jueves, abril 18, 2019

Sugerencias de los que entran en este "lugar"


Os pido que, en la sección de comentarios de este post, me deis ideas y sugerencias para las homilías de hoy Jueves Santo, del Viernes Santo y del día de Pascua. Os aseguro que leeré con sumo interés. Quizá para hoy ya no dé tiempo para la homilía de la tarde, pero sí para las de los próximos días. Leeré los comentarios no solo hoy, sino también mañana y pasado. Os pido esto porque, en el pasado, siempre que he pedido sugerencias, me ha resultado muy provechoso. Gracias.

51 comentarios:

  1. Querido padre Fortea! Dios lo bendiga! Si me permite colocaré un post de mi blog que le puede ser útil. Espero lo pueda leer.

    https://tanbelloqueduele.blogspot.com/2019/04/la-introspeccion-de-dios.html

    No puedo copiar y pegar el contenido ya que es muy largo y en los comentarios de blogger no me deja.

    Saludos querido padre!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez algún colaborador suyo le pueda acercar mi pensamiento o algún comentarista. No lo veo al padre entrando a mi blog ja! Saludos!!

      Eliminar
  2. Pues ya que nos pregunta opinión ..yo le sugiero sobre la Misericordia de Dios.
    Creo que todos seguimos teniendo un poco en el insconciente ese mal "miedo" a Dios. Y para nuestro propio bien y pese a todas nuestros podredumbres internas el que nos repitan que Dios es Bueno, que su Misericordia es Infinita, que no se cansa de nosotros aunque metamos la pata una y otra vez.... ese tipo de predicación creo que hace mucho bien.

    ResponderEliminar
  3. Podría hablar usted sobre la muerte.

    Como el cura Virgen de 27 años de gran Torino.

    "La muerte es agridulce, agria por el fin de la vida y dulce por la promesa de la salvación".

    O también puede tirar de un clásico y hablar de como hoy hace no se cuantos tropecientos años Jesús instituye la Eucaristía.

    ResponderEliminar
  4. Creo que de lo más importante para hablar hoy y mañana es del Amor, con mayúsculas, del Amor de Cristo a la Humanidad y del Amor como vía de redención, como el sentimiento más sublime del género humano.
    Buena Semana Santa a todos y todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también siento que este es el centro del Triduo Pascual: el Amor es lo que redime.

      Eliminar
  5. No sé si es un tema apropiado, podría hablar sobre el Via Crucis.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Mire Fortea, las homilías del Jueves Santo son todas muy buenas, pero los temas sobre los que se hacen estas homilías están muy trillados, al final todos hablan de lo mismo: la Cruz; la ciencia de la Cruz; Edith Stein y la ciencia de la Cruz, etc… Hablar mucho de un tema, por bueno que éste sea, hace que se pierda el interés por el tema, porque llega un momento que determinados vocablos ya no dicen nada, hipertrofia por hiper-uso; queda adulterado su verdadero significado. Por ejemplo, si utilizamos mucho la palabra “amor”, y lo utilizamos en todo, puede que desvirtuemos su verdadero significado, y con el tiempo, no nos diga casi nada.

    A mí me parece un buen tema, hablar de la figura de Judas Iscariote. ¿Qué pasó por la cabeza de Judas, para que uno de los Doce pueda traicionar al Maestro? En alguna parte he leído que Jesús y el discípulo Juan rezaron mucho por Judas Iscariote, y aún así… Jesús tuvo amigos que el Ev. los presenta como pecadores, y sin embargo, su conversión fue efectiva, véase a María Magdealena, y a San Pablo, etc… ¿por qué no pudo ser con Judas? Ya sabemos que Dios respeta la libertad humana, pero ¿por qué Judas Isacriote no pudo dar el salto? También me interesa mucho la figura de María Magdalena, todos pecadores, pero también fue pecador el apóstol Pedro, el primer Papa, hasta que después de haberle negado tres veces, se sintió mirado por Jesús.

    Feliz Eucaristía de la Cena de Señor en este día de Jueves Santo, que Dios reparta sus gracias y nos bendiga.

    ResponderEliminar
  8. Pequeño inciso:

    "Como las maracas de Machín.
    Los perfectos ni en sueños profundos".
    ______________

    Así pensaba hasta hace dos semanas aproximadamente, pero los perfectos existen ya en este mundo, lo he podido ver con mis propios ojos. Que la perfección es difícil para el común de los mortales, por supuesto, pero con la gracia de Dios para algunos no es imposible si no posible.

