miércoles, enero 16, 2019

Lo que más recordaré de ayer fue el documental que vi














Gracias por vuestras oraciones. Hoy ya estoy restablecido. Solo en el cielo sabré cuánto debo a las oraciones de todos los que me queréis. Cuántos beneficios me habrán venido sin yo saberlo.

Ayer fue un día curioso: estar en el sillón con una manta encima, dejar pasar el tiempo, la fiebre. No puedo dejar de ver en ello un atisbo de la etapa final de la vejez, cuando todo esté ya hecho, cuando todo esté ya escrito, cuando uno ya no tenga fuerzas para hacer nada.

Ayer, desde luego, no podía ni siquiera leer. Solo cabía dejarse llevar. Me llamó mucho la atención, escuchado entre las brumas de mi somnolencia, el documental sobre la vida de Onassis. Qué poco envidiable me parece la vida de este tipo de millonarios. Pero no deja de ser interesante el modo como se levanta un imperio como el que llegó a tener. A veces parece increíble que el dinero se acumule y se acumule sin límite.

¿Cuánto dinero le costaba mantener los gustos de su mujer Jackeline Kennedy? Una pobre madre no tiene ni para pagar lo más esencial y va mirando a ver qué conservas son más baratas. Y otra gasta en caprichos cantidades totalmente indecorosas: comprar, comprar, comprar. Al final, una vida insatisfecha.

38 comentarios:

  1. Me alegro que se haya restablecido.
    Sobre el comentario, la gente ya no se preocupa de "ser" sino en "tener".
    La semana pasada, vi, entre cientos de turistas que paseaban, un joven lisiado al que le faltaban manos y parte de una pierna que imploraba una limosna. La principal ocupación de los turistas era esquivar al pobre y continuar gozando de los placeres de la vista, anteriores a los placeres del buen yantar. Gastar en lo que da satisfacción y basta.
    Deplorable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Enric

      Te toco el jamón pero igual prefieres mejillones!!!

      👩‍🍳

      Eliminar
  2. Enhorabuena por su mejoría. Y sí, es una de las cosas que más me gusta deel Papa su frontaldiad contra el dinero y la mundanidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Comprar y comprar, acumular y crear residuos contaminantes.

    Los yates hacen mucho daño a la flora y fauna marina.

    Los millonarios son las personas más perniciosas para el medio ambiente.

    Y aquellos que quieren ser millonarios a toda consta y son capaces de vaciar el mar para venderlo y hacerse ricos, y construirse una mansión en la seca Cuenca marina.! Por fin lo han conseguido. El problema es q es una tumba, no una mansión.

    ResponderEliminar
  5. Esperemos se termine de recupeear pronto

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena, aunque recordar cualquier documental habla de lo fea que fue la fiebre.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:19 p. m.

    Me alegro de que se haya recuperado el reverendo doctor Fortea. Recapitula así el incidente:

    "Ayer fue un día curioso: estar en el sillón con una manta encima, dejar pasar el tiempo, la fiebre. No puedo dejar de ver en ello un atisbo de la etapa final de la vejez, cuando todo esté ya hecho, cuando todo esté ya escrito, cuando uno ya no tenga fuerzas para hacer nada".

    Por otra parte, el cardenal Robert Sarah dice en el punto 340 de 'La fuerza del silencio':

    "En el silencio el hombre se da cuenta de que en este mundo los días están contados. En la enfermedad podemos vivir en una sintonía casi perfecta con Dios.El examen de conciencia silencioso, en el corazón del dolor, permite al hombre contemplar qué ha hecho con su vida y qué le queda por hacer. La enfermedad es una esperanza sublime en el gran silencio de Dios". Carenal Sarah, Robert y Diat, Nicolas. La fuerza del silencio. 5ª Ed, p. 201. Palabra, Madrid, 2017.

    El que no se dé cuenta de la diferencia sustancial entre una y otras palabras no entenderá lo que ya he dicho otras veces:

    Le agradezo enormemente su ministerio sacerdotal y le ruego, una vez más, que deje de escribir, reverendo doctor Fortea. Ruego a Dios que lo bendiga en abundancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Philo. Si el padre no escribiera, no te tendríamos a ti. Ni gozaríamos de tus críticas y ocurrencias.

      Eliminar
    2. Philosophia es el verdadero amigo, todos los considerados trolls amamos más y nos preocupamos más por el alma de Fortea que todos los pelotas juntos.

      El verdadero amigo no te adula, te da la razón y un abrazo cuando la tienes y te critica cuando considera que vas por mal camino con la intención de ayudarte.

