martes, agosto 12, 2008

Fortea y la memoria histórica


El pasado viernes llamé al obispado y le dije al arquitecto de la diócesis: ¿nos vamos al Palacio de El Pardo? Ni él ni yo somos franquistas, tampoco antifranquistas, somos demócratas al servicio de la Iglesia Católica.

Así que ni cortos ni perezosos cogimos el coche y nos dirigimos hacia lo que muchos luchadores por la democracia consideraron durante años la Estrella de la Muerte.

La visita turística no defraudó, nos enseñaron todo, desde el despacho al baño. Me daba la sensación de estar viviendo el NO-DO en color y tres dimensiones.

La fachada de El Pardo no entusiasma. La miras, la vuelves a mirar, y dices: no sé, algo no funciona.

Una vez que entramos dentro, me esperaba encontrar fríos pasillos de colores grises, salas ramplonas decoradas al estilo de los años 60. Nada más lejos de la realidad.

El palacio tiene integra toda la decoración de los monarcas del XVII y XVIII. Sus coloridos interiores son el prado más multicolor que he visto nunca. Visualmente ese horror vacui, ese estilo borbónico, esas formas redondeadas, tapizadas, era agobiante. Vivir allí me hubiera resultado opresivo. Nunca he visto tanto marco dorado como allí. Los borbones han hecho mucho daño a España, también en lo estético.

Pero el viaje casi me cuesta la vida. Durante el viaje el arquitecto tuvo reparos en una pequeña inocente maniobra de marcha atrás que le sugerí, y casi me mata en la maniobra más peligrosa de toda mi vida. Pensé ecclesiam construís et ecclesiasticum destruís?, pero no dije nada, me bastaba haber salvado la vida.

Morir camino de El Pardo hubiera sido un extraño epílogo que hubiera dado a muchas conjeturas descabelladas, aunque no exentas de una cierta belleza literaria.

40 comentarios:

  1. Anónimo1:32 a. m.

    Si es que no hay como tener un seiscientos, Padre, no ha lugar a sustos...

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:25 a. m.

    todos sabemos que los arquitectos pertenecen a la secta de los masones, se hacen pasar por amigos para cuando estamos descuidados inocentemente darnos en la torre, asi son, asi actúan, Padre ha sido demasiado inocente, como debe de ser, pero para la otra hagase acompañar de luke Skywalker o de Obi wan, de perdis para que al persivir un cambio en la fuerza le avisen.

    Benito Juárez

    ResponderEliminar
  4. Néstor Hernández Pérez9:07 a. m.

    Personalmente como tradicionalista, (sin ser carlista... pues el rollo fetichista no me va) he de decir que nos iba mejor con los Austrias... pero bueno.
    Se nos quiere figurar la época de Franco como una era de vampiros, hombres lobo, oscuridad y tinieblas. Luego con la llegada de la democracia demagógica en la cual vivimos llegó la luz, la felicidad, y la era de los teletubbies. No sé, la luz para los que ahora viven a cuerpo de rey... digo yo.
    Cuidado con los carros mecánicos Padre Fortea, esas máquinas salidas de la panza de los altos hornos, diseñadas para que los humanos alcancemos velocidades para las que no estamos creados son muy peligrosas.
    GgGgGgGgG.
    http://www.molestoluegoexisto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9:25 a. m.

    A mí no me gustan los bobones tampoco, ni ningún otro rey. Es el absurdo elevado al 7, eso de tener a unos viviendo del cuento, a costa de todos. Y encima t los pintan como muy sacrificados en su labor d representar a España, y bla, bla, bla.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí los bombones si que me gustan. Sobre todo, los de licor.

    ResponderEliminar
  7. Creixell10:08 a. m.

    Calima espiritual y nostalgias varias, Bor(m)bones y Austrias, fas y nefas.
    ....demócratas al servicio de la Iglesia Católica.
    Acojonante.
    Urge siesta de hamaca a la sombra de la higuera y al aroma de un par de limoneros. Imprescindible un previo suquet de rap regado con un Gewürztraminer de Viñas del Vero.
    Véngase a la costa, Fortea. Le haremos un sitio entre la marea.

