sábado, noviembre 17, 2018

La autobiografía de monseñor Tarancón: el arte de escribir unas memorias aún menos interesantes que la Iliada


Estoy ya en las últimas cien páginas del libro sobre de Luís Suárez del que tanto he hablado. Yo había leído la autobiografía del cardenal Tarancón, Las confesiones. Para alguien, como yo, al que le gusta el género de las memorias, estas resultaban poco interesantes.

He leído las memorias de algún periodista que fueron apasionantes, y eso que se limitaba a contar su labor. Y, sin embargo, las memorias de un cardenal que capitaneó la Iglesia de toda una nación en un momento apasionante, increíblemente, resultan bastante aburridas. Lo cual es algo bastante difícil de conseguir. Pero él lo logró.

Ya en aquella lectura resultaban evidentes los silencios del purpurado. Si algo se nota a mi edad, es cuando unas memorias son sinceras. Estas no lo eran. Cuenta lo que quiere, como quiere, hasta donde quiere.

Pero lo que refleja de forma incontestable la documentación de Suárez es cuántas cosas había que contar, al menos al final de su vida. Pero no lo hizo. Sin entrar en otros asuntos de los que ya he hablado en pasados posts, su actitud respecto a la Asamblea Conjunta fue… ¿insalvable?

Al final, tuvo que intervenir la Congregación para la Doctrina de la Fe con la aprobación de Pablo VI. Y el cardenal Tarancón viajó a Roma pensando que había perdido totalmente el favor del papa. La Congregación había sido tan dura, tan tajante, tan condenatoria de las conclusiones de esa asamblea que había tenido el apoyo del cardenal, que pensó que Pablo VI había dejado de apoyarle.

Cuál fue su sorpresa al comprobar que seguía teniendo el mismo apoyo del papa Montini. Y entonces pasó Tarancón al ataque, ajustando cuentas con los que creía que habían sido sus acusadores en Roma. La historia entera es formidable, una verdadera novela. Solo que no era ficción, la fe de toda una nación estaba en juego.

Como Suárez reconocerá con amargura, al menos, quedó la levadura de magníficos sacerdotes para cuando pasaran aquellos años. Y tampoco ha sido suficientemente reconocida la labor del Opus Dei en el mantenimiento de la fe en España. (Lo cuál no es óbice para que en otros posts cuente las barrabasadas que tal o cual miembro de la prelatura me ha hecho, o incluso muchos miembros.) Pero justo es decir que el Opus Dei tuvo una labor esencial en el mantenimiento de la fe. Porque durante veinte años la cantidad de curas socialistas que salieron de los seminarios fue lamentable. Y no es una apreciación subjetiva, ya dije que en Aragón el 66% de los candidatos de los partidos habían salido de los seminarios o eran curas. Partidos de izquierdas, claro, aunque el estudio sociológico no especificara esos datos en los resultados que tengo. Pero la cifra concreta fue esa. Lamentablemente, no me consta que se hiciera ese estudio en más regiones.

Hoy día podemos decir: “Hasta aquí llegaron las aguas”, señalando con la mano la marca. Y es cierto que desde los años 80, las aguas comenzaron a retroceder. Hoy día, donde reinaban las asambleas, la organización de huelgas y los pasquines políticos, se reza el rosario, el viacrucis y se adora al Santísimo Sacramento.

Conocer este pasado, nos ayuda a saber qué debemos hacer en el presente. Pase lo que pase, haya clérigos mundanos o no, curas que no defienden el magisterio de la Iglesia, ya hemos pasado por todo eso. Y nuestro camino debe ser, como entonces hicieron los buenos hijos de la Iglesia: amor a Pablo VI, oración y estar unidos al magisterio. Nunca echarse al campo, nunca desobedecer a la autoridad eclesiástica, no criticar.

Lo que he dicho del pasado es ya Historia, pero una lección para ahora. Ayer me llamó tarde una amistad muy preocupada: “¿Pero hay un cisma encubierto?”.

La respuesta la encontramos en lo que hicieron los santos en mitad de la tormenta: ni Marcel Lefebvre ni Hans Küng. Y nunca más meternos en cuestiones seculares, eso es lo que les digo a los menos de 300 clérigos catalanes, de cuya labor como sacerdotes no dudo. Alguno lo conozco y es muy bueno como sacerdote. Pero en esa mies no debemos meter nuestra hoz.


