domingo, marzo 23, 2008

Resurrexit Christus


Había hoy sólo veinte personas en la vigilia pascual. Ocho niños sentados en un banco lateral, estuvieron en la misa, aunque sin ver el altar, sin ver ni ser vistos. Ha sido una noche fría, noche de viento que ha obligado a encender todas las velas dentro de la iglesia.
El aire era tan fuerte que cuando abrían la puerta del templo apagaba las velas de los que estaban cerca.
La ceremonia la he vivido con intensidad. Especialmente en el sermón me he sentido inspirado.

Cuando ha acabado la ceremonia en mi pueblo, en un arranque de devoción por la comunión eclesial he querido ir a la catedral a ver el final de la ceremonia con el obispo. Después he ido al seminario a tomar un chocolate.

35 comentarios:

  1. Anónimo3:15 a. m.

    Gracias, Padre Fortea.
    Gracias, de corazón.
    Que Dios le bendiga y haga que todos logremos entender mejor esta vida y el paso de cada uno de nosotros por ella.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:45 a. m.

    ¿Debería darle las gracias por haberme permitido comprender mejor mi vida... y la de los demás? Seguramente. Y he recibido algunas otras cosas buenas, incluso muy buenas, como ya le he dicho hasta la náusea. Pero soy también un gran fracaso suyo y ahí es donde no puedo perdonarle, porque, además de fallarme, inventa argumentos plausibles para no hacer suyo este fracaso: pero cómo va a ser mío: es su perversión, etc.
    Mi vida cotidiana y los personajes que la ocupan son un infierno. Mi propia persona, con su cuerpo enfermo y con toda clase de handicaps que me alejan de una vida social, aunque fuera ínfima, es un infierno. Y el conocimiento preciso y exacto de lo que ha sido mi vida es también un infierno. Contaba con usted para afrontarlos y no sólo no me ha ayudado sino que ha agravado todos mis males de manera vergonzosa y ha imposibilitado el que yo fuera capaz de llevar una vida mínimamente digna. De casi ninguno de mis infiernos ni de casi ninguno de mis males tiene usted la culpa, pero sus errores son suyos y no míos y creo que es debido a ellos, al menos en gran parte, que me encuentro en la lamentable situación sin salida en la que me encuentro.
    Sí, mi respuesta anterior, "el blog del padre fortea, era muy maliciosa. Muy mucho. Sobre todo porque contenía algo de verdad, por remoto que fuera. Adiós.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:26 a. m.

    Querido Padre Fortea:

    Hace muchos días que no entraba a su Blog, porque me encontraba totalmente recogida, pero hoy es un día muy, pero muy hermoso.

    Estuve en la ceremonia de la Luz en mi parroquia. La Iglesia estaba a reventar y se respiraba en el aire la felicidad y la emoción por LA RESURRECCION de NUESTRO ADORADO JESUS, que en su infinita Misericordia nos regala la VIDA ETERNA.

    La Liturgia duró 3 horas y media que no las sentimos, todos estabamos absolutamente felices.

    Para usted Padre y para todos mis amigos y amigas del Blog le deseo unas muy FELICES PASCUAS, QUE DIOS LOS BENDIGA A TODOS.

    Un besoteeee

    Sylvia

    ResponderEliminar
  4. Este viento que describe lo tuvimos el viernes por aquí. Cuando encendieron en el monte las tejas y velas no sabía si el monte iba a arder. La ceremonia y la representación fue insuperable...

    ¿Este icono es bizantino?
    ¿Qué importancia tiene el arte bizantino?