    ResponderEliminar
  8. De los cuadernos de Mª Valtorta Dictado del 19-9-1.944

    LA ASTUCIA DE SATAN

    Dice Jesús respondiendo a ciertas reflexiones mías:

    “Lucifer es inteligentísimo, además de ser astuto, emplea la astucia para urdir acechanzas, pero emplea la inteligencia para pensar si puede arruinar a una criatura y cuándo y como puede hacerlo y por lo tanto apenarme. Puedes estar segura que jamás derrocha su tiempo.

    Y como tiene mucho que hacer en la numerosa población del globo, por más que sea omnipresente en la Tierra y por más que la exigua atención del hombre y su escasa voluntad hacia el bien conviertan la ya enorme potencia de Lucifer en casi omnipotencia sobre las criaturas, tiene que calcular bien su tiempo y no perder un minuto para trabajar con provecho. Con el nefasto provecho de colmar sus cofres infernales con los tesoros que le roba a Dios, es decir, las almas.

    En verdad, es un incansable trabajador. En lo alto, el Incansable obra el bien para vosotros. En las profundidades, el incansable obra el mal para vosotros. Y en verdad te digo que este es más afortunado que Dios. Sus conquistas son más numerosas que las mías. Mas como puedes comprender bien por la premisa, aun siendo astuto e inteligente, estando tan atareado no puede concederse el lujo de ocuparse de todos en igual medida. Y no se lo concede.

    ¡Oh, aunque lo sea en el ámbito del mal, es un asceta de la idea que persigue, está entregado por completo a ella, no se distrae, no se aviene a transacciones ni a desfallecimientos ni a postergaciones! ¡Oh, hombres, si vosotros fuerais en cuanto al bien lo que es Satanás en cuanto al mal! Más no lo sois.

    Cuando una criatura nace a la inteligencia, Lucifer se ocupa poco de ella; se limita a observarla escudriñándola como a un probable chivo de su rebaño infernal en el futuro. Pero a medida que la criatura comienza a saber pensar, a saber emplear su voluntad, es decir cuando ya ha pasado los siete años, Lucifer aumenta sus atenciones y empieza su adoctrinamiento.

    El ministerio angélico instruye y conduce a los espíritus con palabras de luz. El ministerio satánico instruye e instiga a los espíritus con palabras de tinieblas. Es una lucha interminable. Que venza o pierda el uno, que venza o pierda el otro, el ángel de la luz y el ángel de las tinieblas combaten en torno a un espíritu hasta el último minuto de su vida mortal, para arrebatarse recíprocamente la presa, el uno para devolvérsela a su Señor, en la luz, luego de haberla tutelado por todo su día terrena; el otro para arrastrarla en las tinieblas si, por último la victoria fue suya.

    Mas entre esos dos que combaten, hay otro ser que, en el fondo es el personaje más importante: está el hombre por el cual los dos combaten. Está el hombre libre de seguir su voluntad y dotado de inteligencia y razón, munido de la fuerza incalculable de la Gracia, que le han concedido el Bautismo y que los sacramentos le mantienen y le aumentan.

    Como tú sabes, la Gracia es la unión del alma con Dios. Por este motivo tendría que daros una fuerza tal que os hiciera inaferrables e incorruptibles ante las insidias y corrupciones satánicas, puesto que la unión con Dios tendría que convertiros en semidioses. Mas para permanecer siendo tales hay que quererlo; hay que decirle a Satanás y a si mismos: “Yo pertenezco a Dios y quiero ser solo de Dios”. Por eso es necesario obedecer los preceptos y consejos; por eso es necesario un esfuerzo continuo para seguir, perseguir, conquistar el bien, un bien cada vez mayor; por eso es necesario observar absoluta fidelidad y constante vigilancia; por eso es necesario heroísmo para vencerse a sí mismos y vencer lo exterior, frente a las seducciones de la concupiscencia trina y en sus múltiples aspectos.