33 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Tarancón curiosamente fue obispo de Solsona (1945‒1964), la diócesis de la Cataluña interior donde nos dice en el post anterior que curiosamente hay ahora (2018) el mayor porcentaje de clero católico activista a favor del independentismo.

    ResponderEliminar
  3. La iglesia se sostiene es por Jesús:

    La Iglesia vacilará si su fundamento vacila, pero ¿podrá vacilar Cristo? Mientras Cristo no vacile, la Iglesia no flaqueará jamás hasta el fin de los tiempos (SAN AGUSTIN, Coment. sobre el Salmo 103).

    Es bueno siempre tener presente que la Iglesia, lleva el nombre de Cristo, por el hecho de que Él ha de ser considerado como su Cabeza. Como expresó Pio Xll, en la Enc. Mystici Corporis Christi:

    Al Espíritu de Cristo, como a principio invisible, cabe atribuir que todos los miembros del Cuerpo estén
    unidos tanto entre sí como con su excelsa Cabeza, puesto que reside todo entero en la cabeza, todo entero en el cuerpo y todo entero en cada miembro, en los cuales varía la manera de estar presente y de conceder su asistencia, según sus diversos cargos y funciones, según el grado más o menos elevado de santidad de que gozan. El es quien, con su soplo de vida celestial, debe considerarse como el principio de toda actividad vital y verdaderamente saludable en todas las partes del Cuerpo. El es quien, aunque por sí mismo se halle presente en todos los miembros y ejerza en ellos su divino influjo, actúa en los inferiores por ministerio de los superiores. Finalmente, es él quien, dando cada día nuevos incrementos a la Iglesia bajo el influjo de la gracia, rehúsa habitar con la gracia santificante en los miembros totalmente separados del Cuerpo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anexo una frase que me gusta, que para muchos es un pensamiento pagano y poco cristiano, pero para mí una gran verdad:

      “Es sombra lo pasado, niebla el futuro, relámpago el presente...La vida es humo. Si bien se advierte, no hay cierto en este mundo más que la muerte.”
      Melchor de Palau

      Eliminar
  4. Habría que saber, este libro de Luís Suárez si tiene una tendencia sesgada, dudo que sea totalmente imparcial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Luis_Su%C3%A1rez_Fern%C3%A1ndez

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Gracias Joan, un antiguo franquista , procurador en Cortes.
      Ahora se entiende todo. Obviamente una interpretación de la Historia totalmente parcial

      Eliminar
    4. 👍
      Como diria alguien: facts!

      Eliminar
    5. ¿Quién es este historiador Luis Suárez? Yo reconozco que (ignorantemente) no había oído hablar de él hasta estos posts del padre Fortea.

      Ahí en Wikipedia pone que fue rector de universidad en la época de Franco y que Hugh Thomas dice que «Suárez sabe todo lo que hay que saber sobre el general Franco». Pero, ¿sólo por eso ya lo etiquetamos de “franquista” y “totalmente parcial”? Uhmmm… no sé, habría que leer uno un libro o algo escrito por él.

      Eliminar
    6. El problema de la Historia es que a uno le cuenten la verdad o no.

      Si a uno le cuentan un relato verosímil pero está manipulado, solo sería capaz de saberlo si va a las fuentes primarias u otro historiador le demuestra que tergiversa.

      Nadie va a las fuentes primarias y es difícil que uno lea otra cosa diferente que lo que le gusta.

      Esto no ocurre con temas que son 100% históricos. Nadie tendría ningún problema en cambiar de autor si el tratamiento de la figura de Alejandro Magno es un desastre. Pero si un autor nos dice algo que no nos mola sobre un tema que configura nuestra ideología, ya nos preguntamos si es fiable o no. Esa pregunta realmente huelga porque el prejuicio es tan grande que no vamos a ser capaces de superarlo.

      En este orden de cosas, Sí, Luis Suárez es un autor digno de confianza, pero ay, tuvo ciertos cargos durante el franquismo y su visión hacia Franco es positiva. ¿Qué problema hay? Ninguno, pero hay gente incapaz de aceptar nada que reconfigure su ideología.

      Y eso ocurre con todo, no solo con lo cercano.

      Si un autor dice que en Inglaterra se cultivaba vino durante la Edad Media (cosa cierta y demostrada) es difícil que alguien se planteé si le están manipulando.