    A raíz de ver a los perfectos, he pensado en poco tiempo, mucho en este tema, y creo que me he dado cuenta, que esto de la santidad hay que tomarlo muy en serio. Hay que trabajar, y trabajar duro. Si se hace así podemos conseguirlo, si no se hace así, veremos pasar los años por nuestra ventana, y nosotros seremos los mismos, pero con más arrugas.

    ResponderEliminar
  9. Genial! a mi me gustaría que hablara de la pureza de Dios padre y el como Jesús es mediador entre él y nosotros.

    Porque verá usted, leí sobre que Dios había abandonado a Jesús en la cruz porque en ese momento Jesús "en su humanidad" cargaba con todos los pecados de la humanidad y Dios no puede convivir con aquello que es impuro...

    no se...creo que ahí hay un cabo suelto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cabo es q no entendemos q Dios pueda morir para salvarnos.
      Que EL no tiene "asco" de tus pecados. No entendemos su misericordia. En Cristo lo impuro se hace puro para abrirnos de nuevo el Camino al Paraiso.

      EL AMOR GRATIS, INCONDICIONAL.

      Dios su Amado Padre mata en su Hijo los pecados tuyos y míos para poder ser uno con Cristo.
      Es díficil entender q te regalan la salvación, un Dios q carga con tus pecados por la muerte de su HIJO.
      ALELUYA. VIENE EL SEÑOR!

      Eliminar
    2. mmm...si "en Cristo lo impuro se hace puro", entonces eso que dije no es correcto y Dios nunca le abandonó por eso, solo guardo silencio...

      Eliminar
  10. Viernes Santo

    Pero he aquí la reflexión, la «revelación»! Asistimos al surgimiento de la fe en su «estado naciente».

    ¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba y nuestros dolores los que soportaba! Nosotros le tuvimos por azotado, herido de Dios y humillado. Él ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras culpas. Él soportó el castigo que nos trae la paz, y con sus cardenales hemos sido curados.

    Para comprender lo que sucede en este momento en la multitud, volvamos a pensar en lo que ocurre cuando la profecía se hace realidad. Por algo de tiempo, después de la muerte de Cristo, la única certeza sobre Él era que había muerto, y muerto en la cruz; que era «el maldito de Dios» porque estaba escrito: «Maldito todo el que está colgado de un madero» (Cf. Dt 21, 23; Ga 3, 13). Vino el Espíritu Santo, «convenció al mundo de pecado» y he aquí que brota la fe pascual de la Iglesia: «¡Cristo murió por nuestros pecados!» (Cf. Rm 4, 25); «Él, sobre el madero, llevó nuestros pecados en su cuerpo» (1 P 2, 24).

    Nadie puede ser situado en el lugar del Siervo; por un lado está él, por otro «todos nosotros».

    Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno marchó por su camino, y Yahveh descargó sobre Él la culpa de todos nosotros.

    El profeta mismo que escribe se sitúa dentro de ese «nosotros». ¿Cómo se puede pensar que el Siervo sea una colectividad, un pueblo, si es justamente por los pecados de “su” pueblo que él es golpeado hasta la muerte (Cf. Is 53, 8)? El apóstol Pablo despejará toda duda al respecto: «Tanto judíos como griegos, están todos bajo el pecado… No hay diferencia alguna; todos pecaron y están privados de la gloria de Dios» (Rm 3,9.22-23).

    La Biblia conoce un criterio privilegiado para distinguir la verdadera de la falsa profecía: su cumplimiento. Es verdadera profecía la que se verificará, falsa profecía la que no tendrá cumplimiento (Cf. Dt 18, 21 s; Jr 28, 9). ¿Pero dónde, cuándo o en quién, se ha llevado a cabo lo que se dice de este Siervo de Dios? ¿No se puede pensar que el profeta hable de sí o de algún personaje del pasado, sin reducir todo el canto a un conjunto de piadosas exageraciones?

    ResponderEliminar
  11. En qué desconocido personaje del tiempo se ha realizado “la cosa inaudita” que aquel narra? ¿Dónde están las multitudes justificadas y los reyes que cierran su boca? ¿De qué persona, fuera de Cristo, miles de millones de seres humanos dicen, sin vacilación, desde hace veinte siglos: “¡Él es mi salvación!” “¡Por sus llagas he sido sanado!”?

    Retoma la palabra Dios: Por las fatigas de su alma, verá luz, se saciará. Por su conocimiento justificará mi Siervo a muchos y las culpas de ellos él soportará.

    La mayor novedad, en todo el canto, no es que el Siervo permanezca como cordero manso y no invoque justicia y venganza de Dios, como hacían Job, Jeremías y muchos salmistas. La novedad mayor es que ni siquiera Dios trata de vengar al Siervo y hacerle justicia. Es más, la justicia que Él hace al Siervo no consiste en castigar a los perseguidores, sino en salvarlos; ¡no en hacer justicia a los pecadores, sino en hacer justos a los pecadores! «Justificará mi Siervo a muchos».

