viernes, agosto 17, 2018

Mi "informe" sobre el informe sobre la pedofilia del gran jurado de Pensilvania



Mi opinión sobre la pedofilia es exactamente la misma que la del Papa Francisco. Dado el respeto que tengo a la inteligencia de mis lectores, no considero necesario dedicar varios párrafos a repetir lo que he dicho sobre un asunto que ya he tratado en el pasado. Tengo el mayor respeto por las víctimas de esos delincuentes.


Este informe del gran jurado consiste en una veintena de ciudadanos escogidos al azar que se han dedicado a leer casos y han podido escuchar a las víctimas. El informe no revela nada nuevo, no ha descubierto nada que no supiéramos. La magnitud del problema se descubrió en la infinidad de juicios en que esos casos fueron analizados uno a uno.

Hechos frente a suposiciones
El informe en su introducción se permite varias veces lanzar dudas acerca de si las cosas realmente han cambiado en la Iglesia Católica. Varias veces afirma que no tiene claro esto.
En un único momento parece reconocer algo positivo diciendo: We recognize that much has changed over the last fifteen years. “Mucho” no es justo, la actuación de la Iglesia entera sobre este tema ha cambiado radicalmente. Decir “mucho” no es justo.
Y menos todavía cuando más adelante el informe se permite ponerlo en duda: It appears that the church is now advising law enforcement of abuse reports more promptly. “Parece”, vaya, muchas gracias.
Al final de la introducción, claramente afirman que respecto a la actuación de la jerarquía de la Iglesia en la actualidad the full picture is not clear.

El informe es tendencioso
El informe no tiene razón en sus conclusiones cuando hace afirmaciones contra la jerarquía de la Iglesia en la actualidad y menos todavía cuando el fiscal general del Estado de Pensilvania en su discurso de introducción, larguísimo, se presenta sin decirlo abiertamente como el que tiene que venir a solucionar la situación.
Solo hay que ver que el informe trata casi todo el tiempo de casos anteriores al año 2002. Apenas hay casos después de ese año.
El informe tiene dos partes: los casos y las conclusiones de la introducción. En su introducción no tiene razón al lanzar esas veladas y no tan veladas acusaciones sobre los obispos en la actualidad.

Contextualizando
En cualquier caso, 300 sacerdotes acusados durante 70 años significa 4 culpables por año.
Si tenemos en cuenta que de los 12 millones de habitantes de Pensilvania el 24% son católicos, eso significa que hay 4 millones de católicos.
4 casos por año durante 70 años, significa que ha aparecido cada año un nuevo cura pedófilo por cada millón de católicos. Y eso suponiendo que todos los casos de denuncia sean verdaderos.
Por supuesto que un solo caso de pedofilia es algo que debe ser castigado por la Ley. Por supuesto que cada vez que un obispo no hizo lo que debía al manejar estas denuncias es, por lo menos, moralmente reprobable en grado terrible. Por lo menos eso.
Pero si tenemos en cuenta los datos integrales, nos damos cuenta de que la información que se nos está dando resumida es bastante distinta si la contextualizamos.

La prevalencia
He estado mirando diversos artículos acerca de cuál es la prevalencia del abuso sexual de menores en Estados Unidos. Podéis leer muchos artículos serios. Varios estudios varían entre el 15% y 25% de las mujeres, y del 5% al 15% de los varones.
Sea de ello lo que fuere, lo cierto es que, en 2005, por ejemplo, se sustanciaron en los tribunales de Estados Unidos 83.600 casos. Esa es la cifra solo de los que se sustanciaron a nivel judicial. Para ahorraros citas y citas, podéis ver el artículo “Child sexual abuse” de la Wikipedia. Pero fácilmente podéis encontrar otros muchos artículos académicos.
Vamos a ver, que se haya afirmado que el más grande escándalo de pedofilia de Estados Unidos (el descrito en el informe de este gran jurado) es ese, no lo dudamos. Porque si comparamos el ratio de la población en general respecto a abuso sexual de menores y lo comparamos con el ratio de prevalencia de casos de sacerdotes pedófilos, los resultados son tan claros que no merecen mucho comentario. Lo repito, en un país con esa estadística de abuso, lo cierto es que ha habido un nuevo sacerdote culpable por año y millón de católicos. Insisto me parece que ya está todo dicho y que no merece añadir más.