      Philosophia subraya el ego de Fortea y su narcisismo, busca en realidad ayudarle y que vea su defecto. Los demás en cambio adulan y pelotillean, al final cuando cruzemos todos el umbral Dios nos dirá quienes eran los verdaderos amigos de Fortea y quizá nos sorprendamos, quizá a ojos de Dios los verdaderos amigos de Fortea y quienes más le amaban eran los denominados despectivamente trolls...

      Eliminar
    3. Las palabras de Sarah por otra parte son magníficas.

      Eliminar
    4. Hablando de realidades, les comparto un simpático meme del reto de los 10 años...

      Le hemos titulado, el futuro de los dictadores:

      10 year challenge

      Eliminar
    5. Anónimo2:56 a. m.

      Gracias a los comentaristas. Gracias también al padre Fortea, que nos da ocasión de intercambiar unas risas (aunque sean macabras, Anxe, ay, ay, ay).

      Me despido con un ejercio de nostalgia: música que he recuperado en Youtube, poco conocida, salvo un par de canciones seguramente. Estos dos álbumes los he debido de escuchar cientos de veces en vinilo.

      Primero extraigo una canción separada para Anxelina. Su letra comienza así:

      "Veo un país de altas montañas / Pirámides y campos floridos / y un pueblo ardiente / animado por sus corridos".

      Up with People! - "El puente"

      Y el disco completo:
      Up with People! - "Up with People!", 1977 - Info del disco aquí.

      El otro disco:

      Up with People! - "Livin' On", 1974 - Info del disco aquí

      Algunas de las letras en el sitio de Up with People / Viva la gente.

      Y sus dos canciones clásicas, en español con divertido acento guiri:

      Up with People! - ¡Viva la gente! , 1969

      Up with People! - ¿De qué color es la piel de Dios?, 1969


      Que Dios bendiga a todos, comenzando por el reverendo doctor Fortea. Que nos dé salud, si nos conviene, y que su gracia no nos falte.

      Eliminar
    6. Que bonita letra, Philosophia, lo más simpático es que siento como si ya la hubiera escuchado antes, tal vez si.

      Eliminar
  8. Adivino, don José Antonio, que a alguien tan movido como usted, que hace muchas cosas, le es muy beneficioso estar un día entero sentado, en silencio, restableciéndose de una enfermedad. Recuerdo el caso de un monje benedictino con el que conversé una vez. Me contó que él era un tipo muy activo. Y descubrió su vocación de monje durante una estadía de una semana en un monasterio. Y fue al monasterio, me parece, porque estaba con la pierna rota y no podía hacer casi nada.

    ResponderEliminar
  9. Me alegro su pronta mejoría, gracias a Dios. Que difícil es ser paciente con la enfermedad, una frase de San Juan Crisóstomo:
    "Nada honra tanto un hombre como la paciencia en las enfermedades".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El documental es un reflejo de vacíos que se llenan con lo material.

      En el corazón de todo hombre existe un vacío que tiene la forma de Dios. Este vacío no puede ser llenado por ninguna cosa creada. Él puede ser llenado únicamente por Dios, hecho conocido mediante Cristo Jesús.

      Blaise Pascal

      Eliminar
  10. Bueno, al final Onassis tuvo mala suerte con los hijos. Al final, casi todo nos pasa factura en la vida, eso por no hablar de Marlon Brando. Qué tragedia la de este último con sus vástagos...

    ResponderEliminar
  11. Pero Jackeline, tambien tenía tarea, y bastante. Para mí, más peligrosa que Onassis como de aquí a Lima.

    ResponderEliminar
  12. Una mujer fría, casi sin sentimientos, calculadora hasta más no poder. Dios los crea, y ellos se juntan.

    ResponderEliminar
  13. Pues yo sí quisiera tener una vida así de insatisfecha. Está bien ser rico (o muy rico... o extremadamente rico); siempre y cuando tu fortuna se haya ganado honestamente. Si no, no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay ricos y ricos. Mejor este, que un rico avaro y tacaño, por lo menos, Onassis se gastaba el dinero y hacía vivir a no pocas personas: joyeros, trabajadores navales, de la Rolls, etc. Así, da gusto, jajaja.

      Eliminar
  14. Doy gracias al cielo por su recuperación

    ResponderEliminar
  15. Gracias a Dios que se ha recuperado Padre Fortea. Por favor tenga mucho cuidado en adelante. ¡Venga, Padre, que todavía le quedan 18.250 post por escribir! Lo importante no es cuánto se tiene en el banco o debajo del colchón, sino como utilizamos las riquezas, pocas o muchas, para servir a Cristo presente en nuestros hermanos necesitados. Muchas fortunas se usan para comprar un "cielo de plástico, Made in China" y unas (poquísimas tal vez) como las pequeñas fortunas de Zaqueo o de Mateo, se utilizan para "comprar" o alcanzar el Paraíso.

