viernes, agosto 22, 2008

El perro se llama Fru-frú.

Esta foto se la hice con mi móvil a mi monaguilla un día que iba ella a desayunar en la cama como es su costumbre.

Laurita y Amelie, las dos monaguillas, hacen de mí lo que quieren, soy arcilla en sus manos: al final he ido a ver Wall-e. He recibido la llamada media hora antes de que comenzara la sesión y allí estaba, entrando corriendo en el gran centro comercial a la hora.

Parte de culpa, gran parte de culpa, la tiene un comentarista del post que dijo Padre, no sufra, Wall-E es un peliculón, etc. La verdad es que tenía razón, es una buena película. No tan buena como La Increible historia de Caperucita Roja, pero no me he aburrido y me lo he pasado bien.

Y es que los comentaristas tienen gran influencia en mi vida, cuando les leo. Como aquel anónimo entrañable que a mi contestación a Peces Barba escribió:
Padre, con este post le hacen obispo. A ver si es de la Seu y así de paso le convierten en mi príncipe.

Pues estuve todo el día esperando la llamada de nunciatura y al final, al acabar el día, me dije: voy a salir un rato a que al menos me de un poco el aire. Al día siguiente pensé: quizá es que estén de vacaciones.

Los comentaristas tienen, como veis, mucha influencia en mi vida. Otro comentarista me dijo que venga, que me animara. Yo le contesté: no, que está muy alto. Al final le hice caso, pero ésa es otra historia. Como la del perro Fru-frú.

10 comentarios:

  1. Felicidades !!

    O es mi estado de ánimo que encuentra en sus palabras una cristalina melodía o es el relato que ha dado a mi ánimo sonidos de esperanza, felicidad.. Niños, animalitos.. película a disfrutar y demás apuros son una excelente combinación que invita a disfrutar de la vida con alegría y sin ello hay pinceladas de humor... quien se puede resistir a ser feliz.

    Dios lo bendiga,
    Betsi.

    ResponderEliminar
  2. Fru fru se fue a la guerra,
    ¡qué dolor, qué dolor, qué pena!
    Fru fru se fue a la guerra,
    ¿no sé cuándo vendrá?

    ¡Ah, ah, ah, ah, ah, ah!

    ¿No sé cuándo vendrá?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:02 a. m.

    Ei padre, le pido una oracioncilla desde Bologna. Gracce.
    Ameni,

    Jon.

    ResponderEliminar
  4. Este es el tercer comentario que leo hoy en la red acerca de WALL-E, así que como yo también soy afecta a los comentarios, la iré a ver.
    Felicidades por su blog, le he colocado un enlace al mío para tenerlo siempre presente.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. juan a la bella de betsi1:25 p. m.

    Encanto;yo te daré otra clase de melodía y no precisamente en la cavidad del oido.¿Serápo falta de cavidades?.Anímate,melenuda!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo5:43 p. m.

    PADRE FORTEA, AMIGO DE LUMEN DEI:
    ¿Con que Lumen Dei esta Vd. con el de Roma (www.unionlumendei.es) o con el cismático del P. Mahia, Teresa de Simonbe y Fernando Cabezas?

    Ruego nos hable.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7:03 p. m.

    Pater la verdad estas hecho un anciano, es la cruel y triste realidad, asi es la vida el tiempo pasa y la vida se va volando, ayer eras un baby, un mozalbete, un chamaco, ahora te espera ya la silla de ruedas, el baston, y un monton de achaques, pero animate, tendras privilegios, estacionamientos exclusivos, ayudas económicas y demás, espero que no te de por pasar viajando porque este blog bajaria, tambien tienes un punto a favor, eres mas suceptible que te elijan para Obispo o algo asi, lo que si me parece poco probable porque en toda la historia de la Iglesia no he sabido que pongan a un exorcista como obispo pero algun dia tendría que pasar, claro que segun se mueven las olas hoy, sería algo impensable, ya que todas las fuerzas jerarquicas se mueven en un sentido totalmente contrario, espero que me entienda, por otro lado para que tu club de fans femenina no empiece a contruir la guillotina, la orca, el potro de torturas para este comenario y su autor, diremos que a los 40 que va a penas a entrar es el momento de mayor plenitud, ni tan grande ni tan chico, asi que aproveche este etapa, que bien lo hace, pero Dios sabe que todavia se puede mejorar.

