martes, enero 22, 2019

Los seres humanos somos como los erizos: tenemos púas


Que la edad nos cambia es algo de lo que no cabe la menor duda. Esta mañana hemos tenido reunión de sacerdotes. He hablado con varios y he saludado brevemente a otros. A unos los conozco bien y les tengo, incluso, admiración. A otros les tengo afecto, son muchos años, conozco sus virtudes y su celo. De otros poco conozco por no coincidir en las reuniones si nunca hemos pertenecido al mismo arciprestazgo.

Pero hoy he tenido uno de esos hechos anecdóticos desagradables. Un sacerdote de mi misma edad, no voy a decir su nombre ni voy a dar ningún dato que lo identifique, me ha hecho un comentario sumamente despectivo respecto a mi trabajo. Él iba, en ese momento, con prisa. No ha sido posible hablar más.

Pero, al acabar la reunión, le podía haber pedido explicaciones. Lo podía haber hecho yo con humildad, amigablemente, sin ninguna voluntad de discutir, con el único deseo de aclarar qué pensaba de mí.

Pero, a mis cincuenta años, sencillamente, ya no tengo el más mínimo interés en aclarar nada. Me he sorprendido a mí mismo al darme cuenta de eso. Cuando era joven, hubiera puesto afán en hablar, en que me explicara… pero ahora ya no.

Cuando uno tiene mi edad, si alguien me quiere, pues bien. Y si alguien no es así, pues también.

Es cierto que si dijera el nombre de este compañero a algunos colegas, todos, unánimemente, me responderían: “Ah, fulano. No te preocupes lo más mínimo”. Pero sería para mí exactamente igual cualquier otro sacerdote. Creo que he llegado a ese momento de mi vida en que ese comentario no me importaría que viniese del mismo papa. Es fácil decirlo, pero creo que he llegado a esa fase.

Lo importante es hacer las cosas lo mejor posible. También es importante estar atento a lo que nos dicen los demás, pues en la crítica realmente escuchada podemos aprender y rectificar. Pero, una vez que se ha hecho eso, la opinión… no vale nada, si es que, realmente, vale algo.

95 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 👩‍🍳 jamón

      ( Ya variamos, qué te gusta a ti??)

      Eliminar
  2. Es cierto, lo siento también que haya recibido ese comentario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Padre Fortea
      Hay personas que desde siempre hemos pensado así, si me quiere bien sino pues ya esta.

      Pero me he dado cuenta que una vez más que depende de quien lo diga. Entiendo lo de la edad pero uno sigue siendo en esencia la misma persona.

      Con esto quiero decir que por mucho que seamos fuertes los comentarios desagradables y degradantes siempre tienen repercusión en lo que hacemos o somos. En este caso sería su trabajo y como entiendo que usted es muy amable con toda seguridad tendrá en otra ocasión oportunidad de enterarse el porque o preguntarle directamente a esa persona, porque es Dios quien nos pone esas oportunidades.
      Y ahí está nuestra capacidad y sí la edad, para saber cómo actuar desde la posición privilegiada.

      El arrebato de hoy se olvida y más con su experiencia. Por eso es que hoy le damos gracias a Dios de su fortaleza, Padre Fortea. Porque no se ha dejado llevar y porque como en todo hay personas que caen en la tentación de destruir y ni siquiera se dan cuenta.

      Seguiría pero también entiendo que mucho ya lo ha meditado, mi perspectiva es esa y creo que cuando nos hiere algo es por la expectativa o por la eventualidad. Es decir, nos tomaron desprevenidos, ya una segunda ocasión, seguro que ya sabe que esperar de esas livianas observaciones.

      No me voy hacia el ser humano porque no acabo, hayucho de donde decepcionarse. Pero y eso qué!!!

      Como decía un dicho que leí

      El mundo cambia con el ejemplo, no con la opinión

      Vaya que he cuestionado hoy día esa premisa en este mundo de supuestas democracias y encuestas patito.

      Como ha decidido, no haga caso.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Coincido bastante con su artículo, don José Antonio. Yo tengo 52 años (1966) y me reconozco en eso que dice usted. Yo también recibo las opiniones de los demás sobre mí con razonable indiferencia o serenidad, gracias a Dios.