    ResponderEliminar
  5. La Vigilia Pascual con la luz de nuestras flacas velas nacidas en el hermoso Cirio alumbrando un año más las tracerías de las bóvedas de piedra , el retablo de pintura flamenca, la Virgen del Carmen, de un Monumento Nacional; los cantos encomendándonos a los Santos fue una arenga de ¡Gloria! - profunda al llegar a Sta. Teresa de Jesús-; la bendición del agua para el Bautismo; cada ¡¡Aleluya!! estaba coreado como una ola en los Cielos, ¡Gracias Dios mío, Gracias!, un puntico en humildad y paciencia acordándome de la oración del Fariseo en el templo; mientras una despistada ovejuela en mi banco a la derecha, algo distante no sólo de mí, pisaba arremetiendo, una y otra vez, con sus botas de cuero el reclinatorio que jamás empleó. Me acordé de cuantas Vigilias me perdí... ¡Gracias Dios mío, Gracias! Por que desde la tierra de este gusanito pude apreciar mejor que Es y Está Emmanuel en el Altar: Dios con nosotros, pequeño rebaño valiente en un rincón del Cosmos, en el epicentro de la niña de Tus Ojos.

    ResponderEliminar
  6. hoy culmina felizmente todo el padecimiento de una vida extraordinaria, como ninguna otra.

    Abocada a la maldición durante siglos y milenios, la humanidad al fin tiene: ¡ESPERANZA!

    La muerte, el dolor y las limitaciones propias de esta vida NO TIENEN LA ULTIMA PALABRA, nos espera una Vida llena de gozo, libertad, amor y plenitud junto a Jesucristo. La condición:

    Querer creer en todo lo que Jesús dijo de sí mismo y en todo cuanto hizo. si yo quiero creer, y le pido el don de la Fe, me lo dará, seguro.

    Y si sufro con Cristo, mi sufrimiento Él lo asume como propio y lo convierte en sufrimiento redentor, con el cual logrará salvar a muchas otras personas, que, de momento, andan lejos de Su Amor, sumidas en el vacío interior de una vida absurda y sin sentido.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Regina Caeli , laetare, Aleluya,
    quia quem meruisti portare, Aleluya,
    resurrexit, sicut dixit, Aleluya,
    ora pro nobis Deum, Aleluya!

    ResponderEliminar
  9. Cristo ha resucitado, aunque el tunel sea negro y largo, siempre está El presente, y cuando el tunel se acaba solo quedamos El y nosotros para siempre. Sólo reposaremos en la Luz.
    (¡que drámatica estoy¡ )

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Cristo ha resucitado¡¡
    Aleluya.
    (el mensaje anterior también es mio)

    ResponderEliminar
  11. ¡que imagen tan bonita de Cristo¡¡

    ResponderEliminar
  12. margarina(arte del blog)12:40 p. m.

    No es bizantino sino cristalino;;;;nuy complicado para los seres como yo.

    ResponderEliminar
  13. margarina12:41 p. m.

    Qué guapo estaba el obispo en la ceremonia.

    ResponderEliminar
  14. margarina12:42 p. m.

    Y al llegar a casa ni narido ne dijo,a cenar,y qué voy a hacer sino cenar!

    ResponderEliminar
  15. margarina12:43 p. m.

    Cuando los vientos soplan es que el mal anda suelto:así me lo han dicho en clase.

    ResponderEliminar
  16. margarina12:44 p. m.

    me daré una vuelta por la tarde con los niños de mi ciudad.

    ResponderEliminar
  17. margarina12:45 p. m.

    ¿Es cierto que te vas a hacer cirugía estética,careto?

    ResponderEliminar
  18. No sé,depende del tejido donado por Juanjo.

    ResponderEliminar
  19. margarina12:47 p. m.

    y mañana me encontraré como nueva al subir al monte a favor del teatro.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo12:58 p. m.

    Bizantina!!! Cualquier cosa, menos dar respuestas directas!
    Feliz tramontana.

    ResponderEliminar
  21. Feliz Pascua de resurreccion Padre y a todos sus comentaristas!

    ResponderEliminar
  22. Cristo ha resucitado pero seguimos dando castañas a los malos.

    ResponderEliminar
  23. margarina directa huracanada5:04 p. m.

    La pasión de Cristo hay que vivirla todo el año;así no olvidaremos el ser buenos para el obispado.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo5:24 p. m.

    soplan vientos fríos...
    tramontana?
    hielo en ciertos corazones.

    ResponderEliminar
  25. Felices PAscuas padre!!! lo sigo leyendo encantado!!!