La carrera electoral del que ha organizado todo
Josh Sapphiro, el fiscal general del Estado de Pensilvania, es elegido por los votantes para ese cargo. Tiene que presentarse a elecciones frente a otros contrincantes. Le venía muy bien aparecer, y aparecer mucho, en algún tipo de cruzada, y mejor lacrimógena, consolando a las víctimas. Sabía muy bien que si lo lograba, su reelección estaba asegurada.
Y escogió precisamente este asunto porque no le podía provocar ningún susto. Yo no hubiera pensado mal de ese funcionario público sino fuera porque todo este asunto, desde el principio, desde el minuto cero, ha sido pensado, ideado y proyectado como un gran espectáculo mediático.
Y muchos se lo hicieron ver cuando él quiso involucrar al Papa Francisco para que le escribiera apoyándole. También hubo juristas que le quisieron hacer ver que el mismo proceso estaba viciado en sus propósitos y en las propuestas que él extraía. Pero sobre ese punto no me voy a alargar, porque si no el post será inacabable. Me limitaré a mencionar que lo que ya colmó el vaso fue la puesta en escena final. Su discurso, el discurso que tenía que consagrarle como héroe, no es el discurso de un neutral servidor de la Ley, sino el de alguien que usa una cruzada para beneficio de su propia imagen.

Conclusión
Tenemos delante de nosotros una “investigación” que no nos ha revelado nada nuevo. Hemos contemplado silenciosos un empleo de recursos humanos (el mismo fiscal general mismo lo reconoció) y un gasto de dinero de los contribuyentes para hacer un papel sin ninguna consecuencia jurídica, sin ninguna repercusión penal. Las futuras víctimas seguían igual de protegidas antes que después de ese papel. La misión de un fiscal general es perseguir a los culpables, no embarcarse en cruzadas para la televisión.

La Iglesia, en los años pasados, fue humillada (con razón) en cada juicio de pedofilia. Juicios de los que fueron puntualmente informados los ciudadanos paso a paso. Cada juicio dio para muchos noticiarios, para muchas declaraciones de las víctimas en infinidad de documentales. El clero fue humillado, pagó y cambió. Los condenados fueron sentenciados a prisión. No había NINGUNA razón para que un funcionario público, como un fiscal general, decidiera juntar todos los casos sin ningún propósito penal, solo para avergonzar y deshonrar.

¿Qué hacer?
La opinión de la población mundial está tan en contra que muchos obispos y sacerdotes piensan que es mejor unirse a la condena general y abandonar cualquier deseo de matizar. Es como decir: Cualquier cosa que hagan o digan, estará bien. Digan lo que sea, me uno.

¿Lo critico? Sinceramente, creo que no queda otra alternativa. Los “otros” están buscando poner cara a algún enemigo, para lanzarse.

Ahora bien, tengamos en cuenta que este espectáculo de grandes jurados, de puestas en escena, de discursos de gobernadores, senadores y servidores de la Ley respecto a la Iglesia Católica puede repetirse Estado tras Estado. Y después todo se puede reunir en otra gran ceremonia para presentar un informe final a nivel nacional. Y, a cada paso, “nuestros amigos” van a pedir más medidas, más acciones concretas, más mecanismos de constricción particularmente diseñados para la Iglesia.

Y estos autos de fe pueden repetirse país tras país. Y, en su etapa penúltima, pedirán la cabeza de los que están en Roma en lo alto de las congregaciones. Pedirán que se presenten a declarar, exigieran los documentos de las congregaciones romanas, presentarán órdenes internacionales de busca y captura. Esta espiral puede que solo haya hecho que empezar.

Acabo como empecé el post: una cosa es nuestra condena de la pedofilia y otra muy distinta es el huracán que se puede estar formando.

65 comentarios:

  1. Pater, ésto lo lleva Vd. profetizando en sus libros tiempo ha. junto con muchos buenos sacerdotes y la Comunidad Internacional de los Neos.

    ResponderEliminar
  2. Que sea lo que Dios quiera. A nosotros nos corresponde orar y santificarnos.

    El artículo me parece demasiado complejo.

    Creo q la Iglesia debería emitir un informe con los casos verificados, reales de pedofilia.

    Intuyo miedo al desastre en el artículo.
    No hay que tener miedo a nada, nunca.

    Nada ni nadie nos separá del amor de Dios.

    ResponderEliminar
  3. Padre Fortea, más que pertinente post, me parece un necesario análisis que mucha población no está dispuesta a realizar porque solo se dedica a juzgar y a dejarse llevar.

    Nuestra fe parece poca cuando siendo católicos dejamos de analizar qué son y siguen siendo casos aislados, y que esos sacerdotes han traicionado a Dios y a todos los católicos en general.

    Lo que me sorprende incluso, es que esto que señala lo he leído en un medio alemán que hacía una análisis de la cantidad de población, los años y los abusos, llegaban a conclusiones más o menos parecidas, las personas no leían la nota sino solo se remitían a dar comentarios agresivos.

    Definitivamente todo esto es obra del gran acusador. Desde el Papa Benedicto XVI se supo de una "gran cantidad". Y se anunció en el Vaticano que se castigaría cualquier caso, lo triste siguen siendo las falsas acusaciones.