    ResponderEliminar
  5. Es bueno tener oponiones en contra para escuchar y tomar en cuenta, así como tú dices... pero que belleza llegar a ese día, a la tarde de ese día y sonreír despacio y en un silencio de eternidad (porque vaya que no he conocido más belleza en el silencio de Cristo por quien usted le ha dado todo), y tomar esa luz de esa tarde y que se filtre hasta el alma, porque tarde o temprano cada uno se presentará ante ese Sol que da esa luz que entra por la ventana. Y entonces todo tendrá sentido...

    No me he fumado nada, realmente confío en no entregarse en la tormenta de las opiniones con un buque de guerra si no nadar y nadar, como botella desechada con un mensajito dentro qe algún día toque puerto y que lo tome en sus manos... ya sabe Quién... ❤️ Jaja ¡Échele ganas! ¡Un saludo desde la tierra del tequila!

    ResponderEliminar
  6. Una cosa es un comentario despectivo, otra cosa es una llamada de atención o un consejo... Siempre debemos estar preparados para recibir consejo o una corrección fraterna, sobre todo si viene de un sacerdote de Dios.

    Una vez un sacerdote, a quien considero amigo, decía que no le importaba lo que la gente pensará de él. Si esa frase viniese de cualquier persona no importa, pero creo que un sacerdote si tiene que preocuparse por la imagen que proyecte a los demás; el es un modelo de conducta, un guía, un faro en la oscuridad. Así que cualquier llamada de atención debe ser tomada en cuenta.

    ResponderEliminar
  7. Es una enseñanza budista, creo. Los insultos son como los presentes. Si alguien viene y te lo ofrece, uno es el que decide si tomarlo o dejarlo. Y si no lo tomo, no tengo porqué sentirme molesto. Y la ira, a la cual renuncié, recaerá sobre el otro, de una u otra forma.

    Y me sé otro: Si tu enemigo te insulta gravemente, no le respondas, no hagas ni digas nada en su contra. Sólo relájate, sal a la entrada de tu casa, siéntate en la puerta, y al cabo de un rato verás pasar su ataúd.

    Un poquito fuerte pero sabio, ciertamente.

    ResponderEliminar
  8. Además Vd. ya tiene experiencia de juicios negativos e insolentes de este su blog y ya tiene el "impermeable" bien pertrechado para el qué dirán q por cierto dicen q quién habla mal de alguién está exponiéndose a sí mismo.

    Ahora lo llaman "espejo".

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 😂🤣😂🤣

      Disculpa Ángel , es que que lo haya escrito aquí el Padre Fortea yo lo he tomado como un acto de familiaridad, como si fuéramos su familia.

      Obviamente no vamos a resolver nada y menos a distancia pero el Padre Fortea nos lo comparte como si fuéramos amigos y conocidos.

      O a quién a parte de Dios en el Sagrario nos dirigimos para contar el cotidiano con confianza, pues a la familia o los amigos...😊

      Eliminar
  11. Puede que tenga usted razón, Anxelina. Quizás usa el blog de una forma más íntima de lo que yo suponía, cómo una especie de diario, o cómo usted dice.

    ResponderEliminar
  12. El post me recuerda el tema sobre la corrección fraterna.

    Debemos, pues, corregir por amor; no con deseos de hacer daño, sino con la cariñosa intención de lograr su enmienda. Si así lo hacemos, cumpliremos muy bien el precepto. ¿Por qué le corriges? ¿Porque te apena haber sido ofendido por él? No lo quiera Dios. Si lo haces por amor propio, nada haces. Si es el amor lo que te mueve, obras excelentemente (SAN AGUSTÍN, Sermón 82).

    Y como dijo San Francisco de Asís:

    No debes llamar enemigo a nadie, todos son tus benefactores, y nadie te hace daño. No tienes ningún enemigo, excepto a sí mismos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. También me hace rememorar de San León Magno.

      El que desea saber sí habita en él Dios, examine sinceramente el fondo de su corazón e indague con empeño con qué humildad resiste al orgullo, con qué benevolencia combate la envidia, en qué medida vence los halagos y se alegra con el bien ajeno. Examine sí no desea volver mal por mal y sí prefiere perdonar las injurias antes que perder la imagen y semejanza de su Creador.

      Eliminar
  13. Siento, como los otros comentaristas del blog, esas palabras ofensivas que ha recibido padre Fortea. El aceptarlas y perdonarlas es un Don de Dios que usted tiene padre Fortea.

    ResponderEliminar
  14. Fue santa Catalina de Sienna a la que Jesús le dijo que permanecía en ella el tiempo que ella quisiera después bde la Eucaristía?

