ciudad solo en el cielo lo conoceremos" gracias a ese templo santuario de la fe, los zaragozanos podrán decir desde haya (el cielo) ¡Me he salvado gracias a mi fe en la Virgen del Pilar! Que pase buenas noches Padre.

    ResponderEliminar
  6. El video es una caricatura de un fenómeno real;el adoctrinamiento de los niños en las instituciones educativas. Fenómeno tan viejo como el de la docencia, al que ya se hace mención en la Republica de Platón.

    Yo mismo,recuerdo de mi infancia el obsesivo ensalzamiento de la virtud de la humildad al que se entraba uno de mis maestros, y los arrebatos de contrición por la pobreza en el Tercer Mundo a los que nos exhortaba otro de ellos.

    En un caso se reducía nuestra autoestima y, en el otro, se nos inducia un sentimiento de culpabilidad y de impotencia. Todo esto redundo en hacernos levemente más difícil el abrirnos camino en la vida.


    ResponderEliminar
  7. Frase dedicada a la Virgen María de San Germán de Constantinopla:

    “¿Quién no se llenará de admiración ante ti? Tú eres firme protección, refugio seguro, intercesión vigilante, salvación perenne, auxilio indeficiente, socorro inmutable, sólida muralla, tesoro de delicias, paraíso irreprensible, fortaleza inexpugnable, trinchera protegida, fuerte torre de defensa, puerto de refugio en la tempestad, sosiego para los que están agitados, garantía de perdón para los pecadores, confianza de los desesperados, reconciliación de los enemistados, ayuda para los que han sido condenados, bendición de quienes han sufrido una maldición, rocío para la aridez del alma, gota de agua para la yerba marchita, pues según está escrito, por medio de ti “nuestros huesos florecerán como un prado”.

    ResponderEliminar
  8. En más de una ocasión he asistido a alguna de las muchas misas que se celebran en la Pilarica durante el día. Y poco vacíos suelen estar los bancos. Pero hay que tener en cuenta a los turistas, moscardones que están por todas partes, que toman asiento unos minutos, luego se marchan, e inmediatamente son reemplazados por otros turistas.
    En la catedral de Barcelona, por ejemplo, los turistas no acceden a la capilla en la que se celebra la eucaristía. Y allí se nota el verdadero fluir de los cristianos. Que es menor, claro, que en la basílica del Pilar.
    Sea como fuere, es un gozo siempre ver llenazo durante la misa.

    ResponderEliminar
  9. Jaja… gracioso final del vídeo… que por otro lado da escalofríos si piensas que la realidad supera la ficción… ah, y la mejor frase: “mira, si odias América tanto, ¿por que no sencillamente te vas a dar clase a la comunista Francia?” (dicha por ese tipo estilo Donald Trump)… 😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente Alfonso la realidad supera la ficción, de una forma ridícula y macabra. Por lo menos aquí en España. Es un fenómeno general que se ha despojado de autoridad a los profesores hasta extremos,en muchos casos, delirantes.
      Yo para empezar, exijo a mis alumnos el tratamiento de Don. Y soy Don Emilio, un rara avis en el Instituto de enseñanzas medias y bachillerato donde trabajo. El resto de los más de cincuenta profesores son: Pepe, Toño, Eva, Belén,Tana(Tanausú), Viqui....

      Eliminar
    2. Guau… pues es valiente ir contra-corriente asi… que usen el ‘usted’, etc.

      Eliminar
  10. Una ciudad bendecida Zaragoza.
    Necesitamos rezar a la Virgen, para que nos de valor para extender su reino en nuestra sociedad.

    ResponderEliminar
  11. Acabo de ver esta nota https://www.bbc.com/mundo/noticias-46042129?ocid=socialflow_facebook

    Y ahí mencionan que ya hay teorías sobre a quien pertenecen esos huesos. Será? 🙄🤔

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola a todos. Feliz día de Todos los Santos. Que Todos los Santos intercedan por nosotros.
      Preciosa fotografía padre Fortea, de esa pieza de orfebrería gótica. Así deberían ser todos los templos. Sencillos o monumentales, pero bellos bellísimos, para entrar por sus puertas como quien entra al Cielo.

      Eliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Es paradójico. Pero en un momento en Occidente, en los años '60 y '70 del siglo XX, se pensó que se podía cambiar el mundo para mejor, pensamiento que tuvo influencia en tantos ámbitos, como el político, jurídico, sociológico, etc.; y lamentablemente en el teológico.

    Ahora podemos ver como la democracia se está degenerando en caudillismo; en el ámbito sociológico y moral se intenta denostar la naturaleza en pos de la ideología, y en teología, usted sabe más que todos nosotros, se intentó construir un nuevo Cristo a la medida del pensamiento imperante.

    "Después de la batalla todos somos generales" dice el adagio. La gente de esos años vio que habían tantas cosas que debían cambiar, injusticias, errores, etc. Sí, optaron mal, pero intentaron cambiar eso. Ahora vemos la Iglesia en muy mal pie, y todos queremos cambiar los errores, pero a veces pienso que tal vez lo que hacemos, a futuro, será nefasto; pero hay que hacer cosas. No podemos, por miedo, dejar de actuar.

    Lo único que siento que es que debemos estar en torno al santo padre con absoluta fidelidad; ser humildes, y amar.

    En un mundo sin amor, completamente "cosificado", este neologismo tan manoseado tiene algo de razón: hoy por hoy la gente vale por lo que tiene, o por lo que otro puede aprovechar, no por ser un hijo de Dios.

    Por eso creo que los cristianos debemos ser llamados a amar. Demostrar este amor, demostrar cuanto vale el otro.

    La gente nos juzga por sacerdotes pedófilos, que son una minoría; o por supuestos católicos de "la puerta de la iglesia hacia dentro", pero que en la "vida extramuros" no duda en tratar a los otros como inferiores, o ser avaro, pendenciero o soberbio.

    Pero el verdadero cristiano es otra cosa, es un seguidor del Cristo pobre, que no tenía donde dormir, pero que amó hasta dar su vida por quienes lo mataron.

    Cambiemos la Iglesia, pero desde el amor, no desde ideologías "foráneas".

    Solo amando nuestros corazones serán puros, y sólo los corazones puros verán a Dios, al Dios que es amor.

    Los enamorados se dicen "te amo" sólo sintiendo aquello. ¿Se imaginan cuando vean al verdadero "te amo", que es Dios, con sus propios ojos?

    Ojalá pueda llegar al cielo, y ver el amor sobre todo amor. Sé que soy pecador, pero creo en la misericordia de Dios. Cuánto me gustaría ver al verdadero Amor-Santísima Trinidad, sentirme parte de él, poder besarlo, abrazarlo, y sobre todo, sentir que será eterno.

    A veces pienso en la primera chica que amé, era un quinceañero, pero sólo conversando o estando con ella sentía un amor puro, olvidando el tiempo, espacio, ¡todo! Sólo tomar su mano me hacía sentir la eternidad.

    Pero ese amor no es nada comparado con Dios. Cuán hermoso debe ser amarlo así, "como un quinceañero", un amor que no tendrá fin jamás. Sentirme enamorado de Él, y verlo y sentir, no con fe, sino con sus propias palabras, que me amará por siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bellas (y certeras) reflexiones, Javier. ¡Gracias!

      Eliminar
  14. Reavivas la esperanza cristiana. Dios te bendiga y te lo pague.

    Feliz día de todos los Santos q intercedan por nosotros.

    ResponderEliminar

  15. Todos los santos, solemnidad

    Ap 7,2-4.9-14: Apareció en la visión una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, raza, pueblo y lenguas.

    Yo, Juan, vi a otro ángel que subía del oriente llevando el sello del Dios vivo. Gritó con voz potente a los cuatro ángeles encargados de dañar a la tierra y al mar, diciéndoles: «No dañéis a la tierra ni al mar ni a los árboles hasta que marquemos en la frente a los siervos de nuestro Dios.»