      Si a la luz de las pruebas otro autor afirma que Julio César fue un criminal y que, bajo la perspectiva romana, mereció morir cosido a puñaladas, ya alguien me lo querría debatir, porque en esta figura si que ha habido mucha manipulación interesada, ya que, según parece, un liberticida es aceptado si ayuda a los necesitados, aunque lo haga después de una guerra civil y esta venga de un golpe de Estado.

      Eliminar
    7. Alfonso, Luís Suárez es un historiador que tuvo el privilegio de acceder a la documentación secreta del régimen franquista gracias a su pasado político y amistad con la familia Franco, aspecto éste muy censurado por otros historiadores.
      Alfonso, independientemente de su talla intelectual que no pongo en duda, su versión de los hechos es claramente sesgada por su ideología netamente franquista. Lo cual indica que hay que leerlo con equidistancia

      Eliminar
    8. Por lo que he leído es miembro del Opus Del y su obra es imprescindible para conocer la relación que hubo entre la Iglesia y Franco. Historiador referente.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Ca'uno es ca'uno y quedamos retratados por nuestros comentarios.
    Feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo en cada comentario se demuestra que cada persona es única e irrepetible. El hombre no es una máquina que siempre es monocroma; el hombre siempre puede cambiar su manera de pensar y actuar varias veces en la vida.

      Eliminar
    2. Iké

      De acuerdo con lo que dices, como cita las sagradas escrituras:
      “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.” (Juan 7:24)

      Eliminar
  7. Como dice aquella frase: "zapatero, a tus zapatos."

    ResponderEliminar
  8. ¿Por qué la gente borra sus comentarios? ¿O es el padre Fortea moderando el blog?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como quizá has podido ver, a Philo no es que le borren sus comentarios, se los 'reborran'.

      :)

      Eliminar
    2. Me refería a aquellos que ponen borrado por el autor del comentario.¿La gente no piensa lo que escribe?

      Eliminar
  9. Colleja para sus amigos indepes, padre Fortea !!

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Jajaja
    Tropiezas con tu propia piedra. Ése referéndum se llevó a cabo después de décadas de entrada paulatina de anglosajones a tierra en ese entonces mexicana. Y, por cierto, si leen los discursos y cartas de los primeros presidente norteamericanos, la idea de ir ocupando y apropiando poco a pocos ese territorio estaba presente desde hace tiempo. ¿Qué validez tiene un referéndum en esas condiciones?
    Hay libros que tratan el tema con seriedad, pero nadie los lee porque no llegan más lejos de ciertas librerías universitarias del norte de México y sur de Estados Unidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como parece que esto iba por mis comentarios borrados sobre el referéndum de anexión de Texas, te diré que quien valora el referémdum es Fortea, no yo. Como dijo un escritor conocido:

      La ironía es un arma muy peligrosa. El que no la entiende piensa que eres tonto y el que la entiende, que eres un cabrón.

      Eliminar
  12. No me importa reponer los comentarios después de cuatro borrados, que son muestras cabales de agradecimiento del reverendo Fortea.

    Obviamente, no puedo dejar al reverendo -y a sus lectores- en la ignorancia de si se produjo un referéndum en el proceso de anexión de Texas a los EEUU. De ese detalle dependen miles de vidas y la salvación de millones de almas, puesto que permitirá a "los grandes sabios encargados de la moral" desentrañar el nudo gordiano del independentismo. Qué digo el independentismo, esta cuestión iluminará la epistemología toda, la hermenéutica y las señales ocultas del juego del mus. Veamos.

    Confesaba el reverendo Fortea en un comentario del post anterior:
    "Resultan evidentes los planes de Estados Unidos, aunque no me queda claro si, al final, hubo una votación entre la población texana o simplemente fue una anexión".

    Me imagino al reverendo Fortea en su gabinete, ponderando una calavera con la mano izquierda, arrugando la nariz porque algo huele a podrido en Dinamarca, y trazando garabatos (esto... caligrafía artísitica) con la derecha: Votar o anexionar; esa es la cuestión.

    Al reverendo, tan absorto en su cavilación, habría que repetir los versos inmortales:
    "Recuerde el alma dormida, / avive el seso y despierte / contemplando / cómo se pasa la vida / cómo se viene la muerte tan callando...".

    Avive el seso y despierte. Le adelanto que la aporía votación/anexión está resuelta por el pueblo de Texas desde hace más de siglo y medio: Hubo referéndum y hubo anexión. Tome asiento y una taza de tila y regocíjese, reverendo. Algún miembro de ese grupo fantasmático de "grandes sabios encargados de la moral" sacará las conclusiones oportunas, para bien de Cataluña, toda España y el caletre del reverendo Fortea.