    O fue santa Hildegarda?

    ResponderEliminar
  15. Bueno, Padre, igual este sacerdote ha tenido un mal día, o le da coraje que Vd. salga en la tele. A saber, a saber... Lo más irónico sería que dentro de unos meses, el obispo le encargase hacer un trabajo similar al suyo, y todo es posible, jajjaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues te agradezco que me los hayas pasado. Los voy a ver, a escuchar dentro de un rato. Bueno, más bien cuando llegue a casa, pues hoy tengo cosas que hacer. Muchas gracias, reina.

      Eliminar
  16. Puede que usted y ese sacerdote grosero tengan la misma edad, pero hasta ahí. Usted tienen todo lo que el no: Educación y Madurez.
    Hace bien en no dar mas importancia al asunto. Estando bien con Dios, dejemos al insensato con la baba de su propio odio.
    Que pase buena noche Padre Fortea.

    ResponderEliminar
  17. Por experiencia personal, los comentarios despectivos suelen ser provocados por celos, envidias y rencores.
    Medite, P. Fortea qué motivo interno ha podido provocar ese comentario por esa persona determinada. Si analiza, al final llega a la misma conclusión que yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los que me critican lo hacen por envidia, porque son inferiores que yo.

      Eliminar
    2. Si Lucía, y a veces porque a alguien le caes mal, y no puede disimularlo. No le gustas, no te soporta.

      Eliminar
  18. Recuerdo haber compartido evidencia suficiente para probar que "Alfonso" o "Philosophia Naturalis" son en realidad la misma persona. Probablemente haya usado otros perfiles (por ejemplo, aquel de la cabeza de Nixon en su frasco de vidrio, o aquel sujeto que ve "gatitos muertos"). Pero esos dos —Alfonso y Philosophia Naturalis— serían sus principales.

    Lo más increíble e intrigante es ver cómo una misma persona puede darle una vuelta de 180° a su lenguaje. Dependiendo del perfil que utilice.

    Pero es raro encontrar a alguien tan bueno que no deje rastros o «migajas de pan» que al final comprometan de manera parcial su anonimato.

    Hace algún tiempo lo dije: no es necesario, a veces, ser un hacker para descubrir personas... y cosas.

    Es tanta la evidencia que ya ni la recuerdo toda. Voy a mencionar la que sí.

    a. Ambos dominan el inglés. Y en ocasiones comentan en inglés.

    b. Alfonso, en su perfil de google, hace tiempo, donde describía su formación, tenía escrito «Philosophia Naturalis». Exactamente el nombre de su otro yo virtual. Es que ni siquiera lo tenía escrito como se acostumbra (con la terminación, latina, «ae» en la primera palabra) sino idéntico a su otro avatar.

    Cuando lo interrogué por ello no me dio una respuesta. No en realidad. Lo que me dio fue más, de su parte, una evasiva ingeniosa. No le insistí más... lo dejé ahí.

    Hasta tuvo la desvergüenza de asegurar que ignoraba el tratado de Newton que lleva ese mismo nombre...

    c. Ambos tienen una facilidad extraordinaria para incluir textos en negrita y cursiva. Y otros muchos signos. Y es que tienen el teclado programado para ello (como me lo confesó Alfonso). Así que no necesitan poner ese montón de símbolos seguidos para cambiar el tipo de letra.

    d. Los dos tienen esa curiosa manía de resaltar doblemente palabras y textos. Es decir, que a lo ya resaltado en negrita o cursiva le ponen, además, comillas.

    e. Ambos caen en esa conducta enfermiza o ese círculo vicioso de comentar y luego, ellos mismos, borrar lo comentado. Aunque lo escrito fuesen aportes valiosos. Y lo hacen así, una y otra y otra vez. A veces más y a veces menos intensamente.

    f. Alfonso y Philo han sido prácticamente los «únicos» que le han dicho al padre «doctor». Es muy raro que uno, a un sacerdote, no le diga «padre» sino «doctor».

    Alfonso, hace tiempo, solía decirle al padre «Doctor Fortea». Y Philo ahora volvió con esa costumbre y le dice flemáticamente «Reverendo Doctor Fortea».

    g. Los dos son en extremo ilustrados.

    Cabe destacar que tanto Alfonso como Philosophia han cambiado un poco sus patrones.

    Al verse expuesto, dicho forista, ya no deja las «migas de pan» que antes sí y bastante.