    Pocos, muy pocos, excesivamente pocos, saben hacer estas cosas. Entonces, ¿qué pasa? Entonces, Satanás se ocupa poco de ellos, que pueden ser capturados fácilmente, cuando el lo quiera y que, una vez capturados, se encuentran inertes, sin intentar huir. Actúa con ellos como el gato con el ratón. Les coge, les aprieta un poco, les aturde y luego los deja, limitándose a propinarles un nuevo zarpazo, un nuevo mordisco, si advierte la señal de una tímida fuga. Pero hace sólo eso. Sabe que son “suyos” y no pierde mucho tiempo por ellos ni usa mucha inteligencia.

    ¡En cambio con los “míos”, con los “míos” es otra cosa! Los “míos” son la presa que aguijonea sobremanera su hambre maligna. Son los “inaferrables”. Y Satanás, como un cazador experto, sabe que es meritorio capturar la presa difícil. Son la “dicha” de Dios y Satanás festeja mucho cuando puede darle un dolor a Dios, cuando puede ofenderle y desilusionarle. Vive de odio. Del mismo modo que Dios vive de Amor. Él es el Odio así como Dios es el Amor El odio es su sangre así como el Amor es la mía. He aquí por qué multiplica los cuidados y la vigilancia en torno a uno que es “mío”.

    Entrar en una fortaleza desmantelada es un juego de niños. No le interesa al cruel rey del Infierno. Le interesan las fortalezas de Dios, las rocas puras y lisas, límpidas como el cristal, resistentes como el acero, que llevan esculpido en todas partes, aún en las honduras más profundas, el Nombre más santo: el nombre de Dios. Es más propio de esas profundidades, el nombre filtra como un fluido que emana desde lo íntimo hacia el exterior. Es el nombre que aman, que sirven, que pronuncian, con el espíritu en adoración, a cada latido de su corazón. Por eso el gozo de Satanás consiste en cogerles, en cogeros, en arrebataros a Mí, en borrar ese Nombre de vuestro ser trino, hecho de espíritu, carne y razón, y hacer de vosotros que sois las flores de mi jardín, inmundicia para su infierno y luego reír, arrojando su risa blasfema contra el trono divino, reír por su victoria sobre el hombre y sobre Dios.

    Cuanto más sois “míos”, más se empecina en haceros suyos. Y como en vosotros existe una voluntad y una vigilancia asiduas, el, el Astuto, no os sigue y persigue con el método que emplea para los demás. Por el contrario, os ataca a traición, manteniendo distancias cada vez más largas, en los momentos más imprevisibles y con los motivos más inesperados. Se aprovecha del dolor, de la necesidad, del abandono, de las desilusiones y se abalanza como una pantera sobre vuestra desconsolada debilidad, sobre vuestra atónita debilidad de ese momento con la esperanza de venceros esta vez para rehacerse de todas las veces que le habéis vencido.

    ¿Cuáles son sus medios? Son infinitos. ¿Cuál es su método? Es uno solo: la dulzura benévola, engañosa, la palabra meditada y calma, la apariencia de un amigo que ayuda, que está dispuesto a ayudar.

    ¿Ya has sufrido estos asaltos? Los sufrirás aún, serán numerosos y cada vez más astutos. ¡Oh, que rencor hacia Mí y hacia ti! Cada vez más sufrirás estos asaltos y serán tan sutiles que lograrán engañar hasta el más listo. Quiero decir “listo” desde un punto de vista humano pues, ¡sonríe, oh alma que amo!, la sencillez que está impregnada totalmente de Dios, y que así se conserva, es impenetrable a cualquier sutileza.

    Los asaltos herirán tu carne. Mas la cicatriz que marca la carne representa el honor del soldado y afirma: “Esta señal es la prueba de una batalla viril”. Y cuanto mas la carne del soldado está marcada por estas señales, tanto mas el mundo se inclina ante ese valiente. En las batallas espirituales sucede lo mismo. Y vuestras heridas, que no dañan el espíritu sino que cubren de livor solamente la envoltura del espíritu-rey, constituyen vuestro honor. Y por ellas seréis honrados en el Cielo.