    Akathistos

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7:03 p. m.

    Pater la verdad estas hecho un anciano, es la cruel y triste realidad, asi es la vida el tiempo pasa y la vida se va volando, ayer eras un baby, un mozalbete, un chamaco, ahora te espera ya la silla de ruedas, el baston, y un monton de achaques, pero animate, tendras privilegios, estacionamientos exclusivos, ayudas económicas y demás, espero que no te de por pasar viajando porque este blog bajaria, tambien tienes un punto a favor, eres mas suceptible que te elijan para Obispo o algo asi, lo que si me parece poco probable porque en toda la historia de la Iglesia no he sabido que pongan a un exorcista como obispo pero algun dia tendría que pasar, claro que segun se mueven las olas hoy, sería algo impensable, ya que todas las fuerzas jerarquicas se mueven en un sentido totalmente contrario, espero que me entienda, por otro lado para que tu club de fans femenina no empiece a contruir la guillotina, la orca, el potro de torturas para este comenario y su autor, diremos que a los 40 que va a penas a entrar es el momento de mayor plenitud, ni tan grande ni tan chico, asi que aproveche este etapa, que bien lo hace, pero Dios sabe que todavia se puede mejorar.

    Akathistos

    ResponderEliminar
  9. El tonto del pueblo7:13 p. m.

    Querido Padre Fortea:

    Muy bonita fotografía, de esa hermosa monaguilla, observada atentamente mas que a ella, a su desayuno por Fru-fru y el gato Misifú(?).

    Menos mal que la fotografía no se ha tomado unos minutos después, cuando la monaguilla acabó las oraciones y se dispuso a comer.

    Fué en ese preciso momento cuando se abalanzaron el perro y el gato sobre la comida, ¡no quiere su Reverencia contarnos la trifulca que se armó!

    Toda la leche, la mantequilla la mermelada desparramadas sobre la cama, el gato enganchado a los pelos de la pobre niña, y el perro pegando mordiscos por doquier, ¡menos mal que estaba vacunado contra la rabia!

    El panorama era desolador. En la misa del Domingo pasado, la mujer Cananea le dijo a Jesús que los perros comen las migajas que caen de la mesa de los amos.

    ¿A quien se le ocurre invitarlos no a la mesa pero a la cama de la niña?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo12:17 a. m.

    Ve Padre como era una buena película? en fin, ahora me podría poner no-católico y decir que a fin de cuentas, los robots tampoco son hombre y mujer y mira, aspiran al amor, pero mejor me callo...

    Porque en cualquier caso no vayamos a discutir padre, y menos a estas horas, en lo que todos estaremos de acuerdo es en que la película era una obra deliciosa de dibujos animados, un pequeño canto al amor y a la responsabilidad (a la especie humana la pintan un poco mal, la verdad).

    Y el hecho de que yo le recomiende estas pelis y que a ud. le gusten es la prueba definitiva de que ud. que no es de izquierdad y yo que soy de izquierdas podemos:

    a) no insultarnos ni caer en el odio ese que hay a nuestro alrededor.

    b) recomendarnos pelis de las que son deliciosas de ver y no le dejan a uno con mal cuerpo.

    c) espero que algún día jugar al ajedrez (le aviso que me ganará ud) o bien incluso tomar un cortado juntos (o un capuccino).

    Vaya ud. con dios padre, aquí en Barcelona ahora está lloviendo, se acaba otro verano más.

    ResponderEliminar