    Uno tendría que estar ciego para no darse cuenta que son la misma persona. A pesar de sus lenguajes por completo contrarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Q nos da igual está sicosis en la q estás entrando.

      Mejor pintura.

      Eliminar
    2. A mi no me da igual Isabel. Me gusta saberlo, es necesario saber la verdad.

      Eliminar
    3. Opino como bakhita. Es verdad que Alfonso puso eso en su perfil.

      Quizás sean la misma persona. Eso explicaría lo enfermizo de alguna de sus conductas.

      Eliminar
  19. Siempre es bueno saber en que se puede mejorar. Una crítica bien intencionada es un regalo, siempre que en efecto lo sea.

    ResponderEliminar
  20. ¿Quién es Alfonso o Philosophia Naturalis?

    Sin duda es un sujeto extremadamente ilustrado. Y muy brillante.

    Sus críticas casi siempre son acertadas y perspicaces. Eso sí, con cierta frecuencia, se le va un poquito la mano. Dice cosas que a veces uno piensa, sí, y que por respeto y cariño al padre, uno nunca diría. Al menos, frenteramente, no. Nunca.

    Sus ocurrencias geniales lo hacen a uno reír.

    No obstante, para todos aquí, resulta evidente que es una persona que padece un trastorno mental. Sufre de una obsesión furiosa por el padre. Dicha obsesión lo obliga a criticarlo (cuando es Philosophia) o alabarlo (cuando es Alfonso) excesivamente.

    Fijaciones así de feroces suelen tener, muy en el fondo, alguna connotación de naturaleza sexual.

    Su reacción ambivalente (por una parte bromeó y por la otra se indignó) frente a ciertos enlaces que, de acuerdo a su juicio, calificó de «pornográficos» expone probables conflictos en materia sexual y afectiva. Consigo mismo y con el sexo opuesto (suponiendo que es heterosexual e independientemente de si está casado o no).

    Es muy poco tolerante y bastante autoritario. Le gusta más la imposición que el dialogo y la conciliación. Hasta el punto de proferir amenazas si no se accede rápidamente a sus demandas.

    Sabe disimular muy bien, en ocasiones, su agresividad y autoritarismo. ¿La prueba? Simple: Alfonso.

    Es religioso y moralista (lo cual, de suyo, al menos, no es malo).

    Disfraza (inadvertida o advertidamente) su obsesión y agresividad con una aparente preocupación y corrección fraternas. En parte.

    A veces es un bravucón y otras un niño resentido y llorón (como cuando se queja porque le borran sus comentarios o cuando pide que recemos por él, para que logre abandonar el blog y dejar de comentar).

    Esa hostilidad y puerilidad mezcladas; ese poner a prueba al padre retándolo para ver quién gana, si el P. Fortea borrando o Philo comentando; esa obstinación por corregir beligerantemente; ese resentimiento evidente, ese amenazar al padre de que lo acusará con el obispo si no se hace rápido lo que exige, etc; todo eso es un patrón de conducta patológico. A mi modesto pero avispado entender.

    Es muy probable que conozca al P. José Antonio en persona.

    Yo, si fuera el padre, no me preocuparía demasiado. Pero tampoco bajaría del todo la guardia.

    Qué miedo saber que alguien está furiosamente obsesionado con uno. Y que está monitoreando compulsivamente todo lo que uno escriba o diga. Hasta lo más mínimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te repites. Mejor los cuadros jajajajaj.

      No olvides q cada uno tiene su criterio pero callamos.
      No nos interesa. No es del tema.

      Eliminar
    2. Imagina q todos exponemos lo q desprende tu personalidad...

      Respeto a cada cual y hablar del tema. Y PAZ.

      Eliminar
    3. A mi si me interesa.

      Eliminar
    4. Pues a mí una vez me pasó por la cabeza la teoría de que no es que sean la misma persona.

      Sino que hay un grupo o amigos que escriben a través de esa cuenta, así otros usuarios. Buscan respetar los lineamientos de esa personalidad de usuario.

      Ah hoy que quiero hablar de X cosa voy a usar a XX personaje del blog, la única consigna es respetar la personalidad.

      Así al principio hubo más confusión para definir cada usuario. Para la introducción de nuevos "escritores" pues es la B de blogger y van interactuando poco a poco.