    Además las conclusiones a las que llega mucha gente son irrisorias, proponiendo el matrimonio a los sacerdotes y el abandono del celibato como solución a personas que están enfermas en su manera de percibir la sexualidad, ese sacerdote aunque se le permitiera estar casado avisaría de menores, peor aún de sus propios hijos, como sucede gravemente en el mundo. La única propuesta viable siempre es denunciar y cuidar a nuestros pequeños .

    En el ámbito de la Iglesia nos resulta como laicos escandaloso, imaginar en el escolar, en el deportivo. La persona que agrede de esa manera a un menor lo hace sin importarle donde está, sea profesor, sea sacerdote, sea un padre de familia o tenga parentesco. El que abusa de un menor no es exclusivo de un lugar o profesión.


    Resulta reprobable que pase en la Iglesia Católica, pero también debemos ayudar a las personas a comprender que los abusos se dan en donde sea. Porque no veo decir a las personas que no lleven a sus hijos a hacer deporte por el pedófilo doctor de la gimnasia que hubo en EUA y que de ahí digan que todos los doctores de deportes son unos pedófilos y que fuera de los hospitales halla puntas y consignas fuera, diciendo del gremio médico:

    Todos son unos pedófilos...


    El sesgo y la forma de pensar de mucha gente es más de saberse que son víctimas de la manipulación
    informativa
    .

    Cierto que somos una gran familia católica y estos sacerdotes, muertos ya, la gran mayoría del informe lo señala, son la vergüenza de nuestra familia. Cómo en muchas familias del mundo cuando algún miembro nos apena por su actuar.

    Ojalá que haya más análisis y menos (borreguito).

    Un abrazo, Padre Fortea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recomiendo ver

      Manzanas Podridas


      Una respuesta que tuvo el Vaticano desde el Papa Benedicto XVI.

      Eliminar
    2. Hay más sobre el tema, este siguiente vídeo explica porque el informe de EUA presentado es tan detallado.

      Qué cambió en la Iglesia Católica luego de las denuncias que se hicieron públicas

      Eliminar
    3. Muy buenos comentarios los cuales me han servido muchísimo para defender y documentar a conocidos que por estas noticias atacan a todos los sacerdotes y la Iglesia.

      Eliminar
    4. Muy buena reflexión y explicación del post.

      Eliminar
    5. La Iglesia no es una multinacional de sacerdotes pedófilos, el problema es global

      Fuente: https://www.revistaecclesia.com/entrevista-al-fundador-de-la-asociacion-meter-contra-la-pedofilia-fortunato-di-noto/

      Según las más recientes estadísticas sobre los abusos sobre menores, se consumen sobre todo entre los muros domésticos: el padre Di Noto lo subraya no para alejar las responsabilidades de la Iglesia en diversos casos en todo el mundo, sino para ratificar un principio absoluto: “Digamos inmediatamente una cosa: es gravísimo que un sacerdote pueda abusar de un niño, sobre esto no hay ninguna duda. Pero ningún bautizado y ningún hombre, debería permitirse hacer daño a una pequeña criatura. No sólo la familia puede estar en el centro de vicisitudes dramáticas, también la pedo-criminalidad complica el cuadro, organizaciones que han olido, en la carne frágil e inocente de los niños, un negocio millonario, más fructuoso que el de la droga. Millones los niños involucrados”. Por lo tanto, es necesario estar atentos a no caer en el equívoco de considerar “la Iglesia como una multinacional de curas pedófilos. El problema es global y debe ser afrontado, no con las declaraciones de buen sentido, sino con acciones concretas que involucren los Estados, los cuales aun no han dado respuestas adecuadas”. Luego añade: “La Iglesia fue una de los pocos sujetos a dotarse de instrumentos de intervención eficaces. Si bien aún hay sombras, como siempre ha dicho el Papa Francisco”.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Muy intereseante el post, estoy de acuerdo en todo menos en un parámetro: el que dice que hay un sacerdote abusador por año por millón de católicos. Evidentemente no es lo mismo 4 sacerdotes abusadores si la cantidad de sacerdotes es 10 que si son 1000. Pero lo relevante en este caso es la cantidad de sacerdotes y no la cantidad de católicos. Si vamos a tomar la cantidad de católicos deberíamos ver la cantidad de abusadores católicos y no solo la cantidad de sacerdotes abusadores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen punto Marc. Hi!🙋

      Eliminar
    2. Hola Niulca! ¿Cómo va todo? Yo, más o menos, pero confiado en que todo irá mejor.

