jueves, mayo 10, 2007

Cuando supe que las cosas estaban mal.

¿Cuando supe que las cosas estaban tan mal!

¡Cuando supe que las cosas estaban realmente mal!

Cuando supe que las cosas estaban tan mal, entonces me decidí a escribir este post. ¿Cuándo supe que estaban así? Cuando vi todos aquellos platillos, miles, llenos de gatos.
Cuando vi aterrizar todas aquellas legiones y falanges de hombrecillos verdes, me di cuenta de que las cosas no andaban bien. Pero cuando vi que en la panza metálica (y con remaches) de la nave nodriza del líder supremo aparecía el letrero República Socialista Marciana, entonces supe que la Tierra y este blog tenían un futuro feliz inversamente proporcional al número de platillos; y os aseguro que eran muchos.
La primera medida fue nacionalizar el pretróleo (así lo denominan). Ésta medida nunca la entendí pues sus platillos y los cruceros que llevan los platillos funciona con una engergía (así la denominan) más allá de nuestro entendimiento.
La segunda medida fue la de los gatos.
La tercera fue cerrar Radio Freedom. “No se puede permitir que una radio golpista como ésa siga emitiendo en un planeta libre como éste.”
La cuarta, Educación para la Ciudadanía obligatoria. Me gustaría saber qué tipo de ciudadanía, la de aquí o la de allí.

Jerarquía de los enanitos verdes que emanan disposiciones: Cada 128 marcianitos hay uno con casco de romano y del que sólo se ven los ojos (son como los que aparecían en los dibujos de la Warner Bros.). Cada 203 de estos, hay uno que es como los de la película Alien (sólo que gordos, como Marlon Brandon en sus peores momentos). Cada 309 de estos hay uno que es como el Venerable Anciano de la Montaña http://elasesinoeraelcriado.blogspot.com/

Una versión decimal de estas jerarquías la podéis encontrar en la Enciclopedy of the Martiasaturnians and other creatures editado por Planeta en 1975 y reeditado por UGT en su colección Memoría Marcihastórica.

12 comentarios:

  1. Anónimo5:25 p. m.

    Educación para la Ciudadanía,
    es como una clase de Religión sin Dios, como dar Islamismo sin Mahoma o como dar Filosofía pero sin Platón .
    Es cambiar a las palabras el significado y llamar a las cosas por nombres que no hayan sido pronunciados nunca, lenguaje de marcianos, en lengua propia de cada comunidad autónoma,la progremación la han hecho en la Universidad de Valencia, los libros los cambiaran cada año.
    algún exclavo será obligado a impartir la asignatura siempre que sepa manejar el power point

    ResponderEliminar
  2. Psiquiatría

    Saltar a navegación, búsqueda
    La psiquiatría (del griego psiqué, alma, y iatréia, curación) es la rama de la medicina que se especializa en la prevención, evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los trastornos mentales.

    Su objetivo es el alivio del sufrimiento mental asociado con los trastornos de la salud mental.

    Según diferentes modelos, su acción puede desarrollarse en un hospital (psiquiatría hospitalaria), en la atención primaria (psiquiatría ambulatoria) o en la comunidad (psiquiatría comunitaria).

    La psiquiatría suele adoptar un modelo médico para afrontar los trastornos mentales, pero corrientemente considera tanto los factores biológicos como psicológicos, socio/culturales y antropológicos.

    El tratamiento, por su parte, adopta con frecuencia la indicación de psicofármacos, pero también la indicación de psicoterapia de variadas formas, la que puede ser realizada por el mismo médico si es que tiene la formación adecuada.

    Frecuentemente se la confunde con la psicología, disciplina que estudia la mente y el comportamiento humano con un mayor enfoque holístico.

    La psiquiatría, al ser una disciplina médica, tiene como elemento fundamental la realización de un diagnóstico, lo que implica la capacidad de distinguir enfermedades.

    La psicología, por su parte, además de ocuparse del ámbito clínico puede hacerlo en otras áreas no ligadas al alivio del sufrimiento (deportiva, organizacional, jurídica etc.).