    Oí también el número de los marcados, ciento cuarenta y cuatro mil, de todas las tribus de Israel.

    Después, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos.

    Y gritaban con voz potente

    — ¡La salvación es de nuestro Dios, que está sentado en el trono, y del Cordero!

    Y todas los ángeles que estaban alrededor del trono y de los ancianos y de los cuatro vivientes, cayeron rostro a tierra ante el trono, y adoraron a Dios, diciendo

    — Amén: La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y el honor y e1 poder y la fuerza son de nuestro Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

    Y uno de los ancianos me dijo:

    — Esos que están vestidos con vestiduras blancas ¿quiénes son y de dónde han venido?

    Yo le respondí:

    — Señor mío, tú lo sabrás. El me respondió:

    Estos son los que vienen de la gran tribulación: han lavado y blanqueado sus mantos en la sangre del Cordero.


    Sal 23,1-2.3-4ab.5-6: Este es el grupo que viene a tu presencia, Señor.

    Del Señor es la tierra y cuanto la llena,
    el orbe y todos sus habitantes:
    él la fundó sobre los mares,
    él la afianzó sobre los ríos.

    ¿Quién puede subir al monte del Señor?
    ¿Quién puede estar en el recinto sacro?
    El hombre de manos inocentes y puro corazón,
    que no confía en los ídolos.

    Ése recibirá la bendición del Señor,
    le hará justicia el Dios de salvación.
    Éste es el grupo que busca al Señor,
    que viene a tu presencia, Dios de Jacob.

    1Jn 3,1-3: Veremos a Dios tal cual es.

    Queridos hermanos: Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! El mundo no nos conoce porque no le conoció a Él.

    Queridos ahora somos hijos de Dios y aún no se ha manifestado lo que seremos. Sabemos que, cuando se manifieste, seremos semejantes a El, porque le veremos tal cual es.

    Todo el que tiene esta esperanza en él, se hace puro como puro es él.


    Mt 5,1-12a: Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

    En aquel tiempo, al ver Jesús el gentío, subió a la montaña, se sen­tó, y se acercaron sus discípulos; y él se puso a hablar, enseñándoles:

    -«Dichosos los pobres en el espíritu,

    porque de ellos es el reino de los cielos.

    Dichosos los sufridos,

    porque ellos heredarán la tierra.

    Dichosos los que lloran,

    porque ellos serán consolados.

    Dichosos los que tienen hambre y sed de la justicia,

    porque ellos quedarán saciados.

    Dichosos los misericordiosos,

    porque ellos alcanzarán misericordia.

    Dichosos los limpios de corazón,

    porque ellos verán a Dios.

    Dichosos los que trabajan por la paz,

    porque ellos se llamarán los Hijos de Dios.

    Dichosos los perseguidos por causa de la justicia,

    porque de ellos es el reino de los cielos.

    Dichosos vosotros cuando os insulten y os persigan y os calumnien de cualquier modo por mi causa. Estad alegres y contentos, porque vuestra recompensa será grande en el cielo.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Himno de liturgia de las horas

      Peregrinos del reino celeste,
      hoy, con nuestras plegarias y cantos,
      invocamos a todos los santos,
      revestidos de cándida veste.

      Éstos son los que a Cristo siguieron,
      y por Cristo la vida entregaron,
      en su sangre de Dios se lavaron,
      testimonio de amigos le dieron.

      Sólo a Dios en la tierra buscaron,
      y de todos hermanos se hicieron.
      Porque a todos sus brazos se abrieron,
      éstos son los que a Dios encontraron.

      Desde el cielo, nos llega cercana
      su presencia y su luz guiadora:
      nos invitan, nos llaman ahora,
      compañeros seremos mañana.

      Animosos, sigamos sus huellas,
      nuestro barro será transformado
      hasta verse con Cristo elevado
      junto a Dios en su cielo de estrellas.

      Gloria a Dios, que ilumina este día:
      gloria al Padre, que quiso crearnos,
      gloria al Hijo, que vino a salvarnos,
      y al Espíritu que él nos envía. Amén.