      Eliminar
    3. Marcelo, haga usted el favor de evitarnos comentarios con sentido común, inteligentes y concisos.
      En estos casos, aqui se viene a marear la perdiz.
      Y ni se le ocurra centrar el problema, no en los números, sino en la ocultación del problema y una histórica falta de transparencia.

      Eliminar
    4. Ok, perdón JoanCG. Tiene usted, razón. El meollo de la cuestión es otro. Lo que pasa es que personalmente me gusta la matemática y no pude resistir la tentación de hacer un comentario sobre una cuestión más bien secundaria.

      Eliminar
    5. Que bueno verte de nuevo, aunque lo mio no sea la matemáticas.

      Estoy de acuerdo que de abusadores hay una gama dentro de todo mundo, no se espera menos entre católicos, penosamente, claro esta.

      Eliminar
    6. JoanCG, releyendo su comentario me parece captar cierta ironía. Repito que estoy de acuerdo con lo que dice el padre Fortea. ¿Usted no? Pareciera que lo acusa de querer justificar errores de la Iglesia. ¿O me equivoco?

      Eliminar
    7. Si Niulca, los abusadores existen en todos los ámbitos, pero según los datos que presenta el padre, la prevalencia (proporción) de abusadores entre los sacerdotes católicos es mucho menor que en el resto de la población. Lo cual me parece que es punto a favor de la Iglesia importante y que casi nunca se menciona en los medios.

      Eliminar
    8. JoanCG como que leyó con prisas el primer párrafo del post, y no le culpo, está muy denso para andar con prisas.

      De acuerdo contigo Marcelo, el padre Loring decía que la gente se escandalizaba justo porque era raro que ocurriera esto entre clérigos, es decir, no es el grueso donde más se ve el problema pero si el más mediático, por intereses creados.

      Negar esto, es también querer ver en forma subjetiva la realidad.

      Y me voy más allá...¿Porque sigue existiendo y en demasía el abuso sexual?

      cuando se supone que somos una sociedad más civilizada y moderna...

      Eliminar
    9. No es que los justifique, es que no se entera. Benedicto afrontó el problema y Francisco continua el trabajo, lento pero seguro.
      Otra cosa es que los resultados lleguen a todas partes por igual.

      Por qué Benedicto lo dejó?
      Por qué Francisco es tan ferozmente criticado "desde dentro"?
      Pues eso y por eso, entre otras cosas. Creo.

      Y yo me lo miro desde fuera, porque no soy creyente, pero vivo también en el planeta Tierra y me interesa lo interesante.

      Un placer leerte, Marcelo.

      Eliminar
    10. Y lo digo como sociedad, no solo como iglesia.

      Y mi respuesta es porque esta sociedad hace de las personas victimas potenciales de depredadores.

      Está estudiado que el depredador no "escoge" a su victima al azar, la estudia, por lo general son seres indefensos que no cuentan con ayuda inmediata ni la protección que quienes deberían cuidarles.

      Eliminar
    11. Muchas gracias JoanCG. Deberías probar ser "creyente" es una cuestión de decisión. A mí me cambió la vida para bien.

      Si Niulca, estoy de acuerdo contigo. En nuestra sociedad moderna existe una exaltación del placer sexual que posiblemente es mayor que nunca.

      Eliminar
    12. Esta claro Marcelo, hay que ver el porcentaje de sacerdotes pederastas y compararlo con el porcentaje de profesores, y otros colectivos que trabajen con niños.

      No quise decirlo porque pensé que era una astucia del padre Fortea para que los hechos se viesen desde otra perspectiva y pareciesen menos importantes.

      Pero no tiene sentido ver el porcentaje de curas pedofilos por población católica.

      A no ser que tu objetivo sea quitar el miedo a los padres.

      Porque cuando lees los 300 de del informe de Pennsylvania, da miedo, verdadero miedo, no me sorprendería que algunos padres no quisiesen acercar a sus hijos a la Iglesia.

      Todo es lamentable, y triste.


      Pero Dios está con nosotros y saldremos adelante, más íntegros, más Santos nunca.

      Nada ni nadie nos separará del amor de Dios.

      Eliminar
    13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    14. Bak, dices: "A no ser que tu objetivo sea quitar el miedo a los padres."

      pues opino que un padre más bien debería de temer el no enseñar a su hijo a como defenderse, a saber que no esta solo y que puede buscar ayuda ante situaciones de trato inadecuado de abusadores.

      Eliminar
  6. Wow! Estoy impresionada, este post es magistral.

    Ayer, precisamente estaba pensando lo de las estadísticas justamente la parte de la que usted habla sobre contextualización y sacaba cuentas número de casos por año, pero sólo era un ejercicio mental informal nada tan detallado como usted lo presenta aquí. Apasionante este caso. Tendré que informarme más detalladamente.