    Es su formación médica lo que diferencia un psiquiatra de un psicólogo.

    El psiquiatra debe ser capaz de detectar condiciones médicas que pueden estar afectando a veces de manera muy importante el funcionamiento psíquico de un individuo, lo que implica la necesidad de practicar frecuentemente exámenes físicos, o solicitar análisis de laboratorio o de imágenes, como cualquier otro médico.

    Psiquiatras que pertenezcan a la mutua Adeslas.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:27 a. m.

    Es su formación médica lo que diferencia un psiquiatra de un psicólogo.
    Pues supongo que si, tienen diferente manera de ver las cosas. Su ontología es diferente.

    Pero allí donde esté un buen cura que se quite el psiquiatra y el psicólogo y sin medicamentos.
    Habrá casos para todos, pero los males del ALMA son con los medicamentos del alma. ¿Qué cura un alma enferma...?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:38 a. m.

    El problema está en que muchas personas por su situación personal no pueden o no quieren atenerse a los consejos del cura.
    Que la verdad no es fácil obedecer a ciegas al cura, siguiendo sus consejos. Dejando tus orkhis aparcados.

    Luego en estos casos que tomen medicamentos TODA la vida.
    Te dicen como un triunfo ahora sólo me he de tomar ésta o ésta otra.
    Para dormir esta otra, para la ansiedad ésta. Para justificarse dicen bueno es que yo tengo la tensión muy alta y el médico dice que no las puedo dejar ya de tomar.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:18 a. m.

    De todas maneras creo que sería de gran ayuda a la humanidad que curas se hicieran psicólogos o psiquiatras. ¿Hay?
    Sería una manera de acercar a toda esa gente apartada de los valores religiosos a la religión de una manera suave.
    Tengo una amiga que su psicóloga tiene buenos valores humanos. Le intenta inculcar el perdón, aún no la ha convencido.
    Otra el psiquiatra le aconsejó que pasara del marido. Que si él no quiere comer lo correcto para su salud, que ella pase. La respuesta de la mujer es: -no es fácil cuando le oyes es que me duele aqui... no puedo andar...

    ResponderEliminar
  6. Anónimo11:27 a. m.

    A otro amigo tanto el psicólogo como el psiquiatra le han dicho que ya es hora de espabilarse que hace demasiado tiempo que da vueltas a lo mismo.
    Tiene el síndrome bipolar.
    El psiquiatra le dió el ultimatum.

    Le vamos a ver el domingo. El lunes os contaré lo del psiquiatra como acabó.

    A mi me decía hace más de un año que le decía las mismas palabras de los expertos.

    Cuando tenía yo 18 años quería estudiar psicologia. Pensaba que todo eran problemas psicológicos. Hoy sé la respuesta... sé que existen otras cosas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo11:38 a. m.

    Además de que existen otras cosas las personas debemos esforzarnos para no hundirnos y superarlas. Esforzarnos para no caer en cosas absurdas que hacen deteriorar la credibilidad.
    El filo de lo coherente y lo incoherente es tan fino que es muy fácil saltarlo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:48 a. m.

    ¿Qué es absurdo? Lo que hoy vemos absurdo mañana puede que no lo sea. Puede que para mí sea coherente y para otro sea estar pallà.
    Así vamos de coherente-absurdo, absurdo-coherente. Según el que nos oiga y el cariño que nos tenga. Por esta razón es muy buena la PRUDENCIA.
    Sabiendo eso aún se hace el ridículo muchas veces.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:53 a. m.

    à
    es el habla castellana con acento catalàn.
    je...je

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:53 a. m.

    el acento es palla ` encima de la à

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5:22 p. m.

    No es un tópico que muchos psiquiatras están locos, como también muchos sacerdotes...
    Pero por lo menos estos tiene voto de castidad, un transfer es tan fácil de justificar ...y si mi mujer no se entera..

    ResponderEliminar
  12. ¿VOTO DE CASTIDAD?.ESO ES LO QUE TE CREES,BOBO.

    ResponderEliminar