domingo, mayo 27, 2007

En la víspera de Pentecostés


Hoy por fin he logrado resolver uno de los asuntos al que le llevaba dando vueltas desde hacía meses: ¿cómo conseguir una Biblia como yo la quería?
Quería una Biblia grande, bella, que manifestase la dignidad de la Palabra que contenía.
Por otro lado quería que fuese una traducción lo más literal posible.
Después de darle muchas vueltas y dejar el asunto en reposo durante unos meses -buena parte de este tiempo me había olvidado del tema por completo-, hoy por fin me ha venido a la mente una solucción que me parece perfecta.
Voy a ir haciendo mi Biblia en un archivo Word en mi ordenador (en grandes tipos, a doble columna, con letra gótica, con las glosas que me apetece poner), y algún día, dentro de algún tiempo, ya la imprimiré a mi gusto en grandes páginas.
Vivir de la Biblia... Ojalá que algún día yo viviera de la Biblia. Reverencio la Palabra de Dios muchísimo y tengo el propósito de reverenciarla mucho más.
Ojalá que no pase ni un solo día de mi vida sin leer la Biblia. Tengo un gran deseo de honrar a Dios en su Palabra.

26 comentarios:

  1. Anónimo11:42 a. m.

    me queda LA PALABRA

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:13 p. m.

    Padre, en todo caso si decide hacerlo con Word allá ud. Que sepa ud. que existen alternativas gratuitas como OpenOffice que dicen las malas lenguas que es bastante superior al Word. Independientemente de su elección, le recomiendo muy mucho que aparte de la lógica política de copias de seguridad, divida su trabajo en diversos archivos, en vez de hacerlo todo en un único archivo grande.

    Le saluda un curioso admirador suyo. Por cierto padre, un aviso -que no una amenaza, evidentemente :)- , que sepa ud. que tiene muchos admiradores y seguidores entre gentes de izquierdas, a las cuales probablemente no va a convertir a su particular universo ideológico, pero con las cuales probablemente pueda conversar tranquilamente algún día. Comiendo algún kebab.

    Que tenga un buen día.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, sí que tiene admiradores el páter. Ayer mismo, sin ir más lejos, le pasé a un compañero el enlace a este blog y me manifestó su alegría por ello diciéndome algo como: "¡Soy seguidor suyo, pero no sabía que tuviera un blog!" Bueno, ahora ya lo sabe.

    Sin embargo, anónimo, no deberías haberle confesado al páter tu inclinación por la política siniestra (como sinónimo de izquierda, en contraposición a diestra, ejem...) ¿Acaso no sabes que los demonios son de izquierdas? La verdad es que yo tampoco lo sabía, pero leyendo Svmma Daemoniaca, del propio páter Fortea, se aprenden unas cosas...

    Y ahora hablando en serio, a mí ese episodio del exorcismo interminable que acaba convirtiéndose en una declaración política me ha sabido a cosa pueril. Vamos, que me ha vuelto usted más escéptica de lo que ya era. Me temo que le tomaron el pelo, páter, o bien que nos lo quiere tomar usted a nosotros.

    ResponderEliminar
  4. Mi Señor y Dios nuestro,
    tu eres único.
    Ven en mi socorro, que estoy sola
    y no tengo socorro sino en tí
    y mi vida está en peligro.
    Yo oí desde mi infancia en mi tribu paterna
    que tú, El Señor,
    elegiste a Israel de entre todos loa pueblos
    y anuestros padres de entre todos sus maYORES
    para ser herencia tuya para siempre
    cumpliendo en su favor cuanto dijiste,
    Ahora hemos pecado en tu presencia
    y nos has entregado a nuestros enemigos
    porque hemos honrado a sus dioses.
    ¡ Justo eres Señor!
    Más no se han contentado con nuestra amarga exclavitud, sino que han puesto sus manos en las manos de los ídolos
    para borrar el decreto de tu boca
    y destruir tu heredad;
    para cerrar las bocas que te alaban
    y apagar la Gloria de tu Casa y de tu altar;
    para abrir las bocas de las gentes
    en alabanza de sus dioses
    y admirar eternamente a un rey de carne.
    No entregues Señor tu cetro a los que no son nada;
    que no se regocijen por nuestra caída, mas vuelve en contra de ellos sus deseos
    y el primero que se alzó contra nosotros
    haz que sirva de escarmiento.
    Acuérdate, Señor, y date a conocer el día de nuestra aflicción;
    y dame a mí valor rey de los dioses y señor de toda autoridad.
    Pon en mis labios palabras armoniosas
    cuando esté en presencia del león
    vuelve el odio de su corazón
    contra el que nos combate
    para ruina suya y de los que piensan como él.
    Líbranos con tus manos
    y acude en mi socorro, que estoy sola, y a nadie tengo sino a Tí, Señor.
    Tu que conoces todas las cosas, sabes que odio la gloria de los malos, que aborrezco el lecho incircunciso y el de todo extranjero.
    Tu sabes bien la necesidad en que me hallo,
    que me asqueqan los emblemas de grandeza
    que ciñen mi frente los días de gala,
    como asquea el paño menstrual, y que no me los pongo en días de retiro.
    Que tu sierva no ha comido a la mesa de Amán
    que no ha tenido a honra los regios festines, ni bebido el vino de las libaciones. Que no tuvo tu sierva instante de alegría,
    desde su encumbramiento hasta el día de hoy
    sino sólo en Tí Señor y Dios de Abraham.
    Oh Dios, que dominas atodos, oye el clamor de los desesperados, líbranos del poder de los malvados
    y líbrame a mí de mi temor

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6:01 p. m.