    En verdad te digo que llamáis “mártires” solo a los que perecieron por obra de los tiranos. Pero lo son todos mis santos, porque para ser santos debieron sufrir la persecución de Satanás y aún así, mantenerse fieles. ¡Gloria a los que vencen! Las palmas celestes son para vosotros”.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:35 a. m.

    ¡Que ejemplo tan grande de Virtudes Cristianas!

    ¡Los Borbones a los Leones!

    ResponderEliminar
  10. Los Borbones no me inspiran ni bién ni mal. Son el presente histórico.

    Antes estaba Franco y tampoco me inspira ni bién ni mal, es parte del pasado histórico.

    Nuestro presente histórico es una mezcla del pasado con el presente. No es posible entender nuestro presente si no aceptamos nuestro pasado.

    ResponderEliminar
  11. Hola Padre:

    'Los borbones han hecho mucho daño a España, también en lo estético.'

    también, muy cierto, que le muestren la intervención borbona en el Real Monasterio San Lorenzo de El Escorial, son claras y vergonzosas pruebas de ello...


    Gracias Madre por ampararnos en la guerra y cobijarnos siempre bajo tu Manto, eterna Alabanza y Gratitud a tu Divino Hijo por habernos dado un Jefe del Estado fiel hijo de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo12:01 p. m.

    Reverendo P.Fortea:

    Con este último Post suyo, han quedado aclaradas todas mis dudas:

    Da la impresión de que el Palacio del Pardo, parece ser que se le va a adjudicar para su Residencia y para acogida de los enfermos que vienen a acogerse a sus cuidados (Porque la Posesión es una enfermedad del alma).

    Y sino, expliqueme Su Reverencia que pinta el Arquitectus Ecclesiam en esa visita conjunta a esa antigua residencia franquista.

    Ahora se explica su rechazo incondicional a J. Losantos, enemigo declarado del actual Gobierno Socialista, que es el que tendría que dar su Venia a esta cesión.

    La fotogrfía de Franco con la Jerarquía es deprimente, la podía haber evitado, sobre todo cuando pienso en este individuo exigía y obtenía el privilegio de entrar bajo palio en las Iglesias (Dicen que en los últimos tiempos batió el record del mundo de los cien metros lisos bajo palio).

    Y digo que es deprimente no por la guerra civil que se desató, cuyas causas son muy complejas, pero por lo que ese Dictador permitió una vez ganada la Guerra: El fusilamiento de numerósísimos seres humanos, sin que esa misma Jerarquía se lo impidiera, lo cual me avergüenza como católico.

    ResponderEliminar
  13. Hace años que vienen a veranear. Han pasado cerca de nosotros sin darnos cuenta de ellos, si no hubiera sido por los guardaespaldas.
    Una vez mi hija estaba despistada paseando y estuvo a pundo de darse con la reyna.
    Si llevan el coche oficial canta más. Si van con coche normalito que te pueden estar mirando un buen rato de cristal a cristal y tu tan pancho, piensas esta cara...como que me suena será ¿...?
    ¿cuándo venían ? ¡ah! si ya hay los policias.
    Estoy comentando de cuando no salían tanto por la tele.

    Supongo que vosotros por Madrid os los debéis encontrar mucho más que nosotros.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:17 p. m.

    Al opinante que critica el que Franco fuera bajo palio algunas veces, y que se irrita por los ajusticiamientos de criminales de guerra después de la Guerra Civil, decirle que se preocupe más por el genocidio criminal de los rojos contra varias decenas de miles de católicos españoles, cuyo único delito era ir a misa, llevar un crucifijo, vestir como 'burgueses' o ser denunciados por asesinos rojos que vivían en su finca.

    Franco salvó a la Iglesia de su exterminio físico, como consecuencia de la persecución genocida de la canalla fasciobolchevique roja. Y afortunadamente los rojos perdieron la guerra, porque si la ganan, esto:

    www.causageneral.com

    hubiera sido un aperitivo del exterminio de católicos y disidentes que los criminales rojo-'republicanos' perseguían.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:21 p. m.