      Ciertamente a cada personaje se le puede tomar cariño, aunque y a todo esto no le veo caso de desemascarar el.misterio. Finalmente son contribuciones distintas y entretenidas que hacen del blog un lugar para intercambios.

      Eliminar
    5. También me imaginé que las semejanzas venían de una situación familiar, hermanos o primos.

      Eliminar
    6. Brillante, Anxe. No podría estar más de acuerdo contigo. A pesar de que mi razonamiento sobre Al y Philo resulte duro y odioso.

      Yo también le tengo cariño a las dos versiones. En especial al pobre (y genial) Philo. Sospecho que él ya no me estima tanto.

      Todo el asunto despertó mucho mi interés. Es como ir descubriendo una novela de esas de misterio.

      Te doy la razón y dejo ya el asunto.

      Eliminar
  21. Sin embargo, su ferocidad en el mundo virtual sólo es comparable con su fragilidad en el mundo real.

    Según lo que he visto, escuchado y leído de profesionales en la materia, no suelen ser personas capaces, ni en un millón de años, de buscar al otro y decirle de frente todo aquello que sí a través de redes sociales. Les aterra el contacto real.

    Pero siempre existe la remota posibilidad de que, en algún momento y en medio de una crisis sicótica, terminen cruzando esa línea imaginaria que separa la cordura relativa de la locura disociativa...

    Pero, la verdad, dudo que eso suceda en este caso.

    Naturalmente, Alfonso o Philo, negarán categóricamente lo anterior, todo.

    Mas lo que la boca (o la mano que escribe) niega con severidad, la evidencia lo descubre con celeridad.

    Bueno, eso era todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Recuerdo a un troll que se hacía llamar "Patricia de la cueva"... Siempre pensé que se trataba de un comentarista del blog. Había una gran similitud de estilo y palabras con las de un comentarista controvertido.

      Eliminar
  22. Creo q hay comentarios repetidos.

    A veces, el silencio es la respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uhmmm. Si el silencio es la respuesta, ¿por qué me respondes?

      ¿Touché?

      Eliminar
    2. Isabel, por favor, no hables en nombre de todos.

      No puedes decir : no nos interesa. No lo sabes. Solo sabes que a ti no te interesa. Por tanto, lo correcto es que digas:
      No me interesa.

      Eliminar
    3. NO ME INTERESA. Vale, sorry.

      Eliminar
    4. En lo del silencio tienes toda la razón, María! De acuerdo!

      Saludos!

      Eliminar
  23. Pensaba q no es de interés por lo repetitivo.
    Pero tranquila, seguirá.

    ResponderEliminar
  24. Lo ha dicho ya en tres comentarios buscando diálogo y no lo consigue.

    Y luego nos mete desnudos.
    Francamente a mi no me interesa.
    Pero una vez explicado, somos libres y eso nos define.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene su momento, su lugar. Éso se llama humildad. También decencia.

      De acuerdo!

      Eliminar
    2. Gracias Kar.
      A veces no entiendo tanta permisividad en un blog católico y ante tanto silencio frente a comentarios contra el Padre q son de Juzgado de Guardia.

      Eliminar
    3. Somos "ñoños" y estamos adormecidos. Y así nos va.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Es q nos asusta dar nuestra opinión ante cualquier osadía.
      Ya habló Alfonso, pues respeta. Y cállate, pesao.

      Bueno, la Paz.

      https://youtu.be/7zW2YoZHpms

      Eliminar
    6. Philo nunca buscó diálogo.

      Exigió categóricamente que se hiciera lo que según él era lo correcto respecto a mis enlaces.

      Y hasta amenazó al padre de llevar el caso al obispo.

      Es un comportamiento aplastante.

      En fin... dejo ya el asunto.

      No obstante, creo que el padre merecía saber que Alfonso, Philo, etc, son la misma persona.

      Que ese Alfonso que tanto lo alaba y al que tantos aportes le debemos es el mismo que lo critica despiadamente e insulta cuando encarna el personaje de Philosophia Naturalis.

      Amén.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    8. (Pesao.
      Vete a mirar tus desnudos y no nos ensucies)

      Eliminar
    9. Yo creo q el q es el filo natural es el de los desnudos, por eso... lo de la naturaleza al desnudo.
      😂😂😂

      EL sentido del humor lo salva todo.

      Eliminar
  25. Padre, lo más triste es que ya hasta los comentarios despectivos se hacen con prisas, no se rematan.
    Usted se merece un comentario despectivo dicho con todo el tiempo del mundo. Ya está bien! No hay derecho!!!