    ResponderEliminar
  16. “…final de la vejez, cuando todo esté ya hecho, cuando todo esté ya escrito, cuando uno ya no tenga fuerzas para hacer nada”.

    Esta es la mejor etapa de un hijo de Dios aunque cueste creerlo, me encantan estas “inactividades”, son las mejores, porque en ellas se oculta la actividad grandiosa de la cruz compartida con el Hijo de Dios. Tampoco Cristo, Nuestro Señor, a los ojos del mundo estaba haciendo nada interesante colgado de la cruz, y nunca, nunca, estuvo tan magnífico como en este momento. Estuvo tan magnífico Jesús en la Cruz, que el Padre aceptó perdonarnos. Por tanto, esta aparente inactividad, de no hacer nada o de no tener fuerzas para nada, unido a la Cruz de Cristo, es la corona de gloria de nuestra vida. No es fácil ofrecer esto, la gracia para unir nuestras pequeñas pasiones a la Pasión del Señor sólo se dará a los que hayan sido buenos capitanes en su plenitud de fuerzas físicas y mentales; por el resto tendremos que seguir rezando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, alo que dices anexo lo que dijo Santa Teresa de Jesús:
      “Las dolencias pueden impedirnos una oración prolongada, pero hay momentos en que es posible orar. Y la misma enfermedad se puede transformar en oración, cuando se la ofrece al Señor y se la acepta como venida de su mano.”

      Eliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Y por último, está claro que nadie se muere hasta que Dios no lo quiere, pero no se vuelva a arriesgar Fortea, si un alimento tiene sabor no propio, mal aspecto o mal color, deposítelo directamente en el cubo de la basura sin ningún cargo de conciencia.
    Y un consejo más, nunca coma lechuga fuera de casa, y si la come en casa bien lavada. Hablo de Helicobacter pylori. Si queremos saber lo que es vivir una pesadilla de película y una gastritis crónica, sólo tenemos que ingerir esta bacteria, ¡por eso mucho cuidadito con las cosas que ingerimos!
    Me alegro de su pronta recuperación.

    ResponderEliminar
  19. Este pensamiento de santa Teresa de Jesús me ha ayudado aceptar las enfermedades:

    ¿Por dónde comenzar el desprendimiento de uno mismo? Lo primero es quitarse de encima la preocupación de la propia salud. ¡Es algo sorprendente el excesivo cuidado que le prodigamos a nuestro cuerpo! Es preciso ubicar cada cosa en su lugar. El objetivo de nuestra vida es servir a Cristo y para eso es conveniente mantener la salud y fuerzas corporales. Pero muchas veces sucede lo contrario, se cuida la salud y el físico como si fueran la meta de nuestra vida y los días y los años transcurren en esos cuidados. Si nos dejamos dominar por el temor de posibles enfermedades, nunca haremos nada.
    También es buen camino para el desprendimiento de sí mismo, el no andar quejándose por pequeñas dolencias o dolores. Si se puede aguantar, es mejor callarse. Cuando el mal es serio, ya nos daremos cuenta.”

    ResponderEliminar
  20. Nos alegramos Padre Fortea que vaya mejorando.Que Dios le bendiga.Buenas noches.

    ResponderEliminar
  21. No hay que envidiar los bienes ajenos , si ellos fueron millonarios fue porque Dios se lo permitio, no se cae la hoja de un arbol sin que Dios se lo permita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios no ha creado la pobreza, la hemos creado nosotros mismos con nuestro egoísmo. (Santa Teresa de Calcuta)

      Eliminar
  22. La santa madre iglesia nos enseña que todos debemos de ser pobres.
    Pero la interpretación correcta de esta enseñanza es que debemos ser pobres en nuestra forma de vida, en la manera como llevas tu vida. No pobreza necesariamente bancaria. Hubieron santos inmensamente ricos, como san Luis rey de Francia. Pero en la práctica vivieron como pobres, sirviendo a Dios y al prójimo dando prioridad a los más necesitados.
    Padre José Antonio, me alegro de su pronta recuperación. El poder de la oración. Dios me ha sanado varias veces con simple oración que yo le hago. Con mucha intensidad de fe. Fe brutal, atrevida, loca. Debería emplear esa fe en otras áreas de mi vida. Pero el mundo te jala para su lado sin que te des cuenta...

    ResponderEliminar
  23. Gracias a Dios se recuperó Padre Forrtea.
    Jackeline Kennedy fue una mujer muy bella, católica y por lo que pasó no se lo deseo a nadie. Ver el asesinato de su esposo, una escena horrible y la incertidumbre de su propia vida en ese momento.

    ResponderEliminar