    Repito abajo mi comentario original borrado:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que hubo referéndum para la anexión de Texas, reverendo Fortea. Sorprende que no haya encontrado tal información, puesto que una búsqueda en Google con estos términos:
      annexation of texas referendum

      produce resultados claros. BTW, a veces Google produce mejores resultados si se usa la dirección https://www.google.com/?hl=en y, si se tiene iniciada sesión con una cuenta que esté configurada en español, es posible que se requiera hacer la búsqueda en una pestaña privada. En este caso, lo que cito salía en los 10 primeros resultados, incluso buscando en el Google español.

      De Texas Almanac:

      "Mexico finally recognized Texas’ independence, but the recognition was rejected. Texas voters overwhelmingly accepted the U.S. proposal and approved the new constitution in a referendum.

      On Dec. 29, 1845, the U.S. Congress accepted the state constitution, and Texas became the 28th state in the Union. The first meeting of the Texas Legislature took place on Feb. 16, 1846".

      https://texasalmanac.com/index.php?q=topics/history/timeline/annexation-secession

      De la Comisión de Archivos de la Biblioteca del Estado de Texas:

      "A popularly-elected Constitutional Convention met in Austin in July 1845 to consider this annexation proposal as well as a proposed peace treaty with Mexico which would end the state of war between the two nations-if Texas remained an independent country.

      The Convention voted to accept the United States' proposal, with only one delegate dissenting: Richard Bache, Benjamin Franklin's grandson. The Annexation Ordinance was submitted to a popular vote in October 1845.

      Once approved by Texas voters, the proposed Annexation Ordinance and State Constitution were submitted to the United States Congress. The United States House and Senate, in turn, accepted the Texas state constitution in a Joint Resolution to Admit Texas as a State which was signed by the president on December 29, 1845 . Although the formal transfer of government did not occur until February 19, 1846, Texas statehood dates from the 29th of December"
      .
      https://www.tsl.texas.gov/treasures/earlystate/annex-01.html

      Del mismo sitio,

      "This page shows transcriptions of the official vote totals from the 1845 referendum on Texas annexation into the United States.

      Images of the actual documents are included at the bottom of this page".

      https://www.tsl.texas.gov/ref/abouttx/annexation/voters.html

      Eliminar
    2. Bueno, ya van cinco veces borrado el comentario, pero se me olvidó modificar el texto. Sed felices.

      Eliminar
    3. No te sientas mal. Recuerda que el padre al fin y al cabo es un ser humano. Y como cualquiera, puede obrar bien o mal. Uno pensaría que por ser sacerdote sería diferente o mejor... Pero bueno. Si te borra o no, no sientas por ello escándalo o regocijo. Los seres humanos solemos ser débiles y nos dejamos llevar por simpatías y antipatías naturales.

      Eliminar
  13. Julio César fue un criminal.

    ResponderEliminar
  14. DR33 (2:16 a. m.) tiene toda la razón sobre la intencionada anexión de tierras hispanas por los anglosajones en el siglo XIX —— y no sólo Texas sino todo el oeste americano desde Kansas a California.

    Y en el fondo hasta lo reconocen en los libros de texto más comunes que usan en las universidades estadounidenses, aunque luego intenten justificarlo al entrar en los detalles de las disputas —— como en el que mencioné ayer (2:53 p. m.) que me hicieron estudiar a mi, “American History” (McGraw-Hill © 1991):

    «John L. OʼSullivan, the influential Democratic editor who gave the movement its name, wrote in 1945 that the American claim to new territory “…is by the right of our manifest destiny to overspread and to possess the whole of the continent which Providence has given us for the development of the great experiment of liberty and federative self government entrusted to us.”»

    («John L. OʼSullivan, el influyente editor demócrata que dio su nombre al movimiento, escribió en 1945 que el reclamo estadounidense de un nuevo territorio “...es por derecho de nuestro destino manifiesto a extenderse y poseer todo el continente que La Providencia nos ha dado para el desarrollo del gran experimento de libertad y autogobierno federado que se nos ha confiado”.»)

    ResponderEliminar
  15. Hola Padre: Gracias de nuevo por sus escritos siempre tan acertados. Sería bueno que diga algo de...
    la Compañía de Jesús. Agradezco de antemano.

    ResponderEliminar