lunes, junio 10, 2019

Qué bonita pintura (clerical)



La foto de arriba es de un cardenal rezando antes de proceder a revestirse con los ornamentos sagrados. Si hacéis click encima, se agranda y alarga. La oración del sacerdote, en la sacristía, en este momento, es muy querida para mí. Las vestiduras de la misa significan tanto para mí. Mi gran libro de oraciones (un libro grande con letra inmensa) siempre lo tengo a la derecha de los paramentos litúrgicos, dispuesto para recitar las oraciones. Aunque, a veces, prefiero hacer oraciones espontáneas mientras me visto con lentitud. 

Cada vestidura tiene un significado tan intenso. Como curiosidad, diré que siempre he usado amito en mis parroquias. Siempre, sin excepción. Cuando estoy de viaje, me revisto con lo que hay en la sacristía.

Entre los cíngulos de tela o los de cordón, me gustan muchísimo más los de cordón con sus borlas al final. En mis parroquias, siempre los he usado así.

Sea dicho de paso, el nudo del cíngulo siempre lo he hecho de manera que cayera por los dos flancos del alba. Me lo enseño don Víctor Zugadi en el seminario y así he seguido haciendo los veinticinco años de sacerdote. Es un tipo de nudo muy concreto: muy seguro y bonito.

Una cosa más, fijaos en esta foto, lo bien arreglado que está el altar:


No hace falta mucho, ni grandes gastos, para que el altar respire dignidad, sacralidad y belleza. El de la foto es un buen ejemplo.

87 comentarios:

  1. Ya le enviaré más fotos de la Iglesia que estoy haciendo le he puesto una cúpula con campana ya estoy con las vidrieras

    ResponderEliminar
  2. Jamón!!! ... Por fin jejeje

    ResponderEliminar
  3. Todos los altares deberían en mi opinión estar así. Candelabros y una cruz en el medio. A mi personalmente me gustan las velas mas largas. Bonito post!

    ResponderEliminar
  4. Respuestas
    1. Coincido en

      No hace falta mucho, ni grandes gastos, para que el altar respire dignidad, sacralidad y belleza. El de la foto es un buen ejemplo.


      Ayer en el bautizo me di cuenta. Era un templo pequeñito pero lleno de sacralidad y belleza en su sencillez.

      Era la Iglesia de St. Edmund Campion

      Hermosa!!

      Eliminar
    2. Aquí la imagen de la Iglesia

      Iglesia St Edmund

      ☺️

      Eliminar
  5. que belleza arquitectónica, todo el retablo es magnífico, los sacerdotes debidamente vestidos.

    Una vez platicando con una persona, (no católica) criticaba la suntuosidad y el "lujo" en que se vestían los Papas, me decía: "¿es necesario tanto lujo? si su finalidad es predicar la palabra de Dios y predicar con el ejemplo, ¿no se contraponen esas vestiduras con el ejemplo de humildad que pueden dar?"...

    Como respuesta a sus interrogantes le hice recordar que ella, hacía no muchos meses, acababa de tener su fiesta de graduación, (uno hace fiesta cuando celebra cosas importantes en la vida), fiesta muy bonita y cara por cierto, y en donde ella y sus familiares vistieron con sus mejores trapos; vestido nuevo para ella (obviamente), así que la cuestioné "¿era necesario vestirse así"?... Se quedó muda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... Y le hice ver que el culto de adoración a Dios es similar, el sacerdote se viste "de gala" porque es a Dios a quien se va a recibir y a adorar.

      Así que, al igual que el rey Salomón, al construir y decorar un templo, que sea con los mejores materiales, con lo mejor y más avanzado en arquitectura.

      Eliminar
    2. ¡Qué buena pregunta le hiciste! A menudo uno, sin malicia, no ve las cosas hasta que se presentan en 1ª persona.

      Eliminar
    3. Lo más importante del Templo de Salomón no es la ornamentación sino las medidas. Las medidas s son muy importantes.
      Pensemos...
      por favor...
      ¿por qué las medidas son tan importantes?
      Muchas veces no sabemos las cosas, no porque no seamos teólogos, sino porque pensamos poco.

      Eliminar
    4. Me encanta la foto del Tiempo Litúrgico que has puesto en el perfil, Alfonso, lo que no me gusta es la bajada del TO, aunque sea TO debe de ser subida. Tengo un amigo sacerdote que no tiene Internet (que bien, así no me puede leer) y cuando le digo: “necesito descansar”, contesta: “ya descansarás en la eternidad”. Así que lo dicho, en el TO hay que seguir subiendo, vacaciones en la eternidad.