    Este es el hecho «nunca oído» que el apóstol Pablo vio realizado en Cristo y proclama triunfalmente en la Carta a los Romanos: «Todos pecaron y están privados de la gloria de Dios, y son justificados por el don de su gracia en virtud de la redención realizada en Cristo Jesús» (Rm 3, 24-25).

    Persiste, es cierto, una sombra oscura sobre la actuación de este Dios. «El Señor ha querido abatirlo con dolores». Nos horrorizamos ante el pensamiento de un Dios que «se complace» con hacer sufrir a su propio Hijo y, en general, a cualquier criatura. ¡No ha querido el medio, sino el fin! No el sufrimiento del Siervo, sino la salvación de muchos. «Non mors placuit sed voluntas sponte morienti», explica San Bernardo [1]; no le complace la muerte del Hijo, sino su voluntad de morir espontáneamente para la salvación del mundo.

    Por eso le daré su parte entre los grandes Y con poderosos repartirá despojos,
    ya que indefenso se entregó a la muerte y con los rebeldes fue contado, cuando él llevó el pecado de muchos, e intercedió por los rebeldes.

    Esto es lo que le ha agradado verdaderamente a Dios, lo que Él hizo con sumo gozo.

    Rainiero Cantalamessa

    ResponderEliminar
  12. Por eso en la noche de Pascua (Q pasa el Señor) tu pecado puede quedar pisoteado y ser libre como lo fueron los hebreos del Faraón.

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Pater está lectura es mi joya.
    De una
    antigua Homilía sobre el santo y grandioso Sábado

    żQué es lo que pasa? Un gran silencio se cierne hoy
    sobre la tierra; un gran silencio y -una gran soledad. Un
    gran silencio, porque el Rey está durmiendo; la tierra
    está temerosa y no se atreve a moverse, porque el Dios
    hecho hombre se ha dormido y ha despertado a los que
    dormían desde hace siglos. El Dios hecho hombre ha
    muerto y ha puesto en movimiento a la región de los
    muertos.
    En primer lugar, va a buscar a nuestro primer pa-
    dre, como a la oveja perdida. Quiere visitar a los que
    yacen sumergidos en las tinieblas y en las sombras de
    la muerte; Dios y su Hijo van a liberar de los dolores
    de la muerte a Adán, que está cautivo, y a Eva, que está
    cautiva con él.
    El Seńor hace su entrada donde están ellos, llevando
    en sus manos el arma victoriosa de la cruz. Al verlo,
    Adán, nuestro primer padre, golpeándose el pecho de
    estupor, exclama, dirigiéndose a todos: «Mi Seńor está
    con todos vosotros.» Y responde Cristo a Adán: «Y con
    tu espíritu.» Y, tomándolo de la mano, lo levanta, di-
    ciéndole: «Despierta, tú que duermes, y levántate de
    entre los muertos y te iluminará Cristo.
    Yo soy tu Dios, que por ti me hice hijo tuyo, por ti
    y por todos estos que habían de nacer de ti; digo, ahora,
    y ordeno a todos los que estaban en cadenas: "Salid",
    y a los que estaban en tinieblas: "Sed iluminados", y a
    los que estaban adormilados: "Levantaos."
    Yo te lo mando: Despierta, tú que duermes; porque
    yo no te he creado para que estuvieras preso en la re-
    gión de los muertos. Levántate de entre los muertos;
    yo soy la vida de los que han muerto. Levántate, obra
    de mis manos; levántate, mi efigie, tú que has sido
    creado a imagen mía. Levántate, salgamos de aquí; por-
    que tú en mí y yo en ti somos una sola cosa.
    Por ti, yo, tu Dios, me he hecho hijo tuyo; por ti,
    siendo Seńor, asumí tu misma apariencia de esclavo;
    por ti, yo, que estoy por encima de los cielos, vine a la
    tierra, y aun bajo tierra; por ti, hombre, vine a ser
    como hombre sin fuerzas, abandonado entre los muer-
    tos; por ti, que fuiste expulsado del huerto paradisíaco,
    fui entregado a los judíos en un huerto y sepultado en
    un huerto.
    Mira los salivazos de mi rostro, que recibí, por ti,
    para restituirte el primitivo aliento de vida que inspiré
    en tu rostro. Mira las bofetadas de mis mejillas, que
    soporté para reformar a imagen mía tu aspecto deterio-
    rado. Mira los azotes de mi espalda, que recibí para
    quitarte de la espalda el peso de tus pecados. Mira mis
    manos, fuertemente sujetas con clavos en el árbol de la
    cruz, por ti, que en otro tiempo extendiste funestamen-
    te una de tus manos hacia el árbol prohibido.
    Me dormí en la cruz, y la lanza penetró en mi cos-
    tado, por ti, de cuyo costado salió Eva, mientras dor-
    mías allá en el paraíso. Mi costado ha curado el dolor
    del tuyo. Mi sueńo te sacará del sueńo de la muerte. Mi
    lanza ha reprimido la espada de fuego que se alzaba
    contra ti.
    Levántate, vayámonos de aquí. El enemigo te hizo
    salir del paraíso; yo, en cambio, te coloco no ya en el
    paraíso, sino en el trono celestial. Te prohibí comer del
    simbólico árbol de la vida; mas he aquí que yo, que soy
    la vida, estoy unido a ti. Puse a los ángeles a tu servicio,
    para que te guardaran; ahora hago que te adoren en
    calidad de Dios.
    Tienes preparado un trono de querubines, están dis-
    puestos los mensajeros, construido el tálamo, prepara-
    do el banquete, adornados los eternos tabernáculos y
    mansiones, a tu disposición el tesoro de todos los bie-
    nes, y preparado desde toda la eternidad el reino de los
    cielos.»