    ¿Dempsey que te has escondido detrás de algun otro nombre?

    ResponderEliminar
  6. Merchester6:14 p. m.

    Soy yo Merchester

    ResponderEliminar
  7. Anónimo6:14 p. m.

    Desde el año 1259 los padres Mercedarios empiezan a difundir la devoción a la Virgen de la Merced (o de las Mercedes), extendiéndola por el mundo
    Los mercedarios se comprometen con un cuarto voto: liberar a otros más débiles en la fe, aunque su vida peligre por ello. Desde el año 1259 los padres Mercedarios empiezan a difundir la devoción a la Virgen de la Merced (o de las Mercedes), extendiéndola por el mundo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo6:16 p. m.

    ¿Haces honor al nombre con el chester? Ni pensado eh...

    ResponderEliminar
  9. Anónimo6:28 p. m.

    Nuestra Señora de las Mercedes concedería a sus hijos la merced de la liberación.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6:33 p. m.

    Si la Virgen es la misma ¿porqué tiene tantos nombres? ¿Qué diferencia hay al hacer la petición a la Virgen, con otra con un nombre compuesto: Virgen de la Salut, Virgen de la Merced, Virgen de Zulema, Virgen de la Almudena, Virgen de San Salvador, Virgen de Montserrat, Virgen de Guadalupe?

    ResponderEliminar
  11. Adeste fideles,(también Castro)
    veni triunfantes
    venite venite adoremus

    ResponderEliminar
  12. Anónimo7:52 p. m.

    No hay ninguna diferencia supongo que la Virgen es sólo una y Ella tiene muchas advocaciones que le dan sus hijos , mira que Almudena por ejemplo es un nombre árabe,

    ResponderEliminar
  13. Hola Padre:
    Ojalá más personas tengan curiosidad al menos de leer la Biblia.. es tan hermoso toda su palabra.. incluso para los que no les gusta la lectura existen episodios en DVD.. (desde el Génesis hasta el Apocalipsis), muy bien hechos y amenos.. Existe un pequeño problema.. y es que este libro no tiene tanta propaganda e interés en que se lea como los de otro tipo de literatura, una pena.Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo9:20 p. m.

    Hay universidades que para hacer el acceso a la universidad, en la asignatura de literatura, tienen como libro de lectura una parte del de la Biblia.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo11:26 p. m.

    maria Teresa que buena eres y que bien lo haces todo

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:27 p. m.

    y como es que la Madre del Señor viene a mí

    ResponderEliminar
  17. A mi me parece que es una labor ardúa la que se propone el padre Fortea. Pero para reverenciar a Dios, todo es poco.
    Yo personalemente me conformo con conocer bien el Evangelio, y las alusiones que en él se hacen a otras partes de la Biblia. Y sería felíz si pudiese poner en práctica lo que Jesús nos enseña, nos pide.

    Un saludo a todo el blogueo.
    bye.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo11:50 p. m.

    Bueno no se te da mal del todo hacer eso que dices

    ResponderEliminar
  19. guerrera12:12 a. m.

    buena la hizo en anónimo de las maniobras de Leónidas con la guerrera , ahora Mari Mar se piensa alguno/a de aquí quiere f con ella yo le he explicado que no es así pero...

    ResponderEliminar
  20. Anónimo8:46 a. m.

    Leonidàs=Dempsey?

    ResponderEliminar
  21. Anónimo9:18 a. m.

    Relajada estás... ¿al final fuiste de maniobas...con ff?

    ResponderEliminar
  22. Anónimo1:00 p. m.

    buena la hizo en anónimo de las maniobras de Leónidas con la guerrera , ahora Mari Mar se piensa alguno/a de aquí quiere f con ella yo le he explicado que no es así pero...

    3:12 PM

    Leonidàs, las cosas que escribe no parecen escritas por mujer alguna, más bien me recuerda a este tipo de hombre “escoria humana” que tantas mujeres hemos tenido que soportar, escuchar y oír al ir por la calle. Estos hombres que se pegan al lado soltando cochinadas una tras otra. Sí, cochinadas. No se de dónde sacan tal inspiración.

    Guerrera ¡dale fuerte con la sartén!

    ResponderEliminar
  23. Anónimo6:01 p. m.

    las maniobras son sólo para los/as elegidos para la gloria,

    ResponderEliminar
  24. Anónimo9:28 p. m.

    LA TORRE DE BABEL SE HA CAIDOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA----------

    ResponderEliminar
  25. ¿pOR que en vez de hacer una biblia tan grande, la escribe con letra pequeña en su corazón?

    ResponderEliminar