      Eliminar
    5. Interesante lo de la subida en vez de bajada.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bella foto! Altar con cruz y 6 velas.

    ResponderEliminar
  8. La cruz en el medio no queda bien. Tampoco los candelabros a la derecha e izquierda. Se ve bonito a simple vista pero le roba protagonismo al sacrificio en sí y a la Presencia divina en el pan y el vino.

    La cruz debería estar al costado. En un altar mediano bastaría dos candelabros, a la derecha e izquierda. O seis candelabros delgados, de manera que no ocupen mucho espacio ni disminuyan demasiado la apertura visual.

    Qué objeto tiene celebrar la misa de frente si se ponen sobre el altar tantos ornamentos. Se vuelven una especie de muro (que obstaculiza y/o distrae) entre el celebrante y los fieles.

    ResponderEliminar
  9. En la misa Dios debe ser el centro. Y por lo mismo debe ser el principal protagonista entre el sacerdote y los creyentes. No una cruz y unos candelabros (por hermosos que sean). De ahí la importancia de la apertura visual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante comentario. No se me había ocurrido pensarlo pero ahora que lo dices sí que obstaculiza la visión. Y muy en especial en el elevatio del cuerpo y la sangrende Cristo durante la consagración. Me pregunto si las rúbricas (o las normas relevantes) contemplan este punto o no, y también qué piensa el padre Fortea (sobre si es importante esa ‘apertura visual’ con los fieles que participan en la Eucaristía).

      Eliminar
  10. Un ejemplo increíble (minuto 03:20s):

    https://youtu.be/NxT_0d5Ggpk

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. A mi me dice más las palabras que lo visual. Los templos con un sonido mediocre y una mala dicción del sacerdote y los lectores hacen perder la gracia contenida en las oraciones litúrgicas, las lecturas de la palabra de Dios y la predicacion

    ResponderEliminar
  13. De todos los ritos de Occidente a mi gusto el más hermoso y cuidado es el rito propio de la Orden de Frailes Predicadores. Los Dominicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo vi una misa (evidentemente tradicional o tridentina) de la orden de predicadores en You Tube, que se puede ver aquí:

      https://www.youtube.com/watch?v=qGUGeZiHn_o

      ¿Estaremos hablando de la misma misa? En la presentación del video se lee que se trata de una misa de la fraternidad San Vicente Ferrer, así que busque en la Wiki y me encuentro que es una "congregación clerical de inspiración dominicana", que fueron fundados en 1979, de tendencia sedevacantista e integrada por religiosos católicos tradicionales disidentes, que habían roto la comunión con Roma por estar a disgusto con el Concilio Vaticano II.

      Leo también que en 1988 entraron comunión con la Iglesia. Lo que el artículo no deja claro es que si esta fraternidad forma parte de la Orden de Predicadores que todos conocemos, cuyo Maestro General es actualmente Fray Bruno Cadoré o, si por el contrario, son una congregación totalmente independiente.

      Porque además, tengo entendido que, la Orden de Predicadores ciertamente tiene un rito propio, pero éste actualmente esta suprimido.

      Eliminar
    2. Luego del Motu Propio del Papa Benedicto XVI los ritos anteriores a la Reforma Litúrgica del Vaticano II pueden celebrarse. En el convento de los Blackfriars en Inglaterra suelen celebrar la Eucarístia en el Rito Dominicano.

      Eliminar
    3. Ciertamente, porque el Concilio nunca los prohibió o los suprimió.

      Eliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Aunque a algunos no les gusta que mencionemos el AT, hay que hacerlo, en Éxodo capítulo 28, el Espíritu Santo es claro y conciso: “Harás a tu hermano Aarón vestiduras sagradas para que no le falte gloria ni belleza… y en otro lugar: harán las vestiduras a Aarón para que sea consagrado sacerdote mío. (Éx 28, 2) Y es muy importante que el Espíritu Santo da las pautas de cómo tienen que ser estas vestiduras, y habla del efod, el manto, la túnica… Entonces fijaros si es importante, podemos conocer el ministerio sacerdotal a través de las vestiduras.
    En el capítulo 29 del Éxodo, nos habla de la consagración del sacerdote que prefiguración del sacrificio de Cristo, y estas pautas de consagración nos deberían de servir a nosotros si nos decidiésemos a escudriñar las Sagradas Escrituras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso está la Iglesia Clara, para guiar al pueblo y para regir y administrar su gobierno, son ellos los que disponen su liturgia, a mi como laico y es mi simple opinión es bueno leer el AT, pero nada más como "cultura" bíblica, porque ese viejo pacto ya no está en observancia, fue derogado ya ningún Papa puede usar el Efold el manto y la túnica, y si entiendo que lo que tratas de decir es que las vestiduras del sacerdote son sagradas, y por cierto el sacerdocio judío no es la prefiguración al sacerdote de Cristo, ahí si estás mal, la prefiguración al sacerdocio de Cristo es el sacerdocio de Melquisedec.

      Eliminar
    2. Para mí existe una clara unidad entre los dos Testamentos, el Antiguo y el Nuevo, el Antiguo no ha perdido relevancia ni ha sido suprimido por el Nuevo, al contrario, el AT brilla con luz propia y nunca dudo de tomar las enseñanzas de los patriarcas y de los profetas del pueblo de Israel, ambos están siempre presentes en mi mente. Cristo no vino a abolir el AT, vino a darle plenitud. Toda la Liturgia de la Iglesia que rezamos en las horas canónicas se basa en la ley y los profetas. Había un Padre del Desierto que decía que cuando nos ceñimos para hacer sólo lo necesario, no hacemos ni siquiera lo necesario.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. A ver, alma cándida, lo que tú has escrito, yo no lo he escrito. Yo no he escrito que “el sacerdocio judío sea la prefiguración del sacrificio de Cristo”, he escrito que LA CONSAGRACIÓN del sacerdote judío es la prefiguración del sacrificio de Cristo. Creo que te estás liando. Creo que no estás entendiendo nada.

      Eliminar
    5. Hermanita, le das demasiada importancia al AT, me recuerdas demasiado a los pastores protestantes predicando a Gedeón, Sansón, Elías, Samuel, Esther, etc. etc., pero, si para ti esta bien, adelante, ya no voy a opinar, y, tienes razón leí mal lo de la prefiguración del sacrificio, pero de todos modos no fue así, por que los fariseos al ser el cuerpo gobernante del pueblo judio lo maldijeron al blasfemar contra el Espíritu Santo, tanto así que en cumplimiento a la Profecía que Jesús manifestó, cesó el sacrificio, fue destruido el Templo y el sacerdocio desapareció de la faz de la tierra, es más, ni siquiera se les concedió a esos por indignos de sacrificar al Cordero, sino que fueron unos paganos romanos los que usaron tres clavos y una lanza para darle muerte.
      Bueno, ya no digo más no vaya a ser que aparezca ya saben quién.

      Eliminar
    6. ¿qué problema tienen Gedeón, Sansón, Elías, Samuel o Ester?

      Eliminar
    7. Jajaja, que no sabes que a quién se predica es a Cristo mi querido amigo facha, o cuando has visto a un sacerdote dar una homilía sobre la vida de Sansón y Dalila.

      Eliminar
  16. Me encanta el Templo del enlace que nos ha dado Fortea, he mirado y se puede poner como fondo de escritorio, yo ya tengo los versículos, sino pondría la foto, da tanta serenidad abrir el ordenador y que la primera mirada se dirija a la Liturgia Eucarística.

    ResponderEliminar
  17. La belleza del altar no lo vemos a simple vista, está en lo invisible para el hombre.

    San Juan Crisóstomo en uno de sus escritos habla sobre La dignidad del sacerdote y el sacrificio del altar:

    En esta ocasión asisten los ángeles al sacerdote, en este tiempo, todo el santuario, y el lugar que está al contorno del altar, se llena de potestades celestiales. Esto puede cada uno persuadírselo fácilmente por las mismas cosas que a la sazón se celebran allí.

    Oí yo contar en cierta ocasión, que un anciano, hombre de grandes méritos, y acostumbrado a tener revelaciones, había sido digno de tener la siguiente visión. Esto es, que al tiempo del tremendo sacrificio, vio repentinamente, y cuanto es permitido a la naturaleza humana, una multitud de ángeles, vestidos de estolas blancas que cercaban el altar y estaban en pie con el rostro inclinado, como se ven estar los soldados en presencia del rey. Y yo lo creo.

    Libro VI sobre el sacerdocio.