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. "Levántate, salgamos de aquí"

    (del pecado)

    ResponderEliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  19. ¿Homilías para el Triduo Pascual? Se podría hacer contemplación del Thronum Gratiae, con el Padre acogiendo al Hijo crucificado y el Espíritu envolviéndolo todo. La Trinidad en ese momento. Un Trono de MISERICORDIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. La Santísima Trinidad cambiaría en algo después de q la segunda Persona se hiciera hombre?

      Eliminar
    3. Se me ocurre q al volver el Hijo Único por el valor de su Sacrificio recuperó numerosos hijos nuevos adoptivos.

      Bueno ya lo dice la Biblia LA REDENCIÓN.

      Eliminar
    4. Se me ocurre q al volver el Hijo Único por el valor de su Sacrificio recuperó numerosos hijos nuevos adoptivos.

      Bueno ya lo dice la Biblia LA REDENCIÓN.

      Eliminar
    5. La Santísima Trinidad cambiaría en algo después de q la segunda Persona se hiciera hombre?

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    7. Sí, la kenosis de la divinidad: vaciamiento, anonadamiento, abajamiento.

      La cruz es una automanifestación trinitaria. A más ocultamiento divino, más aparece el amor. Dios se esconde y aparece la debilidad. Amar «hasta el extremo» es convertirse (libre y voluntariamente) en impotencia, fragilidad. Es la EXALTACIÓN DEL AMOR (“El Siervo sufriente y exaltado”). Es lo más opuesto a la naturaleza caída (egoista) humana.

      La Santísima Trinidad se manifiesta sometiéndose a merced humana. Se ve el Plan de Salvación del Padre (para nosotros misterioso designio), amor del Hijo al Padre, y el Espíritu que crea comunión de Amor trinitario.

      Así (como parte de ese Plan) se posibilita el perdón, la comunión, y que conozcamos al Padre (que conozcamos el Amor).

      Eliminar
    8. «Cristo Jesús, aunque existía en forma de Dios, no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse, sino que se despojó a sí mismo tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres. Y hallándose en forma de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo».

      (Filipenses 2:5b-9a)

      Eliminar
  20. Apreciado Padre Fortea, hablando con mi madre, seria el tema de la "Paz" ya que hay mucha hiper-violencia en todo el mundo.
    Que tenga una buena salud y lucidez.

    ResponderEliminar
  21. Querido Padre Fortea, creo que últimamente se habla poco y, probablemente, se cree poco en la resurrección de la carne. Me parece una parte cardinal de nuestra fe.

    Muchas gracias por su blog y un cariñoso saludo.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Un tema

    Los arcángeles.

    El papel del ángel consolador en el rezo del monte de los Olivos.

    ¿Qué ángel era?

    San Rafael רָפָאֵל

    Dios sana

    ¿Sería este o algún otro que se menciona en Enoc 21 de la Iglesia Copta?

    En qué medida pudo consolar el sufrimiento de Jesús.

    En algunas visiones de beatas y santas mencionan la ayuda de ángeles para poder soportar el camino al Calvario.

    (ya que los últimos sermones ha habido temas de querubines y Serafines)

    ¿A dónde fue Jesús al morir? Descendió a los infiernos, dónde hay descripciones de esto, cómo llego esto a saberse.
    ¿Todo está descrito entre los salmos e Isaías?

