martes, mayo 08, 2007

Le queremos


18 comentarios:

  1. Anónimo1:48 a. m.

    YO NO LE QUIERO

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:01 a. m.

    “Y pondré enemistad entre ti y la mujer y entre tu simiente y la simiente de la mujer,” dijo a Satanás. Cuando cayó Adán, cuando cayó Eva, Dios la agarró contra el diablo, y no le dijo “pondré enemistad entre ti y el hombre”, sino “entre ti y la mujer”. O sea, por toda la historia, hasta que seamos llevados a la presencia de Dios, la mujer es la enemiga número uno del diablo, no el hombre, la mujer.

    Quienes vieron la película La Pasión, en un momento ilustra Mel Gibson algo que no aparece en las Escrituras, eso es su imaginación, del director, del escritor, del guión, donde va Satanás con un bebé, y le están pegando a Jesús.

    Y Satanás mira a Jesús como diciendo “yo cuido a mi bebé, pero ¿dónde está tu Padre?, no hay quién te cuide”.

    Esta es una ilustración que no aparece en la Biblia, más sin embargo es válida, es valedera. El diablo es capaz de hacer algo así, es capaz de decir “negá, negá a tu Padre; ¿no miras qué buen padre soy yo? Mientras a ti te pegan, yo cuido al mío”.

    La otra escena es donde Jesús va caminando con la cruz y de un lado va el diablo y del otro, María y se van viendo los dos.

    La enemistad no fue entre María y el diablo, sino entre el diablo y la mujer.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:10 a. m.

    LOS GATOS TAMPOCO LE QUIEREN Y USTED SABE BIEN POR QUÉ.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4:07 a. m.

    Había dejado la página del potal abierta y cuando me he despertado ahora, el ordenador se había apagado solo, pero no se ha ido la luz, la dejaré abierta otra vez, porque deseo que >Marta se libere, sólo Dios sabe cuanto lo deseo.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:10 a. m.

    Pero ahora dejaré esta página abierta.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4:11 a. m.

    Si ella pudiera ir a un sitio que yo me sé, el de la Misericordía, tal vez, tal vez... no sé, no sé.
    Ojalá lo supiera cierto.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:14 a. m.

    Y le daría una cosa que tengo para ella.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4:26 a. m.

    ¡OH SEÑOR APELO A TU GRAN MISERICORDÍA!
    ¡TEN PIEDAD Y DINOS LO QUE HEMOS DE HACER!

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:39 a. m.

    Menos mal que a ella si la quiere, de lo contrario, habría colgado el siguiente post, claro lleva tanto años comunicándose con ella...
    que es com de la familia.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo5:02 a. m.

    Y si me acompañara el sacerdote de mi Parroquia, pero cuando el sábado o el domingo? pero no se, la percepción es tan débil.

    El domingo es 13.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo5:03 a. m.

    ¡OH SEÑOR APELO A TU GRAN MISERICORDÍA!
    ¡TEN PIEDAD Y DINOS LO QUE HEMOS DE HACER!

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:20 a. m.

    Tal vez no me llegue bien porque está ya curada, ¡vaya lio!

    ResponderEliminar
  13. Anónimo5:21 a. m.

    ¡OH SEÑOR APELO A TU GRAN MISERICORDÍA!
    ¡TEN PIEDAD Y DINOS LO QUE HEMOS DE HACER!

    ResponderEliminar
  14. Anónimo8:14 a. m.

    Tal vez no me llegue bien porque está ya curada

    ¿Porqué no se lo preguntas a Él directamente en persona y te dejas de tonterias?

    ResponderEliminar
  15. Anónimo8:16 a. m.

    Vive más con los que tienes al lado.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo8:25 a. m.

    Está bien, no volveré a abrir este blog.

    ResponderEliminar
  17. Es un enano viejo, no un bebé lo que el ambigüo demonio sostiene,
    Si os explico esto faltaría a la caridad

    ResponderEliminar