    ResponderEliminar
  18. La liturgia actual no tiene belleza, ya que se ha homologado con la misa luterana, de acuerdo con los preceptos de Lutero.

    Así, ha asumido el carácter (aberrante) de espectáculo; los espectadores se sientan en bancos y observan a los actores representar su papel. Para hacer más agradable la asistencia, se introducen músicas modernas del gusto del público (o por lo menos así se hizo en los años 60; esos jóvenes siguen con sus gustos, se han hecho viejos y seguimos con Bob Dylan). El sacerdote ofrece el sacrificio al público asistente. Se introdujo la megafonía (en un recinto cerrado), porque en los años 60 era algo nuevo y del gusto de la concurrencia.

    Esta fealdad radical de convertir las misas en un teatro piadoso, queda en nada en comparación con la animalada de hacer del altar de Dios un buffete libre; todo el que quiere entra y comulga, sin control del sacerdote.

    Dicho lo cual, la misa como espectáculo es algo horrible, mejor ir al teatro o al cine. Para los que tengan fe dubitativa o incipiente, es catastrófico entrar en una iglesia y escuchar a viejas cantar a Bob Dylan.

    Por eso, preocuparse de la belleza de las vestiduras y velas es insignificante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea que debería presidir es la de sacralidad;

      lo sacro es lo separado, lo profano es lo del mundo. La liturgia debería ser algo sagrado, con su peculiar severidad y lejanía. Los sermones no deberían contentar a quien asiste, sino decir precisamente lo que no quieren oir. El altar de Cristo es el colmo de lo sagrado, y así debería tratarse. No vendría mal que los sacerdotes recordaran antes de cada comunión que "todo aquel que participe indignamente, come y bebe su propia condenación"

      Eliminar
    2. A éste comentario quisiera abundar más acerca de cómo se ha perdido la distinción entre lo profano de lo sagrado. Para la gente de hoy ya no hay diferencia entre algo sagrado y algo profano, todo queda solo en palabras: "el templo es sagrado", pero realizan actividades profanas dentro de él, el presbiterio es sagrado, pero cualquiera sube y baja y se pasean por delante y por detrás del altar como si estuviesen en su casa... La perdida del respeto por lo sagrado se esta perdiendo al grado que a los jóvenes de hoy les cuesta trabajo creer que existen lugares, momentos u objetos sagrados, de plano han perdido la noción de lo "sagrado"

      Esta perdida de la noción de lo sagrado se pone de manifiesto cuando vemos a personas entrar al santo templo sin persignarse o sin hacer las debidas reverencias, entran como en lugar profano, se sientan a platicar en las bancas (actividad profana), suben al presbiterio o pasan delante del altar sin hacer la genuflexión aún con el santísimo expuesto...

      Pero la Iglesia ha tenido mucha culpa, porque ella ha propiciado que la frontera entre lo sagrado y lo profano se haya difuminado. Es así como hoy podemos ver como una misa (actividad sagrada) se realiza en una calle, en un parque, en un salón para fiestas, etcetera, los cuales constituyen lugares profanos.

      Daños colaterales: ¿Como le explico a un niño que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo y que por ello debe de cuidarlo de la impureza, si lo único que ha visto es la profanación de aquello que es Santo?

      Apenas éste sábado se llevó a cabo un retiro "espiritual" en una parroquia contigua a los salones de clases del decanato, todo el "evento" se llevó a cabo en el interior del santo templo; se tocaba música salsa con letras "cristianas" y se les hacía a los niños las tradicionales coreografías... un poco de aleluya por aquí y un poco de Jesús es amor y Él perdona todo, etc. y esa es la espiritualidad de hoy.

      Eliminar
    3. Menos mal que introdujeron la megafonía, Cosmi, pues más de un clérigo acabaría listo de las cuerdas vocales, jajaja. Bueno, estarían acostumbrados. Tambien antes, se llamaban a gritos en los pueblos, para ahorrarse el tener que ir andando: fulanitooo, y bien que se escuchaba por todo el pueblo. Claro, apenas había coches que ahogasen el ruido, salvo dos o tres, y estarían estacionados.

      Eliminar
  19. La santa misa siempre ha exigido que el fiel ponga la voluntad para su buen término. Quiero decir que allí donde se falle en la celebración, se sustituya por el querer del fiel para darle verdadero culto a Dios.