      Eliminar
    2. Oh… ¡qué bello! Gracias.

      Hoy si leí los «Laudes + Oficio» (en ePrex)… pero me salía otro Himno… así:

      Patriarcas que fuisteis la semilla
      del árbol de la fe en siglos remotos,
      al vencedor divino de la muerte,
      rogadle por nosotros.

      Profetas que rasgasteis inspirados
      del porvenir el velo misterioso,
      al que sacó la luz de las tinieblas,
      rogadle por nosotros.

      Almas cándidas, santos inocentes,
      que aumentáis de los ángeles el coro,
      al que llamó a los niños a su lado,
      rogadle por nosotros.

      Apóstoles que echasteis en el mundo
      de la Iglesia el cimiento poderoso,
      al que es de la verdad depositario,
      rogadle por nosotros.

      Mártires que ganasteis vuestra palma
      en la arena del circo, en sangre rojo,
      al que os dio fortaleza en los combates,
      rogadle por nosotros.

      Vírgenes, semejantes a azucenas
      que el verano vistió de nieve y oro,
      al que es fuente de vida y hermosura,
      rogadle por nosotros.

      Monjes que de la vida en el combate
      pedisteis paz al claustro silencioso,
      al que es iris de calma en las tormentas,
      rogadle por nosotros.

      Doctores cuyas plumas nos legaron
      de virtud y saber rico tesoro,
      al que es caudal de ciencia inextinguible,
      rogadle por nosotros.

      Soldados del ejército de Cristo,
      santas y santos todos,
      rogadle que perdone nuestras culpas
      a aquel que vive y reina entre nosotros.

      Amén.

      Eliminar
    3. Hola,

      El "mío" es del Oficio lectura.

      El "tuyo" de Laudes.

      Eliminar
    4. Y el de Vísperas.

      Himno

      Cuando contemplo el cielo
      de innumerables luces adornado,
      y miro hacia el suelo
      de noche rodeado,
      en sueño y en olvido sepultado;

      El amor y la pena
      despiertan en mi pecho un ansia ardiente;
      despiden larga vena
      los ojos hechos fuente,
      hasta que digo al fin con voz doliente:

      "Morada de grandeza,
      templo de claridad y hermosura,
      el alma que a tu alteza
      nació, ¿qué desventura
      la tiene en esta cárcel baja, oscura?

      ¿Qué mortal desatino
      de la verdad aleja así el sentido,
      qué, de tu bien divino
      olvidado, perdido,
      sigue la vana sombra, el bien fingido?"

      El hombre está entregado
      al sueño de su suerte no cuidando,
      y, con paso callado,
      el cielo vueltas dando
      las horas del vivir le va hurtando.

      ¡Oh, despertad, mortales,
      mirad con atención en vuestro daño!
      ¿Las almas inmortales,
      hechas a bien tamaño,
      podrán vivir de sombras y de engaño?

      ¡Ay! Levantad los ojos
      a aquesta celestial eterna esfera;
      burlaréis los antojos
      de aquesta lisonjera
      vida, con cuanto teme y cuanto espera.

      Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu,
      por los siglos de los siglos. Amén.


      Gran día de lecturas. El gran poder de la oración. La Belleza de la Iglesia.

      Demos gracias. Saludos.

      Eliminar
  16. Creo que sería recomendable que emplea semos el español en este foro. Idioma que, desde mi humilde punto de vista es muy superior al inglés. Ya lo decía el mismísimo Carlos V:"Empleo el español cuando hablo con Dios, el francés con los hombres, el italiano con las mujeres y el alemán... para dirigirme a mi caballo". El inglés ni lo mencionaba.

    ResponderEliminar
  17. Me encantó la parodia Padre, ya la he compartido con mis hijos maestros. Les va a encantar.

    ResponderEliminar
  18. Me gusto mucho Padre...saludos desde Asunción - Paraguay...usted compartió una charla en mi Parroquia San Pablo Apóstol cuando vino de gira por mi país.

    ResponderEliminar