    Hala, pues ya me he puesto al día del blog. Que durmáis como angelitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo, una crítica bien hecha hahah

      Eliminar
  26. Que es más importante para un sacerdote?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que piensan de él?

      Eliminar
    2. Escribir tropecientos libros?

      Eliminar
    3. Demostrar su inteligencia y sabiduría?

      Eliminar
    4. Ser un hombre cultivado?

      Eliminar
    5. O llevar a Cristo en el corazón sacando de él todo la anterior?

      Eliminar
    6. Nota mental de fortea: eliminar todos los comentarios de Paco Guerrero.

      Eliminar
  27. Grandes bendiciones ha traído para el mundo su trabajo, usted tranquilo
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. Padre ore por Venezuela.Mañana todos a la CALLEEEEEEEEEEEEEE
    FUERA MADUROOOO...

    ResponderEliminar
  29. Que pasa Padre la opinion de un "esperpento"..le va a quitar la paz??...Nooooo...para nada lo permita.
    Recuerde y usted mas que ninguno lo sabe..el cachuo trabaja con manos de ceda.
    A palabras necias oidos sordos y yo me preparo . mañana 23 de enero tomo la calle para salir de Maduro ...Amennnnnnn

    ResponderEliminar
  30. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Felicitaciones, Alfonso! Dios te bendiga 🙏

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  31. Alfonso, Felicidades!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy el Señor te regala una Palabra bella.

      San Ildefonso, obispo, memoria obligatoria
      Hb 7,1-3.15-17: Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.

      Melquisedec, rey de Salen, sacerdote del Dios altísimo, cuando Abrahán regresaba de derrotar a los reyes, lo abordó y lo bendijo, recibiendo de él el díezmo del botín. Su nombre significa «rey de justicia», y lleva también el título de rey de Salen, es decir, «rey de paz». Sin padre, sin madre, sin genealogía; no se menciona el principio de sus días ni el fin de su vida. En virtud de esta semejanza con el Hijo de Dios, permanece sacerdote para siempre. Y esto resulta mucho más evidente si surge otro sacerdote a semejanza de Melquisedec, que lo sea no en virtud de una legislación carnal. sino en fuerza de una vida imperecedera; pues está atestiguado: «Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.»

      Sal 109,1.2.3.4: Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.

      Oráculo del Señor a mi Señor:
      «Siéntate a mi derecha,
      y haré de tus enemigos estrado de tus pies.»

      Desde Sión extenderá el Señor el poder de tu cetro:
      somete en la batalla a tus enemigos.

      «Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,
      entre esplendores sagrados;
      yo mismo te engendré, como rocio, antes de la aurora. »

      El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:
      «Tú eres sacerdote eterno, según el rito de Melquisedec.»

      Mc 3,1-6: ¿Está permitido en sábado salvarle la vida a un hombre?

      En aquel tiempo, entró Jesús otra vez en la sinagoga, y había allí un hombre con parálisis en un brazo. Estaban al acecho, para ver si curaba en sábado y acusarlo. Jesús le dijo al que tenia la parálisis:

      -«Levántate y ponte ahí en medio.»

      Y a ellos les preguntó:

      -«¿Qué está permitido en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo morir?»

      Se quedaron callados. Echando en torno una mirada de ira, y dolido de su obstinación, le dijo al hombre:

      -«Extiende el brazo.»

      Lo extendió y quedó restablecido. En cuanto salieron de la sinagoga, los fariseos se pusieron a planear con los herodianos el modo de acabar con él.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  32. Hasta más ver.
    Voy a desintoxicarme a la nieve de la sierra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  33. ... herejía!... veo que hay divergencias en el seno de la iglesia... bueno, siempre las ha habido, las creencias son tan inasibles que es normal que nunca se pongan de acuerdo