    Mis respetos 🌹🐞🐝🐏

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meditando más creo que es más productivo para nosotros los fieles orar y ayunar con más ahínco por nuestros pastores para su santificación y en general por la Iglesia Católica. Rezar por todos los afectados para que Dios restaure sus corazones y puedan perdonar. Que los culpables de tan abominables actos sean condenados.

      Yo me quedaré con la información que usted da en el post. Eso me basta y sobra.

      Eliminar
  7. https://dolartoday.com/entrevista-de-impacto-padre-fortea-en-venezuela-deberia-hacerse-un-exorcismo-magno/

    ResponderEliminar
  8. Es innegable que existen casos de pederastia cometidos por sacerdotes, y por vendedores de zapatos, meteorólogos, etc.

    En caso de que vayan a ser denunciados muchos casos de pederastia en fechas próximas, que afectasen a miembros de determinadas élites, quedaría manifiesta la posibilidad de que los casos relacionados con miembros de la Iglesia, estuviesen encuadrados dentro de una campaña política.

    Por otro lado la Justicia USA a pesar de sus muchos defectos, tiene la característica casi exclusiva de ser absolutamente independiente de los otrod poderes del Estado

    ResponderEliminar
  9. https://www.youtube.com/watch?v=m65jhGwtWrg

    que Dios nos mande una botella para abrirla

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Plenamente de acuerdo con el padre Fortea.
    Da la impresión que si no fuera por los abusos del sacerdocio, el mundo sería perfecto.
    Cuando se pillase o juzgase a un abusador deberían indicar el gremio profesional al que pertenece, para luego poder publicar una estadística fiable y poder comparar por grupos, tal como apunta Anselmo.
    ¿Algún gremio saldría libre de culpa?
    El que esté libre de pecado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  12. http://www.dailyitem.com/download-the-catholic-diocese-grand-jury-report-here/pdf_e1159302-9ff3-11e8-a970-33505c20a2a3.html

    ResponderEliminar
  13. Mi forma de ver el "Informe"del Informe esta en Mateo 18,6.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, aquí el Evangelio no se veta, ni se veta a nadie.

      Solo se veta a los maleducados, osea q ! cuidado !

      Eliminar
  14. Por internet también circulan noticias de sacerdotes que han dado su vida por salvar a niños de la muerte. O de sacerdotes mayores que han sufrido en sus carnes acusaciones infundadas de pederastia.

    ResponderEliminar
  15. También dice el informe:

    “the bishop […] appeared before us in person. His testimony impressed us as forthright and heartfelt.”

    «el obispo […] apareció ante nosotros en persona. Su testimonio nos impresionó como franco y sincero.»


    El obispo (que se llama Persico) debe haner sido increiblemente virtuoso para aguantar ir a hablar con los del ‘grand jury’ y respondido a sus torticeras preguntas en vez de haberse indignado y quejado de que a ver a qué venía ahora esta investigación histórica y acoso difamatorio generalizado a la Iglesia.

    De hecho la increible virtud evangélica del obispo es patente en la web de su diócesis, que hastq publican ellos mismos el informe (!!) ¿¡Quién hace eso!? Imita a Cristo dejando que cometan injusticias contra él, sin defenderse.

    Web de la diócesis:
    https://www.eriercd.org

    Declaraciones del obispo:
    https://www.eriercd.org/Bishop-Persicos-statements.html

    Lectura de la carta del obispo preparando a los fieles de la diócesis sobre cómo encajar el informe:
    https://www.youtube.com/watch?v=LYbYcy4hrfI&t=40s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. En el año 2004 la Iglesia ya publicó el famoso John Jay Report (Informe John Jay) sobre “The Nature and Scope of the Problem of Sexual Abuse of Minors by Catholic Priests and Deacons in the United States” («La naturaleza y el alcance del problema del abuso sexual de menores por sacerdotes y diáconos católicos en los Estados Unidos») que informaba y revelaba sobre todos estos casos desde 1950. Y en 2002 la Iglesia ya habia adoptado el “Charter for the Protection of Children and Young People” («Carta —normas— para la Protección de Niños y Jóvenes»).

      Este informe del Gran Jurado no hace mucho más que repetir aquello, pero ahora 14 años después. ¿Con qué utilidad? En mi opinión este nuevo “informe” hace más daño aún a las víctimas, una vez más manipuladas y abusadas (usadas) para su propio vicio y beneficio por quienes los tienen que proteger y guiar (en aquellos años 1950-2002 por la Iglesia y ahora por los gobiernos).