    ¡Ya basta de manipular la Historia por parte de estos advenedizos herederos de la basura bolchevique asesina que exterminó a un tercio de la Iglesia de España! Parece que a estos canallas los dedos se les hacen huéspedes, abriendo fosas comunes pero encontrándose con las que los rojos abrieron para fusilar a decenas de miles de inocentes (mujeres, ancianos y niños, entre ellos). Y encima pretenden ahora quedar como 'buenos', delante de la Historia. Dan asco.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo12:22 p. m.

    Fortea, no puede ser el Papa a la puisique, lo mismo q los reyes?
    Quizá as sociedades necesitan sentirse representadas por alguien q ostente el poder, tanto en lo religioso, como en lo político,etc.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo12:22 p. m.

    Hace un mes este enlace donde se narran las atrocidades que el PSOE, PCE y demás basura republicana, cometieron contra el pueblo español en los años treinta del siglo XX. Parece que la represión socialista ha suprimido este enlace.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo12:27 p. m.

    Aunque los liberticidas socialistas (y toda la cloaca de la izquierda española) han conseguido echar abajo la dirección que di antes, quien desee conocer la verdad sobre la represión roja en la II República y la Guerra Civil, debe leer este libro:

    http://editorialakron.es/cms/index.php?page=causa-general

    Eso sí, con el estómago vacío.

    ResponderEliminar
  19. Anónimo12:30 p. m.

    he ido al enlace antes mencionado y efectivamente sale publicidad y no sé que historias.

    ResponderEliminar
  20. Anónimo12:31 p. m.

    En España llegamos tarde a todo. También al convencimiento de que el pensamiento de izquierdas es intrínsecamente anti-cristiano.

    ResponderEliminar
  21. Anónimo2:02 p. m.

    entones ser de derechas es intrínsecamente cristiano?

    ResponderEliminar
  22. ¿Qué es ser de derechas? Qué es ser de izquierdas?
    ¿uno es de derechas porque desteste el aborto?
    ¿Se es de izquierdas porque se defiendan los derechos de los trabajadores?

    ResponderEliminar
  23. Anónimo2:31 p. m.

    Ser de derechas quizá no ser intrínsecamente cristiano; pero de lo que no cabe duda es que ser de izquierdas en España hoy es ser intrínsecamente anticristiano. Y los hechos (históricos y actuales) hablan por sí solos.

    ResponderEliminar
  24. Anónimo2:38 p. m.

    ¿Quién promueve el crimen execrable abortista? La izquierda, que lo considera un 'derecho' de la mujer.

    ¿Quién promueve la ideología de género que permite considerar las aberraciones sexuales (lesbianismo y sodomía masculina) como logros casi éticos? La izquierda.

    ¿Quién promueve la persecución de la Iglesia y de sus medios afines? La izquierda.

    ¿Quién promueve exposiciones blasfemas, como la basura racista anticatólica que la Junta de Extremadura promovió con el dinero de todos los extremeños?
    La izquierda.

    ¿Quién promueve que los mártires de la Iglesia española, vilmente exterminados por los rojos en la II República y la Guerra Civil (modelo de violaciones de derechos humanos) sean olvidados, mientras a criminales contra la Humanidad como los chequistas rojos se les ensalza hoy? La izquierda.


    ¿Quién......

    Yo no sé si la derecha es cristiana (una parte importante de ella, quizá no, para desgracia de España y escarnio suyo); pero lo que sí parece es que la izquierda es diabólica.

    ResponderEliminar
  25. Anónimo3:07 p. m.

    Al anónimo de las 3:17 A.M.

    Los crímenes de los llamados Rojos contra la Iglesia estoy completamente de acuerdo contigo,los comenzaron ellos y buscaban la aniquilación de la Religión, "el opio del pueblo".