    ResponderEliminar
  34. Mal. Hay que rezar por él. No sé ( porque no lo aclara Padre Fortea ) a qué trabajo se refiere ese presbítero cuando le dice a Padre Fortea el comentario en plan despectivo, pero supongo que cómo la fama de Padre Fortea en España es por ser un sacerdote al que se acude para practicar ( quizá este no sea el verbo adecuado ) exorcismos, pues seguramente ese presbítero modernista no considera que esa ocupación tenga el más mínimo interés o, antes bien, sea del todo inconveniente, pues Satán, no existe para él. El que un cura católico del siglo XXI siga anclado en épocas oscurantistas, obsoletas y anti misericordiosas es una ofensa.
    A estos sacerdotes les avergüenza que se crea en una piedad orante, porque consideran trasnochado ese concepto de la fe, y en él, también les parece una ridiculez la creencia en milagros, todo lo que esté lejos de lo meramente humano se les antoja una fábula y un engaño. Magia. Dios está en otro orden de cosas, está cómo si no estuviera, todo lo creó y no ha vuelto a dar noticias ni manda recados, ni oye peticiones. Es un Dios filosófico. Y en la filosofía no hay dragos que valgan.
    Quizá alguien se acuerde por aquí de Kreisler. Bien, Kreisler murió hace casi un año. Lo pasó muy mal para morir, porque era modernista y su fe se llevaba mal con los siseos rezadores de la beatas trasnochadas ( a mí me llamaba así )
    Kreisler se aisló del mundo. Se refugió en la soledad, se apartó de todo y de todos. Nadie pudo acceder a él. No admitió la compañía de otros. Solo él podía entender aquella actitud. Su talante afable ( era célebre por sus chistes, decía que sabía más chistes que teología ) desapareció, y a la vista de todos quedó aquella desconcertante actitud que nadie de su entorno cercano entendía y aún dolía, pues le consideraban amigo y a un amigo se le quiere y desea ayudar.
    No necesitó a nadie. Murió solo. En realidad, cómo él decía muchas veces, murió cómo vivió; solo. Lo único que aparentaba lo contrario, aparentaba cercanía, familiaridad con los demás, pero era una máscara tras la cual habitaba alguien sin fe, sin esperanza y con mucha tristeza por cargos de conciencia. En ese proceso de meses que le llevaba cara a la muerte, discernió, meditó y oró. Cerró los libros de ciencia, apagó la luz y en silencio y en penumbra, seguramente que volvió a ser un niño de diez años al que llevaron a un Seminario un luminoso 21 de Setiembre de 1945. O eso al.menos quiero creer. Él tamopco creía en Satán, pero le rendía tributo desde las páginas de un cuarto oscuro de Internet donde dejaba glosas en honor del Príncipe de este mundo. Así es el Enemigo; se vale de nuestros miedos, incertidumbres, pecados, para medrar en su reto a Dios. Ser su brazo armado para ofender al Altísimo es su meta principal. No ofende quien quiere, sino quien puede. Que no pueda con nuestra ayuda.

    ResponderEliminar
  35. Quiero mucho desde hace casi 10 años al Padre Fortea. Pero de ninguna manera éste amigo mío es perfecto. Tiene sus errores humanos como cualquiera. No pretendo que mis amigos sean perfectos para quererlos y admirarlos. Eso sería una locura y una gran injusticia conmigo mismo que soy tremendamente pecador y débil. No me detengo en rl comentario a favor o en contra de ese sacerdote anónimo hacia el Padre Fortea. Me llama la atención cuando el Padre Fortea dice que no le importaría el comentario desfavorable incluso si viniese del mismo Papa... Eso si ya es meter la pata y dejarse llevar por el enojo... Me enojo porque el sacerdote compañero no me quiere y como un adolescente remato contra la autoridad que se atreva a no quererme o aceptar mi trabajo como yo quiero que se me quiera y acepte. Caramba !!! Si ni al mismo Cristo lo aceptaron y quisieron todos por qué cuesta tanto que un sacerdote entienda que esas caricias del rechazo tal vez sean para bajar los humos del ego? O pretendemos ser seguidores de un Cristo no crucificado? Creo que todos entendemos fácilmente que la Cabeza visible de la Iglesia es el Papa. Si un clérigo dice que no le importaría lo que la Cabeza le pueda cuestionar...estamos mal.
    Obediencia saludos me haces falta. Letanía de la humildad.
    Corrección fraterna justamente porque quiero mucho a mi amigo Padre Fortea y es un humano gran sacerdote como pocos.
    In Corde Christi.

    ResponderEliminar
  36. permenecer al lado del que te hace daño cuesta, pero no podemos dejarlos solos, así que bienvenidas algunas espinas

    ResponderEliminar
  37. No se preocupe mi querido padre fortea, créame que en mi trabajo me he topado con personas sumamente desagradables, que me han dicho las peores cosas. Ánimo que nos solidarizamos con su malestar.

    ResponderEliminar