      Eliminar


  16. Pienso que el celibato es un tesoro que la Iglesia latina debe preservar. Ayer supe que la pederastia no es un problema precisamenre católico, ni de los curas, aunque en nosotros sea una agravante muy agravante. Cien curas condenados en USA son muchos, pero qué decir de los quinientos pastores protestantes y de los cinco mil profesores de Educación Física o monitores deportivos también condenados. Noventa curas acusados de pederastia en Alemania son muchos, pero si tenemos en cuenta las doscientos diez mil acusaciones de pederastia en ese país somos un caso de cada dos mil quinientos, lo que indica que vivimos en una sociedad muy enferma, porque doscientos diez mil casos son muchos y más sin tener en cienta los no denunciados. En España la Ley del aborto en su aspecto de educación sexual favorece la pederastia, por lo que creo que los que critican a los curas pero favorecen la Ley del aborto y su apología de la pederastia (la educación sexual hay que darla según la perspectiva de género)lo mejor que pueden hacer, si les queda un mínimo de decencia es callarse,pero es evidente que estamos ante una campaña mundial de difamación.La receta para observar el celibato sacerdotal es una sola palabra: rezar. Un saludo Pedro Trevijano. 18/03/2010 1:38 PM

    Infocatolica.com

    ResponderEliminar
  17. Yo, don José Antonio, tras leer su artículo de hoy, repito lo que dije ayer: rezo a Dios para que pulverice los mecanismos de poder y los infames medios de (in)comunicación de toda esa "mafia" anticatólica, en Usa y en el resto del mundo, que se dedica a ganar dinero y poder y a divertirse, a costa de atacar a la Iglesia. No tengo más que decir.

    ResponderEliminar
  18. Hablando de las persecuciones que ha tenido y tiene en la actualidad la iglesia, comparto una frase de San Agustín:

    “Existe una persecución de los impíos, que ellos ejercen contra la Iglesia de Cristo; también una persecución justa, que la Iglesia ejerce contra los impíos.”

    ResponderEliminar
  19. sacerdote Felipe Berríos: "Los obispos no entienden lo que está pasando en la cultura chilena"

    https://www.youtube.com/watch?v=OjaNDfpZcBI

    ResponderEliminar
  20. SACERDOTE Felipe Berríos opina sobre miembros de la iglesia / Capítulo 23

    https://www.youtube.com/watch?v=MdUrWEVa3Ck

    ResponderEliminar
  21. Padre muy buenos números...

    Que asunto tan serio y delicado, veo como en toda organización hay dificultades, pero es cierto por ser la iglesia duele mas, no sabemos donde nos llevaran estas situaciones tan llenas también de mala intención por parte del acusador, como ya lo mencionaron antes.

    Como me gustaría que sacaran también el esfuerzo que se viene dando desde hace algunos años por denunciar y castigar estos casos tan dolorosos.

    Es correcto, hay muchas persona heridas por estos casos y otros delitos quiza mayores, pero el fuerte ahora es la pedofilia, yo sigo pensando y sigo teniendo fe en que todas situaciones por las que atraviesa la iglesia van a acabar, quiza no veamos esto pero se que se dará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra, es muy triste, pero aún lo más terrible trae cosas positivas, el padre Dani dice que de ahora en más la iglesia vivirá con ese estigma...pero...¿Que hace Dios con los estigmas más que purificar?

      yo creo que cosas buenas han de venir, como ser más celosos con muchas cosas en adelante.

      Por cierto, gracias por el link sobre los accidentes con la comunión, estaba excelente.

      Eliminar
    2. si, los estigmas también reflejan la cercanía de la amada con el amado, la iglesia con Jesús es esto pienso, hay una canción bella de una religiosa, se llama mi elegida, habla de los dolores que pasan las alamas entre mas cerca están de Dios, en este caso con la pedofilia parece totalmente al contrario, pero Dios sabrá sacar lo bueno de esto.
      Con mucho gusto ojala te haya podido ayudar un poco con el articulo.

      Eliminar
    3. obviamente pienso en las almas victimas de los abusos, almas heridas, y las que son escandalizadas por esto.

      Eliminar
    4. Si, las victimas han de ser atendidas y responder por el daño.

      En cuanto al articulo, si me fue de ayuda, tengo que verificar eso de que hay una pileta con desagüe a tierra para lavar estos accidentes. jaja

      Eliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Comparto lo del oportunismo electoral. Pero estadísticamente 300 sobre un total de 2509 sacerdotes es un 12%.Es alta la cifra. Sin contar los encubridores. El encubrimiento es un cáncer moral en este caso.
    El total de sacerdotes está publicado en https://www.pacatholic.org/resources/pa-catholic-statistics/

    ResponderEliminar
  24. Padre, no se ponga triste, Jesus dijo " Yo he Vencido al Mundo"

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Y de la legalización de la pedofilia en Francia, que se sabe?
    http://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=32847
    Cambiando de tema, hace un par de días salió en un periódico de Venezuela un artículo sobre el Padre Fortea.
    http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/conozca-padre-que-asegura-que-venezuela-necesita-exorcismo-magno_248209
    Espero que se tenga en cuenta su propuesta de realizar un exorcismo Magno a la nación. De momento ya intentaron el magnicidio, pero no funcionó.