    ResponderEliminar
  26. Soplan vientos fríos...

    Es que ha nevado. Esta mañana los montes más altos tenían las cumbres nevadas...

    ResponderEliminar
  27. Acá en la Ciudad de México, el feroz viento que se soltó días atrás, ya no apareció en esta bella ceremonia.

    Al pie de la escalinata de la iglesia, celebrábamos también la fiesta patronal de esta bella parroquia: "La Esperanza de María en la Resurrección del Señor", al sur de la ciudad.

    Bajo las estrellas de una noche perfecta y serena, el obispo Jonás marcaba el cirio y luego encendía este fuego nuevo que ansiamos nos queme el alma.

    Nunca como en esta noche está la iglesia repleta (se nota en la larga caminata que hay que hacer desde donde se estaciona el coche hasta la puerta de cristal).

    oh, qué hermosa ceremonia, la más hermosa de todo el año! aún más que la Navidad me gusta.. :)

    ResponderEliminar
  28. ... pero luego llegó lo complicado. La pequeña Teresita se quedó dormida y mi esposo se quedó con ella en el coche (pobrecilla, no había podido dormir en todo el día), entonces Pablo quiso acompañar a su papi y bueno, sólo mis suegros y yo llegamos a la ceremonia justo a tiempo.

    Al confirmar por el celular cómo iba todo con los niños, Teresita se había vuelto una gritería inconsolable, Pablo urgía de ir al baño y... ya no pude quedarme al resto de los oficios... :(

    ¡Vaya que me costó poner buena cara!, porque eran tres al hilo.

    Espero que todos hayan disfrutado esta Vigilia tanto como yo hubiera querido hacerlo.

    FELICES PASCUAS Padre Fortea!! y a todos los visitantes y avecindados de este blog.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo12:35 a. m.

    "Los demás me muestran lo que ven", dices. No o no del todo. Los demás muestran lo que tú les haces ver. Sois perfectos seductores. O jugáis a serlo; es vuestra herramienta de trabajo. No es la única pero sí la principal. Es un juego que encuentro lamentable. Hasta la persona más más entera es manipulable. Y nada dispuesta a ver las cosas desde otros ángulos. Que permitan una visión más ajustada a la realidad. Tú, tampoco. En cuanto a ella, me sedujo más allá de todos los juegos de seducción, pero ni la quiero ni la odio. A ti tampoco. Bueno, parece que hoy he dicho una novedad. Así que por fin descansada y a gusto, me despido, porque realmente esto no da para más.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo12:35 a. m.

    "Los demás me muestran lo que ven", dices. No o no del todo. Los demás muestran lo que tú les haces ver. Sois perfectos seductores. O jugáis a serlo; es vuestra herramienta de trabajo. No es la única pero sí la principal. Es un juego que encuentro lamentable. Hasta la persona más más entera es manipulable. Y nada dispuesta a ver las cosas desde otros ángulos. Que permitan una visión más ajustada a la realidad. Tú, tampoco. En cuanto a ella, me sedujo más allá de todos los juegos de seducción, pero ni la quiero ni la odio. A ti tampoco. Bueno, parece que hoy he dicho una novedad. Así que por fin descansada y a gusto, me despido, porque realmente esto no da para más.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo12:38 a. m.

    jajajaja. Qué bueno eres, qué seductor, sacándote siempre ases de la manga, cuando uno menos los esperrarrría... bye!

    ResponderEliminar
  33. Anónimo12:39 a. m.

    He metido la pata... ay.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo1:49 a. m.

    Ninguno nos merecíamo esto, Circus.

    ResponderEliminar
  35. El cansancio del trabajo durante la semana santa es enorme pero "El cansancio por Cristo me descansa".
    ¡Resucitó de veras mi amor y mi esperanza!
    La hermosa columna de fuego se hace presente con toda su belleza y esplendor la luz que es cristo viene a salvarnos a darnos nueva vida en abundancia que es Él.
    Felices pascuas de Resurrección…

    ResponderEliminar