    Como decía mi madre que vivió la guerra Civil (q.e.p.d.), era necesario que se levantara alguien para parar esas atrocidades, atrocidades que tuvieron lugar en ambos bandos por la espiral de odio, pero que empezaron los llamados Rojos con el asesinato de Religiosos y la quema de Conventos.

    De lo que yo me quejo, es de lo que ocurrió una vez terminada la guerra, y eso lo vivieron mis Padres, digo:

    DESPUES DE TERMINADA LA GUERRA, Y SIN JUICIO PREVIO, SE FUSILARAN MILES DE PERSONAS, SOLO POR DENUNCIAS Y ODIOS ENTRE FACCIONES.
    ESA PURGA ES TÍPICA DE LOS RÉGIMENES REVOLUCIONARIOS PERO ES INADMISIBLE EN UN RÉGIMEN QUE SE LLAMABA NACIONAL CATÓLICO Y ADEMAS CON OBISPOS DESIGNADOS POR FRANCO EN LAS CORTES.

    ResponderEliminar
  26. Amiguitos del blog:

    Se muy poco de historia. A duras penas que a Simon Bolivar lo llamaban "el libertador" o que todo empezo por un florero (el florero de Llorente) para que Colombia lograra su independencia... No se mas... tal vez un poco de Estados Unidos...

    Ahora, si es tan deprimente mi situacion con respecto a estos dos paises (donde naci y donde vivo) pues que diremos con respecto a Espagna? Ni hablo, porque que verguenza!

    En fin, que doy gracias a Dios que el Padre no se nos accidento el dia del paseo... asi podremos saber que piensa de encontrarnos el agno entrante... Espero el diga que si. Como soy asi muy terquita (burrita) pues insistire... Seria muy bonito podernos ver y compartir por un par de dias, si Dios lo permite.

    Rocio

    ResponderEliminar
  27. Anónimo4:06 p. m.

    Fortea mójate; ¿a qué partido votas? Es verdad que eres el cura de cuatro?

    ResponderEliminar
  28. Parece mentira que a estas alturas todavía no tengamos claro qué es la Izquierda y qué es la Derecha.
    Esa terminología viene de la época de la Revolución Francesa. En el Parlamento francés (llamado los Estados Generales), a la derecha del rey se sentaba la iglesia y la nobleza, y a la izquierda la burguesía, que fue el sector de donde nació la revolución que acabaría derrocando a los borbones (que viene a colación con el post de hoy).
    Con el tiempo, izquierda pasó a denominarse a todo movimiento revolucionario, y derecha a toda ideología conservadora.
    Curiosamente, el liberalismo, que nace de dicha revolución y que fue la auténtica "izquierda", ha pasado a ser denominado como derecha.
    A día de hoy izquierda es cualquier ideología que, con la excusa de que el bien colectivo está por encima de la libertad individual, justifica la dictadura de una tiranía (o un oligarquía) que supuestamente gobierna en bien del pueblo.
    Izquierda es el PSOE, Izquierda Unida, ETA, los regímenes de Castro, Hugo Chávez, Kim Jong-Il y los extintos gobiernos de Pol Pot, Stalin, incluso el de Hitler. Sí, a muchos les puede sonar raro, pero el nazismo es exactamente igual al comunismo. Uno defiende la supremacía de una raza y los otros la de una clase social, en los métodos y formas de llegar al poder, de mantenerlo y de adoctrinar, son como dos gotas de agua.
    Y no confundan la defensa de los trabajadores con la izquierda. ¿Víctor Manuel o Ana Belén o Ramoncín o Tedy Bautista, o el mismo Zapatero, son desharrapados que luchan por el bienestar de los obreros? ¡Seriedad, por favor!
    Además ¿qué es eso de la "clase obrera"? El dueño de un pequeño taller que trabaja las mismas horas que sus cuatro empleados, y que luego al cerrar sigue trabajando, y a la noche intenta cuadrar las cuentas que le salen rosarios ¿qué es? ¿un trabajador? ¿un patrono explotador hijo de puta que hay que ahorcar, como proclama SIEMPRE la izquierda?
    Y la Iglesia, ¿es diestra o siniestra?
    Pues la ideología de Cristo, nada tenía que ver con estos absurdos conceptos, Cristo fue un profeta del s.I con un mensaje exclusivamente espiritual y apocalíptico, llamando a la conversión porque el fin de los tiempos era inminente.
    Como todos sabemos, no fue así.
    Y, como sucede siempre, a rey muerto rey puesto; surge una Iglesia, supuestamente seguidora de la ortodoxia doctrinal de Jesús, y los correpondientes navajazos por conseguir el poder supremo.
    La Iglesia, desde sus comienzos aspiró a poseer el poder terrenal además del espiritual. Con el tiempo hubo de ceder, pero, como institución antepone la doctrina a la libertad personal (y ya sé lo que van a responderme).
    La Iglesia jerárquica se ha erigido en fiel intérprete de la palabra de Dios y le prohíbe al creyente que piense y actúe por sí mismo: su conducta ha de ser siempre la que le dicte la Santa Madre Iglesia, que para eso es la vocera guay del Señor.
    Por eso, los auténticos liberales, que consideramos la libertad individual como el bien más preciado, no podemos estar de acuerdo con la férula vaticana.
    Por eso a mosén Fortea le jode tanto nuestro amigo Federico, porque, en el fondo, la Iglesia en general (y D. José Antonio en particular) abominan del liberalismo y de que el personal comience a pensar por su cuenta.
    Espero que esto haya aclarado dudas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  29. el liberalismo, que nace de dicha revolución y que fue la auténtica "izquierda", ha pasado a ser denominado como derecha.