    ResponderEliminar
  20. Me refiero a la foto del enlace

    Es el segundo altar que veo que tiene un relieve con la Cena del Señor, uno es el de la Colegiata, el otro es éste. En realidad todo el altar está organizado casi igual que en este Templo, la Basílica de la Colegiata tiene el crucifijo en medio y dos candelabros altos uno a cada lado del crucifijo, éste tiene 6, ¿tendrá algún simbolismo especial el hecho de que sean 6 candelabros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Ordenación General del Misal Romano establece:

      «117. Cúbrase el altar al menos con un mantel de color blanco. Sobre el altar, o cerca de él, colóquese en todas las celebraciones por lo menos dos candeleros, o también cuatro o seis, especialmente si se trata de una Misa dominical o festiva de precepto y, si celebra el Obispo diocesano, siete, con sus velas encendidas. Igualmente sobre el altar, o cerca del mismo, debe haber una cruz adornada con la efigie de Cristo crucificado. Los candeleros y la cruz adornada con la efigie de Cristo crucificado pueden llevarse en la procesión de entrada. Sobre el mismo altar puede ponerse el Evangeliario, libro diverso al de las otras lecturas, a no serque se lleve en la procesión de entrada».

      En el Caeremoniale Episcoporum también se pide que entre las cosas a tener listas en elsecretarium (especie de aula o salón, distinto de la sacristía, desde donde se sale para la procesión de ingreso) para la Misa con el obispo, se tengan siete (o al menos dos) candeleros con los cirios encendidos (CE, n. 125). El número siete, que indica perfección, tal vez destaque la plenitud del sacerdocio de la que participa el obispo.De hecho, el origen de este uso viene de la época de la liturgia estacional, en que el Papa, obispo de Roma, era acompañado de su séquito,turnándose para ello las siete divisiones o regiones de la Urbe romana. Quienes portaban los cirios encendidos eran los acólitos.

      La costumbre de los dos cirios, proviene también de la procesión en que se acompañaba al Emperador o a algún personaje importante con todos los honores, lo que luego se aplicó al Santo Padre. Más tarde,se dejaron los cirios para alumbrar el altar, porque el altar es Cristo.

      Tal vez en un comienzo los cirios tenían una función más bien práctica, porque la Misa se celebraba cuando todavía no había amanecido, o bien por las vigilias, o porque se celebraba en las catacumbas.Pero este no es el motivo principal, como escribe San Jerónimo a propósito de los cirios que se encendían para leer el Evangelio: «En todas las iglesias de Oriente se encienden cirios de día cuando se lee el Evangelio, no para ver claro, sino como señal de alegría y como símbolo de la luz divina de la cual se lee en el Salmo: vuestra palabra es la luz que ilumina mis pasos».

      Por su parte, el n. 307 de la misma OGMR nos da el sentido de los cirios: «Los candeleros, que en cada acción litúrgica se requieren como expresión de veneración o de celebración festiva (cf. n. 117), colóquense en la forma más conveniente, o sobre el altar o alrededor de él o cerca del mismo…».

      Hoy es frecuente ver que se coloquen los cirios de un solo lado del altar, lo cual empobrece mucho su sentido. El poner los cirios a ambos lados del altar tiene una simbología importante, sacrificial, dado que evoca el sacrificio que Dios mandó realizar a Moisés y a su pueblo entre dos luces (Ex 12, 6), o también lo del profeta Malaquías, desde donde sale el sol hasta el ocaso (como rezamos en la Plegaria Eucarística III), y también el Sal 113, 3: ¡De la salida del sol hasta su ocaso, sea loado el nombre de Yahveh!

      Eliminar
    2. Hermosísimas son las palabras de Romano Guardini evocando el sentido espiritual del cirio:

      «Helo aquí sobre el candelero. Amplio y seguro se sienta su pie sobre el altar; el tronco se yergue robusto, macizo. El cirio estrechado en su vaina de bronce y sostenido en el disco colocado de plano se lanza hacia lo alto. Poco a poco su figura parece que rejuveneciera. Modelado con exquisita delicadeza, es no obstante macizo. Helo ahí siempre recto en el espacio, esbelto, en su pureza intacta: sin renunciar a sus colores de tonos pálidos. Por su inmaculada blancura y su forma esbelta, el cirio se distingue de todas las cosas que lo rodean. En lo más alto se cierne la llama. Y en ella el cirio transforma su carne purísima en luz cálida y luminosa. ¿No es verdad que su vista evoca en tu espíritu una idea de nobleza? ¡Mira!… Cómo se mantiene inmóvil, arrogantemente en su sitio sin titubear, todo purísimo. Todo en él nos dice: “¡Estoy dispuesto, estoy alerta!”. Y el cirio está, día y noche, allí donde debe estar: ante Dios. Nada de cuanto compone su ser escapa a su misión; nada frustra su fin: el cirio se entrega sin reserva. Está para eso: para consumirse. Y se consume cumpliendo su destino de ser luz y calor. “Pero, ¿qué sabe de todo eso el cirio -me dirás- si no tiene alma…?” Es verdad. Entonces tú debes darle una. ¡Haz del cirio el símbolo de tu propia alma!» (de Los signos sagrados).

      P. Jon M. de Arza, IVE

      Eliminar
    3. Espero que no Techo. El número 6 en la Biblia indica "casi la perfección", el 7 sería la perfección, y por eso al anticristo se le da el número 666, que indica que no es perfecto.

      Eliminar
    4. Me recuerda a la Menorá מנורה
      de 6 brazos y uno en la mitad. 7 en total.

      Eliminar
    5. ¡Romano Guardini! Me pregunto qué piensa el padre Fortea de lo de «el tiempo es superior al espacio» que el papa Francisco inculca tanto (y Benedicto XVI apoya, por cierto), dando así su sello magisterial ordinario al enfoque de Romano Guardini.

      Eliminar
    6. Espero que no Techo. El número 6 en la Biblia indica "casi la perfección", el 7 sería la perfección, y por eso al anticristo se le da el número 666, que indica que no es perfecto.

      ___________________

      Tú lo has dicho, Iké, el número del Anticristo es el 666, triple apostasía, es decir, apostasía contra el Padre, apostasía contra el Hijo, apostasía contra el Espíritu Santo.
      El número 6 en el Génesis es el número de la imperfección, ya que el hombre se crea en el día 6º. El hombre es perfecto el día 7º, que es cuando Dios acaba su trabajo y descansa, y el hombre llega a su plenitud (día 7º) en Cristo, hasta entonces es imperfecto.

      Eliminar
    7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. https://samuelbarruecos.blogspot.com/2010/06/el-candelabro.html?m=1

    ResponderEliminar
  23. Gracias a ti. Yo tengo 2 menorás q me traje de Jerusalén.
    A mi me gustó Karina la explicación del cirio. Su función es desgastarse.
    Leer cosas bellas y auténticas te expande el alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! Yo quiero una Menorá también!

      Tal cual, María Isabel el artículo muy edificante!

      Eliminar
    2. Gracias, Maribel, muy edificante.

      El número 6 de brazos del candelabro unido a un cuerpo central que simboliza Cristo es la Jerusalén celeste, La Iglesia llegada a su plenitud, es decir, la Iglesia perfecta no sólo en su cabeza sino en su cuerpo. Es el Reino de la Santísima Trinidad aquí en la tierra, porque el cielo no un lugar, sino el mismo Cristo

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Habría que añadir además, que el aceite del Menorah (candelabro de aceite de siete brazos) es según han visto siempre los Padres de la Iglesia, la oración de los santos. Luego todo en su conjunto sería la imagen de la plenitud de los santos en Cristo.

      Eliminar
  24. Parece que poco antes de la muerte de San Juan Pablo II, Monseñor Stanislaw Dziwisz celebró una misa junto al lecho del papa agonizante! No tengo claro si el Papa concelebró, pero me parece muy bello el final de este gran Papa, que a muchos nos acercó a Jesús!

    ResponderEliminar
  25. ¿Naturaleza o indecencia?

    Qué bonitas las monjas con aquellos hábitos.

    LIFE magazine, 23 de Mayo de 1938, página 41.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. 早上好 (zǎoshang hǎo) ‘Good morning’!

    Feliz día de san Bernabé, Apóstol (11 de junio)… ¡el compañero del 1ᵉʳ viaje de san Pablo (Saulo) y tío de san Marcos (el evangelista)!

    ¿Conocéis a algún Bernabé? Podéis felicitarle por su santo hoy. 😊

    Natural de Chipre […] poseía una finca y la vendió, y trajo el dinero y lo depositó a los pies de los apóstoles. Bernabé […] era un hombre bueno, lleno de Espíritu Santo y de fe […] salió para Tarso en busca de Saulo […] Un día que estaban celebrando el culto al Señor y ayunaban, dijo el Espíritu Santo: «Apartadme a Bernabé y a Saulo para la la obra a que los he llamado».❞ (Hechos de los Apóstoles 4; 11; 13).