    Bueno algunas ideas.

    ResponderEliminar
  24. Leonardo

    ¿Cómo identificar las reliquias y su autenticidad?

    Aquí una forma de hace siglos.


    Otro milagro atribuido al arcángel Rafael es la intervención en el hallazgo de las reliquias de los Santos Mártires cordobeses cuya urna se conserva en la Basílica Menor de San Pedro de la capital.

    En unas obras de restauración en noviembre de 1575 se descubren las reliquias de un grupo numerosísimo de mártires de las persecuciones romanas y mozárabes, agrupadas en una "fosa común".

    Según el testimonio del P. Roelas, el mismo arcángel San Rafael autentificó esas reliquias afirmando el origen martirial de los restos encontrados.

    Posteriormente el Concilio Provincial de Toledo del 22 de enero de 1583 declararon auténticos esos mismos restos.

    ResponderEliminar
  25. Padre Fortea, al iniciar la Pascua, le sugiero que grabe sus misas dominicales y solemnidades -no solo sus sermones-que caigan entre semana y cuelguelas en su canal de You tube, los efermos y otros tantos que no puedan ir a los templos se beneficiaran de esto.

    ResponderEliminar
  26. Las profesías del antiguo testamento sobre el día que estamos celebrando. Daniel 9, Isaías 52-53, el Salmo 22 y tantos otros pasajes. Cómo Dios fue preparado desde siempre el día de nuestra salvación en un plan admirable... Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Sugiero un tema: el gran cáliz que usó el Señor en la institución de la Eucarístia, según las visiones de la beata Catalina Enmerich está en posesión de la Iglesia Madre de Jerusalén todavía, un cáliz que según la beata fue el que usó Melchisedech en el sacrificio con pan y vino.

    ResponderEliminar
  28. No se si lo han dicho. Pero por favor, hablen de la gravedad del pecado. Tan grave que hasta el mismo Dios ha muerto por su causa. El gravísimo problema de occidente es que ya no hay conciencia de pecado. Entonces ¿de que me salva Jesús? ¿Para que complicarse la vida con ir a la Iglesia si todo esta bien y Dios es bonachón??? Es urgente. Si a Jesús le hizo eso el pecado, siendo el inocente... ¡Que sería de nosotros si El no hubiera hecho esto por nosotros??? El el cielo sólo hay santos. Que no nos pensemos que entra cualquiera...

    ResponderEliminar
  29. Padre Fortea

    Otra curiosidad que se me acaba de venir a la mente.

    Si a Jesús durante su rezo en los Olivos nadie pudo acompañarle y no pasaron ni esa noche con él.

    ¿Quién se enteró de sus palabras donde dice que aparte la copa Dios de Jesús, y que se haga la voluntad del Padre?

    Porque está en los Evangelios y pues quienes eran testigos en ese instante estuvieron adormilados.

    ResponderEliminar
  30. Compare el Viernes Santo y Sábado Santo que sufrió Jesús con el que ha de sufrir la Iglesia según las profecías apocalípticas: la Gran Apostasía y persecución.

    ResponderEliminar
  31. Padre, lo de san Dimas, el buen ladrón, es sumamente impresionante: en pleno suplicio, cuando su muerte es inminente, reconoce con humildad la divinidad, realeza e inocencia de Jesucristo, le pide compasión y es consciente de que el castigo que él, Dimas, está sufriendo, es consecuencia de su maldad. Impresionante.

    ResponderEliminar
  32. El boato es bello , para darle sacralidad a todo con lo que se le rinde Adoracion a DIOS; pero tambien hay que no olvidar que Dios le da mas importancia a las inteciones de los corazones.

    ResponderEliminar
  33. El boato es necesario a veces para destacar la grandeza conque se debe adorar a Dios, pero tener en cuenta que para Dios lo mas importante son las buenas inteciones de los corazones de los que participan de estas ceremonias.Dios nos gonoce , nos sondea , nos escudriña.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Siempre he pensado en estos dias que el sentido, muchas veces ignorado, del sacrificio pascual fue el enseñarnos que sin cruz no hay resurreccion, muchos pensamos que no deberia ser asi, pero Jesus nos ensena el camino de manera excepcional, no hay redencion sin cruz, el camino de la resurrección pasa por la cruz, no rodea, no lo evita, despues de una cruz, cada uno, podra acceder a esa resurrecion en el ultimo dia, pero no sin el paso por la cruz, ese cumplir a Dios.en lo que nos encomienda en nuestra vida, religiosa, matrimonial, etc.....una idea....

    ResponderEliminar