    No voy a discutir a todo un experto en la materia.

    Me han explicado el tema del liberalismo, pero ya lo he olvidado.

    Tengo entendido que el liberalismo salió de los conservadores que la sociedad necesitaba de un cambio y de derechos y los conservadores hicieron su aportación a los nuevos cambios. A éstos se les llamó liberales.
    Que no tiene nada que ver con el progre de libertinaje al que llamamos liberal.

    Vendría a ser una especie de reforma cuando vieron que se les estaba escapando el poder de las manos con el movimiento obrero.
    Antes de que nos quedemos a dos velas mejor ceder un poco.

    ResponderEliminar
  30. Anónimo7:34 p. m.

    Y Pio Moa, el otrora bombero (de bomba), se apareció a los gentiles del blog con sus historicidios tantas décadas jaleados.
    Ya lo dijo el abuelo Pascual durante la transitada Transición: tu espérate, que dentro de treinta años el facherío reclamará para si el carnet de demócrata de toda la vida. Y con el garrote (es lo suyo) en la mano.

    ResponderEliminar
  31. Anónimo7:44 p. m.

    Pero ¿de qué presumen los neorojos de demócratas y defensores de los derechos humanos, si en su puerca vida criminal los han defendido, y siempre los han machacado? ANtes, con el Frente Popular, practicando genocidios varios. Y ahora promoviendo el mayor genocidio de la Historia, disfrazado de 'progreso': el crimen abominable abortista.

    Y vaya a contarle a otro ese cuento de los fusilamientos sin juicio. Después de la guerra fueron fusilados los criminales que tenían las manos manchadas de sangre inocente, después de juicio (el que no practicaron en checas y cárceles del pueblo los asesinos rojos). Sólo el hecho de que Franco salvase a la Iglesia de España de su extinción física y afortunadamente ganase la guerra a estos criminales bolcheviques españoles (que incluso mataban a sus propios compinches, como con el POUM), es motivo suficiente para estarle agradecido.

    ResponderEliminar
  32. Anónimo7:52 p. m.

    O ¿qué esperaba usted, que a los criminales contra la Humanidad rojos, esos que fusilaban en Paracuellos a decenas de miles de inocentes, esos que torturaban a sacerdotes hasta la muerte y violaban monjas, se les declarase hijos adoptivos de la democracia? Los criminales rojos terminaron como sus análogos del nazismo después de la II GM: pagando con sus vidas los execrables crímenes que habían perpetrado. Afortunadamente para la justicia y la libertad. Y no me venga usted ahora con eso del perdón y la caridad cristiana. Un gobernante tiene que hacer justicia. Y a veces es necesario aplicar el bisturí.