    ResponderEliminar
  27. Dios mío, cada uno entiende según sus prejuicios. Es como la Torre de Babel.

    ResponderEliminar
  28. Padre Fortea, ayer miraba la TV un poco en un programa que le gusta más a mi hijo que a mí, es un programa de análisis político (no pregunte porque le gusta eso a un niño de 12 años) pero que en los viernes en particular invitan a algún personaje que sobresalga en alguna área y le preguntan sus 3 películas preferidas, yo solo alcance a ver qué decía de dos de sus películas.

    Me dio mucha risa la casualidad, a ese personaje le gustaba la de Becket o conocida como El honor de Dios y una de Winston Churchill El de las horas más oscuras, de alguna manera esas dos películas se unían en ciertas situaciones.

    De alguna forma también las tramas le encontraron un eco a la situación actual de la Iglesia Católica y los poderes políticos.

    Bueno a parte de comentar esto, como peculiaridad diré que después de tantos años voy a buscar esa película y verla al fin.

    ResponderEliminar
  29. Con respecto al tema:

    Se trata de anular a la Iglesia católica, de destruirla desde dentro, de minar la confianza social en ella, de arrancar a los jóvenes de la Iglesia. Se trata también de provocar un fracaso absoluto del pontificado del papa Bergoglio, de su reforma y de los cardenales que le apoyan. Los enemigos externos de la Iglesia y los enemigos internos del papa trabajan convergentemente buscando cada uno su propio fin.

    Es bueno q las tinieblas salgan a la luz.

    ResponderEliminar
  30. El siguiente criterio moral...

    "También puede reconocer con sinceridad y honestidad aquello que, por ahora, es la respuesta generosa que se puede ofrecer a Dios (...)"

    "Por creer que todo es blanco o negro a veces cerramos el camino de la gracia y del crecimiento, y desalentamos caminos de santificación que dan gloria a Dios".

    ¿se aplica sólo al adulterio, o es posible también en otros pecados del sexto mandamiento como la pederastia o los actos homosexuales?

    ResponderEliminar
  31. Catequesis del Papa. La Esperanza

    Los dos peregrinos de Emaús cultivaban sólo una esperanza humana, que ahora se hacía pedazos. Esa cruz izada en el Calvario era el signo más elocuente de una derrota que no habían pronosticado. Si de verdad ese Jesús era según el corazón de Dios, deberían concluir que Dios era inerme, indefenso en las manos de los violentos, incapaz de oponer resistencia al mal.

    Así, esa mañana de ese domingo, estos dos huyen de Jerusalén. En sus ojos todavía están los sucesos de la pasión, la muerte de Jesús; y en el ánimo el penoso desvelarse de esos acontecimientos, durante el obligado descanso del sábado. Esa fiesta de la Pascua, que debía entonar el canto de la liberación, en cambio se había convertido en el día más doloroso de sus vidas. Dejan Jerusalén para ir a otra parte, a un poblado tranquilo. Tienen todo el aspecto de personas intencionadas a quitar un recuerdo que duele. Entonces están por la calle y caminan. Tristes. Este escenario – la calle – había sido importante en las narraciones de los evangelios; ahora se convertirá aún más, desde el momento en el cual se comienza a narrar la historia de la Iglesia.

    El encuentro de Jesús con esos dos discípulos parece ser del todo casual: se parece a uno de los tantos cruces que suceden en la vida. Los dos discípulos caminan pensativos y un desconocido se les une. Es Jesús; pero sus ojos no están en grado de reconocerlo. Y entonces Jesús comienza su “terapia de la esperanza”. Y esto que sucede en este camino es una terapia de la esperanza. ¿Quién lo hace? Jesús.

    Sobre todo pregunta y escucha: nuestro Dios no es un Dios entrometido. Cuántas veces en la vida hemos esperado, cuántas veces nos hemos sentido a un paso de la felicidad, y luego nos hemos encontrado por los suelos decepcionados. Pero Jesús camina: Jesús camina con todas las personas desconsoladas que proceden con la cabeza agachada. Y caminando con ellos, de manera discreta, logra dar esperanza.