    ¿Sería luego san Bernabé quien escribió la «Carta a los Hebreos» en vez de san Pablo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pablo de Tarso no escribió la Carta a los Hebreos. Se ha especulado mucho, pero se desconoce su autor. Se creyó que era Pablo por la referencia a Timoteo al final de la carta: «Sabed que ha sido puesto en libertad nuestro hermano Timoteo, en cuya compañía, si viniere pronto, os he de ver». (Hebreos 13:23).

      Eliminar
    2. Siento que en el siglo XX se pusiera en entredicho la resurrección corporal de Cristo, sus milagros cómo algo espiritual en vez de real, la teología de las formas, etc... se pusieron tantas cosas en dudas incluso la autoría de las cartas que tradicionalmente la Iglesia ponía a un autor. No me parece mal que quién estudie las cartas, bien por exégesis, bien por la hermenéutica ponga su saber en ellas. Pero ¿acaso no es más fácil respetar la autoría de ellas según lo enseñado por la Iglesia a través de la Tradición?

      Eliminar
    3. No lo sé, prefiero creer que los autores sagrados son los que reconoce la Iglesia, aunque haya importantes diferencias en una carta. Es como el templo de la Sagrada Familia, que falleció Gaudí y se sigue reconstruyendo según su idea.

      Eliminar
    4. Construyendo en el vacío dejado por Gaudí.

      Eliminar
    5. Los Evangelios no fueron escritos, probablemente, por sus autores. Sino por comunidades que recopilaron la tradición oral de acuerdo a ciertos apóstoles.

      Los que seguían a San Juan, por ejemplo. Hasta es posible que alguno haya conocido en persona al mismísimo apóstol Juan.

      Se reunían y en grupo comenzaban a estructurar y a poner por escrito el Evangelio. Y después le ponían el nombre del apóstol como su autor.

      En esa época era muy común atribuirle a otros más importantes la autoría ciertos textos. Así se le daba más autoridad a lo escrito.

      Eliminar
    6. Iké, la Iglesia reconoce los métodos científicos de los biblistas y, por ejemplo, la Biblia de la CEE (Conferencia Episcopal Española) no reconoce a San Pablo como autor de la Carta a los Hebreos. Dicha carta (más bien homilía) en las biblias católicas de hace años se titulaba "Carta de San Pablo a los Hebreos". Ahora es simplemente "Carta a los Hebreos".

      Eliminar
    7. A mi también me gusta pensar que los textos bíblicos fueron escritos por los autores tradicionales, por ejemplo Moisés el Pentateuco, etc.

      Eliminar
    8. Alfonso, eso es muy romántico, pero muy poco científico. En la Biblia abunda la pseudonimia, es decir, poner como autor de un escrito a alguien famoso, como Salomón, Moisés o San Pablo, para darle mayor relevancia. ¿Piensas acaso que Salomón, con 700 esposas y 300 concubinas, tenía tanto tiempo para escribir?

      Eliminar
    9. Zelenka, razón no te falta. Pero cada vez descubro más cosas en que la inerrancia de la Biblia y la Tradición es literal… y me pregunto…

      Eliminar
  28. Padre Fortea
    He visitado Christchurch...y tiene una historia muy bonita, se la comparto apenas después.

    ResponderEliminar
  29. Padre. Hermosisimo!!!!. Como todo lo de DIOS.

    ResponderEliminar
  30. Hola, mi nombre es Dr. James Henri del Hospital Universitario de la Universidad de Benin, soy especialista en Cirugía de órganos y nos ocupamos de la compra de órganos de humanos que quieren vender, y estamos ubicados en Nigeria, EE. UU. Y Malasia. , pero nuestra oficina central está en Nigeria. Si está interesado en vender su riñón o en vender cualquier parte de su órgano corporal, comuníquese con nosotros para obtener más información. Contáctenos a través de
    Correo electrónico: jameshenryhome@gmail.com
    Número de Whatsapp +2348110133466
    Esperando saber de ti.
    Saludos,
    Dr. James
    CEO
    HOSPITAL DE ENSEÑANZA DE LA UNIVERSIDAD DE BENIN.

    ResponderEliminar