    Cuando adquiera el imprescindible libro histórico-documental (sobre las atrocidades rojas en España) La causa General, si tiene estómago para leerlo, haga el favor de reflexionar sobre su prólogo (una declaración de intenciones) y verá cuán lejos de la venganza (y sí cerca de la estricta justicia ante esos monstruosos crímenes) se encontraba el primer Gobierno de Franco, después de hace morder el polvo de la ignominia a los cobardes del Frente Popular.

    ResponderEliminar
  33. Anónimo7:56 p. m.

    Franco fue un cristiano ejemplar, azote y martillo de los enemigos de España que un día pretendieron hacer un campo de concentración comunista en nuestro país. Pero eso pertenece a la Historia que algunos pretenden falsificar, en un intento ridículo de ganar una guerra que afortunadamente perdieron.

    ResponderEliminar
  34. Anónimo8:02 p. m.

    Ya estuvo bien, no se azoten, como si nada mas eso pasara en España, el mismo Jesús estuvo con Poncio Pilato y Herodes, lastima que no habia fotos, entiendan y pongan las cosas en su justo equilibrio, lo que se quiere decir no siempre es lo que aparece a simple vista y no te creas Dios para decir que sabes todo y entiendes todo.

    Bob Esponja

    ResponderEliminar
  35. Anónimo8:36 p. m.

    Dejad la politica, hombres. No se puede criticar a nadie solo desde el punto de vista estetico???.

    Dejad en paz al Padre con esos temas politicos, que ya tiene bastante. El solo ha querido criticar temas de belleza formal.

    No critica hechos politicos concretos, ni sus conciencias, sino el horrible gusto por una arquitectura funesta. Y deja en suspenso esos otros temas a los que se refiere sin expresarlos.

    Dejemosle que lo deje en suspensivos

    ResponderEliminar
  36. Completamente de acuerdo con el anónimo inmediatamente anterior. Aqui cada uno se pone a desfasar en cuanto encuentran una coma, un punto, o cualquier cosa que les sirva para desahogarse un poco y se van del tema.

    "Morir camino de El Pardo hubiera sido un extraño epílogo que hubiera dado a muchas conjeturas descabelladas, aunque no exentas de una cierta belleza literaria.
    ".........


    XDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  37. oiga, si se llega a morir, se muere callao, sin decir ni pio... ¡qué fastidio! yo hubiera soltado un grito espantoso que hubiera llegado hasta el despacho triangular de Zapatero....
    Al menos, molestarle un poco en una de sus logias, ¿no?
    (tendria algo bueno que ofrecerle al Señor... jijijiji :)

    ResponderEliminar
  38. Anónimo10:55 p. m.

    Asmodeo, es usted claro ejemplo de la dictadura de la demagogia. Gracias por rellenar cuartillas como un poseso, pero me temo que el papiro, no se hizo para eso.
    Buenas noches.
    Jon

    ResponderEliminar
  39. Anónimo11:03 p. m.

    Con respeto les diré, que una vez analizadas la ley de memoria histórica, la memoria histórica y todos sus frutos tanto culturales: películas, libros... como políticas: propuestas municipales etc..les diré, que dicha cuestión no tiene ningún valor intelectual. Es, a lo sumo, una mentira sentimental.
    Buenas noches.

    Jon

    ResponderEliminar
  40. Anónimo1:51 p. m.

    Fortea, nos quieren matar en este pueblo, son unos sinverguenzas que van donde yo voy.
    Han intentado en el hospital de Valdemoro y en el de la Concha, matar a mi padre, por favor ayúdame. Nos tienen micrófonos y cámaras puestas en todas partes, hasta en mi cuarto de baño y me venden como una prostituta, ayúdame por favor.

    ResponderEliminar