    Jesús les habla sobre todo a través de las Escrituras. Quien toma en la mano el libro de Dios no encontrará historias de heroísmo fácil, tempestivas campañas de conquista. La verdadera esperanza no es jamás a poco precio: pasa siempre a través de la derrota. La esperanza de quien no sufre, tal vez no es ni siquiera eso. A Dios no le gusta ser amado como se amaría a un líder que conduce a la victoria a su pueblo aplastando en la sangre a sus adversarios. Nuestro Dios es una farol suave que arde en un día frío y con viento, y por cuanto parezca frágil su presencia en este mundo, Él ha escogido el lugar que todos despreciamos.

    Es un encuentro rápido, el de Jesús con los discípulos de Emaús. Pero en ello está todo el destino de la Iglesia. Nos narra que la comunidad cristiana no está encerrada en una ciudad fortificada, sino camina en su ambiente más vital, es decir la calle. Y ahí encuentra a las personas, con sus esperanzas y sus desilusiones, a veces enormes. La Iglesia escucha las historias de todos, como emergen del cofre de la conciencia personal; para luego ofrecer la Palabra de vida, el testimonio del amor, amor fiel hasta el final. Y entonces el corazón de las personas vuelve a arder de esperanza. Todos nosotros, en nuestra vida, hemos tenido momentos difíciles, oscuros; momentos en los cuales caminábamos tristes, pensativos, sin horizonte, sólo con un muro delante. Y Jesús siempre está junto a nosotros para darnos esperanza, para encender nuestro corazón y decir: “Ve adelante, yo estoy contigo. Ve adelante”

    El secreto del camino que conduce a Emaús es todo esto: también a través de las apariencias contrarias, nosotros continuamos a ser amados, y Dios no dejará jamás de querernos mucho. Dios caminará con nosotros siempre, siempre, incluso en los momentos más dolorosos, también en los momentos más feos, también en los momentos de la derrota: ahí está el Señor. Y esta es nuestra esperanza: vayamos adelante con esta esperanza, porque Él está junto a nosotros caminando con nosotros. Siempre.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Dios esta permitiendo que los pecados del clero salgan a la luz , porque esta purificando su iglesia.
    Dios quiere que quede u grupito pequeño de sacerdotes pero que sean ssntos.

    ResponderEliminar
  34. Algunas personas se ponen disgustadas por estas denuncia de pedofilia en los sacerdotes y obispos; y argumentan que porque las victimas no denunciaron estos delitos de algunos miembros del clero desde hace 70 años cuando sucedieron estos hechos , pero es que las victimas no podian denunciar porque no tenian el apoyo ni de sus familias mucho menos de las autoridades , hace 70 años un sacerdote , un obispo eran considerados santos por todos los fieles , se les idealizaba .Si hoy en dia siglo xxi , todavia hay personas que los defiendenden ya sea por buena fe o porque estan haciendo lo mismo , hace 70 años era imposible hacer esta clase de denuncias.
    Hoy en dia siglo xxi se estan es cumpliendo las escrituras .Jesus dijo que al final de los tiempos cuando estuviera proxima su segunda venida su iglesia iba a pasar por una dura prueba que sacudiria la fe de muchos y pregunto "HABRA FE CUANDO YO VUELVA?".
    Vamos a seguir viendo muchas cosas abrumadoras que haran que muchos pierdan la fe en Dios.por eso Dios prometio que acortaria esos dias de tribulacion porque si no lo hacia se perderian hasta los mismos elegidos.

    ResponderEliminar
  35. Consider the statistics: In accordance with a requirement of President Bush's No Child Left Behind Act, in 2002 the Department of Education carried out a study of sexual abuse in the school system.

    Hofstra University researcher Charol Shakeshaft looked into the problem, and the first thing that came to her mind when Education Week reported on the study were the daily headlines about the Catholic Church.

    "[T]hink the Catholic Church has a problem?" she said. "The physical sexual abuse of students in schools is likely more than 100 times the abuse by priests."


    Nota en:
    https://www.cbsnews.com/news/has-media-ignored-sex-abuse-in-school/

    (traducción)

    Considere las estadísticas: de acuerdo con un requisito de la Ley No Child Left Behind del Presidente Bush, en 2002 el Departamento de Educación llevó a cabo un estudio de abuso sexual en el sistema escolar.

    La investigadora de la Universidad de Hofstra Charol Shakeshaft investigó el problema, y lo primero que le vino a la mente cuando Education Week informó sobre el estudio fueron los titulares diarios sobre la Iglesia Católica.

    "¿Cree que la Iglesia Católica tiene un problema?" ella dijo. "El abuso sexual físico de los estudiantes en las escuelas es probablemente más de 100 veces más a el abuso por parte de los sacerdotes".


    Estados Unidos ya tiene tiempo con un problema de pederastia. Hasta una ley ha creado que ha resultado ineficaz según los últimos casos. Como puse antes la declaratoria del padre Di Noto La Iglesia no es una multinacional de sacerdotes pedófilos, el problema es global

    ResponderEliminar